31 de marzo de 2016

Capitulo 57: Reminiscencia


Hiromu Kurogawa nació como oriundo del "reverso". Al enterarse de su origen “reverita”, Hiromu entra en shock.



Hiromu: Yo… ¿pertenezco al reverso?



Luzdivina se abalanza y abraza a su hijo.



Luzdivina: ¡Lo siento! Perdóname… pero tu madre no era del todo consciente de esto…



Hiromu separa a su madre y la mira confuso. Todos los demás permanecen en silencio observando la escena.



Hiromu: ¿No eras consciente?



Luzdivina mira con gesto afligido a Hiromu.



Alexander: Ante la inminente caída del meteoro busqué desesperadamente médiums con los que comunicarme. Pero no me valía un médium cualquiera. Necesitaba una médium mujer en edad fértil.



Hiromu aparta cariñosamente a su madre y atiende a Alexander.



Alexander: Finalmente encontré a una médium con clarividencia, tu madre, Luzdivina.



Hiromu y Luzdivina se miran con cariño sin dejar de atender a Alexander.



Alexander: Establecí comunicación con Luzdivina y le vaticiné lo que vendría a ocurrir en 2012. La caída del meteorito cargado de aerotitanio con todo lo que ello conllevaba.



Luzdivina: Todo esto ocurrió a principios del año 1995. Por aquel entonces tú ya estabas dentro de mí, Hiromu. –Le aclara con gesto cariñoso tocándose el vientre.-



Alexander: Tras aceptar Luzdivina la revelación le concedí parte de mi poder. Esto lo hice para que su hijo naciera con un don especial, poseería las mismas virtudes que un nacido en el "Reverso".



Luzdivina da unos pasos y se apoya sobre la mesa.



Luzdivina: Aquello me pareció un sueño. Ya estaba acostumbrada a ciertas revelaciones debido a mi habilidad clarividencia… pero esa vez fue diferente…



Alexander: Intenté ser cuidadoso… aun así no tengo excusa…



Luzdivina: En Julio de ese mismo año naciste, Hiromu. Y gracias a Alexander lo hiciste con un ADN muy especial.



Alexander: Naciste médium como tu madre, en eso no influí yo. Pero gracias al poder que concedí a tu ADN, el aerotitanio fluye sin degradarse por tu interior tal y como lo hace por la sangre de cualquier “reverita”.



Hiromu se observa a sí mismo, sorprendido de su propio poder.



Luzdivina: Esta es la verdad sobre ti, hijo mío…. Mentiría si dijese que sabía al cien por cien todo esto. Intenté encontrar otra explicación a tus habilidades, utilizando mis conocimientos científicos incluso. Pero la verdad es que permití que participases de esta locura… desde antes de nacer.



Luzdivina parece dolida pero su hijo le toca la cara con la mano y le besa la mejilla.



Hiromu: Gracias… por darme la vida. Sea cual sea la forma en la que viva, en ella estoy conociendo personas maravillosas –Mira a todos sus amigos- Y además me has dado la oportunidad de luchar por lo que creo. En cierta manera me gusta todo esto.



Hiromu y Luzdivina se miran y esta rompe a llorar con una sonrisa.



Hiromu: Respecto a ti, Alexader…



Alexander sufre un repullo y suda frio.



Hiromu: Espero que todo esto salga bien… de lo contrario no habrá realidad paralela que me impidan encontrarte y patearte el trasero. –Le replica con sorna.-



Alexander: JAJAJAJA, ¡qué carácter! ¡Típico de un héroe!



Hiromu: Deja de llamarme héroe.



Hiromu mira a todos sus compañeros.



Hiromu: Si yo soy un héroe todos ellos lo son también.



Todos le sonríen con confianza. Alexander parece satisfecho con su elección por Hiromu.



Hiromu: Bien, espero que todo esto no cambie la forma en la que me veis. Sigo siendo el mismo.



Rodi: Je, no te lo tengas tan creído. Sigues siendo el mismo cabeza hueca de siempre.



Alfred: ¡Eso digo yo! ¿Te crees especial? Mas te vale estar listo cuando midamos nuestras fuerzas. –Se toca los biceps.-



Hiromu les responde con una sonrisa de complicidad, sabiéndose amparado por los suyos.



Ninette: Hiromu-kun…



Ninette se abraza a Hiromu haciendo que se sonroje y provocando el rubor en los demás.



Ninette: “Reverita” o no, tu siempre serás especial para mí.



Hiromu: Ni…Ninette…



Katie: ¡Nyaaaaaa! Ahora Ninette-chan, ¡Cómele todo el dulce!



¡PAM! Katie se cae de la mesa sobre la que reposaba de la emoción. Ninette e Hiromu se separan sonrojados.



Alfred: ¡Katie!  -Le regaña Alfred.-



Hiromu se recompone y se dirige a todos.



Hiromu: Bien, pongámonos en marcha. Tenemos mucho trabajo por hacer.



[Base de Cepheus, Rusia]



Snider: -Jade, jadeo-



Pythia: Que decepción, Snider Fox… Haz el favor y regresa a tu “suite”. Te necesitamos para acceder al “reverso”.



Snider se mantiene en pie a duras penas. Su cuerpo luce totalmente rojo, bañado en su propia sangre.



Snider: Tsch… No pienso volver ahí dentro…



Pythia: ¿A no? Bueno es una lástima. Supongo que todavía tenemos suficiente energía de la que te hemos extraído. Creo que será suficiente si la administramos bien.



Snider mantiene una espada en su mano derecha. La izquierda parece completamente rota e inútil.



Pythia: Parecías el vivo continuador del legado de tu padre, el doctor Fox. Pero ya veo que los tres hijos le salieron mal. –Prende su mano derecha con una llama.-



Snider: Mi padre estaba equivocado en muchas cosas, pero… creo que nunca se arrepintió de sus hijos.



Pythia: Je, eso no cambia el hecho de que muriese consumido por sus propias ideas. O más bien incapaz de negarse a las suculentas ofertas de Urian.



Snider se lanza contra Pyhtia, en un último intento por eliminarla. Pythia responde deteniendo el ataque con su mano en llamas y liberando la fuerza de golpe. Snider rueda por el suelo, perdiendo la espada, y quedando en el suelo ya sin poder ponerse en pie.



Pythia: A decir verdad, el doctor Fox se mostró algo reticente al principio. Pero todo se puede negociar.



Snider mira con odio a su enemiga que se aproxima implacable jugueteando con llamas.



Snider: Mi padre nunca se vendería. Fue un científico de ideales propios, equivocados o no, pensaba por él mismo.



Pythia: Bueno, tal vez… pero eso no quita que no aceptase trabajos por encargo. Y a decir verdad, aceptó rápido.



Pythia se aleja un poco y muestra un plano a Snider sobre unos monitores.



Pythia: El doctor Fox consiguió diseñar la bomba selectiva de aerotitanio. Con ella podríamos eliminar a personas con patrones determinados, por ejemplo los no médiums.



Snider: Tsch… eso es una monstruosidad…



Pythia: ¿Te parece cruel? A decir verdad lo es. Pero no hay gloria sin sufrimiento.



Snider rebusca aduras penas en sus bolsillos.



Snider: Supongo que tienes razón… -Saca un pequeño cuchillo y lo coloca sobre su muñeca izquierda.- No hay gloria sin sacrificio…



Pythia: ¡¿No serás capaz?!



¡CHAS! Snider se propina un corte en su muñeca. Una sangre de color negro sale de sus venas.



Snider: Puede que mi padre estuviese equivocado. Y puede que yo también lo estuviese durante mucho tiempo. Pero todo se puede cambiar.



Varias líneas negras brotan del corte y envuelven el cuerpo de Snider.



Snider: Estoy dispuesto a esto… ¡POR EL FUTURO!



¡FLAAAAAAAAAAAAAAM! Snider se va tornando negro, sus ojos brillan violentamente y muestra una amplia y viperina sonrisa de dientes serrados. Parece una sombra salida del mismo infierno.



Pythia: Tsch… Supongo que ahora no me queda más remedio que matarte…



[TMX labs, Yokohama, Japón]



Luzdivina revisa el libro de Lumiere rodeada de probetas, libros y asistida por Aika. Hiromu observa desde fuera a través de una ventana que da a la estancia.



Ninette: Hiromu-kun.



Hiromu: Ah, Ninette.



Ninette: Alfred quiere hablar con nosotros.



Hiromu: ¿Mmmm?



Hiromu, Rodi, Ninette, Katie y Leila se reúnen con Alfred en la sala de reuniones.



Alfred: Supongo que os estáis preguntando el por qué de esta reunión.



Rodi: Más te vale que sea por algo importante.



Alfred: Lo es… al menos para mí.



Rodi y Alfred se miran, sabiendo los que piensan.



Hiromu: Bueno, pues procede, Alfred.



Katie: Si, nyaaaa, que nos tienes en ascuas.



Leila: Ciertamente tengo curiosidad.



Alfred se levanta de la silla y se pone en pie.



Alfred: Antes de comenzar quiero agradeceros por… estar a mi lado.



Hiromu: Alfred…. Todo este sentimentalismo tan de repente…



Alfred: Si, lo siento Hiromu. Pero creo que necesito hacer esto.



Rodi sonríe a Alfred, sabiendo lo que pretende.



Alfred: Conozco el pasado de muchos de vosotros. Pero vosotros no sabéis nada acerca de mi pasado.



Hiromu se echa sobre la mesa y mira a Alfred a los ojos.



Hiromu: Alfred, ya sabes que no necesitas hacer esto… si es doloroso para ti.



Alfred niega con la cabeza.



Alfred: No se trata de eso. Simplemente quiero hacerlo, os lo debo y…. me lo debo… a mi mismo… y a mi madre…



[Pasado de Alfred, En algún lugar de España, Octubre de 2006]



Yo vivía en España. Mi padre era un alcohólico sin trabajo. Mi madre nos mantenía a él y a mí… Pero un día el lugar donde trabajaba quebró y terminamos sin sustento económico. Ante eso mi padre enloqueció aun más… creo que solo pensaba en su alcohol…”



El pequeño Alfred escribe en un cuaderno haciendo las tareas de clase. De pronto su padre vuelve a casa, mareado y borracho.



Alfred (10 años): *Ya está aquí…*



Alfonso: ¡Eh, mujer! ¿Esta lista la cena?



Rosa (Madre de Alfred): Claro, aquí tienes.



La mujer le tiende un plato de lentejas. Alfonso tras mirarlo con asco le da un manotazo y tira el plato al suelo.



Alfonso: ¿¡Otra vez lentejas!? ¿¡Es que no sabes hacer otra cosa!?



Rosa: No… no tenemos dinero para nada más.



Alfonso: ¡CALLATE!



Un pequeño Alfred observa la discusión a la que ya estaba acostumbrado cada día.



Alfonso: ¡Estúpida! Estamos mantenidos por la paga que conservo. Creo que da para algo más que unas lentejas.



Rosa: No da para más… tenemos que pensar en Alfred y…



Alfonso: ¡CIERRA ESA BOCAZA!



El hombre, conteniéndose para evitar la denuncia de su mujer por malos tratos se dirige hacia el pequeño Alfred y le suelta un bofetón que le hace rodar por el suelo. A pesar de ello no llora.



Rosa: ¡DETENTE! El pequeño Alfred no tiene la culpa de nada.



Alfonso: ¡Claro que la tiene! Es un gasto muy grande, a pesar de que yo no deseaba tenerle tú te empeñaste en ello. ¡Qué apechugue las consecuencias!



El pequeño Alfred le mira con un gran odio en su interior.



“Mi madre no soportó mucho tiempo aquello… enfermó y murió. Lo último que me dijo fue que no me rindiese, que luchase y me fuese de casa lo antes posible. Me recordó que ella siempre me querría. ”



[Octubre de 2007, España]



Rosa: Hijo mío… se fuerte y busca tu propio futuro…



Alfred (11 años): Si mamá…



Rosa: Recuerda siempre que tu madre te ha querido y te querrá desde donde me vaya…



Alfred derrama unas cuantas lágrimas abrazando a su madre.



Rosa: Y te dejo un consejo en herencia que nunca debes olvidar… aquello imprescindible para vivir… es el amor… búscalo… y cuando lo encuentres y sepas que es verdadero… atesóralo en tu corazón y cuídalo… Te quiero Alfred…



Rosa da su último aliento mirando a su hijo.



Alfred: Gracias… descansa ahora…



“A pesar de de ello no pude seguir su consejo inmediatamente y pase un tiempo con mi padre, si es que merece ese apelativo…”



[Febrero de 2008, España]





Alfonso entra severamente borracho en casa y tambaleándose.



Alfonso: Estoy harto de tener que beber vino del malo por tener que mantenerte, saco de mierda.



Alfonso da un empujón a Alfred que cae al suelo. Tras esto el padre continúa su caminar por la casa.



Alfonso: Un día te pego un palo y me quito el problema de encima.



Alfred: *Esto es demasiado… ¿Por qué tengo que seguir aguantando esto?*



Alfonso: Y va la zorra de tu madre y se muere dejándome a mi todo el marrón.



¡ZOOOUF! Alfred se abalanza sobre Alfonso y lo agarra del cuello de la chaqueta.



Alfred: ¡Estoy harto de escucharte decir gilipolleces!



Alfonso: ¿Qué estás haciendo?



Alfred: Desde niño has estado haciendo mi vida y la de mamá un infierno.



Alfonso: Suéltame o te denunciaré por malos tratos y falta de respeto.



Alfred suelta con desprecio a Alfonso.



Alfred: Eres despreciable…



El borracho Alfonso se dirige a su habitación y cae en la cama.



Alfred: *Es hora de dar el paso. Ahora tomaré el consejo de mamá y me iré de este lugar.*



“Con un ligero equipaje y poco dinero me lancé a la calle. Me convertí en un experto en supervivencia, incluso aprendí defensa personal y me curtí en artes combativas. Sacaba dinero de casi cualquier cosa y me adaptaba a lo que acontecía.”



“Por cierto el apellido de mi madre es Castaño, en cuanto me fui de casa lo adopté como primero y único. Poco después pude legalizarlo, así que soy Alfredo Castaño y solo Castaño.”



[Fin del Pasado de Alfred]



Alfred: Lo que vino después ya lo sabéis. Me atrapo la Titanium Mind, Cepheus, y me convirtieron en X-Pirit. Después de eso tuve que huir de España, allí las cosas con los médiums se toman de forma muy extrema. De hecho todo lo que desentone no pasará desapercibido, no solo a ojos de los que mandan… si no de la propia sociedad.  Así que vagué por el mundo hasta llegar a Japón y entonces… -Mira a todos con cariño.- creo que logre cumplir la petición de mi madre.



Todos miran pensativos a Alfred. Hiromu toma la iniciativa y se levanta acercándose hasta Alfred.



Hiromu: Alfred… me alegro de haberte conocido en aquel restaurante italiano…



Alfred sonríe a Hiromu.



Alfred: El hogar que perdí con la muerte de mi madre lo recuperé gracias a vosotros… mis amigos.



Rodi: Estas haciendo que me ponga sentimental, idiota…



Rodi se pone en pie y se acerca hasta Alfred dándole un pequeño coscorrón. Automáticamente todos se levantan y arropan a Alfred.



Alfred: *Mamá ¿puedes verme? Descansa tranquila… en este mundo todavía queda algo de amor para mí…*



Alfred derrama alguna lágrima entre sonrisas.



[Casa de los Kurogawa]



Por la noche todos han vuelto a la casa de los Kurogawa. Aika va con ellos.



Aika: Luzdivina-san, ¿seguro que puedo? Ya sois muchos y…



Luzdivina: Tranquila “Double A”, ¿cómo podría dejarte en esos fríos laboratorios ahora que te he vuelto a encontrar?



Luzdivina acaricia bruscamente los cachetes de Aika haciendo que se sonroje.



Rodi: La verdad, haber recuperado ese sitio nos dará mucha ventaja respecto a Cepheus.



Hiromu: En teoría sí. Pero deberíamos mantenerlo lo más secreto posible.



¡CLAAAC! Luzdivina abre la puerta y todos se acomodan en el salón.



Katie: Nyaaaa, creo que al final me voy a acostumbrar a esta casa. –Se restriega en los cojines del sofá como si fuese un gatito.-



Alfred: Katie, haz el favor de tomarte esas confianzas…



Luzdivina: Jajaja, tranquilos. Estáis en vuestra casa. Voy a preparar algo de cenar.



Hiromu: ¿Necesitas ayuda mamá?



Luzdivina: Tranquilo hijo. ¿Por qué no enseñas su cuarto a tu hermana?



Hiromu: ¿He…Hermana? –Mira a Aika.-



Aika mira a todos lados nerviosa sin saber dónde meterse.



Katie: ¡Nyaaaaaaaaaaaaaaa!



¡PLAAAAAAAAF! Katie se lanza sobre Aika cayendo ambas al suelo.



Katie: ¿Qué tal un bañito Aika-saaan?



Aika: ¿Ba….Bañito?



Luzdivina: El baño esta al final del pasillo. –Responde desde la cocina con travesura.-



Katie: ¡Gracias Luzdivina-san! ¡Con permisooooo!



Katie se lleva a Aika a rastras hacia el baño.



Aika: ¡Ka….Katie-san….! Estoooo…. Aaaaah…



¡PLAM! La puerta se cierra y desde el otro lado puede escucharse el jaleo.



Katie(Desde el baño): Nyajajajaja ¡”Bath time”!



Aika(Desde el baño): Katie-chan… por favor… eso no, que me da vergüenza… no, ahí no, no… ¡IAAAAAAAAAAAAAAAAA!



Katie(Desde el baño): ¡NYAAAAAAAAAAJAJAJAJA!



Todos los demás permanecen en el salón, perplejos y ruborizados.



[Aeropuerto de la SWT, Japón]



Un avión aterriza ocupando casi todo el pequeño espacio del aeropuerto de la base.



Jack: Bien, parece que llegamos a tiempo.



Tom: El enemigo ya debe estar aquí.



Alan: El caso es ¿dónde?



Tom utiliza varios radares para rastrear la zona.



Jack: Je, no hay enemigo que pueda huir del escuadrón de Jack Axe.



Tom: Mmmm, lamento fastidiar la fiesta. Pero parece que el objetivo aun no ha llegado.



Jack: ¿Cómo?



Tom: Según los radares se ha detenido en medio del océano, o mejor dicho algo lo ha detenido.



Jack: ¿Algo?



Alan: ¿No puede analizar su composición?



Tom: Estoy intentando acercar la imagen… pero esta oscuro… tal vez intentando… Pe…pero…



Jack: ¿Qué ocurre Tom?



Tom: ¡Mirad esto!



Jack: ¡¿Pero qué diantres?!



Alan: Tanto poder…



Jack: Preparad las armas de alto calibre… si lo que lo ha detenido es hostil estaremos en serios problemas…



[Base de Cepheus, Rusia]



Pythia se arrastra por el suelo gravemente herida.



Pythia: Tsch…. ¡Asqueroso X-Phantom!



Pythia accede a la sala de reunión. Allí se encuentra a dos de las tres sombras.



Pythia: ¡Atlas! ¡Ceto! ¿Dónde está Medusa?



Atlas: Creo que tomó la iniciativa y partió hacia Japón.



Pythia: ¡¿Cómo?! –Replica mientras se pone en pie a duras penas.-



Ceto: No pudimos detenerla, ya sabes cómo se las gasta.



¡PAAAAANG! Pythia golpea con furia una mesa de metal.



Pythia: ¡¿Es que nadie va a obedecerme en este sitio?!



Atlas: Humana, recuerda que estamos de tu lado. Pero no pretendas controlarnos como te parezca.



Pythia: Tsch…



Atlas: Cambiando de tema. No pareces muy en forma, Pythia.



Pythia: Tuve un pequeño contratiempo con esa rata de Snider.



Ceto: Je, por lo que parece esa rata te ha dado un buen repaso.



Pythia: ¡SILENCIO!



Pythia rebusca rápidamente entre varios libros.



Pythia: Me las vas a pagar Snider Fox… ¡Juro que me las vas a pagar!



¡BOOOOOOOOOOM! La puerta se viene abajo para sorpresa de los allí presentes.



Pythia: ¡Pero qué….!



Una enorme silueta se hace presente. Su respiración es la de una bestia y a su alrededor el aire se hace pesado.



Atlas: Oh, parece que el soberano ya vuelve a ser el que era.



¡PAM! ¡PAM! ¡PAM! Las pisadas de Urian hacen temblar todos los muebles de la sala.



Pythia: Urian-sama… ¿Qué tal se encuentra?



Urian mira Pythia haciendo que un escalofrío recorra su cuerpo.



Urian: Hiromu Kurogawa… muéstrame su paradero…



Pythia: Urian-sama, deberíamos ceñirnos al plan y dejar actuar a los guardianes…



Urian: ¿¡CREES QUE HAY TIEMPO!?



El fuerte grito hace estremecerse a Pythia, Ceto y Atlas.



Atlas: Urian-sama… creo que el consejo de Pyhtia es acertado. Actuar imprudentemente puede dar al traste con el plan.



Urian: Si…  ¿Dónde está Medusa?



Pythia: Partió por su cuenta hacia Japón.



Urian mira con gesto molesto a Pyhtia.



Pythia: Urian-sama… ya conoce a Medusa…. Es difícil de controlar…



Urian se da la vuelta y se dirige fuera de la sala.



Pythia: ¿Necesita algo Urian-sama?



Urian: Por el momento dejo en tus manos la captura de Hiromu Kurogawa, Pythia. Yo debo terminar de preparar la bomba que nos regaló el doctor Fox.



Pythia: Si, Urian-sama.



Urian se gira levemente hacia Pythia.



Urian: Ah… espero que la fuga de Snider Fox no suponga muchas complicaciones…



Pythia traga saliva.



Urian: De lo contrario… tendras que responder ante mí.



Urian se va por el pasillo dando fuertes pisadas.



Atlas: Parece que estas en problemas Pythia.



Pythia: Tranquilo, ese idiota de Snider está jugando con fuego.



Pythia envuelve su pelo y manos en un violento fuego.



[Océano pacifico]



Medusa: JAJAJAJAJA, nunca pensssssé que tú me detendríasssss a medio camino. Tienessss agallas…



Snider completamente negro y tétrico flota en el aire frente a Medusa.



Snider: No dejaré que alcances Japón, vestigio del pasado.



Medusa: Tienessss mucho valor para llamarme vestigio del passsado…



Los colmillos de la boca de medusa crecen y comienzan a expeler electricidad.



Snider: Es hora de terminar con esto, Medusa. Mi hermano Redmond estará encantado de que pagues por su asesinato.



Medusa mira con rostro viperino a Snider. La lucha es inminente.



[Casa de los Kurogawa]



Todos sentados en la mesa disfrutan de una sabrosa cena, como viene siendo costumbre.



Hiromu: Mamá, ¿descubriste algo nuevo del libro de Lumiere?



Luzdivina: Pues parece que ese hombre investigó mucho acerca del aerotitanio. Por el momento parece que sus propiedades pueden ser más versátiles de lo que parece.



Aika: Según los informes que ya manejábamos y los que podemos añadir de Lumiere, pronto tendremos un completo manual de uso del aerotitanio.



Hiromu: Es un alivio saberlo.



Rodi: Je, acéptalo Hiromu. En el fondo estas asustado de tu propio poder.



Hiromu mira frunciendo el ceño a Rodi.



Luzdivina: Hiromu siempre fue inseguro y asustadizo. Aunque cuando tenía que defender algo cambiaba totalmente.



Hiromu: Mamá…



Luzdivina: Su abuelo le repetía una y otra vez que no mostrase su condición de médium. Y que no se metiese en líos.



Hiromu: Si, el abuelo… le echo de menos…


[FLASHBACK]


[Escuela de Roku, Yokohama, Septiembre de 2005 ]

Un niño abusón acorrala a una niña. Este parece intimidarla.

Niño: Jajaja, ¿tienes miedo, tonta?

La niña está visiblemente asustada y oculta un dulce entre sus manos.

Niño: Vamos, dame ese dulce y no te pasará nada.

Varios niños más miran intimidantes a la niña tras su matón cabecilla.

Niña: De...dejadme en paz. No pienso daros mi merienda.

Niño: Je, mala contestación, tonta.

El niño que lleva la voz cantante se acerca levantando la mano dispuesto a golpear a la niña cuando...

¡RANG! La mano del abusón es detenida por alguna extraña fuerza.

Niño: Pero que...

Un pequeño y serio Hiromu observa desde cerca con su mano elevada. Gracias a su telequinesis retiene el violento acto del agresor.

Hiromu (10 años): Antes de golpear a una chica, recuerda que una mujer sufrió mucho para traerte a este mundo.

Los niños miran raro a Hiromu, e incluso la niña que acaba de defender.

Niño: ¿Qué haces monstruo? ¡Suéltame!

Hiromu: Si lo hago promete que la dejarás en paz. -Exige mirando a la chica.-

Niño: Ch... ¡¿Quien te crees que eres para darme ordenes?!

¡Crrrrraac! Hiromu agarrota los dedos ejerciendo algo más de fuerza sobre el abusón.

Niño: ¡Uaaaah!

Los otros niños le miran asustados.

Hiromu: ¿Dejaras en paz a esta chica?

El niño visiblemente consternado guarda unos minutos de silencio. Hiromu ejerce un poco más de fuerza.

Niño: ¡Vale, vale! ¡La dejaré en paz!

Automáticamente Hiromu libera al agresor que vuelve corriendo junto a sus acongojados amigos.

Niño: ¡Monstruo! No creas que esto quedará así...

Los niños se alejan corriendo e Hiromu se aproxima hasta la niña que acaba de salvar.

Hiromu: ¿Estas bi...?

Niña: ¡No te acerques! -Grita asustada.-

Hiromu la mira en silencio unos instantes y luego se da la vuelta con rostro triste.

Poco después... Hiromu camina hacia su casa junto a su abuelo.

Abuelo: Así que salvaste a esa chica. Pero no recibiste la reacción esperada por su parte ¿no?

Hiromu: Perdóname abuelo, sé que me has dicho muchas veces que no muestre mis poderes a la ligera...

Abuelo: Si crees realmente que tenias que usarlos, este papel carece de valor para mí.

El abuelo arruga una amonestación puesta por el colegio a Hiromu por agredir e intimidar a compañeros.

Hiromu: No lo entiendo. Solo hice lo correcto. ¿Por qué la gente es tan cruel?

Abuelo: Lo correcto... ¿Qué es lo correcto para ti, Hiromu-chan?

Hiromu mira a su abuelo sin saber que responder.

Abuelo: Actuamos en función de normas morales impuestas por la sociedad, y que muchas veces creemos ciertas. Pero aunque actuemos dentro de esas normas no siempre recibimos el resultado esperado.

Hiromu derrama algunas lágrimas por sus ojos sin dejar de caminar y con semblante serio.

Abuelo: Pero recuerda que hay unas normas que siempre obtendrán respuesta positiva al acatarse.

Hiromu mira a su abuelo esperando su respuesta.

Abuelo: Si, esas normas que salen, no de la sociedad o la propia lógica, si no del corazón.

El abuelo rebusca en sus bolsillos y tiende un puñado de golosinas a su nieto.

Abuelo: Me siento muy orgulloso de ti, Hiromu-chan. Nunca dejes que este mundo empañe la voluntad de tu corazón.



El abuelo acaricia la cabecita de Hiromu que ahora sonríe saboreando un caramelo.

[FIN DEL FLASHBACK]

Hiromu: Mi abuelo siempre me instó a seguir mis sentimientos. Él era diferente al resto. Entendía lo que significaba la palabra amor con todas sus letras. Tal vez por eso... no dudó a la hora de sacrificarse en esa asquerosa guerra.



Hiromu se levanta de la silla y retira su plato. Lentamente se dirige a la cocina.



Luzdivina: Hiromu siempre fue un niño solitario. Tal vez por su condición de médium… Más allá de todo este tema del “reverso”… Su vida tampoco hubiese sido fácil…



Hiromu abraza a su madre por la espalda.



Hiromu: No me arrepiento de nada mamá, ya lo sabes.



Luzdivina le acaricia la mano sonriente.



Luzdivina: Si.



Hiromu: Me voy a descansar. Los demás deberías hacer lo mismo. Mañana nos espera un día muy largo.



Todos poco a se van a costando. La noche cae lentamente y con dulzura.



Recuerdos de un pasado turbulento, agridulce… Pasado que cada uno lleva a sus espaldas, presente que entre todos sostienen y un futuro que se presenta incierto.



Continuará… Capítulo 58: Amor cálido

1 comentario:

Yaiza dijo...

Me ha gustado mucho! Y se queda con intriga de que pasara con Medusa y lo de Urian. Sigue así!!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)