19 de septiembre de 2016

Capítulo 64: Lengua de fuego


[Tokio, Japón]

Enormes cantidades de refuerzos de la SWT llegan de todas partes del mundo. El país nipón parece estar protegido y nuestros héroes descansan tras las duras batallas contra los guardianes de Casiopea.

Katie: Nyaaa ¿Cómo está ese brazo? –Pregunta a Jack que luce ambos brazos vendados por las heridas de su combate.-

Jack: Estoy bien Katie-sama. –Le resta importancia a sus heridas mientras mira a Alan, quien le asistió posteriormente para impedir perder sus brazos.-

Un grupo de miembros de la SWT se dirigen hasta Katie con varios papeles y comunicadores.

Soldado SWT: Katie-sama. Tenemos noticias sobre el estado del país. Todo parece estar controlado al norte, sur, este y oeste.

Katie: Bien, desplegado el escudo defensivo Bob sobre todo el país. Y que no entre ni salga nadie sin que lo sepamos.

Soldado SWT: ¡A sus órdenes!

Katie se desploma sobre la silla y exhala un dulce suspiro.

Jack: Demasiado estrés  ¿no?

Katie: No se trata de eso “Jacky”.

La chica gato saca un PDA y consulta varios documentos.

Katie: Me preocupa que todo lo que la SWT puede hacer no sea suficiente.

Alan: Con permiso, creo que pensar así no es lo más sano. Menos aun siendo la líder, Katie-sama.

Tom: Si, además llegado el caso lucharemos más allá de nuestro límites. Jack es experto en eso.

¡PAF! Tom golpea los brazos de Jack haciéndole mostrar una expresión de dolor.

Jack: ¡AUCH! ¡Ten cuidado, hombre!

Katie sonríe a Jack, Alan y Tom.

Katie: Gracias chicos. Supongo que en situaciones adversas es cuando toca crecernos.

[TMX Labs., Japón]

Luzdivina luce unas gafas de protección y aplica varios fluidos químicos a una barra de aerotitanio solido.

Luzdivina: Interesante reacción…

Mientras en una sala de descanso contigua, Hiromu, Alfred, Rodi, Ninette, Leila y Aika se toman unos fideos instantáneos.

Alfred: (Sorber) Agh, no me gustan estos fideos.

Rodi: Entiendo que después de probar mi comida todo lo demás te parezca asqueroso. –Dice enorgulleciéndose de sí mismo.-

Leila: Menos lobos, Rudolph. Todavía tengo que probar yo esa sopa tuya. –Le reclama retándole.-

Rodi: Je, estoy deseando llevarte a mi casa a que pruebes mi sabrosa comida.

Leila le sonríe con afinidad algo sonrojada aceptando la invitación.

Hiromu termina de ordenar una carpeta de folios y la deja sobre la mesa.

Ninette: ¿Y bien? –Pregunta Ninette después de terminar su bote de fideos.-

Hiromu: Nada. No existen datos sobre los guardianes de Casiopea en los archivos que quedan aquí.

Aika se levanta y hace una reverencia.

Aika: Lamento que no encuentres lo que buscas Hiromu-san.

Hiromu: No te preocupes, Aika. Cepheus debe de llevar muy bien guardados sus secretos.

Alfred: Bueno, siempre podemos contrastar toda la información que tenemos con las bases de datos de la SWT. Estoy seguro que a Katie no le importa darnos acceso de nuevo.

Rodi: Y por qué no en lugar de perder tanto tiempo jugando a los detectives vamos y derrotemos todo lo que se nos ponga por delante. –Termina sus fideos con un enorme sorbo.-

Hiromu: Creo que la situación es lo suficientemente delicada como para ir con cuidado. Nos estamos jugando muchas vidas, para empezar.

Rodi: Lo que quiero decir es que ¿Somos elegidos no? Esos mequetrefes de Cepheus están perdidos mientras tengamos estas cosas. –Se acaricia las muñequeras.-

Hiromu mira serio a Rodi que hace patente una peligrosa e ignorante confianza.

Rodi: Además, en el remoto caso de que ninguno de nosotros tres podamos con ellos, solo tienes que aparecer tú y mandarlos al reverso de un plumazo.

Hiromu: Rodi, no es tan sencillo. El poder que presenciaste tiene un alto costo de mi energía. Además del daño que produce en ambas dimensiones. No es algo que se pueda usar a la ligera.

Rodi se recuesta sobre la silla algo molesto.

Rodi: Tsch… pues ya me dirás de qué sirve un poder si no podemos usarlo a placer.

Hiromu mira pensativo a Rodi sin decir ni una palabra.

Ninette: Esto… Hiromu-kun. He estado pensando que… -Duda unos instantes y después continúa.- …mi escuadrón podría ser de ayuda.

Hiromu: ¿Te refieres a tus ninjas?

Ninette: Si. Sé que son pocos, pero son muy confiables.

Hiromu: No lo dudo. Ya lo demostraron en diversas ocasiones.

Todos parecen expectantes ante la propuesta de Ninette.

Ninette: Entonces….

Hiromu dedica una amable sonrisa a Ninette.

Hiromu: Toda ayuda es poca, gracias Ninette.

Ninette se sonroja y decidida saca el “walki”.

Ninette: Koga, Kojiro, Hanami, Kagemaru. ¿Me recibís?

Koga(Walki): Alto y claro Ninette-sama.

Ninette: Necesito que os dirijáis al punto en el que me encuentro ahora mismo.

Koga(Walki): ¿En modo emergencia?

Ninette: No, no, tranquilos. Me encuentro a salvo y es un lugar seguro.

Koga(walki): Entonces puedo preguntarle…

Ninette: Es un asunto importante. Hiromu Kurogawa desea hablar con vosotros.

Kagemaru(Walki): ¡Entendido Ninette-sama!

[Base de Cepheus, Rusia]

Un enrome Urian termina de tocar una enorme bombona de metal. El medidor señala un 100%.

Urian: jajaja… -La risa suena macabra y ronca.-

El malvado personaje acaricia la superficie de una enorme bomba metalizada de forma cilíndrica.

Urian: Por fin… todo está listo. Con esto podré limpiar de sucios humanos corrientes toda la tierra.

Urian mira hacia una campana de cristal de la que sale vapor de hielo. Dentro de la campana se puede apreciar la silueta congelada de un hombre mayor.

Urian: Tus hijos no han sabido heredar tus ideales.

Urian da unos pasos hacia la campana de cristal haciendo sonar sus enormes botas de metal.

Urian: Pero yo comprendo tu genialidad.

El malvado hombre pulsa el botón de descongelación.

Urian: Muchas gracias por el regalito. Ahora vuelve a este mundo y contempla tu creación… Doctor Fox.

[Bahía de Yokohama, Japón]

Las calles poco a poco recobran la vida por la noche. La fuerte presencia de la SWT da sensación de seguridad a la gente.

Soldado SWT1: (Bostezo) Parece que tendremos una noche aburrida ¿no crees?

El otro soldado mira las estrellas.

SoldadoSWT2: Es curioso como el escudo protector que hemos levantado no impide observar el cielo ¿verdad?

SoldadoSWT1: Si, tecnología de Bob Blair. Ese chico nos ha dejado un gran número de avances tecnológicos.

Una estela de fuego se ve aparecer por el cielo.

SoldadoSWT2: ¿Eh? ¿Una estrella fugaz?

Los soldados miran fijamente la bola de fuego.

SoldadoSWT1: Se está acercando demasiado… -Se asusta.-

SoldadoSWT2: ¿El escudo la frenará?

Conforme se acerca más, la gente comienza a entrar rápidamente en pánico, gritando y corriendo.

SoldadSWT1: Parece que… ¡NO!

¡CRAAAAAAAAAAAAAASH! La bola de fuego atraviesa el escudo como si fuese una ventana y continúa cayendo hasta tocar el suelo.

SoldadoSWT2: ¡ALARMA!

¡BOOOOOOOOM! El impacto hace llover cenizas por la zona y crea un enorme cráter en el lugar del impacto.

SoldadoSWT2: ¡Atención todas las unidades! ¡Tenemos un objeto no identificado en la Bahía de Yokohama!

El humo y las llamas se disipan poco a poco y de ellas emerge la silueta de una sensual mujer rubia.

SoldadoSWT1: ¿Una mujer?

Pythia: Parece que he llegado al lugar adecuado.

Pythia avanza seria, haciendo sonar sus tacones dejando tras de sí una enorme hoguera.

SoldadoSWT2: -Le apunta con un rifle.- ¡Alto! ¡No de ni un paso más!

Pythia se detiene y mira a los soldados.

Pythia: Vosotros, si apreciáis vuestra vida y la de todas las personas en un radio de varios kilómetros, decidme, ¿Dónde está Hiromu Kurogawa?

[TMX Labs]

Hiromu, Alfred, Rodi, Ninette y Leila se encuentran reunidos con los cuatro ninjas que componen el escuadrón Kuznetsova. Aika había salido de la sala y no se encuentra allí en esos momentos.

Ninette: Bueno chicos, creo que os toca presentaros a Hiromu y los demás.

Kojiro toma la iniciativa levantándose efusivamente del asiento y saltando sobre la mesa. Este se muestra como un joven shinobi, con un atuendo ninja completamente negro, una bandana en la frente del mismo color y un cinto de cuero también negro ceñido al cuello. Su pelo es morado, corto y con un largo flequillo. Sus ojos son negros y almendrados.



Kojiro: ¡Saludos! Yo soy Kojiro, el maestro del sigilo.

La chica del escuadrón se levanta y le tira de la oreja.

Kojiro: ¡Ay, ay, ayyy!

La chica se muestra alegre y confiada. Luce un kimono rojo y rosa y su largo pelo negro  tiene una coleta detrás y dos adornos orientales a ambos lados de la cabeza, dos cascabeles dorados con cintas lilas.



Hanami: Yo soy Hanami, ninja y sacerdotisa de un templo familiar en Shikoku. Un placer conoceros. –Sonríe con dulzura mientras deposita a Kojiro de vuelta a su asiento.-

Un serio Koga se levanta del asiento y hace una reverencia. Este se ve como un hombre correcto, de pelo revuelto de color negro, un parche marrón tapándole el ojo derecho y una cicatriz en el lado derecho del labio. Sus ojos son penetrantes y marrones y viste un traje ninja azul adornado al cuello con un collar de cuentas rojas y negras. Porta un enorme rollo ninja color rojo y gris a la espalda.



Koga: Yo soy Koga. Será un placer servir con honor a los amigos de Ninette-sama.

El miembro restante permanece en silencio recostado sobre su silla. Este luce su boca tapada con una mascarilla negra. Viste un traje ninja negro y blanco con un haori rojo sobre este. Su pelo de longitud media es plateado como sus ojos almendrados y penetrantes, bajo los cuales tiene pintadas dos marcas horizontales negras. Al percatarse que solo queda él por presentarse observa a todos sin moverse.



Kagemaru: Yo soy Kagemaru.

El silencio se hace presente unos segundos y Ninette vuelve a tomar la palabra.

Ninette: Bien, ellos cuatro son los que forman el escuadrón Kuznetsova. Koga y Kagemaru sirvieron a mi padre en el pasado. Kojiro y Hanami no tuvieron ese placer.

Hanami: Si, a decir verdad Ninette-sama y yo teníamos una relación de amistad antes de todo esto.

Ninette sonríe a Hanami.

Ninette: No seas tan formal, ni tu ni los demás. Os lo tengo dicho.

Kojiro: No podemos evitarlo Ninette-sama. ¡Somos así de potentes y además obedientes! ¡Yeah! –Intenta rimar con estilo.-

Koga levanta ligeramente la mano con intención de decir algo.

Koga: Si me lo permite, la disciplina ayuda a tener mejor rendimiento, Ninette-sama.

Kagemaru: Pero también puede llevarte a morir inútilmente. –Le replica fríamente desde su asiento.-

Koga: Tsch... La vida hay que saber invertirla bien, Kagemaru…

Ninette: ¡Basta! No empecemos con la eterna discusión. Todos sois eficaces siempre que permanezcáis juntos. Tenedlo presente.

Los 4 ninjas: ¡Si, Ninette-sama!

Hiromu observa unos segundos a todos.

Hiromu: Un placer conoceros finalmente en persona. Las pocas veces que tuve ese placer de veros en acción fuisteis rápidos y sigilosos. Es un gusto poneros cara.

Koga: Agradecemos profundamente sus halagos, Hiromu-sama. –Hace una reverencia.-

Kojiro: ¡Sí! ¡Es un placer llevarnos bien con el mancebo de Ninette! ¡Yeah! –Mueve las manos con estilo.-

¡PLONC! Hanami golpea a Kojiro que acaba hundido bajo la mesa.

Hanami: Je…jejeje… Un placer conocerle Hiromu-san…

Hiromu mira a todos al lado de una sonrojada Ninette.

Hiromu: Parece que sois un cuarteto variopinto. –Sonríe.-

Hiromu mira hacia Kagemaru que sigue en silencio en su silla. Este le mira serio.

Kagemaru: Si, yo también estoy encantado de servir a tu propósito Hiromu.

Hiromu se acerca hasta Alfred y Rodi y les toca los hombros delante de los ninjas.

Hiromu: Estos son Alfred y Rodi. Podéis confiar en ellos tanto como en Ninette y en mí.

Alfred eleva el pulgar hacia arriba y Rodi hace una leve mueca con el labio.

Hiromu: Y esta es Leila. Al igual que Aika y Katie son fieles aliadas, podéis confiar en ellas.

Leila: Me resulta curioso estar aquí delante de cuatro ninjas. Cualquiera diría que estamos en el Japón antiguo.

Ninette: Sus técnicas ancestrales siguen funcionando hoy día. Créeme.

Leila: Tranquila, no lo pongo en duda. Te recuerdo que lucho con un arco frente a pistolas.

Hiromu regresa a su lugar y despliega una pantalla blanca.

Hiromu: Supongo que ya podemos empezar con el plan final.

Hiromu hace una señal y Rodi enciende un proyector. Este refleja un mapamundi sobre la blanca superficie.

Hiromu: Si seguimos esperando el enemigo tomará ventaja, así que…

¡Blam! Hiromu señala con energía sobre un punto al centro de Rusia.

Hiromu: La ciudad fortificada de Titanium Mind, base de Cepheus. Esta construido sobre la ciudad Rusa de Krasnoyarsk.

Alfred: Krasnoyarsk, allí fue donde el meteorito hizo impacto. Hubo pocas bajas porque impacto en un lugar poco habitado.

Hiromu: No sé si su impacto allí fue completamente al azar o estaba premeditado. Pero los niveles de aerotitanio en aquella zona son muy elevados.

Aika entra en la sala con varias bebidas para todos.

Aika: Hiromu-san, ese lugar, Krasnoyarsk.

Aika deja las bebidas sobre la mesa, todos la agradecen.

Aika: Puede que ahora no lo parezca. Pero son muchos los mapas antiguos que apuntaban a aquel lugar.

Hiromu: ¿Quieres decir que el impacto del meteorito en aquel lugar no fue por casualidad?

Aika: Revisando documentos antiguos se puede apreciar que hay algunas ruinas, o al menos las había, en las afueras y bosques cercanos a la ciudad.

Hiromu: Pero… de existir esas ruinas no eran para nada famosas.

Aika: El meteorito dejo esas ruinas reducidas a cenizas, asi que ya no pueden visitarse. Aunque se encontraban enterradas y en muy mal estado. Por eso no se escuchaba hablar de ellas. A lo que voy es que creo que en ese lugar fue en el que se encontraba el oráculo que creó ese meteorito hace miles de años.

Todos parecen sorprenderse.

Aika: En palabras simples, ese lugar es el único punto de fácil acceso al reverso.

Hiromu: Tsch…. Debí suponerlo. No es fácil acceder al reverso, pero Cepheus a estado accediendo fácilmente últimamente.

Aika saca el plato comunicador.

Aika: El plato que permite comunicar con “el reverso” y hablar con Alexander que yo misma diseñé… Está basado en un antiguo objeto rúnico encontrado en ese lugar.

Hiromu: Un objeto rúnico…

Hiromu y los demás no pueden evitar mirar sus artefactos arcanos.

Aika: Es curioso, a pesar de no haber viajado a Rusia miré planos y fotografías de ese lugar. Y me llamó la atención unos extraños dibujos en una pared. Me costó tiempo descifrarlos pero finalmente llegué a la conclusión de que era idioma “reverita”.

Hiromu parece mostrar enorme interés por el tema.

Aika: Yo accedía al reverso como cualquier médium experimentado. Poco después me encontré con Alexander como ya sabéis. Pero a pesar de ser “reverita”… Alexander-san no sabe leer su idioma.

Todos parecen sorprenderse ante la declaración.

Rodi: Menudo analfabeto nuestro Alexander ¿no?

Hiromu: Rodi, por favor…

Aika toma el plato comunicador y lo vuelve a guardar.

Aika: Si os interesa el tema redacté varios documentos al respecto. Creo que he conseguido descifrar parte de los significados de los símbolos.

Hiromu: Estaría encantado de saber más, Aika.

Aika se dirige a la puerta.

Aika: Iré a buscar los documentos, con permiso.

Aika sale de la habitación y todos miran a Hiromu pensativos.

Hiromu: Parece que hay vestigios del “reverso” en la tierra. Y curiosamente se encuentran en Rusia.

La imagen se amplia para mostrar el estado actual del lugar.

Hiromu: El hecho de que allí se encuentre la base Cepheus no me tranquiliza. Urian es “reverita” y en teoría Alexander frenará parte de su acceso al reverso. Pero no sabemos como de fácil les estas resultando acceder a todos los miembros de Cepheus.

Rodi: Hiromu, no sabemos cuánto tiempo llevará abierto ese acceso. Tal vez lleve miles de años.

Ninette: De ser así parece que Urian no está utilizándolo todo lo que podía.

Alfred: Bueno técnicamente si entra Alexander le da “pal pelo” ¿no?

Hiromu: Alexander me comentó de cierto accesos recurrentes al “reverso” por parte de diversas entidades. Además Urian estaba esperando al momento del impacto del meteorito para actuar más abiertamente. Y aun después sigue haciendo movimientos muy bien pensados.

Ninette: En cualquier caso deberíamos seguir nuestros planes sin dejar de vigilarles.

Rodi: Si, ataquemos de una vez su base principal.

Hiromu: Aunque sea la base de Cepheus hay civiles viviendo allí. Así que no podemos simplemente atacarla a lo bestia.

¡RIIIING! El aviso de una video llamada alerta a todos.

Alfred: Es Katie.

Alfred abre la video llamada en el ordenador que se proyecta sobre la pantalla. En ella se muestra a una alterada Katie.

Katie(video llamada): ¡La bahía de Yokohama está en llamas! (Jadeo, Jadeo).

Todos se alarman de golpe, levantándose de los asientos.

Hiromu: ¡¿Qué estás diciendo Katie?!

Rodi: Tsch… ¿Eso no está lleno de civiles?

Katie(video llamada): La SWT estamos intentando evitar todo el daño que podemos. Pero parece el enemigo es muy poderoso. También ha invocado tres criaturas gigantescas en diferentes puntos de Japón.

Alfred: ¡Tranquilízate Katie! Ya vamos para allá.

Alfred mira a Hiromu esperando que apruebe su orden. Este la da por sentada.

Katie(video llamada): ¡Tenéis que dirigiros a la bahía de Yokohama! Os queda cerca, llevad los “walkis” encima. Os mantendré al día. (Cuelga)

La llamada termina y el equipo parece tenso.

Alfred: ¡Joder! Teníamos que haberla traído con nosotros.

Rodi: Cálmate Alfred. Katie sabe lo que hace. Además tiene que hacerse responsable de la SWT.

Alfred: Ya, lo sé…

Hiromu: Vale chicos, no podemos pasar por alto todo esto. Puede haber muchas bajas si no actuamos con rapidez. Cepheus está dispuesto a masacrar Japón.

Ninette: Hiromu-kun, mis ninjas están a tu disposición.

Los cuatro ninjas se ponen en pie, incluido Kagemaru, prestos para las órdenes.

Alfred parece tenso pero dispuesto. Rodi acaricia sus espadas listo para la acción.

Hiromu: Bien, por el momento vayamos todos juntos a la bahía de Yokohama.

Rodi: Pero Hiromu. Katie ha dicho que han aparecido tres monstruos en diferentes puntos de Japón.

Hiromu: Lo sé. Pero esos viajes nos llevarían muchas horas y parece que el origen se encuentra aquí mismo en Yokohama.

Rodi: Esta bien….

Leila: Hiromu, de todas formas permíteme ir hasta la base de la SWT a apoyar a Katie.

Hiromu asiente y Leila se marcha con antelación.

Hiromu: Bueno, no perdamos más tiempo. Tenemos que llegar rápidamente hasta la Bahía.

El equipo y los ninjas parecen dispuestos y todos siguen a Hiromu. Al salir de la sala se encuentran con Aika que ya traía los documentos.

Aika: Hiromu-san ¿ocurre algo?

Hiromu: Parece que Cepheus está atacando de nuevo.

Luzdivina sigue trabajando absorta en sus tareas científicas como pueden observar a través de los cristales del pasillo.

Hiromu: Aika, quédate aquí con mi madre. Encárgate de apoyarla y no salgáis de aquí bajo ninguna circunstancia.

Aika: Entendido.

Todos corren hacia la salida dejando a una pensativa y preocupada Aika tras ellos.

[Bahía de Yokohama, Japón]

La noche está en llamas en la Bahía. La gente ha huido. Algunos soldados de la SWT hacen frente a una incandescente Pythia.

Pythia: ¡JAJAJAJA! ¡CONSUMIROS!

¡FLAAAAAAAM! Con un movimiento de brazos varias lenguas de fuego arrasan la zona.

Pythia: Menudo montón de escoria. ¡Hiromu Kurogawa! ¡Si no apareces consumiré todo aquello que amas! ¡JAJAJAJA!

Con unas macabras carcajadas la mujer continúa creando oleadas de llamas haciendo que los soldados de la SWT se vayan replegando.

Hiromu: ¡DETENTE!

Hiromu se presenta con el modo aerotitanio activado como muestran sus ojos azules y piel plateada.

Hiromu: ¡Detén ahora mismo esta locura!

Hiromu levita ligeramente y expele energía hacia varios soldados SWT heridos, sanándolos.

Pythia: Así que finalmente apareciste.

Alfred, Rodi y Ninette se colocan tras Hiromu.

Pythia: Vaya, vaya. Parece que podré daros vuestro merecido a todos a la vez. –Su cuerpo expele llamas.- ¡QUE PLACER!

¡FLAAAAAAAAM! Una enorme llamarada va directa hacia el equipo pero un muro verdoso levantado por Alfred la disipa.

Alfred: Eso estuvo cerca.

El “walki” empieza sonar.

Katie(walki): ¡Esto es una locura! Los tres monstruos son indestructibles. Van directos hacia núcleos urbanos. Necesitamos apoyo.

Hiromu: Tsch…

Pythia: ¡JAJAJA! ¿Os gustan mis creaciones? Esas criaturas se encargaran de segar tantas vidas como sean posibles mientras vosotros lucháis en vano contra un rival que no podéis vencer… ¡YO!

¡FLAAAAAAAAM! Una nueva llamarada hace a todo el equipo desplazarse a un lado.

Hiromu: ¡Bastarda! ¡¿Quién te crees que eres para hacer tanto daño a gente inocente?!

Pythia se acerca lentamente haciendo sonar sus tacones por el incandescente suelo.

Pythia: ¡Oh! Lamento mi descortesía.

Varias columnas de fuego salen del suelo a ambos lados de Pythia.

Pythia: ¡Soy Pyhtia! Señora de Cepheus y…

Pythia se da la vuelta de golpe y levanta su parte superior de la ropa mostrando un numero dos en su rabadilla con varias marcas que parecen bajar en dirección a sus glúteos.

Pythia: ¡Segunda X-Pirit!

¡FLAAAAAAAAM! Sin volver a darse la vuelta una ola de fuego hace rodar a nuestro héroes por los suelos.

Hiromu: Tsch…

Rodi: ¡Oye! Hiromu… ¿Estás bien?

¡TAC! ¡TAC! La mujer se acerca hasta Hiromu y Rodi con las manos cargadas de fuego.

Pythia: Como habrás deducido mi habilidad es la Piroquinésis.

Hiromu intenta reaccionar elevando sus manos pero Pythia es más rápida.

Pythia: ¡ARDE HIROMU KUROGAWA!

¡FLAAAAAAAAAAAAAAAAM! ¡CRAAAAAAAAAC! La llamarada parecía ineludible pero es disipada por un muro de hielo azulado que brota del suelo.

Pythia: Pero… que….

¡BRRRRRRROM! Varios muros de hielo rodean a Pythia.

Pythia: Se derrite muy lentamente… ¿Qué demonios es este hielo?

¡FLAAAAAAAAAAAAAAAM! Las llamas de Pythia horadan el hielo como si fuese tierra .

Ninette se muestra sobre uno de los muros.

Ninette: Parece que tu fuego rabioso no puede derretir mi “cálido” hielo afectivo.

Hiromu: Ninette…

Ninette: Rápido, debéis destruir a esos monstruos antes de que mueran más inocentes.

Hiromu: Pero tu…

¡CLANG! Pythia había lanzado una brasa hacia Ninette, pero el ninja Koga la repele ágilmente. Tras esto los cuatro ninjas se sitúan tras Ninette como aparecidos de las sombras.

Ninette: Estate tranquilo Hiromu-kun. Déjale esto al escuadrón Kuznetsova.

Hiromu sonríe con cariño a Ninette y asiente.

Hiromu: Ten cuidado, por favor.

Tras esto Hiromu corre junto a Alfred y Rodi.

Hiromu: Será mejor que nos separemos, un monstruo para cada uno.

Alfred: Entendido.

Rodi: Me parece guay.

Los tres héroes van en diferentes direcciones dejando a Ninette y sus cuatro ninjas ante la malvada Pythia.

¡BOOOOOOOOOOM! Una explosión de fuego derriba la muralla helada. Pythia parece enfurecida.

Pythia: (Jadeo, jadeo) ¡ESTUPIDA CHICA!

¡FLAAAAAAAAM! La llamarada va directa a Ninette pero esta se mueve como si estuviese patinando y la esquiva.

Ninette: Esta bien, ¡Escuadrón Kuznetsova!

Koga: Koga preparado. –Saca varios kunais entre sus dedos.-

Kojiro: ¡Vamos a repartir leña! ¡Volaré cual cigüeña! –Extrae un kusarigama de su espalda.-

Hanami: ¡Esta victoria será por ti, Ninette! –Saca dos tessen de su kimono y los agita.-

Kagemaru: ¡Regare el suelo con su sangre! –Extrae dos ninjato de su pantalón.-

El rosario de Ninette brilla con fuerza arropada por su escuadrón.

Ninette: Escuadrón Kuznetsova… ¡Preparado!

Pythia observa y muestra una malvada sonrisa.

Pythia: Muy bien chica de hielo, juguemos….

La batalla está que arde. ¿Podrá el hielo de Ninette sofocar las llamas de Pythia? 

Continuará... Capítulo 65: Batalla de reinas

1 comentario:

Yaiza dijo...

Los ninjas de Ninette me encantan ~ Y Pythia cada vez la odio mas, espero que Ninette le de una paliza, que ganas del próximo, no tardes!!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)