5 de diciembre de 2016

Capítulo 69: Lazos

[Inmediaciones de la torre de Tokio, Japón]

Hiromu está hundido en la locura y enfrenta a un impasible Urian que le orienta a placer. La zona está visiblemente destruida y el atardecer baña con una luz cada vez menor la zona.

Ninette, Alfred y Rodi se han aproximado y enfrentan el peligro de cara para hacer entrar en razón a su compañero Hiromu.

Hiromu: ¡UAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH! –Grito gutural.-

Una ola psíquica barre de nuevo la zona. Urian parece no ser más afectado que el entorno, cada vez más deteriorado.

Ninette: ¡Hiromu-kun! ¡Por favor detente!

Pythia se abalanza contra Ninette con sus manos cargadas de fuego. Esta es repelida por un rápido movimiento de las espadas de Rodi.

Rodi: Tsch… eres muy molesta, arpía de fuego.

Pythia parece sonreír con el orgullo de una víbora.

Alfred: Será mejor que reduzcamos a esta tipa lo más rápido posible si queremos que nos deje tranquilos.

Rodi: Estoy de acuerdo. –Coloca sus espadas hacia atrás como si fuesen dos alas.-

Pythia les observa colocando orgullosa su mano derecha sobre sus sinuosas caderas.

Pythia: Creo que no habéis entendido bien cual es vuestra posición aquí, insectos de Perseus.

¡CRREC! Ninette hace brotar un florete de hielo afilado en su mano.

Ninette: No tengo ningún problema en volver a congelarte, Pythia.

Pythia: Je. Eso habrá que verlo, chica de hielo.

¡ZAS! ¡ZAAAS! Ninette embiste a Pythia con la gracilidad de una bailarina mientras agita el florete.

Pythia: Jajaja, perdiste la oportunidad de matarme cuando me congelaste. ¿Por qué no lo hiciste?

¡CRAAAAS! Tras formular su pregunta Pythia logra romper el florete de hielo de Ninette. Ambas se miran en silencio unos instantes.

Pythia: ¿No eres capaz de matarme, chica de hielo?

Ninette mira con furia a Pythia mientras Alfred y Rodi le cubren las espaldas.

Rodi: No dejes que te confunda, Ninette.

Alfred: Si, es una víbora asquerosa. Puedo leer sus intenciones.

La mujer de fuego esboza una sonrisilla de autocomplacencia.

Pythia: ¡Je! Está claro que no sois más que un puñado de insectos sin valor.

¡PLAAAAF! Pythia golpea el suelo y hace brotar hombres de magma.

Pythia: No pienso mancharme las manos con semejantes perdedores.

Rodi: Tsch… eso tiene pinta de estar caliente.

¡CRAAAASH! Ninette congela varios de los hombres de magma con un frio hielo. Pero continúan brotando más.

Ninette: Esa estrategia no servirá conmigo, Pythia.

Pythia: Lo supongo, chica de hielo, pero no está de más agotar un poco esas pocas fuerzas que os quedan. –Sonrie.-

Rodi: Tsch…

Alfred: Tenemos que alcanzar a Hiromu lo más rápido posible mientras nos queden fuerzas.

Ninette piensa unos instantes y aprieta sus puños.

Ninette: Esta bien, chicos. Yo os abriré camino hasta Hiromu.

Rodi: ¿Cómo pretendes hacerlo?

Ninette: Solo confiad en mi.

Un fuerte viento helado comienza a arreciar cuando Ninette acaricia el rosario que pende de su pálido cuello.

Ninette: *No tengo muchas fuerzas. Pero la ocasión merece el sobreesfuerzo…*

Ninette junta sus manos y su rosario empieza a brillar con fuerza. El frio cada vez es más intenso cerca de la chica.

Ninette: Madre por favor, escúchame desde donde estés…. ¡PROTEGEME!

La piel de Ninette se va tornando purpura y el hielo va formando un hermoso vestido de cristales de hielo. Su pelo cada vez más blanco ondea con el gélido viento.

Rodi: Ni…Ninette…

Alfred: Se ha transformado…

Ninette abre los ojos y una leve ventolera helada hace retroceder a Pythia.

Ninette: Esto es la forma arcana verdadera. La verdadera esencia de nuestros artefactos. Solo si sentís y comprendéis la virtud de vuestro artefacto se liberará su poder arcano.

Rodi: La verdadera virtud…

Alfred: Eso quiere decir que tu…

Ninette: Si, he comprendido de verdad lo que significa la fortaleza. Por eso ahora mismo aun con las fuerzas mermadas he optado por utilizar más energía de la que es seguro mantener.

Rodi: Tsch… pero…Ninette…

Ninette sonríe de refilón a sus amigos y crea un enorme puente de hielo azulado hasta el lugar donde se encuentra Hiromu y Urian.

Ninette: Solo corred a por Hiromu. El tiempo es oro.

Rodi y Alfred no dudan y corren deslizándose por el puente creado por su compañera.

¡CRAAAASH! Una furiosa Pythia es detenido en su intento de destruir el puente por varios muros de hielo que saltan en pedazos pero vuelven a brotar.

Ninette: No permitiré que les alcances, Pythia.

Pythia mira enfurecida a Ninette mientras las llamas de sus manos se hacen mas violentas.

Pythia: ¡Estoy harta de ti, chica de hielo!

¡FLOOOOOASH! La llamarada lanzada por ambas manos de Pythia hacia Ninette es desviada por un gesto de las manos de la esta.

Ninette: Esta vez no dudaré.

Un poco más allá Rodi y Alfred se encuentran ante Hiromu y Urian.

Alfred: ¡Hiromu!

Rodi corre hacia Hiromu dispuesto a golpearle.

Rodi: Oye, ¡vuelve en ti! –Se lanza dispuesto a darle un puñetazo a Hiromu.-

¡PAF! Hiromu detiene el puño de Rodi con su mano y le mira tétricamente.

Rodi: Pero que…

¡RAAAANG! Una sacudida telequinética hace volar a Rodi varios metros.

Rodi: ¡UAAAARGH!

Alfred: ¡Rodi!

Urian: UAJAJAJAJA. Parece que vuestro amigo ahora mismo no es más que un saco de rabia que no atiende a razones. Y eso me viene de perlas.

¡RAAAAANG! Hiromu continúa atacando a Urian y destrozando la zona en el proceso.

Alfred: Rodi, ¿estás bien?

Rodi se incorpora poco a poco usando sus espadas envainadas de punto de apoyo.

Rodi: Si, solo he recibido un leve golpe al caer.

Alfred: Esto es malo. Urian esta guiando a Hiromu hacia las zonas habitadas. Si no lo detenemos ya, va a morir mucha gente…

Rodi: Y lo peor es que su verdugo será Hiromu.

Rodi desenvaina ambas espadas.

Alfred: Todo lo que hemos conseguido se irá al traste si eso llegase a ocurrir. Pero no hay forma de hacerle entrar en razón.

Alfred y Rodi miran hacia Urian que esquiva las embestidas del furioso Hiromu.

Rodi: Si no podemos hacerle entrar en razón, tendremos que ayudarle a eliminar el foco de su rabia.

Alfred mira con preocupación pero decidido.

¡BOOOOM! Hiromu se estrella en un edificio algo más allá. Esto da tiempo a Alfred y Rodi para acercarse hasta Urian.

Rodi: ¡Tu! Bastardo prepárate a ser troceado por mis espadas.

¡PAF! Justo antes de que Rodi termine su amenaza Alfred ha intentado golpear a Urian dando una patada. El enorme enemigo la detiene sin dificultad. Tanto Alfred como Rodi se encuentran en frente de Urian dispuestos a luchar contra él.

Urian: Así que osáis insinuar que vais a acabar conmigo.

Urian comienza a cargarse en un aura rojiza.

Urian: Me encantará ver como lo intentáis, insectos.

Mientras tanto Ninette está combatiendo a Pythia. En una encarnizada batalla de hielo contra fuego, por segunda vez.

Pythia: Jajaja. Esta vez no hay agua cerca para que me tiendas la misma trampa.

¡CRAAAAAASH! Los ataques de ambas crean una incesante lluvia de cristales de hielo y cenizas por la zona.

Ninette: Como si fueses a caer dos veces en el mismo truco.

Pythia: Je, parece que empiezas a entender que solo tuviste suerte.

¡CRAC! Pythia es rodeada por varios muros de hielo azulado. Esta es envuelta en un prisma de hielo.

Pythia: ¿Pero qué diantres?…

Ninette: ¡Prisión gélida!

¡CRRRRRRRRRAAAAAC! Las paredes de hielo se solidifican hasta alcanzas un intenso color azul.

Ninette: -Jadeo, jadeo- *Esto ha gastado casi todas mis energía.*

Pythia lanza llamas desde el interior del prisma de hielo, pero las paredes de este no se derriten casi nada.

Ninette: Ese hielo es bastante diferente al común. No podrás derretirlo fácilmente.

Pythia: Estúpida chica de hielo ¡SACAME DE AQUI!

Ninette: Tarde o temprano lograras salir de ahí. Pero para entonces yo ya habré salvado a Hiromu. Y te patearemos el trasero como te mereces.

Pythia: ¡COBARDE! ¡Me las pagaraaaas!

Ninette se desliza hasta el lugar de combate donde se encuentra Hiromu, dejando a Pythia gritar desde el interior del prisma helado.

Ninette: Algo no me huele bien. Debo darme prisa…

Una vez en el lugar puede observar como Hiromu embiste a Urian. Alfred y Rodi también combaten al enorme enemigo, pero los ataques de Hiromu dañan también a sus compañeros.

Rodi: Tsch… esto me está desgastando… -Dice mientras sacude sus espadas.-

Alfred intenta golpear a su enemigo con sus movimientos de diversas artes marciales.

¡PAAAAAF! Alfred y Rodi caen al suelo tras recibir un golpe de Urian. Este continua enzarzado con Hiromu, ninguno se da tregua.

Ninette: ¡Chicos!, ¿Estáis bien?

Alfred: Si, no te preocupes. Solo estamos atacando con cuidado para no herir a Hiromu.

Rodi: Tsch… lamentablemente el no está haciendo lo mismo hacia nosotros.

Alfred y Rodi observan como Urian continúa arrastrando a Hiromu a donde él quiere.

Rodi: ¿Ya eliminaste a esa arpía, Ninette? –Refiriéndose a Pythia.-

Ninette: Digamos que estará tranquilita un tiempo.

Hiromu continúa generando enormes destrozos mientras intenta acabar con Urian. Este lo esquiva dejando que destruya todo a su paso.

Rodi: No se que más hacer para evitar que Urian siga manejando a Hiromu como un arma de destrucción.

Alfred: Si tan solo pudiésemos reducirlo… pero está claro que Hiromu nos supera en potencia ahora mismo.

Ninette se coloca al frente sin haber salido de su estado de forma arcana verdadera.

Ninette: Ya tengo pensado que hacer.

Alfred y Rodi atienden a su compañera.

Ninette: Tal vez no podamos hacer que Hiromu deje de atacar a Urian, pero podemos intentar que Urian se aleje de él.

Rodi: Eso va estar difícil. Estamos hablando de “el hombre acorazado”. En otras circunstancias no dudaría en atacar a cualquier enemigo, pero en esta ocasión…

Ninette: No necesitamos reducir a ninguno de los dos, solo separarlos por unos instantes. ¿Creéis que podréis hacerlo?

Alfred y Rodi se miran dispuestos a trabajar en equipo.

Alfred: ¡Vamos a dar caña!

Alfred corre hacia Urian junto a Rodi. Este salta hacia Urian esgrimiendo sus espadas. Esto hace que Urian de un paso atrás.

Rodi: ¡Alfred!

Alfred: ¡Esta es la mía!

Alfred genera un muro de energía verdosa y lo lanza contra Urian. El impacto imprevisto le hace retroceder a un lado. Alfred continua generando muros verdosos haciendo que Urian los destruya dando pasos hacia atrás.

Urian: Ese ataque no hará nada contra mí, ¡idiota!

Alfred: Mi objetivo no era ese desde el principio.

¡CRRRRRRAAAAAC! Una enorme y dura cúpula de hielo opaco azulado envuelve la zona que rodea a Hiromu, ahora separado de Urian lo suficiente.

Rodi: Je, buena esa Alfred.

Alfred corre y se sitúa junto a Rodi.

La cúpula de Hielo se cierra alrededor de Hiromu y Ninette.

Ninette: Gracias chicos, volveremos cuando Hiromu entre razón… Hasta entonces…. Cuento con vosotros.

Ninette también es envuelta y ambos quedan dentro de la cúpula de hielo, aislados del mundo exterior en un ambiente gélido y silencioso.

Hiromu: -Jadeo, jadeo.-

El vaho sale de la boca de Hiromu que observa donde se encuentra completamente desconcertado.

Ninette: ¿Qué te parece? Este es nuestro mundo particular, Hiromu-kun.

Ninette camina hacia Hiromu completamente transformada a su forma arcana verdadera.

Hiromu: ¡GRAAAAAAAARG!

¡POOOM! Hiromu golpea las paredes heladas sin que estas cedan lo más mínimo.

Ninette: Es inútil. He gastado casi toda mi energía restante en esto. Este hielo es igual de duro que el diamante.

Hiromu parece desquiciado por la decisión de Ninette, prueba de ello son las ondas oscuras que emanan de de su cuerpo.

Hiromu: ¡¡NINETTEEEEEEE!!

Hiromu se lanza desbocado contra su compañera. Pero esta parece dispuesta a encararlo.

Ninette: ¡Bien Hiromu! Tomaré todo tu odio y te libraré de él. ¡Ven a mí!

[Exterior de la cúpula]

Urian observa la cúpula de hielo visiblemente disgustado.

Urian: Parece que me la habéis jugado…

Alfred hace brillar su cinturón en tonos verdes y genera varios muros verdosos por la zona. Rodi hace lo mismo con sus muñequeras y envuelve sus espadas en un aura color sangre.

Urian: Y después de todo seguís empeñados en plantarme cara…

Urian comienza a hacer fluir energía por ambos brazos. La tierra a su alrededor parece alejarse de él.

Urian: Tendré que jugar un rato más con vosotros.

¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAANG! Una onda circular sale de los pies de Urian y hace rodar a Alfred y Rodi por los suelos.

Urian: Jajajaja…. ¡JAJAJAJA! ¡Penoso! No me duraréis ni un suspiro… ¡MEQUETREFES!

¡ZOOOOUF! Como si fuese un enorme misil de metal Urian se lanza contra Alfred y Rodi. Estos evitan la embestida rodando más por el suelo.

Alfred: ¡Rodi!

Rodi: ¡Alfred!

Tras dirigirse una mirada de complicidad, Alfred levanta varios escudos verdosos alrededor de Rodi. Este aprovecha la protección temporal para cargar de energía rojiza ambas katanas.

Urian se gira en brusco y vuelve a embestir. Alfred lo evita con una enorme pirueta creando varias plataformas verdes que utiliza de trampolín.

Rodi recibe la embestida que, tras reventar los muros protectores, es detenida por sus espadas cruzadas y cargadas de energía roja como la sangre. En ese pulso Rodi y Urian se miran fijamente a pocos centímetros de distancia.

Rodi: ¡Tsch! Si crees que te vamos a dejar que destroces el mundo como te plazca, estas muy equivocado.

Urian: ¡Je! Nunca he considerado pediros permiso.

¡BAAAAAM! El pulso entre ambos termina con una ligera explosión que hace retroceder a ambos.

Urian: Njajajaja –Su carcajada suena ronca y suave.-

¡PAAAAF! Alfred salta de improviso propinando un golpe sobre la cara de Urian.

Urian: ¡UGH!

Alfred: Vaya, parece que te he sorprendido, señor hombre acorazado.

¡RAAAANG! Urian libera una ola de energía telequinética que arrasa a Rodi y Alfred.

Rodi: ¡UUUUUUAAAARGH!

Alfred: ¡IAAAAARGH!

Ambos caen al suelo sin fuerzas.

Rodi: Que ha sido eso…

Alfred: Ouch, no lo sé pero me siento sin fuerzas…

Urian: Bueno, ese ataque solo es una pequeña demostración de lo que pasa cuando peleo en serio.

El enorme enemigo se detiene delante de los derribados Alfred y Rodi dispuesto a rematarlos.

Urian: Ya me estoy cansando de jugar con vosotros dos, creo que voy a daros el jaque mate.

¡BAAAAAM! ¡BOOOOOOM! Varios misiles impactan sobre Urian. Este retrocede irremediablemente.

Urian: ¡URGH!

¡PAAAAAAAAAM! Un robot equipado con varios lanzamisiles se planta delante de Urian.

Katie: ¡NYAAAAAAA! Mis amigos heridos, mis sede destruida, la ciudad en caos…. ¡Acabas de cabrear a la gatita más feroz de lugar!

Katie luce embutida en el robot de combate con varios vendajes y una botella de suero.

Alfred: ¡Katie!

Katie: Estúpido Alfredín ¿Por qué pones tu vida en peligro de esa manera?

Alfred: Bueno yo…

Rodi: Katie ¡cuidado!

¡BOOOOOOM! Urian atraviesa el robot con un potente puñetazo y extrae a Katie de él. Tras esto da una patada al robot haciéndolo estrellarse y explotar más allá.

Katie: Nyaaa…. Suéltame o te morderé hasta la… ¡IAAAAAH!

Urian aprieta el cuerpecito de Katie con sus enormes manos, ahora más grandes gracias a su capacidad metamórfica.

Urian: Estúpida cría. Tan pequeña y tan molesta.

¡PAAAAF! Alfred vuelve a saltar de improviso, pero Urian detiene el puñetazo con la otra mano, también hiperdesarrollada por sus habilidades.

Alfred: ¡Suéltala!

Urian: Vaya, parece que está molesta chica te importa. Por lo que… si la mato creo que tendré dos médiums furiosos en lugar de uno.

Katie: ¡IAAAAARG!

Urian oprime a Katie haciéndola gritar de dolor.

Alfred: ¡BASTARDO!

¡PAF! ¡POF! ¡PAAAAF! Alfred golpea la hiperdesarrollada palma de la mano de Urian con diversas técnicas de lucha.

Urian: JAJAJAJA

¡PAAAAAAAF! Urian responde con un brutal puñetazo que manda a Alfred hasta una pared de un edificio donde se estrella y esta se derrumba sobre él.

Rodi: ¡ALFRED!

Rodi intenta ponerse en pie, pero Urian le pise la espalda para que no se levante.

Rodi: ¡UAAAAARGH!

Urian: Estoy harto de insectos molestos. –Dice con tono amenazante mientras pisa a Rodi y continúa aprisionando a Katie con su mano derecha.-

¡BOOOOOM! Una enorme explosión verdosa emana del lugar en el que se había estrellado Alfred.

Urian: ¿Eh?

¡ZZZZZZZZZZZZOUF! ¡PAAAAAAAAAAAAAAAAM! Una centella de color verde impacta de repente sobre el pecho de Urian reventándole parte del pectoral electrónico que llevaba. También hace que suelte a Katie y retire el pie de Rodi.

Urian: ¡IAAAAARG! –Se toca el pecho que chisporrotea con varios cables sueltos.-

Alfred: Puedo observar y sentir toda tu maldad. Y esta no hará más daño a mis amigos mientras yo esté vigilando.

Alfred luce completamente rodeado por una capa de energía verdosa sobre su piel. Sus manos y pies están envueltos en unas perennes llamas verdes y sobre su cabeza se puede ver un yelmo translucido con dos picos curvos hacia arriba que salen de sus cejas.


Alfred: ¡Prudencia, forma arcana verdadera!

Rodi: Alfred…

Katie: Alfredín…

¡ZOUF! ¡PAF! ¡PAF! Alfred se mueve como una centella verde propinando poderosos golpes con pies y puños. Cada golpe genera una potente onda de choque a su alrededor como si fuesen pequeñas bombas. Urian se protege de los golpes con brazos y piernas endurecidos como el hacer, pero parece sufrir cada impacto.

Urian: ¡URGH! Estúpido insecto de perseus…

¡POOOOOOF! Alfred remata la cadena de puñetazos y patadas con una brutal embestida que hace retroceder a Urian bastantes metros creando dos cercos con sus enormes pies a ras de suelo.

Urian: -Jadeo, jadeo.- Bastardo…

Alfred se aproxima a Urian nuevamente. Este levita a pocos centímetros del suelo.

Alfred: Este es tu final, tirano de acero.

Urian observa de reojo a Katie que yace en el suelo varios metros más allá.

Urian: Je, voy a conseguir que te enfades de verdad, Alfredo Castaño.

Urian corre furioso a gran velocidad hacia Katie, dando de lado a Alfred. Este se abalanza con el puño cargado dispuesto a descargar un potente puñetazo sobre ella. Pero…

¡PAAAAAAAAF! Alfred se adelanta rápidamente como una centella y detiene el golpe de Urian con su propio brazo.

Alfred: Asqueroso monstruo… ¿pretendes aplastar a esta chica mientras está indefensa?

Katie observar la escena protegida por la espalda de Alfred.

Katie: Alfredín.

Alfred y Urian se miran en un pulso de fuerzas.

Urian: Jajajaja, ¿Cuánto podrás resistir en ese estado? Sois solo un puñado de mentecatos con un poder que les queda demasiado grande.

Alfred: Y tu eres un ser despreciable que se cree con derecho a jugar con el mundo como le place.


¡PAAAAF! Alfred empuja con gran energía a Urian que retrocede varios metros enfurecido por sus palabras.

Urian reanuda la carga hacia Alfred y Katie pero varias flechas llueven sobre Urian haciendo que este retroceda nuevamente. Leila aparece tras Alfred y Katie apuntando con su arco.

Leila: Ella está fuera de tu alcance, tirano ¡Así que aléjate!

Katie: Le...Leila…

Leila: Cuando me percaté de que te habías escapado de la sala de descanso en tu estado…

Katie: No podía quedarme quieta sin hacer nada…

Leila: La próxima vez piensa en tu familia antes de hacer cualquier locura.

Katie sonríe a Leila y asiente.

Urian: Tsch… -sonrisa- Tantas ratas traidoras en un mismo sitio. Es gracioso como los humanos os cubrís las espaldas unos a otros ante vuestra incapacidad individual.

Rodi se levanta del suelo y le apunta con las espadas.

Rodi: Alfred, que no se te suba a la cabeza. Pero esta vez te cubriré las espaldas mientras te llevas toda la gloria.

Rodi mira con odio a Urian mientras aprieta la empuñadura de sus espadas.

Rodi: ¡DESTROCEMOS A ESTE BASTARDO!

¡PAAAAAAAAAM! Como un rayo verde Alfred impacta un puñetazo cerca de Urian. Este lo esquiva haciendo que el impacto cree un socavón en el suelo. Sin tiempo para reaccionar las flechas de Leila llueven sobre él y un feroz Rodi le ataca sin descanso con sus espadas.

Urian: Jajajaja, ¿esto es todo lo que podéis hacer? ¡Muy lentos para mí!

Los tajos de Rodi, aunque muy rápidos, no aciertan a darle a su veloz enemigo. Las certeras flechas de Leila, esta vez se clavan en suelos y paredes ante la imposibilidad de acertar al rápido enemigo. Alfred por su parte continúa lanzando devastadores ataques que también fallan creando enormes destrozos.

Rodi: Tsch… es muy rápido –Jadeo, jadeo.-

Leila: -Mientras tensa su arco delante de Katie.- Lo es, pero en algún momento mis flechas acertarán. No pienso parar.

¡BAAAAAAAAAAAAAM! ¡BOOOOUM! Alfred continúa soltando devastadores golpes que Urian evita.

Urian: Alfredo castaño, el experimento numero 10. ¿Quién iba a pensar que terminarías teniendo tal nivel de poder?

Alfred: No soy ningún experimento.

Urian: Claaaro… Ni tampoco lo sois vosotros X-Pirit numero 7 y….

Urian mira hacia Leila que le apunta con su arco protegiendo a Katie.

Urian: ….X-Pirit numero 5.

Leila se hace invisible gracias a su habilidad para intentar acertar a Urian con sus flechas.

Urian: JAJAJAJA Leilani, la lobita que se hace invisible. ¿Crees que tienes suficiente para enfrentarte a quien te dio tu poder?

¡GAP! Urian agarra a Leila con gran precisión y la hace reaparecer. Ahora esta aprisionada en una de sus manos hiperdesarrolladas.

Leila: -Forcejea intentando zafarse de la mano que la oprime.- T…Tu no me diste…n…nada… solo dolor…y soledad…

Urian: No me culpes a mí de la debilidad de tu poblado. Eran unos debiluchos. Deberías estarme agradecido por permitirte llevar una vida a mi servicio. Pero claro… me traicionaste…

Urian aprieta más la mano sobre Leila.

Leila: ¡UAAAAAAAAAAAAGH!

Rodi: ¡LEILA!

¡CLANG! Rodi se lanza contra Urian, pero este detiene sus espadas con la palma de su mano blindada, haciendo que estas caigan al suelo y agarrando a Rodi.

Urian: No, no y no. Muy mal ratitas de laboratorio… muy mal…

Alfred: ¡BASTARDO!

¡BAAAAAAAAAAAAAAAAAAM! Alfred se lanza furioso para salvar a sus amigos, pero Urian lo evita sin soltarles.

Urian: Lo siento Alfredo Castaño. Me faltan manos para matarte a ti. Pero tranquilo… -oprime a Rodi y Leila.-

Rodi: ¡UAAAAAAAAAARG!

Leila: ¡IAAAAAAAAAH!

Urian: En cuanto uno de ellos muera te tocará a ti… -Sonrisa macabra.-

Alfred vuelve a lanzarse pero es detenido por un enorme muro de fuego.

Pythia: JIAJIAJIA

La pérfida mujer aparece riéndose y con la piel roja.

Pythia: Gracias por darme tiempo para sacar mi poder a relucir. Esta vez no he necesitado inyectarme nada y me encuentro pletórica.

Pythia luce con la piel roja, el cabello blanco y un caluroso halo de fuego.


Pythia: Si, tengo que agradecerle a esa chica de hielo por darme tanto tiempo dentro de ese prisma.

Urian: Parece que finalmente estas utilizando tu poder como es debido Pythia.

Pythia: Si, al contrario que estas sucias ratas desagradecidas yo si estoy utilizándolo para servirle, Urian-sama.

Urian: Je, entonces será mejor que me ayudes a terminar con estos insectos.

¡BOM! ¡BOOOM! ¡BOOOM!  Urian recibe una brutal lluvia de escombros que lo hace retroceder varios metros.

Urian: ¡URGH! ¿QUIEN OSA…?

Un musculado Jack camina serio como salido del mismo infierno.

Jack: Vais a necesitar más que un simple accidente aéreo para terminar con Jack Axe.

Leila: ¡Jack!

Urian oprime a Leila.

Leila: ¡IAAAARGH!

Pythia: Tsch…. escoria humana….

¡ZOUF! ¡ZOUF! Jack realiza varios agarres con la fuerza de un gorila hacia un Urian que los evita fácilmente haciendo ondear su capa y melena en los movimientos.

Urian: JAJAJAJA ¡APARTATE!

¡PAAAAAAF! Jack recibe una patada del enorme Urian. Este rueda pero se aferra al suelo clavando sus dedos en este y vuelve a embestir a su enemigo.

Jack: ¡UUUARGH!

Jack intenta golpearle de nuevo pero vuelve a recibir un golpe que lo aleja.

Leila: ¡Jack! ¡Llévate a Katie a un lugar seguro! ¡UAAAARGH!

Urian oprime a Leila y Rodi.

Jack: Deberías preocuparte más por ti misma. Voy a hacer que ese malvado os suelte y…

Leila: ¡Olvídate de eso y haz lo que te digo!

Alfred se coloca frente a Urian dispuesto a atacar.

Alfred: Jack, haz lo que te dice. Yo me encargo de salvarles a ellos.

Jack: Je, parece que te has hecho todo un campeón, Alfredo. –Aludiendo a su estado arcano.-

Alfred: Ya hablaremos de mi grandeza después. –Bromea.-

Jack asiente y corre hacia Katie.

Katie: Jacky, no puedo dejar a Alfredín y los demás así…

Jack toma el cuerpecito de Katie con sus gruesos brazos.

Jack: Ya has hecho demasiado aquí. Te necesitamos viva comandante de la SWT.

Katie asiente algo acongojada y Jack se la lleva al interior del edificio de la SWT.

Alfred: *Tsch…. puedo sentir la hostilidad de estos dos enemigos. Si no hago algo pronto.*

Alfred se mueve como una centella y consigue alcanzar a Urian con un puñetazo.

Pythia: ¡Te pillé!

¡FLOASSSSSSH! Una rojiza llamarada impacta sobre Alfred que cae al suelo chamuscado.

Alfred: ¡UARGH! Eso ha dolido…

Rodi: *Tsch…. Leila ya se ha desmayado en la mano de este asqueroso. Alfred esta en apuros… y yo no puedo moverme por estar aprisionado también por la otra mano…*

Alfred se lanza contra Urian y Pythia. La mujer defiende a Urian con muros de fuego y potentes ataques ígneos.

Urian: Ahora Alfredo Castaño, vas a hundirte en la desesperación.

Alfred es rodeado por un halo de fuego.

Urian: Pythia, calcínalo.

Pythia: Sera un placer. –sonrisa macabra.-

¡FLOOOOOM! El círculo de fuego se estrecha hacia Alfred. Este consigue salir a través de él pero recibe graves quemaduras.

Alfred: ¡Auch! Eso quema…

Pythia: ¿Cuánto resistirás?

Urian oprime nuevamente a Leila y Rodi.

Rodi: ¡UUUAARGH!

Leila ya no responde al estar desmayada.

Urian: Je, parece que la lobita no ha soportado más la presión.

Alfred: *No… no puede ser…*

Alfred rueda por el suelo con varias quemaduras pero sin salir del modo arcano.

Alfred: *Estoy agotado… pero…*

Urian: JAJAJAJA

Rodi: *Tsch… no puede ser….Leila… Tengo que hacer algo… yo….yo…. debo mantener la calma. Si pierdo la cordura ahora terminaré por perderme a mi mismo.*

Rodi mira a Leila y siente su inconsciencia con inmenso dolor.

Rodi: *Leila es fuerte, solo debe estar desmayada. Ahora debo concentrarme. Debo meditar… alcanzar un punto donde no sienta el dolor… encontrar la senda de la calma…*

Urian: Je, parece que Rudolph también ha cedido al dolor y se ha desmayado.

Rodi: *Eso es… no me duele nada… a decir verdad ahora mismo estoy notando que puedo alcanzar la cima. Que puedo soportar todo el dolor con tranquilidad…*

Alfred: *¿Rodi estas desmayado?*

¡FLAAAAAAAAAM! Un enorme halo rojo envuelve a Rodi haciendo que Urian le suelte al igual que a Leila.

Urian: ¡UAAAARGH!

El cuerpo de Leila rueda por el suelo. Rápidamente Alfred corre a cubrirla mientras observa como Rodi brilla con un vivo color rojo.

Rodi: *Siento que puedo moverme como el agua de un rio, tranquilo como las nubes, estático pero al mismo tiempo vivo…*

Rodi comienza a transformarse. Su pelo crece hasta llegarle a sus talones, en su cabeza brotan dos orejas de zorro y en su rabadilla una cola también de este animal. Su ropa se transforma en un kimono con unos getas en sus pies. Su sonrisa y mirada de zorro se hacen patentes. Y finalmente sus dos espadas se juntan en una el doble de larga, una nodachi.



Rodi: ¡Templanza, forma arcana verdadera!

Alfred: Rodi… -Se sorprende al mismo tiempo que se siente orgulloso por su amigo.-

Leila entreabre los ojos desde el suelo.

Leila: Ru…Rudolph….

¡ZAAAAAAAS! Rodi se mueve casi teletransportandose y dando enormes tajos con su espada larga. Urian y Pythia no tienen más remedio que retroceder.

Rodi: ¡Tajo de otoño!

¡ZAAAAAAAAAAAAAAS! Una enorme hoja de energía brota de su enorme espada cortando el suelo en dirección a Urian y Pythia. Estos los esquivan dejando que la hoja se estrelle en un edificio en ruinas partiéndolo en dos entero.

Urian: Tsch… otro bastardo de Perseus…

Rodi corre hasta Leila y Alfred.

Rodi: Será mejor que te retires lobita. Te necesito con vida para seguir disfrutando de tu linda presencia.

Leila: Y me lo dice un zorro. –Responde con un una sonrisa.-

Leila se pone en pie lentamente y toma su arco del suelo.

Rodi: Ve tranquila a la base. Si se acercan los partiré en dos.

Leila: Ten cuidado ¿vale? –Le replica con una sonrisa de preocupación.-

Rodi: Descuida…

Alfred se dirige a Rodi, transformado también a su forma arcana.

Alfred: Parece que estamos algo fuertes ¿no?

Rodi: Je, no bajes la guardia anda. –Le responde con simpatía y picaresca de zorro.-

Alfred y Rodi, ambos codo con codo, en modo arcano verdadero enfrentan a Urian y Pythia.

[Interior de la cúpula de Hielo de Ninette]

Hiromu y Ninette jadean muy magullados ambos. Ninette está de rodillas en el suelo, fruto del cansancio. Pero conserva su forma arcana verdadera.

Ninette: Hiromu… por favor…

Hiromu: ¡GROAAAAAAAARGH!

Sus rugidos y voz gutural, parecen salido de lo más profundo de un abismo.

Ninette: Este no eres tu… quiero que vuelva el Hiromu de verdad.

Hiromu comienza cargar energía en su mano derecha generando un orbe de energía telequinética.

Ninette: Esta bien…. Si eso es lo que quieres…

Ninette se pone en pie poco a poco. Mientras, el furioso Hiromu continúa cargando su ataque.

Ninette: Este será el golpe de gracia…

Ninette se coloca en posición de carrera ante Hiromu y comienza generar hielo en sus manos.

Ninette: *Ugh, estoy casi sin energía…*

Hiromu termina de generar el orbe y está dispuesto a atacar.

Hiromu: ¡UUUUUUAAARGH!

¡ZOOOOOUF! Hiromu se abalanza contra Ninette. Ninette se abalanza contra Hiromu.

Hiromu: ¡NINETTEEEEEEEE!

Ninette: ¡HIROMUUUUUU!

¡ZAAAAS! Justo a pocos centímetros uno del otro Ninette gira en redondo evitando el ataque y lanzando una ráfaga de hielo a Hiromu. Este sale propulsado y se estampa en una pared quedando atado de pies y manos a esta por el hielo de Ninette.

Hiromu: ¡¿COMO?!

Ninette camina hacia Hiromu haciendo sonar sus zapatos de hielo.

Ninette: Entiendo cómo te sientes.

Hiromu: ¡UAAAARGH! ¡SUELTAME!

Ninette: Tu madre se ha sacrificado por ti. Sé que eso te duele, pero no desperdicies esa oportunidad que tanto le ha costado darte.

Hiromu: ¡CALLATE!

¡CRRRRREEEC! El hielo que envuelve las manos y pies  de Hiromu empieza a resquebrajarse.

Ninette: Ahora debes honrar su memoria y ser todo lo fuerte que ella sabía que eras.

Hiromu: ¡GRAAAAAAARG! ¡BASTAAAAAAAA!

¡CRAAAAAAAAAAAC! El hielo que le mantiene anclado a la pared está muy deteriorado

Ninette: Por ese motivo debes volver en ti mismo y recordar que aun así no estás solo.

Hiromu: ¡BASTAAAAAAAAAA!

¡CRRRRREC! El hielo está a punto de ceder.

Ninette: Tienes una misión y un compromiso con el mundo.

¡CRASSHHHH! Hiromu consigue romper sus grilletes de hielo y se abalanza con un orbe de energía contra Ninette…

Hiromu: ¡GROAAAARG!

Justo antes de impactar a Ninette este se detiene en seco, jadeando y bañando de vaho la cara de una estática y sonriente Ninette.

Ninette: No estás solo… Hiromu-kun. –Dice con un tono dulce.-

Poco a poco el jadeante Hiromu va recuperando el tono habitual de su piel mientras mantiene el brazo y cuerpo en la misma posición de ataque. El orbe de energía se consume en su mano y desaparece. Finalmente se desploma sobre Ninette y deja derramar ríos de lágrimas.

Hiromu: Lo…Lo siento….

Ninette arropa a Hiromu entre sus brazos.

Ninette: Ya estas de vuelta… Hiromu-kun.

[Fuera de la cúpula]

Alfred y Rodi están ante Urian y Pythia. El combate es inminente.

Alfred: Si no aprovechamos bien la energía que nos queda estaremos en serios apuros.

Rodi: Soy consciente de eso. Pero todavía no controlo bien todo este poder.

La cúpula de hielo se derrite ante todos. Poco a poco puedes vislumbrarse la figura de Ninette en forma arcana verdadera. A su lado un Hiromu que ha vuelto a su estado normal.

Urian: Tsch… parece que esa chica ha estropeado algo los planes.

Pythia: Asquerosa chica de hielo… -Dice con rabia.-

Ninette se une a Alfred y Rodi en forma arcana los tres.

Ninette: Lamento la tardanza. Pero ya estamos listos.

Hiromu da varios pasos y sonríe a  sus amigos.

Hiromu: Chicos, espero que podáis perdonar todo lo que ha ocurrido.

Alfred: Hiromu no tienes que…

Rodi: Tsch… idiota… -Sonríe.-

Hiromu les sonríe de nuevo y se sitúa junto a ellos encarando a sus enemigos.

Hiromu: Parece que estáis más poderosos de lo normal.

Alfred: Te dije que no pensaba quedarme atrás. –Le dice a Hiromu con tono alegre y decidido.-

Rodi: Si no nos equiparamos un poco terminaremos por ser una carga para ti.

Ninette sonríe a Hiromu. Este sonríe a los tres.

Hiromu: Entonces….

Hiromu entra en forma reverso en un instante.

Hiromu: Será mejor que nos empleemos a fondo esta vez. Japón… el mundo pende de un hilo.

Hiromu levita junto a sus tres compañeros dispuestos a desatar su poder contra sus enemigos.

Hiromu: Honremos la memoria de mi madre, Luzdivina Kurogawa. Por ella, por todos los que se quedaron con ella en el camino. Por los que lucharon por el futuro y por todos los que quieren vivir ese futuro.  ¡Luchemos!

Alfred, Rodi y Ninette: ¡SI!

Los cuatro héroes están dispuestos a luchar hasta el final. Japón y el mundo están en juego. La feroz batalla alcanza su clímax.


Continuará... Capítulo 70: El oráculo

1 comentario:

Yaiza dijo...

Wooo! El final es muy carismatico. Pobre Katie no le dejan entrar en acción xD Y un capitulo muy parejil ❤ Pythia como la odio cada dia mas ~ Con ganas del siguiente!!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)