20 de abril de 2017

Capítulo 78: La furia del tirano

Todos parecen sorprendidos ante el descubrimiento de que su recién conocido aliado. Fredek Pavlov ha resultado ser el X-Pirit numero uno y posee una habilidad muy poderosa.

Fredek: Si, soy el X-Pirit numero uno. Y mi habilidad, como habéis podido observar, es esta.

Señala la esfera translucida que les rodea y que mantiene paralizado a Urian.

Fredek: Yo la llamo “Ley cognitiva”. Con ella puedo crear una “norma” dentro del campo áurico que creo. Aunque solo puedo crear una norma y solo permanecerá activa dentro del campo áurico. Pero cuanto más “Psi” utilice mayor será la extensión del campo áurico y también mayor será el efecto de la “norma”.

Alfred: ¡Es una pasada! –Exclama emocionado.-

Fredek: Puede parecer interesante. Pero no creáis que todo sea tan bonito como lo parece. Es una habilidad un tanto dura para… mi condición moral y mental, por decirlo de alguna manera. –Se rasca la cabeza.-

Hiromu: ¿Tu condición mental?

¡CLANG! Rodi aprovecha la parálisis de Urian para descargar sobre él un espadazo, aunque no parece afectarle.

Fredek: No te esfuerces espadachín de roja melena. Urian posee capacidad de regeneración además de una piel más dura que el acero. No es tan fácil cortarle con una hoja.

Rodi carga el filo de su espada de energía rojiza haciendo uso del “Psi” de su forma arcana.

Rodi: Entonces tendré que darle con algo más contundente. –Muestra cara de zorro malvado.-

Fredek: ¡ALTO!

Rodi: Tsch… -Se detiene en seco algo contrariado.-

Fredek: Mi habilidad consume mucho de mi “Psi” así que no podré mantenerlo así mucho más tiempo. En lugar de perderlo os recomiendo que utilicéis este tiempo que os estoy dando para escapar de aquí.

Alfred: ¿Escapar? ¿Vamos a dejar las cosas así?

Fredek: La bomba ha desaparecido al igual que vuestra energía. Necesitáis algún tiempo para reponeros. ¿Me equivoco?

El equipo se observa entre ellos. Todos parecen agotados.

Ninette: En verdad tiene razón. Si nos enfrentamos ahora mismo a Urian es posible que no lo contemos.

Hiromu: Si, creo que lo más sensato es retirarnos por el momento.

Fredek: Sabia decisión. Ahí abajo os hay todo un ejército que responde a vuestras órdenes ¿verdad? Entonces refugiaros en cualquier tienda y planificad el siguiente movimiento.

Hiromu: Un momento, pero… ¿y tú?

Fredek esboza una sonrisa de seguridad mientras comienza a elevar sus brazos para mantener a duras penas el campo áurico un poco más de tiempo.

Fredek: Yo… os alcanzaré en un momento. –Sonrisa de seguridad.-

Los cuatro héroes se quedan pensando unos segundos observando el esfuerzo de su nuevo aliado.

Fredek: ¡LARGAOS DE UNA VEZ! –Grita viendo mermar sus fuerzas por momentos.-

El grito de su recién conocido compañero hace que los cuatro opten por salir de la enorme fortaleza. Ninette crea un camino helado que lleva directo al suelo varios metros más abajo. Los  cuatro descienden suavemente por él.

Rodi: Podíamos haber empleado este tiempo para destruir a ese tirano.

Hiromu: Hubiese sido un suicidio. Lo mejor es trazar un buen plan de contención y luego atacar al punto débil del enemigo.

Rodi: Tsch… Está bien. Lo haremos a tu manera, como siempre. –Acepta algo enfurruñado.-

Nuestros héroes alcanzan finalmente el suelo del exterior de la fortaleza. Todos ellos regresan a sus formas normales para reponerse. La capa de nieve del suelo parece espesa y se hunde bajo los pies del equipo como una cómoda cama.

Hiromu: -Jadeo, jadeo.- Estoy muy bajo de energía…

Ninette: No te sobre esfuerces Hiromu. Has utilizado mucho “Psi” en esa técnica para mandar la bomba al reverso. Deberías evitar utilizar el aerotitanio por el momento… por tu salud.

¡ZAS! Los ninjas de Ninette rodean a su señora esperando órdenes.

Koga: Señorita, ¿Dónde nos situamos?

Ninette: Chicos, camuflaros por la zona. Pero no os alejéis demasiado. Es posible que necesitemos de nuevo vuestra ayuda.

Koga: ¡Entendido!

Los ninjas se esfuman de nuevo y las tropas de soldados parecen estar expectantes ante la calma que ahora se respira en la zona. Uno de los generales no duda en acercarse a nuestros héroes.

General SWT: ¡Señor Hiromu! ¿Estáis bien?

Hiromu: Si, no os preocupéis. ¿Podéis prepararme un puesto de descanso y una conferencia para hablar con Katie?

General SWT: ¡Enseguida!

Todos miran a su espalda la enorme fortaleza de la que acaban de salir. En lo alto aun debería estar su nuevo aliado.

Alfred: Ese tipo…. Es bastante extraño. Pero tiene mucha seguridad en si mismo.

Rodi: Me repatea reconocerlo… pero nos ha sido de gran ayuda…

Hiromu: Si, la verdad es que su ayuda ha sido más que imprescindible.

¡BOOOOOOM! Una explosión en lo alto del muro deja ver como Fredek sale despedido hasta estrellarse en la nieve del suelo cerca de nuestros héroes.

Hiromu: ¡Fredek!

Todos se acercan hasta Fredek que se encuentra tumbado en la nieve del suelo. Este abre los ojos lentamente con una sonrisa algo ingenua.

Fredek: ¿Todavía estáis aquí? Deberíais haberos alejado un poco más.

Hiromu: ¿Alejarnos más?

¡BRRRRRRRRRROOOOOOM! El suelo comienza a temblar y en lo alto de la fortaleza puede verse a Urian levitando con una piedra roja en su mano. Esta brilla violentamente como un faro rojizo.

Urian: ¡UAAAAAAARGH! ¡Me vengaré!

Nuestros héroes y todas las tropas de la SWT que allí se encontraban observan horrorizados la escena desde el suelo.

Hiromu: Urian…

Alfred: ¿Qué es eso que tiene en su mano?

Ninette: Parece… ¿una piedra? ¿Un rubí?

¡FLAAAAAAAAAASH! Varias ondas rojas deforman las nubes del cielo. La leve nevada que azotaba la zona para en ese mismo instante.

Urian: Todo esto no cambia nada. Solo habéis conseguido una agonía mucho más lenta para vuestra amada tierra.

¡CRRRRRRRAAAASH! De las paredes de la fortaleza comienzan a emerger enormes pinchos de aerotitanio revestido por una capa de un extraño psi oscuro.

Fredek: ¡CUIDADO!

Todos los que estaban cerca de los muros escapan despavoridos para no ser empalados por las afiladas estructuras.

Urian: Habéis agotado mi paciencia. ¡Y ahora sufriréis las consecuencias!

¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANG! Un potente destello rojizo tiñe el cielo de rojo sangre y hace que parte del techo de la fortaleza reviente. Una enorme torre de acero negro comience a emerger hacia el cielo bajo los pies de Urian.

 Urian: ¡SENTID LA IRA DE CEPHEUS!

¡RAAAAAANG! Como un tirano de la calamidad Urian comienza a ascender hacia el cielo sobre la torre manteniendo el pedrusco rojo en su mano.

Urian: Desde este día el mundo vuelve a pertenecerme… ¡Y comenzaré por reconquistar cada uno de mis territorios!

Tras expeler un nuevo destello rojizo, numerosas tropas de médiums sintéticos comienzan a aparecer en diversos puntos del planeta.

[Nueva York, América]

Varias tropas de Urian han emergido por toda la ciudad. Las tropas de la SWT no dudan en combatirlas.

General SWT: ¡Atacad! No dudéis en destruirles. ¡No son humanos!

¡BOOOOM! Disparos de armas, misiles…. La ciudad se ha convertido en un polvorín.

Jack: ¡Tom! ¡Alan! Mandad un informe de inmediato a Katie. –Grita mientras destroza varios sintéticos con sus puños.

Tom: ¡Jack! Las salas de servidores y comunicadores han sido destruidas.

Jack: Tsch… ¡No me jodas!

¡BLAAAAAAAAAAM! Furioso como un gorila Jack golpea el suelo creando leves temblores y aplastando varios sintéticos en el proceso.

Alan: Tal vez podamos utilizar los medios privados de la torre principal. Es lo único que nos queda.

Jack observa la torre principal de la base americana. Los sintéticos empezaban a acercarse en masa.

Jack: ¡PROTEGED LA TORRE!

¡CRRRRRRAAAAACS! Tom genera varias raíces de arboles que arrasan los sintéticos y cubren parte de la torre.

Jack: ¡Buena jugada Tom!

Tom cae al suelo exhausto y Alan le socorre en el acto con su habilidad médium.

Alan: Yo me encargo de Tom. Tú corre a la torre Jack.

Jack: ¡Bien! Tened cuidado.

Jack corre y se abre paso como una apisonadora, quitando de en medio sintéticos y escalando rápidamente por las plantas creadas por Tom.

[Base de la SWT, Tokio, Japón]

En Tokio también han aparecido cientos de tropas de Urian, que son combatidas por la SWT.

Leila: ¡JAAAAAAAAAAA!

Leila salta por varios edificios disparando flechas cargadas de “Psi” con su arco que atraviesan varios objetivos a la vez.

Katie: Esto no puede… estar pasando… -Observa con rostro aterrorizado.-

Leila se sitúa al lado de Katie.

Leila: Katie… son demasiados. La ciudad va a ser arrasada…

Katie: No Leila… esta situación se está viviendo en todas las capitales del mundo…

Leila mira con preocupación a una Katie que mira perdida al horizonte.

Katie: Cepheus es demasiado poderoso…. hemos perdido…

Leila: Katie…

De pronto en todas las pantallas del mundo, incluida una enorme en Tokio que llama la atención de Katie y Leila, comienza a mostrar la imagen de Hiromu.

Hiromu (Pantalla): Saludos a todo el mundo. Soy Hiromu Kurogawa, aunque supongo que ya me conocéis. Sé que posiblemente en estos momentos estéis sintiendo un enorme terror. Montones de enemigos sintéticos están tomando el mundo. Es posible que cualquier palabra que yo pueda deciros en estos momentos sea vana, pero debo haceros una petición. –Tras Hiromu aparecen Ninette, Rodi y Alfred.- Nosotros hemos sido elegidos para defender este mundo de su enemigo, el mismo que ahora mismo os está atemorizando. Pero por mucho que nos esforcemos nuestro poder es limitado. Somos médiums sí, pero también somos humanos. Somos personas como vosotros y esta situación nos atemoriza y nos supera de la misma forma que a vosotros. Por eso recurro a hacer este llamamiento a todas las personas del mundo, sean médiums o no, sean ricas o pobres, sean de razas o pensamientos diferentes… ¡LUCHAD! Unid fuerzas y colaborad. Defended el lugar donde vivís, defended a vuestra gente, defended vuestra vida tal como la conocéis. El enemigo es poderoso, tanto como para derrotar a uno, dos, cinco o diez héroes. Pero estoy seguro que no podrá derrotar a un ejército de billones de héroes. ¡Luchemos juntos! ¡Salvemos nuestro mundo!

Tras dar el mensaje las pantallas vuelven a apagarse. Katie ha cambiado su rostro mostrando una leve sonrisilla.

Leila: ¿Ka…Katie?

Katie: Leila… prepara mi mejor autobot.

En la calle ya podían observarse los resultados del mensaje de Hiromu. Cientos de personas combaten a los sintéticos de Cepheus utilizando cualquier cosa como arma y trazando estrategias conjuntas.

 Leila: ¿Tu mejor autobot?

Katie: Ya has escuchado a Hiromu… es hora de luchar por nuestro futuro. –Sonrisa gatuna.- ¡Voy a desatar mi furia como nunca lo he hecho!

[Rusia, Cercanías de la Fortaleza de Cepheus]

En el interior de una tienda de campaña Hiromu reposa sobre una silla tras el discurso que ha dado hacia el mundo.

Hiromu: No me termino de acostumbrar a esto…

Ninette: Has estado… increíble. –Sonríe.-

Hiromu: Tal vez… pero ahora mismo me siento fatal por poner a luchar a aquellos a quienes pretendía proteger.

Rodi termina de limpiar sus katanas y las envaina.

Rodi: La vida es dura, Hiromu. No podías seguir actuando como un padre sobre protector.

Alfred: Si, recuerda que cada persona es dueña de sus decisiones. Y muchas veces son esas decisiones las que les llevan al fracaso o al éxito, por mucho que tú intentes encauzarles.

Hiromu mira a sus compañeros con una sonrisa de autocompadecimiento.

Hiromu: Tal vez… pero un padre, por seguirte el ejemplo, siempre se sentirá responsable.

Fredek: Piensas demasiado, Hiromu Kurogawa.

Fredek entra en la tienda por sorpresa, dando varios pasos compulsivamente adelante y atrás. Todos le observan y Rodi con gesto extrañado.

Fredek: Acabas de mandar al mundo entero a combatir las huestes de Urian. Pero eso no debe hacerte sentir culpable. Simplemente no puedes hacer otra cosa. –Se sienta sobre una silla y coloca ordenadamente varias libretas que reposan sobre una mesa.-

Hiromu: Urian ha hecho brotar una enorme torre con ese cristal rojo. Además ha dispersado por el mundo billones de humanoides sintéticos con habilidades médium.

Ninette: Era de esperarse que hiciese algo así. Estaba experimentando con médiums desde el principio.

Fredek: Esos sintéticos emulan algunos principios de las habilidades médiums. Pero no son humanos, así que su habilidad se ve reducida a expulsión de ondas, plasma, bombas y similares. No dejan de ser armas de guerra.

Hiromu: Eso no me tranquiliza lo más mínimo…

Fredek: Yo que tú me preocuparía más de lo que pretende Urian sacando tiempo con todo esto.

Alfred: Si, esa piedra roja. ¿Qué era?

Fredek: Creí que ya estabais al tanto de todo esto.

Hiromu: En efecto. Lo estamos.

Todos atienden a Hiromu con interés mientras este toma un sorbo de refresco.

Hiromu: Esa piedra, Alfred, era un artefacto arcano.

Rodi: Tsch…

Alfred: Un artefacto…

Ninette: Me lo temía…

Hiromu: Alexander ya nos dijo que esos objetos son muy caprichosos. Son reliquias del “reverso”. Nuestros artefactos fueron creados con un fin concreto, pero no fueron los primeros ni los últimos que se forjaron. Parece que estos objetos son parte histórica del “reverso”.

Fredek: Vaya, ciertamente Alexander os ha instruido bien.

Hiromu: ¿Conoces a Alexander?

Fredek: Bueno, solo he tenido algún contacto reciente con él. Según me comentó parece que se deja ver algo más últimamente.

Ninette: Pero... Hiromu. Si Urian tiene un artefacto quiere decir que…

Hiromu: Si, parece que Urian fue elegido por su artefacto.

Todos parecen preocupados, ya que el hecho de que Urian posea un artefacto dificulta considerablemente las cosas.

 Ninette: Pero bueno. Debemos suponer entonces que la torre, los sintéticos y todo eso ¿es fruto del artefacto?

Hiromu: No necesariamente. Como ya sabes Cepheus ha investigado mucho en la creación de médiums artificiales.

Rodi: Si, y además…. estando mi padre de por medio seguro que no le habrá costado mucho trabajo.

Todos parecen sorprenderse ante las declaraciones de Rodi.

Hiromu: ¿Tu padre?

Ninette: ¿El doctor Fox? ¿Pero no falleció cuando tú eras un bebé?

Alfred: Rodi, deberías descansar un poco. Creo que estas delirando.

Rodi: ¡Tsch! Yo tampoco sé de qué va todo esto, pero lo que me dijo Urian no era ningún farol. Realmente tiene al Doctor Fox trabajando para él.

Fredek: Vaya, vaya. Así que tú eres uno de los hijos del doctor Fox.

Rodi: Si, soy el menor. ¿Acaso sabias que mi padre seguía con vida?

Fredek se levanta de la silla y toma un vaso de agua del expendedor.

Fredek: Llevo mucho tiempo investigando los movimientos de Cepheus. Claro que sabía que el doctor Fox estaba metido en todo esto.

Rodi: ¡Tsch!

Fredek: Pero permíteme decirte que ese hombre ya no es lo que era. Urian le ha lavado el cerebro a base de bien.

Rodi: Bueno, según parece nunca estuvo muy bien del todo…

Fredek: Mmmm, ciertamente. Tal vez por eso le fue tan sencillo a Urian controlarle. Aunque hay algo más.

Fredek saca un pequeño cuaderno de su abrigo.

Fredek: Según parece Urian cuenta con alguien que posee la habilidad de conservar la vida de los muertos.

Hiromu: Pero… eso parece….

Fredek: Imposible ¿verdad? Ciertamente no se puede devolver la vida a los muertos, no son programas que se puedan restaurar. Según mis estudios parece que crean una especie de “copia de seguridad“ de una entidad antes de que esta muera y posteriormente la restauran. Lo cual quiere decir que tu padre realmente murió, Rodi, pero fue “devuelto a la vida” por decirlo de alguna manera.

Hiromu: Eso sigue pareciendo imposible de hacer. Incluso en el reverso existen los conceptos de la vida y la muerte.

Fredek: Si pero creo que todos aquí somos conscientes de la existencia de líneas paralelas que usan el nexo común denominado como “El reverso”.

Alfred: Pero… creí que eso era imposible según nos dijo Alexander ¿no Hiromu?

Hiromu: Efectivamente. No puede migrarse una entidad de una línea temporal a otra. Ya que la entidad colapsaría o una se impondría sobre la otra. Eso sin contar el ambiente nocivo del “reverso” para los cuerpos corrientes.

Fredek: En condiciones normales no puede migrarse una entidad de una línea a otra. Pero si una entidad ya está muerta el “hueco” por llamarlo de alguna forma ya estaría libre. Y las condiciones nocivas del “reverso” pueden ser subsanadas con diferentes métodos. La pregunta es ¿Qué métodos utilizan?

Hiromu se levanta abruptamente de la silla y aprieta sus puños.

Hiromu: Tenemos que ir al reverso. Hay que preguntárselo todo a Alexander.

Fredek: Quieto “parao”. No es momento de excursiones trascendentales. –Extiende sus manos frenando a Hiromu.-

Rodi: Si, ahí fuera hay una legión de sintéticos que están poniendo en apuros a las tropas de la SWT.

Alfred: Y además piensa que Urian ahora mismo es capaz de cualquier cosa. Ausentarnos sería una irresponsabilidad por nuestra parte.

Hiromu: Pero… -Intenta llegar a alguna conclusión.-

Ninette: Hiromu…. ¿No ibas a hablar con Katie?

Hiromu: Tsch… es verdad… Katie.

Hiromu se sitúa delante de un ordenador que había en la tienda. El general SWT había dejado todo dispuesto para establecer la comunicación.

Hiromu: Katie, Katie… ¿Me recibes?

Katie aparece en el monitor del ordenador.

Katie (Videoconferencia): Vaya, vaya. Que gusto volver a veros las caras. Hacía tiempo que no usábamos medios gráficos más allá de esos simples mensajes de texto encriptado.

Hiromu: Nosotros también nos alegramos de verte Katie. ¿Qué tal las cosas por ahí?

Katie (Videoconferencia): Bueno, supongo que no hace falta que te diga cómo se han puesto las cosas ¿verdad? ¡CHUPATE ESA MONTON DE CHATARRA! –Mueve varios mandos del autobot.-

Hiromu: Un momento… ¿Estas en la cabina de un autobot?

Katie (Videoconferencia): Nyajajaja por supuesto. Tu mensaje ha motivado a todo el mundo a levantarse en armas contra las legiones de sintéticos de Cepheus. Ciertamente nunca pensé que tus habilidades de orador llegarían tan lejos.

Hiromu guarda silencio algo preocupado aunque halagado por las palabras del a chica de pelo rosa.

Katie (Videoconferencia): Por cierto, Aika lleva semanas encerrada en los laboratorios TMX. No sabemos que se trae entre manos, pero estate tranquilo. No ha abandonado el edificio en ningún momento y parece que come y duerme un mínimo.

Hiromu: Bien, es un alivio saberlo. Pero extremad su protección. Con Cepheus levantado en armas es muy posible que intenten algo contra TMX Labs.

Katie (Videoconferencia): Descuida. Leila está ahora mismo de camino a los laboratorios. ¡¿TE GUSTA MI ZARPA DE GATO, RATÓN MECANICO?! ¡NYAJAJAJAJA!

Hiromu y los demás guardan silencio unos instantes.

Katie (Vidoeconferencia): ¿Has pensado que hacer ahora, Hiromu?

Hiromu: Pues…. Urian ha hecho emerger una kilométrica torre hacia el cielo con ayuda de una piedra rojiza. Sospechamos que debe estar tramando algo ahí arriba más allá de mandarnos tropas de sintéticos.

Katie (Videoconferencia): Para eso estáis vosotros elegidos. No os preocupéis por las tropas de sintéticos. La SWT se apaña bien en estos casos. Debéis seguir tratando de alcanzar el origen de todo esto.

Hiromu: Gracias Katie… Creo que podríamos empezar por acceder al bastión nuevamente. Si los datos son correctos ahí deberíamos encontrar al doctor Fox. Él es culpable de mucho de lo que está ocurriendo y tal vez nos de alguna pista para detener esta locura.

Katie (Videoconferencia): ¿El doctor Fox? Le daba por muerto.

Hiromu: Pues según parece no es así. Aunque es más complicado que todo eso. Podríamos estar detrás de una trama de migraciones y corrupción de líneas temporales. Ya sabes, temas de “el reverso”.

Katie (Videoconferencia): Mmmm esto no me gusta ni un pelo. Tenéis que entrar ahí dentro con urgencia y averiguar todo lo que podáis. Si Urian consigue dominar el “reverso” seria el final del mundo tal y como lo conocemos.

Hiromu: Si. En cualquier caso tenemos a Alexander cubriéndonos en “el reverso”. Y Snider también está por ahí.

Katie (Videoconferencia): Parece aliados no nos faltan. Pero recuerda que la Titanium Mind ahora debe velar por la seguridad de todo el mundo. Proceded con libertad pero con cuidado.

Hiromu: Entendido Katie.

Katie: ¡TOMA PLASMA BATIDORA FEA! ¡NYAJAJAJAJA! Aquí fuera la SWT se encargará de mantenerlo todo controlado. Jack está movilizando los ejércitos desde América y yo me encargo de cubrir estratégicamente todo el planeta. Así que no perdáis más tiempo y mantenedme informada.

Hiromu: Si, gracias Katie. Te mantendremos informada.

Katie (Videoconferencia): Eso espero. Suerte chicos. ¡NYAJAJAJAJA!

La llamada termina y Hiromu medita en silencio con los ojos cerrados. Este es interrumpido por Ninette que le coloca su mano en el hombro.

Hiromu: Tenemos que volver a entrar ahí dentro ¿no?

Rodi aprieta la empuñadura de sus espadas con una sonrisa. Alfred eleva el pulgar de su mano derecha. Ninette le dedica una calidad sonrisa.

Fredek: Hiromu Kurogawa… Supongo que ya te habras dado cuenta pero… si pretendes llegar al fondo de todo esto… serviré a tu causa…

Hiromu: Gracias, Fredek.

Nuestros héroes salen de la tienda y miran hacia el bastión de su enemigo. En las cercanías cientos de soldados SWT luchan contra hordas de sintéticos. El espectáculo de luces y destellos da vivacidad al blanco y nevado entorno.

[TMX Labs, Yokohama, Japón]

¡Zing! Leila se abre paso disparando flechas de acero contra diversos sintéticos hasta llegar a la puerta de los laboratorios.

Leila: Parece que los agentes SWT están reteniendo bien a los sintéticos que se aproximan.

Leila accede al interior del edificio y corre hacia los laboratorios de la planta inferior.

Leila: ¡Aika!

¡BOOOOOOOM! Una explosión hace volar el portón del laboratorio y Leila rueda por el suelo severamente dañada.

Leila: ¡UAAAAAAAARGH!

El humo hace saltar las alarmas y el sistema anti incendios en todo el edificio.

Leila: Tsch… ¿Qué ocurre?--- ¡Ah! –Se sujeta el brazo derecho.- Mierda… creo que me lo he roto…

Aika: ¡IAAAAAAAAAAH!

El grito desgarrado de Aika alarma a Leila. El agua y el humo dificultan la visión de la chica lobo.

Leila: ¡¡Aika!!

De entre el humo un hombre moreno de pelo rojizo con una trenza emerge llevando a Aika a su hombro. Su mirada es de un rosa brillante e intimidante.




???: Saludos lobita arquera.

Leila: Tu… Vasilios…

Vasilios: Oh, pues veo que me recuerdas… Leilani.

El violento hombre apunta a Leila con su pistola de plasma.

Leila: Creí que escapaste del poblado cuando Cepheus lo arrasó.

Vasilios: Vaya, vaya. Parece que todavía resuena en mis oídos tus gritos desgarrados llamándome cobarde. Sencillamente no me apetecía morir en aquel “pobladucho” de perdedores.

Leila: Murieron todos… tu familia incluida…

Vasilios: Si, es un lastima. Pero no me apetecía terminar como ellos. O peor aún, capturado y convertido en un monstruo como tú.

Leila: Aquí el único monstruo… eres tú. -Le mira seria y penetrante.-

Vasilios sonríe macabramente mientras apunta dispuesto a disparar.

Vasilios: Dale recuerdos al poblado… en la otra vida…

¡BANG! Leila esquiva el disparo de plasma como puede rondando por el suelo mientras su brazo derecho roto le cuelga inerte.

Leila: Tsch… me duele mucho el brazo y no puedo moverlo. En estas condiciones… no podré usar mi arco…

Vasilios: ¡JAJAJAJA! –Se ríe a carcajada limpia como un loco sádico mientras sigue disparando a Leila.-

Aika: ¡Suéltame asqueroso psicópata! –Golpea la espalda de su enemigo.-

¡PAF! El violento hombre tira al suelo a Aika y le apunta con la pistola.

Vasilios: Me tienes cansado con tus gritos de niña mimada. Lo mismo te vuelo la boca de un disparo. En cualquier caso el amo Urian solo me ha ordenado llevarte con algo de vida.

Aika mira horrorizada a su captor cuando….

¡PAAAAAF! Leila aparece y propina una potente patada a Vasilios en la cara. Este retrocede por el impacto.

Leila: ¡No te atrevas a poner tus manos encima de esta chica!

Vasilios: -Se limpia la sangre de su boca provocada por el impacto.- Jejejeje, vaya, vaya. Parece que tienes ganas de jugar.

Leila: Aika, lárgate de aquí.

Aika: Pe…pero…

Leila: Este tipo es un asesino profesional. Vivía conmigo en la aldea y ambos éramos cazadores. Cuando Cepheus arrasó la aldea yo hice todo lo que pude por defenderla pero al final me capturaron. Él sin embargo parece que no se contentó con huir con el rabo entre las piernas, si no que ahora trabaja para ellos.

Vasilios: JAJAJAJA y no sabes lo bien que pagan y lo que me divierto con este trabajo. –Lame la punta de su pistola.-

Leila toma un comunicador de su ropa para hablar con la SWT.

Leila: Escuchadme, general SWT próximo a TMX Labs. Voy a mandar a Aika Kurogawa a la puerta de los laboratorios. Defendedla con vuestra vida si es necesario. Corto y cierro.

Aika: ¡Leila!

Leila: Lo siento Aika… pero Hiromu te necesita con vida… -Sonrisa cariñosa.-

Vasilios apunta a Leila con su pistola nuevamente.

Vasilios: Prepárate a morir, loba rebelde.

¡BANG! Leila esquiva el disparo de Vasilios y tira de Aika cubriéndola como un escudo humano. Esta la cubre con su mano izquierda y, tras descalzarse, toma su arco con los pies. Esta sostiene el arco con ambos pies y tensa la flecha con la boca.

Leila: ¡Muere bastardo!

¡ZING! La flecha roza y raja la cara de Vasilios que queda en shock unos instantes.

Leila: ¡Ahora Aika!

Leila toma a Aika y abre el elevador de paquetes que va a la entrada.

Aika: ¡Leila! No, ¡Escapa conmigo!

Leila: Lo siento, ahí solo cabe una persona. Y como ya te he dicho, Hiromu te necesita a ti con vida.

Vasilios: ¡GRAAAAAAAAARG! ¡VOY A MATARTE! –Grita furioso mientras parte el arco de Leila de un pisotón.-

Leila: Dale recuerdos a todos de mi parte…

Aika: No… Leila…

Leila pulsa el botón de un puñetazo y el elevador sale disparado hacia arriba.

Aika: ¡LEILAAAAAAAAAAAAAAA!

¡BANG! El disparo resonó en los oídos de Aika amplificado por el hueco del elevador.

[Bastión de Cepheus, Rusia, cerca de Krasnoyarsk]

Nuestros héroes, amparados por las tropas SWT que luchan contra los sintéticos, regresan a las cercanías del bastión sin problemas.

Hiromu: Ahora podemos optar por subir o encontrar alguna entrada más discreta.

Rodi: Te recuerdo que estos muros no son nada fáciles de perforar. Y ahora con esas estructuras afiladas que han brotado menos aun.

Alfred: Parece que entrar dentro no va a ser tarea fácil.

Ninette: Si tuviésemos alguna forma de saber cómo abrir el portón principal.

Fredek: Eso dejádmelo a mí. Seguidme, os llevaré en momento a los laboratorios del doctor Fox.


Fredek conduce a nuestros héroes a través de unos pasadizos secretos. Fueron pocos los minutos que tardaron en llegar hasta la puerta del laboratorio del doctor Fox.

Hiromu: Vaya, de haber sabido esto antes no hubiésemos tardado tanto en entrar la primera vez.

Fredek: Bueno, sencillamente este pasadizo no existía. Me tomé la libertad de crearlo yo mientras Urian estaba distraído.

Todos miran sorprendidos a Fredek.

Fredek: Ventajas de saber que botones tocar. Este bastión está completamente informatizado. Solo hizo falta saber que combinación tocar para crear este pasadizo.

Alfred: Vaya con el rarito.

Fredek le replica con el dedo a Alfred.

Fredek: De rarito nada. Soy especial.

Nuestros héroes alcanzan sin problemas la puerta del laboratorio principal del doctor Fox.

Hiromu: Rodi… ¿Estás seguro que podrás encarar esto?

Rodi se aproxima y toca el hombro de Hiromu.

Rodi: Siendo justos he vivido más cosas a tu lado que al lado de mi verdadero padre. Si necesitas que haga esto, por ti estoy preparado amigo mío.

Hiromu sonríe con complicidad a Rodi y todos se disponen a entrar.

¡BAAAAM! Hiromu tumba la puerta con una onda telequinética y todos entran dispuestos a luchar en los laboratorios. Pero solo les recibe un sepulcral silencio.

Hiromu: Pe…pero esto….

Montones de vitrina con órganos humanos, cuerpo flotando en formol y montones de atroces camillas de disección.

Ninette: Buaaaag –Amago de vomitar-

Alfred: Esto es….

Rodi: Asquerosamente inhumano….

Doctor Fox: Bienvenidos muchachos.

El doctor Fox aparece entre varias estanterías armado con un fusil de plasma.

Hiromu: Doctor Fox.

Doctor Fox: Jejeje. Vaya, vaya. Hiromu Kurogawa delante de mí. Y no viene solo. –Mira a Rodi.- Has crecido mucho, hijo mío.

Rodi sujeta la empuñadura de sus katanas dispuesto a desenvainar si es necesario.

Rodi: Yo ya no soy tu hijo… ser despreciable.

Doctor Fox: Jajajaja. No, claro que no. Ni tú, ni tus hermanos habéis sabido aprovechar las oportunidades que os di. Una pena, la verdad.

Hiromu: Rodi, no te dejes embaucar. No es tu padre estrictamente. Es un sustituto que viene de otra línea temporal.

Doctor Fox: ¡Oh! Estas muy bien informado Hiromu Kurogawa. Aunque te faltan valiosos datos.

¡CLIC! El doctor Fox pulsa un botón y muestra un tanque sobre el que flota otro cuerpo igual al suyo.

Rodi: C… ¿Cómo?

Ninette: ¿Es un cuerpo?

Alfred: ¿Hay dos doctor Fox?

Doctor Fox: Jajajaja ¿Sorprendidos? Según vuestra teoría este debería ser el cuerpo que murió a manos Redmond hace ya dos décadas. Pero ¿veis alguna marca de bala? No. Claro que no. Sin embargo….

El doctor Fox se levanta parte del pelo de la frente para mostrar un orificio cerrado de bala en su cráneo.

Rodi: No… no puede ser…

Doctor Fox: En efecto… el doctor Fox de otra línea temporal solo me donó su vida. A pesar de estar muerto parece que en Cepheus supieron valorar quien merecía prevalecer de los dos. El cuerpo junto a la parte aprovechable de mi cerebro de esta línea temporal es la que os está hablando ahora mismo. Fabuloso ¿no creéis? Jejejeje.

Alfred: Es muy macabro todo esto…

Rodi: Redmond… me contó que padre tenía una doble personalidad. Una amable y otra sádica. Parece que ya no queda nada de la parte amable y cuerda.

Doctor Fox: Es una lástima que pienses eso de tu padre, Rudolph. –Le apunta con el rifle.- Será mejor que termine con tu sufrimiento.

Fredek: ¡Ley Cognitiva! ¡No te muevas!

Fredek detiene al doctor Fox con su habilidad médium.

Hiromu: Justo a tiempo. Desarmadle.

Rodi se aproxima a tomar el rifle de manos del doctor Fox cuando…

¡BANG! El arma se dispara y desgarra el hombro de Rodi haciéndole caer al suelo.

Rodi: ¡UAAAAAAAAAGH! –Desangrándose por el hombro.-

Hiromu: ¡Rodi!

Doctor Fox: ¡JAJAJAJA! ¿De verdad crees que puedes detenerme con tu habilidad, Fredek? –Le apunta con el rifle.-

Fredek: Tsch… esto no pinta bien…

Doctor Fox: Yo fui el que te dio esas habilidades a ti a los demás X-Pirit. No lo olvidéis.

¡BANG! El doctor Fox abre fuego contra nuestros héroes que se esconden tras los tanques de cristal y las vitrinas.

Doctor Fox: Todo fue gracias a mí y a Urian. Él supo ver en mi lo que nadie supo ver.

Hiromu: ¿Eso es lo único que te importa? Tus hijos han sufrido mucho, los tres.

Doctor Fox: No me comerás la cabeza con tus palabrerías baratas, Hiromu Kurogawa. Puede que el mundo crea en tu utopía, pero yo no. –Le apunta con el rifle.-

Hiromu sale de su escondite y le ataca con una onda telequinética, pero se deshace al llegar a su objetivo.

Doctor Fox: Es inútil que utilicéis habilidades médium contra mí.

Muestra una chapa pegada a su chaqueta.

Doctor Fox: Esto es un inhibidor de “Psi”, creado a partir de las investigaciones “Anti-Psi” de Lumiere Lombard. Crea a mí alrededor un campo áurico que omite todo rastro de “Psi” que salga fuera del cerebro. Ni siquiera Urian puede utilizarlo, ya que perdería todo su poder mientras lo llevase.

Rodi: Tsch… esto no pinta muy bien…

Doctor Fox: Y ahora… -Apunta dispuesto a disparar.- Voy a convertiros en cuerpos inertes listos para diseccionar…

¡BANG! ¡CLINC! Una bala impacta en la chapa que cae al suelo.

Doctor Fox: C… ¿Cómo?

Snider: Me resistía a creer que fuese verdad que estuvieses vivo. Pero para mí alivio parece que efectivamente estaba en lo cierto…

Hiromu: ¡Snider!

Snider aparece desde las sombras y apunta al doctor Fox con el revólver de su difunto hermano Redmond en su mano.

Snider: Mi padre murió aquel día… no me cabe la menor duda.

Continuará... Capítulo 79: El templo de Perseus

1 comentario:

Yaiza dijo...

wooooo!! Fredek me sigue sorprendiendo y ahora aparece Vasilios y con lo poco que ha hecho me cae fatal xD
Lo que ha liao Urian, se ha quedao super epico e interesante el final!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)