1 de febrero de 2017

Capítulo 73: El origen


[Mayo de 1991, Yokohama, Japón]

Una joven Luzdivina se dispone a acceder a un edificio de varias plantas. La joven mujer observa la entrada del edificio donde varios hombres trajeados observan sus relojes y hablan por teléfono.

Luzdivina: *Bien, es el momento de entrar al mundo laboral. Me he licenciado en bioquímica para esto. Estos laboratorios son bastante importantes en Japón. Debo de amortizar el viaje de España a Japón. No debo fallar en esta entrevista.*

Luzdivina accede al edificio, los hombres de la puerta ni tan siquiera le prestan atención enfrascados en sus tareas. Nada más entrar varios hombres enchaquetados bastante más mayores que ella la observan.

Luzdivina: *Tsch… Esos peces viejos me están poniendo nerviosa. Parece que nunca hubiesen visto a una extranjera.*

Sin pensarlo dos veces, Luzdivina lee un enorme cartel al lado del ascensor.

Luzdivina: *Ajá… planta 3, sala de entrevistas.* -Mira su reloj.- *¡Mierda! ¡Está a punto de empezar!*

Al estar con la hora tan justa, Luzdivina opta por correr hacia las escaleras.

Luzdivina: -Jadeo, jadeo.- *Los japoneses son muy estrictos. ¡Si llego tarde estaré perdida!*

¡PAF! Al ir deprisa, Luzdivina choca al doblar la esquina con alguien y ambos caen al suelo.

Luzdivina: ¡UAAAAH!

Todas las hojas de papel de Luzdivina se esparcen por el suelo, al igual que las de la otra persona, un hombre joven japonés de pelo negro y gafas.

Hombre joven: L….Lo lo siento.

El hombre se pone a recoger los papeles, intentando diferenciar los suyos de los de Luzdivina.

Luzdivina: ¡No, perdóname tú a mí! Tengo una entrevista y ya voy tarde…

Hombre joven: ¡No puede ser! Llegaras tarde y perderás el trabajo por mi culpa.

El hombre aumenta la velocidad de separación de los papeles. Este se muestra sudoroso y tenso.

Luzdivina: *Supongo que ya no viene al caso intentarlo* -Mira su reloj.- *Hace 5 minutos que empezó la entrevista con los candidatos…*

El hombre joven entrega los papeles a Luzdivina, despeinado y nervioso, agarrando los suyos desordenados sobre su regazo.

Hombre joven: Soy un desastre…

Luzdivina toma sus papeles con gesto sonriente.

Luzdivina: No te preocupes. Muchas gracias.

El hombre observa unos segundos a Luzdivina y, tras sufrir un repullo y sonrojarse de golpe, hace una reverencia.

Hombre joven: ¡Ah! No la retraso más. ¡Lo siento!

El hombre se va bajando las escaleras rápidamente. Luzdivina, tras observar como el hombre se marcha, da unos pasos hacia la puerta de la sala de entrevistas.

Luzdivina: *Al menos entraré a disculparme por llegar tarde…*

Luzdivina abre lentamente la puerta de la sala de entrevistas.

Luzdivina: Con permiso…

Para su sorpresa no había ningún otro candidato.

Entrevistador: ¡Ah! ¿Luzdivina? Pasa, pasa.

Luzdivina accede y cierra la puerta tras ella.

Luzdivina: Lo siento –reverencia- lo siento por llegar tarde.

Entrevistador: Ah, no te preocupes. Solo había otro candidato y llegó antes de tiempo.

Luzdivina: Ah…

Luzdivina toma asiento en una silla acolchada que hay delante del escritorio del entrevistador.

Entrevistador: Seré franco, el otro candidato cuenta con más posibilidades que usted…

Tras un rato siendo entrevistada, Luzdivina baja de nuevo hasta la planta baja y se sienta en una cafetería.

Luzdivina: *Supongo que ha ido bastante bien…*

Luzdivina observa las escasas decoraciones, propias de una cafetería de empresa.

Luzdivina: *En unos minutos me volverán a llamar. Supongo que el otro candidato también será citado. No me esperaba tan poca competencia, pero para el caso lo mismo da. Básicamente el entrevistador ha dejado claro que el puesto es de mi oponente.*

¡CRAAAASH! Un estruendo llama la atención de todos en la cafetería, incluida Luzdivina.

Luzdivina: ¿Mmmm?

Hombre joven: ¡Lo siento mucho!

El hombre que anteriormente se había topado con ella había volcado toda la bandeja que llevaba con comida sobre una mesa cercana. Este se disculpaba con las personas de la susodicha mesa.

Luzdivina: *Otra vez ese extraño hombre. La verdad es que es un poco patoso…* -Esboza una leve sonrisa.- *¿Me pregunto que estará haciendo aquí?*

Luzdivina termina de tomar su café tranquilamente y observa su reloj.

Luzdivina: *Creo que ya va siendo hora de subir. No quiero llegar tarde por segunda vez.*

Luzdivina sube a la tercera planta y accede nuevamente a la estancia. Esta vez había llegado la primera.

Entrevistador: ¡Ah! Siéntese. ¿No le importa esperar un poco al otro candidato?

Luzdivina: No, claro.

Luzdivina se sienta de nuevo en la silla acolchada y a los pocos segundos la puerta se abre tímidamente.

Hombre joven: Con permiso…

Luzdivina no puede ocultar su asombro al darse cuenta de quién era su adversario.

Luzdivina: *¿En serio este hombre torpe es mi oponente?*

El hombre joven se sienta al lado de Luzdivina y ambos se saludan con cierta timidez.

Entrevistador: Bueno, después de analizar los perfiles de ambos hemos tomado una decisión.

La entrevista duró unos escasos cinco minutos.

Al cabo de unos minutos ambos candidatos salen por la puerta principal del edificio.

Luzdivina: *Bueno este primer intento ha sido fallido. Aunque me lo esperaba…*

Luzdivina mira hacia el hombre joven que permanece a su lado.

Luzdivina: *Lo que no me esperaba es que las cosas sucediesen de esta forma…*

El hombre joven mira hacia Luzdivina y luego desvía la mirada, tímido y sonrojado.

Luzdivina: *Creo que debería… darle las gracias.*

Luzdivina se coloca frente al hombre joven. Este parece ponerse muy nervioso, pero guarda silencio.

Luzdivina: Te…te agradezco que hayas intercedido por mi…

Hombre joven: Oh…no…no hay de qué. –Se rasca la cabeza.-

Luzdivina: El puesto era tuyo. Rechazarlo solo porque me descartasen a mí por ser extranjera…

Hombre joven: No… No ha sido solo por eso.

Luzdivina: ¿A no?

Hombre joven: Se trata más bien de principios. El hecho de insinuar el entrevistador que le hicieses cambiar de opinión usando tus “armas de mujer”…  Sencillamente no me gustan las personas que abusan de las demás solo por ostentar un cargo de poder.

Luzdivina observa al joven en silencio con una sonrisa.

Luzdivina: ¿Sabes? Soy una persona que a veces deposita sus esperanzas en cierta intuición clarividente. Parece que no eres precisamente como aparentas por tu aspecto torpe y desaliñado.

Ambos se miran unos instantes en silencio. El hombre se pone como un tomate y mira hacia todas direcciones.

Luzdivina: Jajajaja Eres muy mono. ¿Cómo era tu nombre?

Hombre joven: ¡Oh! No me he presentado debidamente. Me llamo Hirako, Hirako Kurogawa.

Luzdivina: Yo soy Luzdivina, Luzdivina Pérez.

Ambos se miran en silencio nuevamente sonrientes.

Hombre joven: ¡Ah! ¿Te…Te apetece tomar algo para pasar el mal trago?

Luzdivina: Oh, pues si te apetece a ti también…

Hombre joven: Cla… ¡Claro! Conozco un sitio aquí cerca que pone unos dulces típicos muy ricos.

Luzdivina: Me encantan los dulces. –Sonríe.-

Aquel primer encuentro marcó el inicio de una relación entre Luzdivina e Hirako. A los pocos meses Luzdivina consiguió un empleo como científica en otros importantes laboratorios nipones.
Por su parte Hirako consiguió entrar al mundo de los negocios como empresario. Aunque trabajaban en lugares distintos siempre sacaban tiempo para citarse y pasar tiempo juntos. Todo ello llevó a que en Mayo de 1994 Hirako y Luzdivina se casaran, adoptando Luzdivina el apellido de Hirako, Kurogawa.

[Enero de 1995, residencia de los Kurogawa, Japón]

Luzdivina e Hirako observan la luz de la luna desde la ventana de su apartamento. Ambos se encuentran desnudos y arropados por una manta que los cubre.

Luzdivina: Crees que… ¿será como yo? –Se toca el vientre.-

Hirako observa a Luzdivina con una dulce sonrisa y le acaricia la cara.

Hirako: ¿A qué te refieres?

Luzdivina: Ya sabes… alguien como yo… un extraño.

Hirako mira serio a Luzdivina.

Hirako: Sabes que no me gusta que te autodenomines así.

Luzdivina mira al suelo y luego vuelve a mirar a su marido.

Luzdivina: He tenido… un sueño. –Dice con preocupación.-

Hirako: Un sueño… ¿de los tuyos? ¿Una visión?

Luzdivina: No lo sé. Pero ha sido muy extraño…

Hirako abraza a su mujer con cariño.

Hirako: Cuéntamelo…

Luzdivina parece estar preocupada.

Luzdivina: Una entidad extraña, muy brillante, me ha dicho que en el año 2012 caerá un asteroide.

Hirako mira con cara de sorpresa a Luzdivina.

Luzdivina: Y además parece que este asteroide traerá el caos al mundo. Caos que solo podrá solucionar… -se acaricia el vientre.- el pequeño Hiromu.

En Julio de 1995, en un hospital de Tokio nació Hiromu Kurogawa, arropado por Luzdivina e Hirako y bendecido sin saberlo, por un ser del “reverso”, Alexander.

[Enero de 2012, residencia de los Kurogawa, Yokohama, Japón]

Hiromu se encuentra en el kotatsu viendo la tele con su abuelo mientras Luzdivina prepara la comida.

Hiromu: Abuelo, pongamos las noticias un rato.

El abuelo toma el mando de la tele y cambia a las noticias. En ellas salen diversos altercados en diferentes puntos del mundo.

Hiromu: Es curioso cómo a pesar de vivir todos en el mismo planeta tenemos formas de vivir tan diferentes unas de otras.

Abuelo: Jajaja, siempre has pensado en cosas así Hiromu. A veces es mejor relajarse y disfrutar simplemente de lo que tienes a tu alrededor.

Hiromu: Supongo que eso es lo más sencillo. Pero mirar hacia otro lado no hará que las cosas cambien, abuelo.

Luzdivina aparece con un plato de ensalada. Justo al mismo tiempo en las noticias se muestra una impactante noticia. Un meteorito se ha estrellado en Rusia. La noticia hace que Luzdivina deje caer el plato de ensalada al suelo.

Hiromu: ¡Mamá!

Hiromu corre a socorrer a su madre.

Hiromu: ¡Mama! ¿Estás bien?

Luzdivina: S…Si… solo ha sido… un susto…

El abuelo recoge los restos de ensalada del suelo.

Abuelo: Luzdivina, deberías descansar un poco. A veces me siento algo culpable de que mi hijo eluda sus responsabilidades como marido por dedicar tanto tiempo al trabajo.

Luzdivina: No se preocupe. Yo entiendo perfectamente a su hijo. Se esfuerza porque a esta familia no le falte de nada.

Hiromu sienta a su madre cerca de la mesa.

Hiromu: Parece que te ha sobresaltado… esa noticia.

En la televisión aun comentan la noticia del asteroide en Rusia.

Hiromu: El meteorito no ha causado muchos daños parece ser. Así que tranquilízate.

Luzdivina: S…Supongo que eso… es un alivio…

[Marzo de 2012, Restaurante en Tokio, Japón]

Luzdivina e Hirako cenan a solas en un restaurante tradicional japonés.

Hirako: ¿Estás segura que quieres dejar ese empleo?

Luzdivina: Ya has visto lo que ocurrió hace unos meses, cariño. La visión de hace 17 años se hizo realidad.

Hirako da un largo trago a su vaso de cerveza.

Hirako: ¿Has pensado que puede ser casualidad?

Luzdivina mira seria a Hirako.

Luzdivina: No creo en las casualidades... ya lo sabes. No al menos siempre que lo haya visto antes en una de mis premoniciones.

Hirako toca con cariño las manos de su mujer y le sonríe.

Hirako: Está bien, ¿Qué idea tienes?

Luzdivina: Ese meteorito ha liberado una sustancia muy interesante desde el punto de vista científico. Es una especie de metal maleable. Me gustaría dedicarme a investigarlo a tiempo completo.

Hirako: En tu empleo actual eso no va a ser posible ¿Me equivoco?

Luzdivina: Por eso me gustaría trabajar por mi cuenta. Es el momento que llevo esperando todos estos años. Quiero fundar mis propios laboratorios. Y me gustaría contar con tu apoyo.

Hirako termina de beberse su cerveza y guarda silencio unos instantes.

Hirako: Entonces será mejor que vayas pensando un buen nombre para esos laboratorios.

Luzdivina sonríe a su marido ante la facilidad para que acepte sus decisiones.

Luzdivina: Ya lo tengo decidido…

Al poco tiempo Luzdivina, con el apoyo moral y financiero de su marido, y desembolsando todos sus ahorros, logró fundar sus propios laboratorios en Japón. Los nombró como TMX Labs (“The Medium X”, traducido como “el medio X” en alusión a la sustancia (aerotitanio) como medio y haciendo un juego de palabras entre medio y médium). Poco después Luzdivina obtuvo los permisos necesarios para investigar la sustancia haciendo a Japón dueña de esa investigación frente a otros países. Al poco de comenzar Luzdivina dio nombre a la sustancia, el cual fue aerotitanio (En alusión a su similitud con el elemento titanio pero puntualizando sus capacidades metamórficas).

[Un día cualquiera de ese mes de Marzo de 2012…]

Luzdivina camina por los pasillos de sus recién fundados laboratorios.

Luzdivina: *Las cosas marchan bastante bien. El aerotitanio muestra grandes capacidades que pueden ayudar a la humanidad. Pero más aun…*

Luzdivina toca un trozo del metal y observa cómo reacciona levemente cuando concentra su “Psi”.

Luzdivina: *Parece como si, tal y como creía, tuviese cierta relación con… nosotros.*

Luzdivina comienza a escribir varios documentos secretos sobre la relación del aerotitanio y los médiums.

Luzdivina: *Algunos de estos experimentos requerirían de… apoyo humano.*

Luzdivina comienza a experimentar sobre ella misma con el aerotitanio, pero esto la desgasta mucho y hay cosas que sencillamente no puede hacer.

Luzdivina: -jadeo, jadeo.- Debo… solicitar ayuda…

No tardaría en ofertar puestos vacantes de conejillo de indias, recalcando que deben poseer habilidades extrasensoriales. La extraña oferta levanta ciertas opiniones contrarias sobre los sectores más conservadores del país.

Varios centenares de voluntarios no tardan en presentarse en los laboratorios. Pero uno en especial llama la atención de Luzdivina.

Aika: Hola, me llamo Aika. No tengo apellidos porque mi familia ha renegado de mí por mis habilidades médium.

La chica de pelo azul se muestra algo sucia, pero su mirada es de determinación. Esto gusta a Luzdivina.

Luzdivina: Así que no tienes apellido. Pues con ese pelo tan bonito de color azul… Aoi, Aoi es un buen apellido para ti. Aika Aoi.

Aika fue sometida a diversos chequeos y, además de confirmar que era una médium con habilidades telepáticas, demostró un elevado coeficiente intelectual.

Luzdivina: Aika Aoi, estás contratada. Pero no como conejillo de indias, si no como mi aprendiz.

El tiempo hizo que ambas creasen un vínculo similar al de una madre y una hija. Las habilidades telepáticas de Aika unido a las clarividentes de Luzdivina hacían que ambas se comunicasen asiduamente en secreto. Su relación llegó a tal punto que Luzdivina se propuso “adoptar” a Aika como hija suya.

Aika: Luzdivina-san… no puedo aceptar su apellido ahora mismo… No me siento merecedora de ello. Me quedaré con Aoi de momento, a fin de cuentas también me lo diste tú.

Luzdivina: Muy bien, pero prométeme que ante cualquier situación que lo requiera… utilizarás el apellido Kurogawa.

Aika asiente con una leve sonrisa.

Luzdivina: Entonces te seguiré llamando “Double A”, Aika Aoi –Dice con sorna-

A pesar de todo Aika prefería mantenerse al margen de la familia de su maestra y dentro de los laboratorios TMX,  de los que hizo su hogar. Debido a esto nunca coincidió con su “hermano” Hiromu. A pesar de ello sí que coincidió con Hirako, el cual se mostraba amable, como era costumbre en él.

Hirako: ¿Qué tal va todo Aika? ¿Es muy dura Luzdivina contigo?

Aika: No lo suficiente, Hirako-san. –Replica con tono humorístico.-

Y así el tiempo continuó y los experimentos con médiums avanzaron rápidamente.

[Abril de 2012, TMX Labs]

Finalmente tras semanas de intenso trabajo se logró un hecho histórico. Convertir a un humano corriente en médium mediante el uso de aerotitanio. A estos “médium artificiales” se los denominó X-Pirits.

Luzdivina: Enhorabuena, eres el primer ser humano convertido en médium. ¿Cómo te sientes?

El hombre lleva puesta una larga gabardina y un sombrero. Pero su gesto parece triste.

Redmond: Espero que estas nuevas habilidades me ayuden a pagar mis pecados…

Redmond Fox fue el primer X-Pirit, fruto de las investigaciones de Luzdivina sobre los diversos usos del aerotitanio. La relación de Redmond con Luzdivina se fue estrechando bastante en cuestión de semanas.

Redmond: Todo lo que pueda hacer será agradecido, señora Luzdivina.

Luzdivina: No hay necesidad de tanto formalismo, señor pacificador. –Responde con tono burlón.-

Redmond: Parece que mis actividades justicieras no se han mantenido en secreto para ti.

Luzdivina: Solo asegurate de no perderte cuando te requiera. Y sobre todo no te lastimes más de la cuenta.

Redmond apunta a una mosca lejana cerrando un ojo y de un disparo certero acierta al insecto.

Redmond: Descuide, doctora Kurogawa. Gracias a usted… no hay nada que escape a mi precisa visión.

[Mayo de 2012, TMX Labs]

Hirako habla con Luzdivina en una oficina privada. Ambos parecen preocupados.

Hirako: Cariño, estamos en banca rota. No podemos seguir manteniendo este ritmo de gasto en los laboratorios.

Luzdivina: Lo siento. Me he excedido todo este tiempo.

Hirako: No, solo necesitabas todo ese dinero para avanzar en tus investigaciones. Y me gustaría que pudieses seguir disponiendo de fondos….

Luzdivina: Gracias. Al menos me gustaría mantener el ritmo actual. Tiene que haber alguna forma…

Hirako: Tenemos que pedir ayuda a países extranjeros. Es la única solución.

Luzdivina asiente con algo de preocupación.

Hirako: Hablaré con nuestro asesor financiero Gilbert, seguro que me acompaña en la búsqueda de avales y financiación extranjera.

[Lejos de allí en un lugar desconocido…]

Una sala oscura iluminada solo por algunas antorchas.

Urian: El meteorito ha caído, tal y como estaba previsto.

Varias sombras rodean a Urian.

Urian: Es el momento de que Cepheus resurja para reclamar la victoria de aquella guerra que se interrumpió hace milenios.

Urian utiliza un orbe para visualizar su objetivo. Le acompaña una joven mujer, Pythia.

Pythia: Debemos movernos con cuidado, señor Urian. El mundo actual es cruel con los médium.

Urian coloca su brazo arropando a Pythia.

Urian: No temas. No volverás a sufrir vejaciones por esos sucios humanos de mente inferior. Aunque Perseus se opusiera a su propia sangre… el mundo es de los médiums…. Y ese mundo está a punto de florecer.

[Julio de 2012, TMX Labs]

Hirako regresó de su búsqueda de aval sin resultado. Por lo que tuvieron que tomar medidas extremas, despidiendo gente de los laboratorios.

Hirako: Lo siento mucho. Intentaremos no despedir a los más importantes. Pero ante el rechazo de ayuda por parte extranjera… no nos queda más remedio que reducir personal.

Luzdivina: Será duro hacer eso…

Los despidos fueron escasos, pero se produjeron. Entre ellos el del asesor financiero, Gilbert Watson.

Gilbert: ¡No puede ser!

Hirako: Lo siento Gilbert… pero no puedo despedir a científicos… Espero que lo comprendas.

Gilbert se fue enfurecido. Y esa furia le llevo a caer en las garras del mal.

[Unos días después, lugar desconocido, Japón]

Gilbert bebe un vaso de whisky en una taberna por la noche. Alguien se sienta a su lado.

Urian (encapuchado): Así que la empresa para la que tanto has trabajado te ha despedido injustamente.

Gilbert observa al extraño personaje con algo de miedo.

Gilbert: ¿Quién eres? ¿Un espía? Voy a llamar a la policía.

Urian (encapuchado): Jejeje, tranquilo. Solo vengo a ofrecerte un trato.

[Agosto de 2012, España]

En una habitación de un hotel, Hirako descansa en uno de sus viajes de negocios. Alguien llama a la puerta.

Hirako: Ah, ¿Gilbert?

Gilbert: ¿Puedo pasar?

Hirako deja pasar a su compañero de empresa.

Gilbert: Supongo que no has notado mi ausencia en la empresa. Has tomado mi papel sin problemas. Así que no era necesario después de todo.

Se produce un silencio incomodo durante unos instantes.

Hirako: Escúchame Gilbert, la situación no era la mejor para la empresa…

Gilbert se mete la mano en el bolsillo.

Gilbert: Es una lástima. Ya que tengo por fin la solución a todos esos problemas monetarios.

Gilbert muestra un cheque millonario a Hirako.

Hirako: ¿Encontraste aval?

Gilbert: Bueno…. Técnicamente tengo un potencial comprador de esos laboratorios.

Hirako: Eh. Un momento. En ningún momento hemos dicho de vender…

¡PAAAAAAF! Gilbert se abalanza y golpea a Hirako en el estomago arrugando el cheque en su puño.

Hirako: ¡UAAAAAGH!

Gilbert sienta a Hirako en una silla y lo ata de pies y manos.

Hirako: Gi…Gilbert…. ¿Qué pretendes?

Gilbert: Solo intento salvar esta empresa. Aunque no niego que estoy disfrutando con esto. –Sonríe macabramente.-

Gilbert saca un puro de su bolsillo.

Hirako: No te atrevas a vender la empresa de mi mujer. –Le mira con odio.-

Gilbert se enciende el puro y exhala el humo sobre la cara de Hirako.

Gilbert: Creo que no vas a poder hacer nada para impedirlo, Hirako. Esa empresa se venderá, te guste o no.

Hirako: No vas a tirar por la borda todo el trabajo de mi familia. ¡Por encima de mi cadáver!

Gilbert suelta una macabra sonrisa mientras exhala el humo del puro.

Gilbert: El comprador ya sabía que te opondrías. Así que me dejó muy claras las condiciones. Parece por tus palabras que estáis de acuerdo en algo ¿No, Hirako?

Gilbert toma una navaja de su bolsillo y juguetea con ella.

Gilbert: Asi que por encima de tu cadáver ¿No? Muy bien, si las condiciones están claras por ambas partes me tomaré la libertad de firmar el contrato de venta.

Gilbert acerca la navaja a la cara de Hirako.

Gilbert: Y ahora, mi querido amigo, nos vamos a divertir juntos… hasta el final. –Sonrisa macabra.-

Esa noche se produjo un asesinato en el hotel. Pero nunca se encontró el cuerpo de Hirako. Según parece Gilbert tomó un vuelo privado hacia América esa misma noche.

[Unos días después]

Luzdivina firma con lágrimas en sus ojos el contrato de venta de TMX Labs a una entidad llamada Titanium Mind.

Aunque la plantilla permanece intacta, Luzdivina ve mermada su capacidad de trabajo ante el asesinato de su marido.

Luzdivina llora en una habitación apartada. Aika y Redmond entran en la habitación.

Luzdivina: ¿Qué hacéis aquí? –Sollozo.-

Aika: Creo que deberías salir a tomar el aire, Luzdivina-san.

Redmond tiende una botella de agua a Luzdivina. Esta la toma con una leve sonrisa de agradecimiento.

Redmond: Deberías irte a descansar ¿Cuánto llevas sin pasar por casa?

Luzdivina: No sé cómo decirle lo de su padre.

Redmond: Hiromu, tu hijo, ya tiene diecisiete años ¿no? Creo que es lo bastante mayor como para entenderlo.

Luzdivina: Hiromu es un niño solitario. Es médium como nosotros, pero su abuelo y todos le tenemos dicho que no lo airee por ahí. Hasta ahora no ha tenido muchos amigos y me preocupa que el hecho de la pérdida de su padre le hunda aun mas en su soledad. –Se seca las lágrimas.-

Redmond observa varias hojas de papel que hay pegadas a un corcho.

Redmond: ¿Has pensado en quien ha podido hacerlo?

Luzdivina: La verdad no paro de pensar en ello. Pero no se me ocurre nadie capaz de tal atrocidad.

Redmond: Hirako ha sido asesinado en España ¿no?

Luzdivina asiente sollozando.

Luzdivina: Conociendo a mi marido incluso ha podido ser algún ajuste de cuentas desconocido para mí.

Redmond: Está bien, debemos llegar al fondo de este asunto. No solo por Hirako si no por TMX Labs y el devenir del mundo. Me preocupa mucho el color que están tomando las cosas.

Luzdivina: ¿Cómo pretendes hacerlo?

Redmond: Aika y yo permaneceremos en TMX Labs como miembros de la Titanium Mind. Seremos tus agentes infiltrados. En tu caso deberías dejar este sitio por seguridad.

Luzdivina: ¿Pretendes que me quede encerrada en casa?

Redmond: Hiromu y tu suegro te harán compañía. Aika y yo te protegeremos desde aquí.

Luzdivina se levanta del asiento y se seca las lágrimas de ambos ojos.

Luzdivina: No… tengo que hacer algo más que eso.

Redmond y Aika se sorprenden.

Luzdivina: Tomaré un vuelo a mi país, España. Allí investigaré por mi cuenta hasta dar con el asesino de mi marido.

Redmond: Pe...pero Luzdivina.

Aika: Es peligroso, Luzdivina-san.

Redmond: Si se trata de impartir justicia debería ser yo el que vaya hasta allí.

Luzdivina: Olvídalo Redmond. Iré yo. Además así tendré la coartada perfecta. Le diré a Hiromu que me voy una temporada a España con su padre. El estará bien con su abuelo.

Redmond y Aika se miran con preocupación.

Redmond: Me encargaré al menos de tener vigilado a Hiromu. No permitiré que le pase nada malo.

Aika: Yo custodiaré lo que pueda estos laboratorios. No dejaré que los hundan. Puedes confiar en mí.

Luzdivina: Gracias… -Sonríe con cariño a sus dos compañeros.-

Luzdivina dejó TMX Labs a los pocos días. Se pasó por su casa para despedirse de Hiromu y el padre de Hirako. Tras esto tomó un vuelo hacia España. Una vez allí no tardó en recibir una llamada de la empresa que había comprado sus laboratorios pidiéndole silencio bajo amenaza.
En su estadía en España Luzdivina llama regularmente a su hijo Hiromu por teléfono asegurándole que ambos están bien, aunque Hirako su padre nunca se pone al teléfono.

Por su parte, Japón comienza a tener varias disputas con otros países por el acaparamiento del aerotitanio. Después de la noticia del cambio de manos de TMX Labs las tensiones entre países crecen. El gobierno japonés es presionado por la Titanium Mind (Cepheus) para no ceder ante las demandas de los demás países.  A pesar de ello se crean varias instalaciones de TMX Labs en diferentes países del mundo. Seguidamente TMX Labs comienza a extender la creación de  X-Pirit con fines militares. Para ello se comienza a capturar humanos que se encuentran solitarios o prófugos y a utilizarles como conejillos de indias humanos.

(Se observa la captura y conversión a X-Pirit de Alfred, Rodi y Leila, en España, Japón y América respectivamente.)

[Septiembre de 2012, casa de los Kurogawa]

La noticia de la creciente tensión entre todos los países del mundo por el control de aerotitanio era ya diaria. Pero un día…

(Hiromu recoge el correo.)

Hiromu: *¿Una carta para el abuelo?*

Hiromu entra al salón donde su abuelo reposa sobre un futón.

Hiromu: Abuelo, tienes correo.

Abuelo: Vaya, me pregunto quién puede escribir a este viejo…

El abuelo abre la carta y su gesto cambia por completo al leerla.

Abuelo: Es un llamamiento a filas. –Expresa con preocupación y asombro.-

Hiromu: ¡¿Cómo?!

Abuelo: El remitente es el gobierno japonés. Pero el papel de dentro es del ejército…

Hiromu: ¡¿Un llamamiento a filas?! ¡¿Pero a tu edad?!

Abuelo: Parece que están reclutando médiums para resolver las disputas entre países. Y ya hay constancia en el registro de que yo soy médium. Si no voy podemos tener problemas…

Hiromu: ¡¿Pero en qué siglo vivimos?! ¡No puede ser que te obliguen a algo así! –grita nervioso-

Abuelo: Hiromu… tranquilo. Las cosas no están muy bien últimamente en el mundo. No sé el motivo de este llamamiento tan arcaico en pleno 2012. Pero no quiero que tengáis problemas por mi culpa.

Hiromu: Nadie te reprocharía nada abuelo…

Hiromu parece profundamente preocupado.

Abuelo: Lo sé, pero aun así me niego a poneros en aprietos. Solo recuerda ocultar tus poderes. Porque así no tendrás problemas como estos, Hiromu.

El abuelo de Hiromu partió hacia la tercera guerra mundial. Una batalla que se redujo a una trozo de tierra deshabitada en Rusia para reducir daños materiales. Pero muchas personas, la mayoría médiums, perdieron la vida. Incluido el abuelo de Hiromu.

(Hiromu llora delante de la tumba de su abuelo.)

[Octubre de 2012]

La guerra continúa en ese pequeño trozo de tierra en Rusia. Pero un hecho insólito estaba a punto de ocurrir.

¡BOOOOOOOOOOOOOOM! Varias explosiones riegan el campo de batalla de muerte. Volando por el cielo, como un ángel exterminador, un enorme hombre de más de dos metros con varios armazones de hierro desciende hacia el suelo.

Urian: ¡Escuchad países del mundo! ¡Soy el soberano de mundo! Desde este día el mundo pertenece a la organización conocida como Titanium Mind. Cualquier país que se rebele contra mi mandato será exterminado.

Varias oleadas de médiums preparados para la batalla como X-Pirits avanzan desatando más caos aun.

En pocos días la Titanium Mind toma control de todas las inteligencias de los países. Con todas las reservas de aerotitanio bajo su poder, la Titanium Mind (Cepheus) termina por controlar el globo entero. Para asegurar sus territorios coloca un nodo especial de control en Japón, otro en América y el último cerca del yacimiento de aerotitanio creado por el meteorito en Rusia (Aunque realmente lo llevaba el propio Urian en el cuerpo). En este mismo lugar se comienza a construir la ciudad fortificada con mismo nombre que la organización criminal, Titanium Mind.

Con esto la guerra toca a su fin y el mundo  entra en una falsa paz bajo el yugo del “hombre acorazado” y su organización Titanium Mind (Cepheus).

[Noviembre de 2012]

Con el final de la guerra muchos X-Pirit encontraron la oportunidad de escapar en un acto conocido como “La gran evasión”.

(Alfred, Rodi y muchos otros consiguen huir. Otros como Lumiere y Vlad permanecen junto a la Titanium Mind)

A raíz de eso, y temiendo su poder, el “hombre acorazado” da la orden mundial de criminalizar a todos los médiums del mundo. Con esta premisa esperaba tener bajo control a todos los médiums del planeta. El miedo hizo que muchos médiums fuesen repudiados, perseguidos y tratados injustamente por las demás personas.

[En algún lugar de América…]

Pero los médiums no iban a quedarse sin hacer nada. Una X-Pirit de cabellos rosas había tomado su propia iniciativa.

Katie se esconde en un callejón tras ser perseguida por varias personas que buscaban capturarla.

Katie: Nya, nya… -jadeo, jadeo-

???: Vaya, vaya…

Katie: ¡NYAAAAA! –Se asusta.-

La chica gato mira rápidamente hacia la voz que sale del callejón en el que se encuentra.

???: Tranquila. No voy a hacerte daño.

Un chico rubio, delgado y con gafas aparece ante ella.

Bob: Me llamo Bob Blair.

El chico le tiende la mano

Bob: Sígueme. Voy a librearte de tus perseguidores.

Katie le toma la mano al chico rubio con algo de desconfianza.

Bob: Rápido. Te llevaré a mi escondite.

Bob lleva a Katie hasta un escondite en los barrios bajos. El local estaba lleno de servidores y ordenadores.

Bob: Perdona el desorden. No tengo mucho tiempo para limpiar.

Katie: ¿Vives aquí?

Bob: No exactamente. Esta es mi base secreta.

Katie no tarda en percatarse de la cantidad de documentos sobre la Titanium Mind (Cepheus) que posee.

Katie: Todo esto…

Bob: Si, trabajo para la Titanium Mind.

La chica gato se pone a la defensiva ante este hecho.

Bob: Pero tranquila, no comulgo para nada con sus ideas. De hecho desconocen que opero en paralelo en este lugar.

Katie: Vaya, ¿eres un agente doble?

Bob: Se podría decir que sí. Si trabajase para alguien más claro. –Se rie.- Solo lo hago por no perderme a mí mismo.

Katie curiosea por la zona.

Bob: Puedes quedarte aquí el tiempo que quieras. Siempre que tengas cuidado de que no te descubran.

Katie se acerca a Bob y se pone frente a él.

Katie: Gracias…

Bob se sonroja y mira hacia los lados. Katie no puede evitar fijarse en que uno de los ojos del chico es biónico.

Bob: Ah, este ojo. Lo perdí en la guerra de hace poco. Pero como me gusta mucho la informática y la robótica pude fabricarme uno de mentira.

Katie: Fascinante…

[Unas semanas después]

Tras un tiempo conviviendo juntos Katie y Bob, no tardó en aflorar la chispa de la rebelión.

Bob: Así que pretendes reunir todos los restos de diferentes inteligencias del mundo para formar tu propio cuerpo rebelde contra la dictadura de la Titanium Mind.

Katie: Nya, esa es la idea.

Bob teclea en varios ordenadores.

Katie: No me has dado ninguna respuesta. ¿Me vas a ayudar?

Bob se da la vuelta en la silla giratoria con una sonrisa.

Bob: ¿Rebelarme contra la tiránica organización que domina el mundo? Eso está hecho señorita.

La organización fue creciendo poco a poco desde aquel pequeño refugio y adopto el nombre de SWT (Secure World Team). A ella se unían antiguos policías, militares, espías, ingenieros, médiums y muchos otros revolucionarios que habían perdido parte de su orgullo tras el golpe de estado de la Titanium Mind (Cepheus).

Bob se mantuvo como agente doble infiltrado en la Titanium Mind y trabajando en paralelo para la SWT.

[Diciembre de 2012]

En este frio mes la Titanium Mind optó por barrer los continentes que eran difíciles de dominar soltando varias bombas creadas con aerotitanio. Estas bombas terminaban con los seres vivos sin causar muchos daños materiales. Este hecho se conoció como “Purga continental” y dejó varias zonas fantasma en el mundo.

La SWT no tardó en lanzar diversos operativos secretos de salvamento a las áreas afectadas.

Así pasó todo el año 2013. Donde las cosas se fueron estabilizando en el mundo que aceptaba esa falsa paz que le proporcionaba la dictadura del “Hombre acorazado y mientras al margen la SWT iba creciendo a espaldas de la Titanium Mind (Cepheus).

Redmond por su parte mantenía el control sobre Hiromu Kurogawa sin que este lo supiese. Hiromu continuó con su solitaria vida todo ese tiempo, ahora si la compañía de su abuelo. Mientras Luzdivina seguía oculta en España aunque llamaba regularmente a Hiromu.
Aika también seguía trabajando para TMX Labs, aunque estos laboratorios cada vez estaban siendo más desechados por la Titanium Mind (Cepheus) a favor de los formados dentro de su propia base en Rusia.

Pasó también casi todo 2014. Pero algo importante ocurrió en este año…

[Septiembre de 2014, Yokohama, Japón]

Una clara noche de otoño, Hiromu pasea en dirección a su restaurante italiano favorito.

Hiromu: Lo de siempre Giuseppe.

Hiromu se acerca hasta un chico moreno que devora un plato de macarrones.

Hiromu: ¿Puedo sentarme?...

El chico asiente e Hiromu toma asiento. La revolución había empezado….


En los próximos capítulos volveremos al pasado nuevamente para saber cómo les fue ese tiempo a Ninette, Alfred y Rodi.

Continuará... Capítulo 74: Cuento de invierno 

1 comentario:

Yaiza dijo...

Woooo! Capitulazo! Me ha encantado ^^ Se narran muchas cosas curiosas que quería saber y me encanta Hirako y Luz Divina son amor puro :) Ya todo concuerda y Gibert no se podía estar quieto ... aish xD

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)