10 de noviembre de 2016

Capítulo 67: Madre


[Inmediaciones de la torre de Tokio, Tokio, Japón]

Una gigantesca criatura con forma de reptil está atacando la ciudad como si de una película de monstruos se tratase. Hiromu le hace frente levitando y transformado a su forma “control de aerotitanio”.

¡RAAAANG! Un rayo telequinético con aura plateada sale despedido otra vez de tantas de las manos de Hiromu. El impacto hace volcar al gigantesco monstruo levantando espesas nubes de polvo. Pero la criatura no parece terminar de caer derrotada, pues se levanta una y otra vez.

Hiromu: *Tsch… Es imposible. Por más energía que empleo esta criatura parece indestructible…*

Una agitada Katie corre por los pasillos hasta un lugar elevado, en lo más alto de la Torre de Tokio. Allí emplea un enorme equipo de sonido para comunicarse con Hiromu que levita a varios metros del suelo algo más allá.

Katie: ¡Hiromu! ¡Presta atención! ¡Esa criatura no caerá con ataques normales!

Hiromu: -Gesto de sorpresa- *¿Cómo? Debí suponerlo a juzgar por su resistencia. Pero entonces…*

Katie: ¡Ninette nos ha hecho llegar la información! ¡Estas criaturas estas constituidas por una modificación del aerotitanio!

Hiromu mira con gesto impotente a su enorme enemigo, que de nuevo comienza a caminar lenta y destructivamente.

Hiromu: *Si no cae con ataques normales… tal vez…*

Hiromu comienza a concentrarse, intentando entrar en forma reverso. Pero este frena con un gesto de dolor en su cara.

Hiromu: *Tsch… estoy demasiado agotado para esto…*

Hiromu desciende hasta el suelo y se apoya en este de rodillas. Varios agentes de la SWT se acercan hasta él.

AgenteSWT: ¿Se encuentra bien, Hiromu?

Hiromu: Si, no os preocupéis. Retened a esa criatura con todo lo que tengáis. –Se levanta.- Dadme un poco más de tiempo y le daré lo que se merece.

AgenteSWT: ¡Entendido!

Varias decenas de agentes de la SWT comienza a descargar potentes disparos de plasma, fruto de los experimentos de Bob. Esta poderosa energía retrasa al enorme monstruo temporalmente haciéndoles caer una y otra vez.

Hiromu mientras tanto corre hacia el interior de la torre de Tokio. Este sube rápidamente por las escaleras hasta llegar a donde se encuentra Katie. La chica gato parece agitada.

Katie: ¡Hiromu!

Hiromu: ¡Katie! No hay tiempo que perder.  Tal vez en mi forma reverso pueda mandar a esa criatura al “otro lado”. Pero con la energía que me queda me resulta imposible y no tenemos tiempo para descansar de forma natural. Necesito que busques el mayor numero de jeringas con aerotitanio que puedas y me las inye….

Luzdivina: ¡Ni se te ocurra! –Interrumpe al agitado Hiromu.-

Luzdivina entra a la sala seguida de Aika que va tras ella, tímida y silenciosa.

Hiromu: Ma… ¿Mama?

¡PLONC! Luzdivina le da un coscorrón a Hiromu.

Luzdivina: Sabes perfectamente que tu cuerpo no descompone el aerotitanio en condiciones normales. Si te inyectas más terminará por sustituir al 100% de tu plasma sanguíneo.  –Toma varias jeringas que Hiromu planeaba inyectarse.-

Hiromu: -Se frota el chichón.- La verdad no esperaba que las cosas se liasen tanto como para llegar a esto. Creí que sería mejor que continuases con tus experimentos, por si descubrías algo nuevo del libro de Lumiere.

Luzdivina: Eso no justifica tu temeridad hijo mío. Espero que sea la última vez que dejas a tu madre al margen de esto. Y por supuesto que sea la última que pones en riesgo tu vida de esa manera.

¡BLAM! Luzdivina coloca el libro de Lumiere sobre una mesa junto a una gruesa carpeta llena de documentos.

Luzdivina: Este libro ya no esconde secretos para mí. Y gracias a todos estos documentos que he ido redactando ahora tampoco los tiene para vosotros.

Katie: -Revisando la carpeta.- Vaya, es usted increíble señora Kurogawa.

Luzdivina: -Sonríe.- Tenía que poner mi granito de arena en todo esto.

Aika se aproxima tímidamente hasta Hiromu.

Aika: La…lamento que al final no haya podido mantener a su madre a salvo... –Se disculpa por lo bajito ante Hiromu.-

Hiromu: Ah, no te preocupes. Mi madre no es fácil de retener.

Luzdivina se gira sobre la silla en la que se encuentra para dirigirse a Hiromu y Aika.

Luzdivina: ¿Esos bichos parecen duros verdad?
 
Hiromu: Si, según parece están constituidos por una modificación de aerotitanio.

Luzdivina: Aerotitanio elástico, elastoaerotitanio se llama. Es una modificación del aerotitanio que lo hace variar entre solido y líquido al mismo tiempo mediante la recomposición de sus componentes. Todo un gran descubrimiento por parte de Lumiere Lombard.

Hiromu: ¿Tienes la formula de ese material?

Luzdivina: Ajá. Y no solo eso. También se perfectamente cómo crear un compuesto para contrarrestarlo y anular sus propiedades.

Katie: ¡NYAAAAA! Maravilloso.

Luzdivina: Lo tenéis todo entre esos documentos. Pero ya que estoy aquí dejadme ayudar.  

Katie: Nyaaa, ¡Por supuesto!

Luzdivina: Dadme un laboratorio y os proporcionaré la “cura” para vuestros gigantescos problemas.

[Zona desconocida, Reverso]

Snider transita por un camino lleno de arboles de hojas blancas y troncos azulados. A pesar de estar en un lugar aparentemente natural no se escuchan animales en las proximidades.

Snider: *Debería ser por aquí…*

Alexander: Vaya, vaya… bienvenido de nuevo.

La voz resulta familiar a Snider. Este se gira hacia el lado del que proviene. Alexander levita en un alto del camino, y desciende hasta situarse al lado de Snider.

Snider: Alexander….

Alexander: Parece que has crecido mucho desde la última vez que te vi.

Snider: El tiempo pasa más deprisa al otro lado, ya lo sabes.

Alexander: Si, lo sé.

Alexander se acerca hasta situarse frente a Snider.

Alexander: Tu mirada también es distinta a la de antaño.

Snider: He cambiado. Mis objetivos actuales son muy distintos a los de entonces.

Alexander esboza una leve sonrisa mientras reanuda la marcha.

Alexander: Lo supongo. Y me alegro por ello. Aunque algo me dice que no ha sido solo cosa tuya. Alguien ha debido influirte hasta eliminar ese odio tan grande que había en tu interior.

Snider se detiene al escuchar la afirmación de Alexander.

Snider: Hiromu Kurogawa es muy distinto a mí.

Alexander levita hasta volver a acercarse a Snider.

Alexander: Lo es. Pero él es el único que posee la llave para salvar tu mundo.

Snider aprieta sus puños y reanuda la marcha.

Snider: Tal vez. Pero eso no le otorga la sabiduría absoluta.

Alexander sigue a Snider en su camino.

Snider: Puede que tangamos un enemigo en común y  un objetivo parecido. Pero ahí se terminan las similitudes.

Snider se detiene ante una especie de templo de mármol con una enorme cúpula.

Alexander: ¿Pretendes entrar ahí?

Snider coloca su mano sobre una especie de bola que hay sobre una columna frente a la puerta.

Snider: Los ancestros de Perseus no se equivocaban. Pero Hiromu Kurogawa no es más que un “Titanium Mind” igual que tú.

¡BRRRRROM! La puerta se abre lentamente generando un enorme estruendo por la idílica zona.

Alexander: El aerotitanio es un elemento básico más de este mundo. Como el agua, el aire y el sol alimentan la vida, el aerotitanio alimenta el alma y la mente. 

Snider da varios pasos hacia el interior del templo.

Snider: Y también convierte en monstruos a quienes abusan de él. –Se toca los brazos donde él se inyectaba aerotitanio en el pasado.-

Alexander: El mundo necesita estar unido, no separado. –Dice con gesto de preocupación.-

Snider mira a Alexander antes de  terminar de entrar al templo.

Snider: El mundo ya nació separado… -Responde con mirada fría.-

Snider se da la vuelta y las puertas vuelven a cerrarse tras él. Dejando a Alexander fuera pensativo y con un gesto de preocupación en su rostro.

[Torre de Tokio, Tokio, Japón]

Hiromu levita nuevamente ante la enorme criatura.

Hiromu: Muy bien bicharraco. Creo que es hora de descansar de verdad.

¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAANG! Con una gigantesca descarga de energía plateada el monstruo cae al suelo. Acto seguido varios helicópteros de la SWT se aproximan rápidamente al monstruo derribado.

Katie: ¡FUEGOOOOOOO! ¡NYANYANYANYA!

¡BLAAAAAAAAAAAAASH! Usando los cañones de plasma de Bob como arma, varios cañonazos de plasma modificado por Luzdivina impactan en el monstruo que se retuerce hasta derretirse por completo.

Katie: ¡Funcionó!

Hiromu vuela nuevamente hasta la azotea de la base de la SWT cerca de la Torre de Tokio. Allí los helicópteros van aterrizando. Pero uno más llega al mismo tiempo.

Hiromu: Buen trabajo chicos.

Los agentes de la SWT celebran la victoria con gritos y choques de manos.

Katie: Parece que este monstruo ya está eliminado.

Hiromu: Si, ahora solo restan los otros dos. Alfred y Rodi pueden estar en problemas.

Hiromu hace amago de ir a por ellos pero Katie le detiene.

Katie: Tranquilo, he mandado dos helicópteros hacia los dos puntos restantes. En uno va tu madre con Jack y en otro Aika con Leila. Volverán en cuanto cumplan la misión.

Hiromu: Mi madre….

Katie: Si, lo sé. Insistió en seguir ayudando. Pero relájate va con Jack.

Hiromu: Bien…

Del helicóptero restante que había llegado descienden Ninette y Alan.

Hiromu: ¡Ninette!

Hiromu corre hacia Ninette y la toma por los hombros.

Hiromu: ¿Estas bien? –Exclama al ver las múltiples vendas y magulladuras.-

Ninette: No te preocupes, no es nada.

Alan: Si, estate tranquilo Hiromu. Se encuentra perfectamente. Demasiado bien para el combate que tuvo que superar.

Hiromu: Lo…Lo siento… no debí dejarte sola ante aquella mujer…

Hiromu parece triste pero Ninette acaricia su mejilla para consolarle.

Ninette: No te preocupes. Al final resulté vencedora.  ¿Podemos ir a un lugar tranquilo? Allí te contaré todo.

Hiromu: Si. –Sonríe.-

 [Kawasaki, Japón]

Alfred yace en el suelo con la cara completamente roja por su propia sangre. La gigantesca serpiente ha destruido gran parte de la zona y ahora rodea a Alfred para devorarlo.

Alfred: Je, vaya momento para quedarme sin energía….

La serpiente sesea dispuesta a terminar con Alfred. Toda la ciudad luce intacta pues Alfred se ha rodeado a si mismo junto al monstruo en una enorme jaula de paredes verdes.

Alfred: Bueno, al menos moriré como un héroe. Espero que construyan una estatua en mi honor….

¡BLAAAAAAAAAAAAAAAAASH! Un poderos rayo de plasma atraviesa el cuello de la serpiente creándole un enorme agujero y haciendo que se desplome sin vida y comience a derretirse.

Alfred: Pero que…

¡BLAM! Un poderoso Jack cae desde arriba al suelo al lado de Alfred.

Jack: ¿Estás bien?

El helicóptero sobrevuela por la obertura superior la enorme muralla cilíndrica levantada por Alfred. Luzdivina se asoma y saluda.

Jack: Será mejor que elimines ya esa muralla para que el helicóptero pueda aterrizar sin problemas.

¡CRRRRRRASH! La muralla desaparece y helicóptero desciende hasta Alfred y Jack.

Alfred: Tsch… me habéis estropeado mi muerte épica y heroica. –Balbucea con una sonrisa de alivio en su rostro.-

[Sagamihara, Japón]

El enorme armadillo toro embiste a Rodi que le combate con sus espadas como si un duelo de samuráis fuese.

Rodi: -Jadeo, jadeo, escupe, jadeo, jadeo.- ¡Si quieres que te deje destruir todo esto vas a tener que hacerlo mejor amiguito!

El enorme monstruo embiste repetidamente hasta que Rodi  es alcanzado fruto del cansancio. Este pierde ambas espadas y queda a merced de una embestida final.

Rodi: Je, así termina mi historia…

El enorme monstruo carga de nuevo contra el derribado Rodi. 

Rodi: Tsch… realmente…

En plena carrera… ¡CHAC! ¡CHAC! ¡CHAC! Una lluvia de flechas hacen volcar al enorme monstruo.

Rodi alza la vista para observar como desde un helicóptero Leila sostiene su arco con medio cuerpo fuera de este.

Rodi: Leila… -Sonríe aliviado.-

Leila: ¡Ahora remátalo Aika-chan!

Aika: ¡S…Si!

¡BLAAAAAAAASH! Aika apunta a duras penas con el enorme arma y dispara un cañonazo de plasma que termina por derretir al enorme monstruo.

Leila: Bien, bajemos a por Rudolph.
Rodi yace en el suelo mientras el helicóptero desciende y Leila salta de este a pocos metros de suelo. La chica toma ambas espadas del suelo y se acerca hasta Rodi.

Leila: Creo que tus amiguitas no quieren que dejes de jugar con ellas todavía.

Rodi toma la mano de Leila para levantarse. Esta tira hasta hacer que se ponga en pie quedando ambos juntos y cercanos.

Rodi: Esto… gracias.

Leila acerca las espadas a Rodi apoyándolas contra su pecho.

Leila: Me alegro que este bien.

Rodi toma sus espadas con una sonrisa en su rostro.

[Torre de Tokio, Tokio, Japón]

Hiromu y Ninette descansan en una habitación tomando una taza de té.

Hiromu: Así que has conseguido despertar el verdadero poder de tu artefacto.

Ninette: Si, parece que con este nuevo poder soy capaz de mucho más que antes.

Hiromu sonríe y acaricia la cara de Ninette.

Hiromu: Eres increíble.

Ninette mira hacia varios sitios sonrojada.

¡BLAM! La puerta se abre de golpe y Katie entra en la sala acompañada de dos agentes de la SWT.

Katie: ¡NYAAAAA! ¡Tenemos problemas gordos!

¡BOOOOOOOM! ¡CRAAAASH! Una enorme explosión revienta los cristales del pasillo a espaldas de Katie y la hace rodar por el suelo antes de que pudiese terminar de hablar.

Hiromu: ¡¡KATIE!!

Ninette: ¡¡Katie-chan!!

Hiromu y Ninette dan la vuelta al frágil cuerpecito de Katie, ahora ensangrentado. Tanto ella como los dos agentes que la acompañaban parecen estar desmayados.

Hiromu: Jo..¡Joder!…

Hiromu aplica su mano sobre Katie intentando sanarla, pero aun esta bajo de energía.

Hiromu: Tsch… -Gesto de dolor.-

Ninette: ¡Hiromu-kun! ¡No te sobre esfuerces!

Katie: Hi…Hiromu…

Hiromu: ¡¡Katie!! ¿Me escuchas?

Katie: Ny...a…  estoy bien… -sangra por la frente- Ninette me cuidará.

Ninette: ¡¡Claro Katie-chan!! ¡¡Aguanta!!

Katie continúa esforzándose por continuar hablando. Ninette aplica varias curas de primeros auxilios a ella y los dos agentes, mientras avisa a los enfermeros por un comunicador.

Katie: Debes salir ahí fuera… o todos… -Lagrimas brotan de sus ojos.-

Hiromu: Katie, no te esfuerces de más…

Katie: Él…. De nuevo…. Es él… ha venido…

Hiromu: Él…

Katie se desmaya.

Hiromu: ¡KATIEEEE!

Ninette le toma rápidamente el pulso.

Ninette: Tranquilo Hiromu, solo está desmayada. Yo me encargaré de cuidarla. Ahora ve ahí fuera y averigua qué ocurre.

Hiromu: Pe…pero…tu… también estas herida.

Ninette: ¡Date  prisa! En mi estado actual no puedo hacer mucho más. Pero al menos cuidaré de Katie y los demás heridos.

Hiromu: Entendido…

Hiromu corre hacia la salida.

Ninette: ¡Ah! Y… ¡Hiromu-kun!

Hiromu se detiene para escuchar a Ninette.

Ninette: Ten cuidado… -Le dice con gesto preocupado.-

Hiromu: -Sonríe- Lo tendré.

Hiromu corre por los pasillos llenos de cristales cuyas ventanas han sido reventadas. A través de ellas observa la ciudad y como toda la zona cercana ha sido completamente devastada.

Hiromu: *¿Quien habrá?…*

¡PAF! Hiromu choca en carrera con Tom.
Tom: ¡Hiromu!

Hiromu: ¡Tom!

Tom: Es terrible, nos han bombardeado. Hay muchos heridos. Alan no da a basto.

Hiromu: Escúchame Tom. Katie está muy herida en el piso de arriba. Está con Ninette pero necesitaría que Alan le echase un vistazo.

Tom: Entendido.

Hiromu reanuda su carrera.

Hiromu: ¡Cuento contigo!

Hiromu alcanza la puerta de salida. El aire silba al atardecer en un paramo desolado y post apocalíptico.

Hiromu: E…Esto…es terrible…

El olor a quemado inunda las desérticas calles.

Urian: Vaya, vaya… Hiromu Kurogawa…

Hiromu se gira para observar como la enorme figura del hombre acorazado se alza sobre una cornisa tras él.

Hiromu: Urian… -Dice con gesto de odio.-

¡BOOOM! Urian desciende hasta el suelo con su enorme y pesado cuerpo.

Urian: ¿Qué te parece todo este paisaje? ¿Bonito no?

Hiromu: Eres despreciable…

Urian: Oh, tienes la lengua muy larga. De hecho es lo único que tienes contra mí. Tú patética y crecida lengua.

Urian saca dos cañones de sus brazos.

Hiromu: Esto que has hecho… Te voy a destruir.

Hiromu se torna gris y sus ojos se tornan azules entrando en modo “control aerotitanio”.

Urian: JAJAJA, ¿Destruirme?

Urian apunta a un edificio lejano y dispara un orbe de energía que lo destruye al instante.

Urian: Te falta poder para derrotarme, Hiromu Kurogawa.

Hiromu le mira serio y decidido.

Hiromu: Tal vez, pero no puedo quedarme parado sin hacer nada después de lo que has hecho.

¡RAAAAAAANG! Hiromu agarrota los dedos generando una red telequinética sobre Urian.

Urian: ¿Una red telequinetica?

¡RAAAAASH! Urian se abre de brazos y rompe la red de energía de Hiromu.

Urian: Patético…

¡PAAAAAF! Urian embiste a Hiromu golpeándole el vientre.

Hiromu: ¡UUUUGH!

Urian: Muy patético…

Hiromu es lanzado al aire por el brazo de Urian y cae al suelo unos metros más allá.

Hiromu: Tsch…

¡PAM!¡PAM!¡PAM! Urian camina lenta y pesadamente hacia Hiromu que yace en el suelo.

Urian: Te di la oportunidad de unirte a mí y evitar todo esto. Pero tu orgullo te impidió aceptar mi oferta.

Hiromu mira con odio a su enemigo.

Hiromu: No hay forma posible de que me una a ti ¡ni de que te perdone!

Urian: Jajaja. Tranquilo, a estas alturas soy yo el que no piensa volver a insistirte. Tu solito has firmado tu sentencia y la de este patético mundo que se resiste a acatar mis designios.

Hiromu se levanta poco a poco del suelo sujetándose el vientre con una mano.

Hiromu: Eres un monstruo. La verdadera cara de la injusticia.

Urian: Jejeje no se si tomármelo como un piropo.

Hiromu comienza a cargar energía plateada en sus brazos.

Urian: Una vez más un ataque inútil…

¡FLOOOOM! Un anillo de llamas envuelve a Hiromu.

Pythia: Creo que no sabes bien contra quien te mides, Hiromu Kurogawa.

Hiromu observa como Pythia aparece entre las llamas.

Hiromu: T…Tu…

Pythia: JAJAJA ¿Creías que tu princesa de hielo podría conmigo?


¡FLOOOOM! El anillo se encoge para abrasar a Hiromu pero este levita y escapa de él. Acto seguido se mueve a un lado para evitar la llamarada que termina por cerrar el ataque.

Hiromu: *Esto es problemático… no estoy con suficiente energía para afrontar una pelea de esta magnitud. Y mis amigos están heridos…*

Pythia se sitúa al lado de Urian.

Pythia: Esto va a ser divertido, mi señor Urian.

Urian: Je, en estas condiciones creo que será hasta aburrido.

¡RANG! Un nuevo impacto telequinético es lanzado por Hiromu hacia ambos, pero Urian lo desvía con un movimiento de brazo.

Urian: La partida ha terminado, Hiromu Kurogawa.

Urian comienza a generar un enorme orbe de energía entre sus manos.

Desde las ventanas Ninette, Tom y varios agentes SWT observan la escena.

Tom: ¡Joder! Bajemos ahí, hay que ayudar a Hiromu.

AgenteSWT: Es inútil general, han destruido todo el arsenal y tenemos el 90% del personal herido.

Tom: Tsch…

Ninette: Hiromu-kun…

Ninette se sube a la ventana.

Tom: ¡Que… que hace señorita Ninette!

Ninette: No pienso quedarme aquí mirando como matan a Hiromu.

¡FROOOOOSH! Ninette crea un camino de hielo desde la ventana hasta donde se encuentra Hiromu.

Ninette: ¡Hiromu-kun!

¡FLAAAAAAAAAAM! Una llamarada abrasa el camino de hielo de Ninette haciéndola caer al suelo antes de alcanzar a Hiromu.

Pythia: Vaya, vaya, parece que de nuevo volvemos a encontrarnos princesa de hielo.

Ninette: Tu… ¿Como lograste escapar?

Pythia: Bueeeeno, digamos que mi “rey” ¡es más fuerte que el tuyo!

¡FLAAAAAAAAASH! Pythia lanza una llamarada contra Ninette. Esta la detiene con un escudo de hielo, pero al estar débil el escudo revienta y cae al suelo quedando inconsciente mientras su hielo intenta sanarla de las quemaduras.

Hiromu: ¡Ninette!

¡CREEEEEEC! Varias raíces brotan del campo de batalla. Todas ellas envuelven e Pythia y Urian. Un raudo Tom desciende por una enorme raíz.

Hiromu: Tom…

Tom: Voy a llevarme a Ninette. Esta muy débil para seguir luchando.

Hiromu: Bien.

Tom: Hiromu… ojalá pudiésemos hacer algo más…

Hiromu sonríe a Tom.

Hiromu: Ya hacéis mucho… manteneos a salvo. Os necesito.

Tom: Si…

Tom se lleva a Ninette con ayuda de sus plantas de nuevo al interior de la base.

¡FLASSHHH! Las raíces que envolvían a Pythia y Urian son abrasadas desde el interior.

Pythia: ¿Plantas? ¿Hielo? Menudo montón de perdedores.

Hiromu está generando un orbe de energía al igual que Urian que no ha cesado la carga del suyo.

Hiromu: Vas a tragarte esas palabras asquerosa arpía.

Urian e Hiromu terminan de preparar el orbe. Pero el de Urian parece mucho más cargado que el de Hiromu.

Urian: ¿Esa energía? Je, parece que ya dominas el aerotitanio, Hiromu Kurogawa. O mejor dicho…. el poder reverita….

Hiromu se agazapa manteniendo el orbe en su mano derecha. Urian extiende su mano derecha con el suyo.

Hiromu: Siente mi justicia…

¡ZOUF! Ambos se lanzan uno contra el otro. Las pisadas de Urian hacen temblar el pavimento, los zapatos de Hiromu remueven la tierra de la zona.

Urian: ¡GRUAAAARG! –Ruge-

Hiromu: ¡IAAAAAAAH! –Grita-

¡BAM! ¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANG! Ambos orbes impactan generando una fuerte explosión.

La onda expansiva levanta enormes nubes de polvo por la zona.

El humo se disipa poco a poco instantes después. Hiromu se mantiene en pie como puede, jadeando. Urian se encuentra un poco más allá, en pie también.

Hiromu: -Jadeo, jadeo.- Uaaaargh… -Vomita aerotitanio.-

Urian: Jajajaja…. Parece que esta vez si estas llegando a tu limite.

Hiromu: *Joder… que cojones pasa…*

Urian comienza a generar un nuevo orbe.

Urian: Esto va a ser menos satisfactorio de lo que imaginaba. Pero supongo que es la máxima diversión que puedes ofrecerme.

Pythia observa con malvada sonrisa como Urian genera el orbe que quiere utilizar para ponerle fin a un agotadísimo Hiromu.

Urian: Esto terminará todo tu sufrimiento, Hiromu Kurogawa. Y después… vendrá el caos a este mundo que tanto me ha ofendido.

Hiromu: *Tsch… joder… no… no puede ser… tengo que moverme…Mis brazos me pesan, mis piernas están dormidas. Estoy aquí clavado de rodillas ante mi enemigo, en un paramo desolado que no es más que el ejemplo de lo que ocurrirá después de mi supuesta muerte… ¿Por qué? Ahora es el momento de extraer mi poder… ¿Por qué no ocurre nada? Mi mente no es capaz de acceder al reverso, no puedo comunicarme….  Estoy muy débil… pero… debería… poder… por favor… Ayúdame… Alexander… ¡ALEXANDER!*

Urian: ¡MUERE, HIROMU KUROGAWA!

Urian se lanza orbe en mano hacia Hiromu como un misil que va directo al objetivo.

¡BOOOOOOOOOOOOOM! ¡FLAAAAAAAAAAAAAAAAAAM! El impacto y la onda expansiva destrozan zonas que estaban más alejadas del radio inicial. La luz y el humo suben en unos segundos para luego descender y mostrar el resultado del ataque.

Silencio…

Viento…

Sonidos de helicópteros…

Hiromu: -Jadeo, jadeo.- Eh…. –Se mira las manos.-

Hiromu está confuso y tembloroso, rodeado por una espesa nube de polvo.

Hiromu: Estoy…. ¿vivo?…

Dos helicópteros han regresado a la azotea de la base de la SWT. De ellos Alfred, Jack, Aika, Leila y Rodi descienden junto a varios miembros de la SWT.

Tom: ¡Oh! ¡Menos mal!

Rodi: ¡¿Que ocurre aquí?!

Alfred: ¡Rodi! Tío que alegría.

Leila: ¿y todo este humo?

Aika: Parece que Hiromu está en apuros…

Tom: Mas que apuros estamos en grave peligro. ¿Dónde está Luzdivina?

Jack: Tsch… intenté detenerla… -Golpea el suelo con su fuerte puño.-

Aika señala temblorosa al campo de batalla mientras el humo se va disipado por completo.

Hiromu se levanta poco a poco.
Urian y Pythia permanecen firmes y serios. Entre ellos e Hiromu alguien permanece de pie, ensangrentado y abierto de brazos. Una figura conocida para todos había interceptado y absorbido el ataque.

Hiromu camina lentamente hacia esa figura pero el humo al disiparse muestra algo que le hiela la sangre.

Hiromu: No…no… no puede ser…

Luzdivina gira lentamente la cara hacia su hijo sin mover ninguna parte más de su cuerpo.

Luzdivina: Hijo mío, desde que naciste, e incluso antes, estabas destinado a ser alguien necesario para este mundo

Hiromu: Ma…Mama… Ma…

Luzdivina: Perdóname por todo lo que te he podido hacer sufrir y por todo lo que podrías sufrir por mi decisión.  

Hiromu: No… no me dejes… ¡no me dejes todavía!

Luzdivina: Yo he intentado siempre que fueses feliz en todo momento, para que pudieses utilizar esa felicidad como energía para afrontar cada reto en tu vida. Siempre he intentado ser una buena madre para ti.

Hiromu llora con los ojos y oídos bien abiertos cada vez más cerca de su madre.

Luzdivina: Ahora es el momento de separarnos. Pero no olvides que yo siempre estaré cuidándote…

Luzdivina se esfuma poco a poco, como si de un espectro se tratase.

Luzdivina: Te quiero…hijo mío…

¡PLOF! Hiromu cae de rodillas al suelo conmocionado. Sus ojos lloran pero su mente esta convulsionando.

Hiromu: Ma…Ma…

Desde la azotea los gestos de dolor y las lágrimas de todos no tardan en producirse.

Aika: Lu…Luzdivina-sama… No… Mama… -Llora-

Rodi: Tsch… -Unas tímidas lágrimas brotan de sus ojos.-

Alfred: No es… posible… -Lagrimas.-

Un silencio sepulcral inunda la zona los segundos siguientes. Pero una carcajada rompe el silencio…

Hiromu: Ja…jaja…jajaja.

Hiromu mira hacia sus enemigos y se levanta poco a poco del suelo.

Hiromu: JAJAJAJA

Hiromu camina cojeando como un zombi hacia sus enemigos Urian y Pythia que permanecen impasibles.

Pythia: ¿Lo carbonizo?

Urian: No… esto se está poniendo interesante…. –Sonrisa macabra.-

Desde la azotea todos se preguntan que está ocurriendo.

Alfred: ¿Hiromu?

Rodi: ¿Se ha vuelto loco?

¡FLOOOOOOOOOOM! Una violenta aura plateada envuelve a Hiromu. Su piel se va tornando completamente negra, como si fuese una sombra.

Hiromu: Vais a pagar por esto ¡VAIS A PAGARLO!

Hiromu continua riéndose como un desquiciado mientras se convierte en una tétrica sombra.

Hiromu: JAJAJAJAJAJAJAJA ¡OS VOY A DESTRUIR! –Voz distorsionada.-

Luzdivina se ha sacrificado por su hijo. Este acto provoca una explosión de sentimientos en Hiromu que ahora parece completamente perdido. ¿Será este el final del héroe?

Continuará... Capítulo 68: Perdido

1 comentario:

Yaiza dijo...

wooo! Que capitulazo! Me ha hecho gracia Hiromu a lo yonki con las inyecciones xD y el final intrigante, quiero el siguiente capitulo YA!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)