6 de julio de 2016

Capitulo 62: Herencia


[Torre de Tokio, Japón]

Medusa está furiosa y dispuesta a terminar con todos sus oponentes. La viperina mujer de pelo verde muestra sus eléctricas fauces acompañada por una violenta tormenta eléctrica que ahora cubre toda la zona.

Hiromu: Chicos, ¿alguna idea?

Rodi: Je, esperábamos que tu llevases la voz cantante.

Hiromu mira serio a Medusa que levita rodeada de electricidad y con una aterradora mirada de pocos amigos.

Alfred: Katie, ¿los refuerzos están muy lejos?

Katie: De camino, aunque dudo que aparezcan en los próximos minutos.

Hiromu extrae el colgante con la piedra del valor del interior de su pecho.

Hiromu: En ese caso creo que tendremos que darlo todo contra este enemigo.

¡BANG! Un inesperado impacto de bala golpea a Medusa que retrocede bruscamente en el aire.

Medusa: ¡IAAAAAAAAAAAAARG!

Hiromu mira al lugar de origen de la bala.

Ninette: ¡Impacto conseguido! ¡Parece que esta posición es la adecuada!

Ninette apunta de rodillas con una especie de gran pistola. Utiliza una plataforma de hielo para mantenerse elevada.

Medusa: ¡Sssssssh! Maldita bastarda….

Medusa vuela cargada de rabia y electricidad hacia Ninette que no para de apuntarle.

Hiromu: ¡Ninette!

¡BANG! El segundo disparo es esquivado en el aire por Medusa que prepara el impacto eléctrico agarrotando sus brazos y mostrando sus fauces viperinas.

Ninette: ¡Oh, no!

¡CRASSSSSSH! Medusa se topa de golpe con un muro de hielo que hace brotar Ninette para defenderse.

Ninette: Tsch…

Medusa: ¡SSSSSSSSSSH!

¡RAAAAANG! Una violenta lluvia de rayos cae al suelo por varios puntos. Muchos de nuestros héroes corren y saltan para ponerse a cubierto.

Alfred: ¡Joder!

Rodi: Esto se está poniendo muy peligroso.

El suelo a sus pies comienza a encharcarse de agua.

Ceto: Ups, creo que no llegue a tiempo al baño. –Dice con sorna.-

¡RAAAAAAAAAANG! Medusa con rostro malévolo lanza una nueva tanda de rayos. Esta vez debido al agua en el suelo la electricidad se expande con mayor violencia reventando varios generadores cercanos y dejando la zona sin suministro eléctrico.

Katie: Nyaaaa, eso estuvo cerca.

Ninette continúa intentando mantener el escudo de hielo mientras, ahora sí, carga una de las escasas balas de aerotitanio en el arma.

Ninette: Ahora todo depende de mí. Debo cumplir con mi palabra, Hiromu me necesita.

Ninette se dispone a apuntar a Medusa, pero para sorpresa de ella ya no se encuentra en su campo de visión.

¡PAAAAAAAAAAAF! ¡CRASSSSSSSSH! Por sorpresa y por la espalda, Medusa destroza el escudo de hielo. Ninette se precipita al vacio y cae al suelo perdiendo el arma.

Ninette: ¡Aaaaah!

Hiromu: ¡NINETTE!

Medusa: Ssssssh ¡Jajajaja! No sé qué pretendías hacerme tu sola chica de hielo, pero aun te  falta mucho para poder medirte conmigo.

¡BAAAAAAAAAAAANG! Un nuevo impacto de bala procedente de otro lugar hace enfurecer todavía más a Medusa.

Luzdivina: ¡Estas bien Ninette-chan!

Luzdivina armada con otra arma ha efectuado un disparo certero.

Medusa: Como… ¡COMO OS ATREVEIS INSECTOS!

Rodi: Esa es…

Hiromu: ¡Mamá!

¡ZOOOOUF! Medusa embiste hacia Luzdivina con la velocidad del rayo

Luzdivina: Fuiste tú, asquerosa sombra del pasado, la que terminaste con la vida de Redmond Fox.

Medusa está a punto de impactar a Luzdivina, pero esta le apunta de nuevo impasible.

Luzdivina: ¡PAGA POR TU PECADO!

¡CRAC! El arma no dispara esta vez.

Luzdivina: ¿Cómo?

¡PAAAAAAAAAAAF! Medusa sobrepasa brutalmente a Luzdivina y la agarra elevándola en el aire.

Hiromu: ¡MAMAAAAA!

Medusa sostiene a Luzdivina, la violenta tormenta recrea una escena pavorosa.

Luzdivina: Tch… No creas que lo he olvidado, monstruo…

Medusa: Jajajaja, me parece que no estás en la mejor de las posiciones para exigir venganza, bruja dimensional.

Luzdivina agarra con furia y rabia la escamosa mano que la agarra.

Luzdivina: Él solo trató de defenderme…

Luzdivina mira a Medusa con rabia y dejando escapar alguna lágrima.

Hiromu: ¡Suéltala, Medusa! De lo contrario te haré pedacitos tan pequeños que la arena de la playa serán terrones en comparación.

Medusa mira hacia abajo donde Hiromu y los demás la miran con furia.

Medusa: Je, tienes una familia muy escandalosa, Luzdivina.

¡BLOOOOP! Varias jaulas fabricadas con agua encierran a todos.

Rodi: ¿Pero qué mierda es esto?

Alfred: Es agua, pero está haciendo cosas físicamente imposibles.

¡RAAANG! El agua es electrizada por medusa.

Hiromu: ¡Alto! ¡No toquéis el agua!

Medusa: Buen trabajo, Ceto.

Ceto: Jiejiejie, creo que están todos bien pescados.

Hiromu, Alfred, Rodi, Ninette, Leila y Katie están encerrados en una especie de jaulas de agua electrificada.

Leila: ¡Estúpido pez!

Leila apunta con su arco a Ceto pero este esquiva la flecha.

Ceto: Da igual lo que intentéis, un movimiento en falso y hare que la jaula se deshaga sobre vosotros. Ya veréis que calambrazo, juajuajua.

Rodi: Tsch… estúpido psicópata….

Medusa continúa atenazando a Luzdivina en el aire.

Medusa: Bueno Luzdivina, creo que tus esperanzas acaban de reducirse considerablemente.

El pelo de Medusa se mueve con violencia y poco a poco abre su boca haciendo brotar sus colmillos eléctricos.

Medusa: Ahora te mandaré junto a tu querido Redmond Fox. Salúdalo de mi parte. –Le dice con malicia.-

Luzdivina esboza una leve sonrisa para después mirar con determinación a Medusa.

¡BANG! Una bala pasa rauda a través de Medusa, dejando una estela de polvo metálico tras de sí. El impacto genera una extraña onda de choque.

Medusa: ¡AAAAAARG! No… No es…. Posible….

Medusa va cayendo al suelo tras el letal impacto. Luzdivina también cae al vacio.

Rodi: ¿Cómo?

Alfred: ¡Menudo tiro!

La electricidad de las jaulas desaparece y nuestros héroes atraviesan la jaula de agua sin problemas.

Ceto: ¡Mierda!

Rodi intenta cortar a Ceto, pero este lo esquiva y se aleja. Las jaulas de agua se deshacen.

Hiromu: ¡Ninette!

Hiromu señala en dirección a Luzdivina que sigue en caída libre.

Ninette: ¡Entendido!

¡CRAAAAAAAAAC! Ninette hace brotar una rampa de hielo que amortigua la caída de Luzdivina hasta llegar a Hiromu que la recoge con suavidad telequinéticamente. Medusa cae unos metros más allá.

Hiromu: Mamá, ¿estás bien?

Luzdivina: Hijo, si tranquilo, estoy bien.

Ninette: Luzdivina-san, eso ha sido una bala “ant-psi”. Pero ¿Cómo?… perdí el arma antes y yo no...

Un poco más allá puede observase como Aika aun mantiene la pistola sujeta con ambas manos después de efectuar el disparo.

Aika(Telepatía con Luzdivina): Parece que di en el blanco, Luzdivina-sama.

Luzdivina(Telepatía con Aika): Si, buen disparo Aika-chan.

Todos miran en dirección a donde se encuentra Aika.

Ninette: Ahora lo entiendo…

Luzdivina: Aika-chan puede utilizar su telepatía para comunicarse con otras personas. Pero en mi caso debido a nuestra relación y mi capacidad clarividente la comunicación es reciproca.

Hiromu: Vaya, me alegro de que estuviese aquí.

Ninette sonríe a Luzdivina.

Ninette: Lo siento, intenté quedar por encima de ella aludiendo a mi puntería. Parece que esta vez la puntería no lo era todo…

Luzdivina sonríe a Ninette y le acaricia la cara.

Luzdivina: Lo hiciste muy bien Ninette-chan.

Ninette intenta recomponerse del varapalo.

Alfred: Em, chicos. Creo que Medusa no se encuentra muy bien.

Más allá el cuerpo de Medusa se va envolviendo en unas llamas moradas mientras se pueden distinguir su forma de sombras huesuda.

Medusa: ¡Arg! Essssto no quedará así… Nosotros no somos simples existencias…

Ceto: ¡Medusa! ¡Medusaaaa!

Atlas: Tch… esto no estaba en nuestros planes…

Medusa: Recordad esto elegidos de Perseus. ¡Me vengaré! Esto no es una derrota. ¡VOLVERÉ! Sssssssssssssshhh.

Medusa finalmente desaparece consumida por sus propias llamas hasta no quedar ni rastro. El sol vuelve a brillar en Tokio.

Hiromu: Parece que todo terminó para ella.

[Océano Pacífico]

Los refuerzos de la SWT se van aproximando a Japón. Pero una silueta negra planea sobre ellos.

Piloto1: Atención muchachos, hay algo acechándonos.

¡PLANC! La sombra negra se pega en los cristales del helicóptero.

Piloto1: ¡Que coj…!

Piloto2: ¿Qué ocurre? Halcón 1 ¿Me recibes?

Piloto1: ¡Apoyo! ¡Necesito apoy…!

Piloto2: ¡ATENCION TODOS! ¡NOS ESTÁN ATACANDO!

Alguien toma el comunicador del helicóptero uno. Una voz seria y fría.

??? (Transmisores): Mantened la calma y nadie saldrá herido. Necesito que escuchéis mi petición.

Piloto2: ¿Pero quién eres? ¡Identifícate!

??? (Transmisores): Mi identidad no importa ahora, pero soy el que traerá verdadera justicia a este mundo. Podéis llamarme, el oráculo.

[Inmediaciones de la Torre de Tokio, Japón]

Nuestros héroes se encuentran frente a Ceto y Atlas. A pesar de la caída de Medusa, todavía no están a salvo.

Atlas: Jajaja, esto ha sido muy sorpresivo. Medusa derrotada por una bala de aerotitanio.

Ceto: Me imagino que también tienen balas para nosotros, Atlas.

Todos miran a los dos enemigos, Aika les apunta impasible.

Hiromu: Espera Aika, quiero hablar con ellos.

Atlas: ¡Oh! ¿Y esa muestra de compasión?

Hiromu: No es compasión, solo quiero saber algunas cosas.

Atlas: Vaya, así que ahora te interesa hablar.

Ceto: ¿Por qué no nos matas de una vez? ¿No somos los asesinos de tu maestro?

Rodi: Tsch…

Rodi iba a desenvainar la katana tras la mención a su hermano Redmond, pero Alfred le detiene con suavidad.

Alfred: No les escuches Hiromu, solo te están provocando.

Hiromu se aproxima hasta ellos.

Hiromu: Vosotros no sois humanos normales y corrientes. Me atrevería a decir que tampoco sois médiums.

Ceto: Jejeje, muy agudo Hiromu-chan.

Atlas: Puede que ahora no parezcamos humanos, pero una vez lo fuimos. Hace mucho tiempo…

Ceto: A decir verdad nos costó tiempo asimilar este mundo en el que estamos ahora. Después de todo, miles de años dan para mucho.

El equipo se sorprende.

Hiromu: ¿Miles de años?

Atlas: Jajaja, muchacho creo que no eres consciente de a quienes tienes delante. Supongo que en estas circunstancias es absurdo intentar mantener el secreto.

Ceto: Nosotros somos los tres comandantes de la guerra médium. Urian-sama nos instruyó personalmente. De hecho formábamos parte originalmente de Perseus. Pero la verdad llegamos a la conclusión que los humanos que se niegan a evolucionar no merecen estar al mismo nivel que los demás.

Atlas: Los guardianes de Casiopea. Urian nos nombró así y custodiamos Cepheus durante mucho tiempo. Pero nuestro amo Urian posee un don divino del que nosotros carecemos, la inmortalidad.

Ceto: El tiempo gastó nuestro cuerpo y segó nuestra vida. Pero Urian-sama conservó nuestros cuerpos durante mucho tiempo.

Atlas: Y finalmente tras todo este tiempo hemos obtenido lo que una vez nos faltó, inmortalidad.

El equipo permanece en silencio.

Hiromu: Pues parece que esa inmortalidad no lo es tanto. –Señala al lugar donde hace unos instantes se esfumó Medusa.-

Atlas: JAJAJA eres muy incrédulo Hiromu Kurogawa.

¡FLAAAAAAAAAAM! El cuerpo de Atlas comienza a expeler un aura roja, el de Ceto una rosada.

Rodi: Tsch… ¡Joder!

Ninette: ¡Hiromu-kun!

Hiromu eleva sus brazos sobre su cara para defenderse de cualquier ataque.

Atlas: Estos cuerpos no son más que proyecciones, marionetas. Nuestra verdadera alma está fuera de tu alcance. Solo es cuestión de tiempo que Urian tome el poder que le pertenece y cuando eso ocurra el mundo será testigo de un nuevo renacer.

Ceto: Jejeje, parece que la traca final va a comenzar.

Atlas: Ahora podéis dispararnos si os complace, será absurdo. Estamos destruyendo estos cuerpos antes de que sea demasiado tarde.

Ceto: Pum, puuuum. Vais a sentir en vuestras carnes la ira del que no teme dañarse a si mismo multiplicado por poder médium.

Atlas: ¡HUNDIOS ELEGIDOS!

¡BAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAM! Atlas genera una brutal onda de choque que destroza todo el suelo cercano y daña varios edificios. El cielo vuelve a tornarse gris y comienza a llover.

Hiromu: Esta fuerza… no es natural…

Alfred: Joder, Hiromu, teníamos que haberles disparado antes…

Rodi: Tsch… Hiromu a este paso… Japón…

Hiromu: ¡Rodi! –Le interrumpe.- ¡Alfred!, ¡Ninette!

Rodi, Alfred y Ninette prestan atención a Hiromu.

Hiromu: Esta vez Japón puede quedar destruido. Y el mundo corre grave peligro también. Estos tipos son una bomba de relojería a punto de estallar… ¡Os necesito a mi lado!

Poco a poco Alfred, Rodi y Ninette asienten mientras la lluvia moja sus caras.

Hiromu: ¡Katie!

Katie atiende a Hiromu.

Hiromu: Te encargo a ti y la SWT la protección de mi madre, la gente y los demás. Leila podrá ayudarte con eso. En cuanto lleguen los refuerzos… que defiendan Japón como mejor puedan…

Katie: Pero ¿y vosotros?…

Hiromu: ¡Que defiendan Japón!

Katie: E…Entendido…

Hiromu agarra con fuerza la piedra del valor a su cuello y mira con determinación hacia sus violentos enemigos, arropado por sus tres compañeros.

Hiromu: El mundo necesita justicia y ahora mismo está en peligro. Tenemos que ser fuertes…

Hiromu mira de reojo hacia sus amigos.

Hiromu: ¡Alfred!

Alfred: ¡SI!

Alfred hace brotar su cinturón de vetas verdes y se prepara para la batalla.

Alfred: ¡Seré un muro impenetrable!

Hiromu: ¡Rodi!

Rodi: ¡CAPTADO!

Rodi hace vibrar sus muñequeras negras y rojas mientras blande sus katanas.

Rodi: ¡Trocearé al enemigo!

Hiromu: ¡Ninette!

Ninette: ¡Siempre contigo, Hiromu-kun!

Ninette danza haciendo brotar hielo a su alrededor, su rosario brilla con luces iridiscentes.

Ninette: ¡Los enemigos quedarán helados!

Hiromu: Vosotros tres… sois mis amigos… confío en vosotros. Esta vez no habrá nadie que nos ayude. Estamos solos…. ¡PERO JUNTOS!

La piedra del valor al cuello de Hiromu comienza a brillar con un tono aturquesado.

Hiromu: Todo este tiempo entrenando también me ha dado tiempo para pensar. Una fuente de poder mayor de lo que se pensaba, energía del mismo corazón.

El pelo de Hiromu comienza a crecer, su piel se torna pálida y plateada.

Hiromu: Un sentimiento brota de mi cuerpo, de mi mente, de mi alma.

Los ojos de Hiromu se tornan azul intenso y la esclerótica se torna negra. Sobre sus mejillas dos marcas negras.

Hiromu: Es por todo eso que a pesar de las dificultades siempre hay que reponerse. Porque con semejante poder… ¡NO ES POSIBLE PERDER!

Hiromu expele una poderosa onda telequinética.

Hiromu: Modo aerotianio, ¡FORMA REVERSO!

Hiromu acaba de mostrar ante todos una nueva forma de poder. Con la energía que le da su sangre reverita Hiromu cambia de forma y ahora levita mostrando una poderosa forma, la forma reverso.


Continuará… Capítulo 63: Perseus VS Casiopea

1 comentario:

Yaiza dijo...

Oh! Pero que tochos estan todos! Muy epica la transformacion de Hiromu. Me encanta, ahora a esperar al siguiente :)

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)