17 de febrero de 2016

Capítulo 55: Ciencia


[Casa de los Kurogawa, amanecer…]

Luzdivina prepara el cuantioso desayuno para satisfacer a todos sus invitados. Sus ojos hundidos revelan que ha dormido poco esa noche recordando a Redmond Fox.
Mientras tanto Hiromu revisa viejos libros perdidos en varias estanterías de su habitación.

Hiromu: Tantos libros, tantas horas de lectura. Mi sed de conocimientos a veces requiere de algo más que información impresa. –Recuerda a Redmond.- Maestro… ¿Por qué te fuiste?...

Alfred y Rodi tocan a la puerta e Hiromu les da paso.

Alfred: ¿Qué tal la noche?

Hiromu sonríe lo mejor que puede.

Hiromu: La verdad he dormido poco.

Rodi camina en silencio y se sienta en una silla que reposa a espaldas de la pared.

Hiromu: Sinceramente me cuesta creer que Redmond… y para colmo mientras estábamos ajenos a ello, en América.

Alfred se acerca y da un golpe de ánimo sobre los hombros de su amigo Hiromu.

Alfred: Él también estaba luchando.

Rodi: Hiromu… Ya sabes que mi hermano confiaba en ti. Él supo defender este lugar en nuestra ausencia, al menos lo intentó con todas sus fuerzas. Con tantas que al final perdió la vida.

Hiromu parece fruncir un poco el ceño entristecido.

Rodi: Pero… No olvides que estamos en una guerra, y en las guerras siempre hay víctimas.

Hiromu parece meditar profundamente.

Hiromu: Guerra… odiaba tanto esa palabra desde que supe de la muerte de mi abuelo… Y ahora… yo mismo empiezo una. Y hasta el momento se ha cobrado varias víctimas…

Hiromu no puede evitar recordar a Bob, Redmond e incluso Lumiere.

Rodi se levanta del asiento y abre la puerta con amago de irse de la habitación.

Rodi: Hiromu… La ventaja de los caídos en guerra es que al menos encontraron una forma digna de morir. Puede parecer duro, pero nadie permanecemos aquí eternamente. Recuerda que, una vez te vayas, tus actos serán lo único que recordarán de ti en este mundo… -Sale y se dispone a cerrar la puerta.- Asegúrate de dejar un huella lo suficientemente profunda como para ser inmortal.

¡BLAM! La puerta se cierra tras Rodi dejando a Alfred e Hiromu pensativos en el lugar.

Hiromu: Alfred…

Alfred: ¿Si?

Hiromu: Prométeme que si alguna vez pierdo el rumbo estarás ahí para recordar que al menos lo intenté...

Alfred mira sorprendido a Hiromu y después le sonríe.

Alfred: Nunca perderás el rumbo… –Le coloca la mano sobre el hombro.- no mientras estemos ahí para impedirlo.

Hiromu le mira unos segundos en silencio.

Hiromu: Gracias…

 [Más tarde… Sala de estar de la casa de los Kurogawa]

Hiromu, Alfred, Rodi, Ninette, Katie, Leila y Luzdivina desayunan lo que ha estado preparando esta última.

Alfred: Menudos manjares señora Kurogawa, tiene unas manos de oro.

Luzdivina: Que exagerado eres Alfred.

Katie: Nyaaaa, yo apoyo lo dicho por Alfredín. –Exclama mientras mantiene varias tostadas colgando de la boca.-

Luzdivina: Que mona, Katie-chan.

Mientras todos hablan Hiromu revisa varias hojas de papel.

Ninette: Hiromu-kun, ¿Qué haces?

Hiromu: Estoy intentando averiguar la localización de los laboratorios de Cepheus. Es posible que en ellos encontremos la forma de internarnos en el bastión final en Rusia.

Luzdivina: Mmmm hijo, si te sirve de ayuda podemos ir a mirar a los laboratorios que regenté aquí en Japón.

Hiromu: ¿Te refieres a las viejas instalaciones de TMX Labs?

Luzdivina: Ajám

Rodi: Señora Kurogawa, esos laboratorios dejaron de estar operativos desde hace algún tiempo. Según parece Cepheus desechó su utilidad una vez construidos el resto de laboratorios.

Luzdivina: Supongo…

Ninette: Mmmm Rodi, yo creo que la idea de Luzdivina-san es buena. No tenemos datos suficientes sobre la base del enemigo ni sus métodos. Debemos dar por sentado que pueden disponer de tecnología que desconozcamos y que en esos laboratorios pudiera haber indicios de ella. Por ejemplo información sobre la composición de los nodos.

Rodi: Je, visto de ese modo puede que tengas razón.

Luzdivina: Todavía poseo copias de las llaves de las instalaciones además de acceso a algunas bases de datos. Y dado que están abandonadas y Japón ya está bajo protección de la SWT no debería haber ningún problema.

Todos miran a Hiromu, esperando su respuesta.

Hiromu: Creo que no perdemos nada por ir a echar un vistazo.

Luzdivina: Bien, ayudadme a recoger todo esto y saldremos enseguida.

[Base de Cepheus, ciudad fortificada de Titanium Mind, Rusia]

Pythia parece estar mezclando diferentes tipos de metales utilizando las llamas que salen de sus manos.

Pythia: Psch… parece que no consigo dar con la aleación adecuada…

Medusa: Psssssssss tal vesss deberiassss dejar que saliesemosssss directamente.

Las viperinas palabras anteceden a la aparición de medusa. La mujer de pelo revuelto y verde con ojos de serpiente se sitúa al lado de Pythia.



Pythia: Deberías estar terminando de reponer fuerzas. –Le recrimina con voz de sargenta.-

Medusa: Jajajaja, me aburro de ssssoberana manera en esssse sitio. Quiero ssssalir a divertirme.

Pythia: ¿Crees que Urian-sama entendería esas motivaciones? Entiendo que lleves miles de años sin respirar aire externo, pero no te he liberado de “ese lugar” para que hagas lo que te plazca.

Medusa: Jajajaja sssssssh estas siendo muy dura, humana.

¡FLAAAAAAM! Medusa es rodeada por un anillo de violentas llamas.

Pythia: ¡Cuidado con lo que dices, Medusa! ¡Recuerda a quien sirves!

Medusa mira con gesto de asco a Pythia.

Medusa: Ssssssssh essssta bien, terminaré de reponer mi energía y después te avisaré para proceder con el plan.

Pythia deshace el anillo de fuego y Medusa retrocede por donde ha venido, caminando de forma extraña, medio arrastrándose como una serpiente.

Medusa: Esssstos humanossss….

Pythia mira de reojo unos instantes y continúa con sus labores de mezcla de metales.

Pythia: Si logro enriquecer el aerotitanio y crear una versión potenciada que solo responda a Urian-sama… será tu fin… Hiromu Kurogawa.

[Antiguas instalaciones de TMX Labs, Yokohama, Japón]

Luzdivina abre el portón que da acceso al jardín del viejo edificio. Hiromu, Alfred, Rodi, Ninette, Katie y Leila acceden tras ella.

Hiromu: Este sitio… parece abandonado, pero algunos lugares están extrañamente cuidados.

Luzdivina: Si, te has percatado de lo mismo que yo, hijo.

Alfred: Tal vez sea cosa de los vagabundos.

Rodi: Je, es posible, si no fuese por el pedazo de alambrada que hemos evitado gracias a las llaves de Luzdivina-san.

Ninette: Sera mejor estar listos por si las moscas. –Saca su pistola de sus medias y la precarga.-

¡ÑIIIIIIEEEEC! La puerta que da acceso al edificio se abre empujada por Luzdivina. El interior esta oscura, pero Luzdivina no tarda en encender las luces. Solo algunas funcionan lo que deja un panorama algo tenebroso con claroscuros y rincones tenebrosos.

Alfred: Puaj, huele a hospital.

Rodi: Alfred, huele a amoniaco y lejía.

Luzdivina: Solíamos limpiar los pasillos con amoniaco y lejía. Pero dado el tiempo que ha pasado… me extraña que se conserve el olor. Es como si alguien los hubiese limpiado hace poco.

Leila: Si, pero de ser así es raro que limpie el suelo y no se moleste en cambiar los cientos de fluorescentes fundidos.

Rodi: Si, opino lo mismo. Este lugar hace que me ponga tenso. –Toca la empuñadura de sus katanas.-

Mientras caminan por los pasillos se percatan de la gran cantidad de corchos con papeles que cuelgan de las paredes, junto a tablas periódicas, algún cuadro y gráficos. Las ventanas que dan a diferentes departamentos están limpias e inmaculadas, dejando ver lo que hay tras ellas. Cientos de departamentos que permanecen a oscuras solo iluminados por la luz que les llega del pasillo.

Rodi: ¿No deberíamos revisar los departamentos?

Luzdivina: Son demasiados, iremos directos a los laboratorios principales. Allí es donde se almacena toda la información y donde yo trabajaba. Si queda algo de información en este edificio estará allí.

Alfred: Estupendo, ¿Y donde se encuentra ese lugar?

Luzdivina: Esta en la planta -3. Supongo que el ascensor no estará en las mejores condiciones, así que usaremos las escaleras de emergencia al fondo del pasillo.

Alfred: Genial, tenemos que internarnos del todo.

Hiromu: Alfred, cualquiera diría que no te gustan los laboratorios.

Alfred: Je, desconfío u poco de los lugares que huelen a hospital y están medio abandonados. Sobre todo si llevaros a cabo horrendos experimentos…

Katie: ¡BUUUUU!

Katie salta sobre Alfred y se cuelga de su espalda.

Alfred: ¡UAAAAAAH!

Katie: Nyajajajaja  ¿Te asustaste Alfredín?

Alfred: ¡No tiene ni puta gracia, Katie! –Grita sonrojado y asustado.-

Rodi: Niños estaos quietos por favor. –Dice con sorna y serenidad, haciéndose el maduro.-

Katie: Nya, melenudo no seas tan seco. Sé que tu también estas asustado.

Rodi: Je, ¿Miedo yo? Por favor…

Leila: ¡Bu!

RODI: ¡IAAAAAAAAAAAAAAH!

Rodi desenvaina las espadas y jadea asustado.

Katie: Ya, ya… -Mira a Rodi, burlona.-

Leila sonríe ligeramente después de su travesura mientras Rodi envaina las espadas sonrojado y avergonzado.

Ninette: Es curioso la cantidad de departamentos que hay por aquí. Debería de haber muchos trabajadores.

Luzdivina: Cada uno tenía una función concreta y todo lo descubierto terminaba en el laboratorio principal.

Hiromu: Entiendo entonces el  por qué nos dirigimos allí. Espero que merezca la pena el viaje.

Finalmente el equipo llega hasta la entrada del laboratorio principal. La compuerta de acero estaba adornada con varias bandas rojas y negras. Solo se abriría pasando el control biométrico.

Luzdivina: Espero que todavía me reconozca…

Luzdivina coloca su mano en el detector de huellas dactilares y la compuerta se abre.

Hiromu: Genial.

El laboratorio conserva un 80% de su iluminación y una enorme cantidad de material de laboratorio, equipos informáticos, librerías y servidores. Muchos de ellos en funcionamiento.

Hiromu: Que pasada…

Luzdivina: Parece que está casi todo operativo.

Hiromu: Si, es un poco raro…

¡CLANK! De pronto el sonido de una probeta de cristal al caerse alerta a todos.

Alfred: ¿Q…Que ha sido…eso?

Hiromu: Quedaos quietos un momento…

Hiromu se pone delante de todos extendiendo el brazo y se dirige al lugar del que provino el sonido.

Ninette: Hiromu-kun… ten cuidado… -Apunta hacia donde se dirige Hiromu, por si necesitase ayuda.-

Con cada paso Hiromu nota cada vez latir más rápido su corazón… Al llegar a la estantería de la que próvido el sonido se asoma lentamente al otro lado y….

Hiromu: Te tengo…

Hiromu apunta con su brazo preparando un ataque, pero lo único que allí se encuentra es una mesa con la probeta rota en el suelo. Ni rastro de nadie.

Hiromu: Pero que…

Hiromu se acerca y mira un libro abierto sobre la mesa.

Hiromu: *La dimensión paralela… ¿Qué es esto?*

???: *Fuera de aquí*

Hiromu: ¡JODER!

La voz resuena en la mente de Hiromu. Este se toca la cabeza, asustado.

???: *LARGO DE AQUI*

Hiromu: ¡¿Qué cojones es esto?!

Hiromu regresa junto al equipo visiblemente asustado.

Ninette: ¡Hiromu-kun! ¿Ocurre algo?

Hiromu: He…he escuchado una voz en mi cabeza….

Alfred: Genial, Hiromu se nos ha vuelto loco.

¡CLONC! Rodi da un coscorrón a Alfred.

Luzdivina: ¿Una voz?

Hiromu: Si, es como la voz de una chica…

Mentes de todos: *Fuera de aquí… ¡dejad este sitio!*

Esta vez todos escuchan la voz en sus mentes.

Alfred: ¡AAAAAH! ¡¿Mierda lo habéis oído?!

Katie: Nyaaaa, ¡qué miedo!

Luzdivina: *Es posible…*

Luzdivina se aproxima hasta una estantería lentamente. Todos la observan mientras retira varios libros.

Hiromu: Mamá… ¿qué haces?

Luzdivina termina de retirar varios libros y sonríe.

Luzdivina: Cazar al fantasma. –Dice con tono orgulloso y carente de miedo.-

???: ¡IAAAAAAAAAH!

De un falso hueco en la estantería alguien sale raudo y rueda hasta una esquina. Todos se ponen en posición de ataque.

Hiromu: ¡Deprisa! Apoyemos a mi madre.

Todos se acercan lentamente armados, dispuestos a atacar.

Hiromu: ¡Ahora!

???: ¡NOOOOOOO!

Al iluminar la zona y lanzarse se puede observar a una chica de pelo azul y gafas rosas severamente asustada.

???: ¡Por favor! ¡No me matéis! Puedo ser útil.

Luzdivina: ¿Doble A?

La chica levanta la mirada y su rostro de miedo se torna en uno de alegría.

???: ¡Luzdivina-sama!

El equipo parece confuso.

Luzdivina: Chicos, guardad las armas. Esta chica es inofensiva.

El equipo algo confuso repliega el ataque.

???: La…Lamento el susto que os he dado. –Dice mientras se pone en pie.-

Luzdivina: No has cambiado nada, sigues igual de asustadiza.

???: JiJi, bueno…. Después de  todo lo que ha pasado en el mundo recientemente… solo soy precavida.

Hiromu: Mamá, ¿puedes ponernos al corriente de…?

Luzdivina: Ah, sí, perdona hijo. Esta es mi ayudante de laboratorio.

???: Si, me alegra finalmente conocerle señorito Hiromu. Su madre siempre me hablaba de usted y…. Uh que cabeza la mía –Suda nerviosa.- perdón… ¡Me presentaré!

La chica se sacude la extraña chaqueta blanca y ceñida de laboratorio que lleva. En las piernas lleva unos pantalones vaqueros ceñidos hasta las rodillas y calza en los pies unas zapatillas negras de tela. Su pelo azul, liso y largo está recogido en dos coletas adornadas con cintas rosas. Lleva unas gafas de pasta fina color rosa. En el cuello lleva un aro de color negro y en las manos pulseras del mismo color.

Aika: Me llamo Aika Aoi y soy una médium con poderes telepáticos. He servido de ayudante a Luzdivina-sama desde que me rescató de ser un conejillo de indias. Ella cree que valgo para…. algo más que eso.




Luzdivina: Vamos Doble A, no vuelvas a lo mismo. Sabes que eres muy inteligente y capaz. Tienes que demostrara al mundo que no me equivoqué al confiar en ti. Aunque ya veo que efectivamente estaba en lo cierto. ¿Cómo has mantenido este lugar?

Aika: Bueno, se puede decir que mi único hogar es este. Cuando fue abandonado no pude dejarlo morir…. A decir verdad nunca lo dejé… ni siquiera cuando usted se fue y vinieron ellos…

Luzdivina: ¿Seguiste aquí cuando la Titanium Mind…. bueno Cepheus, se hizo cargo de ellos?

Aika: Si… no fue fácil. Tuve que estar escondiéndome por los rincones más oscuros del lugar. Hasta que…. se fueron.

Luzdivina: Entonces….

Luzdivina se vuelve hacia Hiromu y los demás.

Luzdivina: Chicos… ¿Querías información? Pues creo que hemos encontrado a la persona adecuada.

Luzdivina hace alusión a Aika y esta da un respingo avergonzada.

Aika: Eh… ¡Ah! Bueno…. ¡Haré lo que pueda!

Hiromu: Vamos, no te estés tan tensa. Ahora que sabemos que mi madre confía en ti no tienes que temer nada.

Luzdivina: Hijo, Aika siempre ha sido así.

Luzdivina le coge los mofletes a Aika.

Luzdivina: ¡¿No te parece muy mona?! –Le aprieta los mofletes con cara de simpatía.-

Aika: ¡Luzdivina-sama! ¡Por favoooor! –Exclama avergonzada.-

Luzdivina suelta a Aika y da paso a una sala cercana. Todos se sientan alrededor de una mesa.

Luzdivina: Bien, podemos comenzar la reunión.

Hiromu: Estas disfrutando con esto eh.

Luzdivina: Hacía tiempo que no me sentaba en este sitio… Pero bueno, Doble A, por favor comienza.

Aika: ¡Ah! ¡Sí! Pero antes de empezar. Perdonad por haberos asustado. Esas voces que escuchabais era yo usando la telepatía.

Alfred: Menos mal… ya creía que me estaba volviendo loco…

Hiromu: Tranquila Aika, aquí todos somos médiums.

Aika: Bien, ah… bueno…. Pero lo siento… de todas formas… yo…

Luzdivina: Aika y yo nos comunicábamos siempre por telepatía cuando necesitabamos tramar algo sin que los demás se enterasen. La verdad su habilidad es perfecta para una chica como ella, su inteligencia y su habilidad se complementan muy bien.

Aika: Luzdivina-sama… por favor. –Sonrojada y ruborizada por los halagos.-

Luzdivina: Jajaja, bueno, Doble A. Procede, me interesa saber que has hecho este tiempo. Pero será mejor poner al día a mi hijo y sus amigos sobre este lugar.

Hiromu: Si, toda información es bien recibida.

Aika: Bueno pues… al principio….  Yo era uno de los tantos médiums que se presentaron voluntarios para ciertas pruebas…. ¡Ah, perdonad! No os interesa mi vida y…

Hiromu: No, por favor, continúa. Queremos saber todo lo que puedas contarnos.

Aika mira a Luzdivina que la anima con la mirada.

Aika: Bueno… pues…. Todo comenzó cuando yo me presenté voluntaria como conejillo de indias en los laboratorios en los que nos encontramos. Mi vida había sido difícil hasta entonces. Mis padres me despreciaron por considerarme un monstruo. Sinceramente no sé de dónde me vienen estos poderes, pero ni mi padre ni mi madre eran médiums. Ciertamente mis padres nunca han tenido especial aprecio por mí. Ambos se pasaban el día fuera y parece que les molestaba mi presencia, solo me mantenían porque la ley así les obligaba. Pero un día, en Marzo de 2012 decidí que había tenido suficiente. Me enfrenté a ellos y desaté toda mi furia. Les dije todo lo que pensaba y no podían escapar de mí, les mandaba toda mi verdad telepáticamente. Después de aquello me vi en la calle, abandonada con tan solo 16 años. Así que vagué sin rumbo durante unos días.

Aika toma un poco de aire y mira a Luzdivina.

Aika: Entonces llegó hasta mi cierta información. Había un lugar en el que se buscaban personas especiales que voluntariamente quisiesen someterse a experimentos científicos a cambio de dinero. El lugar que ofertaba eso es en el que nos encontramos, TMX Labs.

Hiromu: Mamá, esa oferta de usar personas como conejillos de indias….

Luzdivina entristece el rostro.

Luzdivina: Lo sé… no es lo más ético. Pero la situación me obligaba en parte. El aerotitanio era una sustancia extraña y sabíamos poco acerca de su relación con los médiums. Necesitaba resultados y lo mejor era probar directamente sobre los médiums. Tanto Redmond, como Aika… incluso yo misma… quería probar mis teorías con ese metal lo más rápido posible…

Aika toma tímidamente la mano de Luzdivina.

Aika: Hiromu-san… tu madre buscaba gente voluntariamente para que la ayudasen en su investigación… Ofrecía remuneración por ello… pero a mí… a mí me dio mucho más.

El equipo continúa atento al relato de la chica de pelo azul y cintas rosas.

Aika: ¡Ah!.... ¡Perdonad! ¡Continuaré!… Yo me encontraba en una situación desesperada y la oferta parecía llamarme a gritos. Así que me presenté en la puerta de estos laboratorios. Pretendía ganarme la vida como conejillo de indias aquí en TMX Labs. Pero Luzdivina-san… iluminó mi vida más de lo que esperaba…

Aika permanece unos instantes en silencio, recordando vívidamente lo que acaba de relatar.

Luzdivina: Vi potencial en Aika. El chequeo inicial reveló, además de que era una médium con telepatía, que Aika poseía un coeficiente intelectual muy elevado. Todo ello unido a su historia y, ¿por qué negarlo?, ciertos sentimientos maternales en mi interior me hicieron tomar una decisión. A pesar de las disputas con altos mandos del gobierno e inversores que afrontaría por ello, decidí revocar su solicitud de “carne de laboratorio” para adoptarla como mi aprendiz.

Aika sonríe a Luzdivina con el cariño de una hija a su madre.

Aika: A partir de entonces había ganado un trabajo, un lugar al que pertenecer, un hogar… y, si me lo permite Luzdivina-san… una madre.

Luzdivina le devuelve la mirada con el cariño de una madre a su hija.

Hiromu: Todo eso sucedió antes de que…

Luzdivina: Si, por aquel entonces tu padre, Hirako, aun seguía vivo y apoyando el proyecto.

Aika: Hirako-san era muy atento. A pesar de no parar mucho en un sitio nunca faltaba de nada en los laboratorios. De hecho gracias a su apoyo en poco tiempo los experimentos dieron sus frutos con la creación del X-Pirit 0.

Hiromu: Redmond…

Luzdivina: Si, Redmond fue el primero. Ya conocéis su historia. Se presentó como voluntario con la premisa de pagar el pecado que él decía llevar sobre sus hombros.

Rodi: Mi hermano… no puedo evitar admirarle por todo aquello…

Rodi mira a Hiromu.

Hiromu: Mi maestro, tu hermano… -Se toca el pecho- Continuaré su legado, cuenta con ello.

Rodi devuelve una cómplice sonrisa a Hiromu.

Aika: Redmond-san ha…

Luzdivina: Si, Aika, todo parece indicar que finalmente pudo irse en paz.

Aika: Lo…Lo siento mucho…

Un corto silencio se hace presente en honor a Redmond Fox.

Luzdivina: Pero ahora… debemos continuar con todo esto. No permitiré que caiga en saco roto el sacrificio de Redmond… Ni el de mi Hirako…

Hiromu: Papá…

Luzdivina: Lo que ocurrió poco después de ese éxito en la creación del primer X-Pirit fue…

Luzdivina entristece sus ojos, vidriosos.

Aika: Luzdivina-san… si…si quiero yo puedo…

Luzdivina toma aire y agradece el interés a Aika.

Luzdivina: Como sabéis ya, Gilbert Watson, uno de los comerciales de TMX Labs ambicionaba más de lo que tenía. Cuando los fondos se empezaron a terminar mi Hirako emprendió una odisea para encontrar nuevos inversores. Gilbert le acompañó… pero no tuvieron éxito.

Aika: TMX Labs terminó fuera de las manos de Luzdivina-san… y fue a parar a manos de una extraña organización.

Hiromu: Titanium Mind… Cepheus…

Luzdivina: Gilbert asesinó a Hirako… comprado por esa extraña organización que le prometió poder.

Hiromu: Mamá… ese malnacido ya recibió su merecido. –Dice serio y sin arrepentimiento.-

Luzdivina: Hijo mío… no sabes cuánto siento que tengas que cargar con todo esto…

Hiromu: No soy el único que carga con ello. –Mira a sus amigos- Todos ellos me ayudan a llevar esa carga, algunos incluso ya no están aquí…

Hiromu no puede evitar recordar a Bob Blair.

Katie: Si, señora Kurogawa. Su hijo tiene aliados que le adoran… que le quieren. Incluso hasta el punto de morir por él…

Hiromu mira a Katie intentando disculparse con la mirada por la muerte de Bob, pero Katie le sonríe disculpándole.

Katie: A partir de hoy la SWT suministrará a TMX Labs todo lo que necesite para volver a funcionar.

La declaración de Katie sorprende a todos.

Aika: ¿C…Como?

Katie: Nya, como lo escucha Aika-san. Este sitio desde hoy volverá a estar lleno de vida. Siempre que estéis de acuerdo, claro.

Luzdivina y Aika se miran y parecen contentas por la oferta.

Hiromu: Katie… te agradezco todo lo que estás haciendo por mi familia…

Katie: Hiromu, esto no es solo por tu familia. Sabes que el mundo depende de ti en este momento. Y la SWT estará ahí para apoyarte en todo. Bob se sacrificó por nosotros, Redmond también lo hizo y tu padre Hirako… estoy seguro que tenía el mismo ideal en mente.

Hiromu: Gracias… Katie.

Katie: Aika-san y usted Luzdivina-san estaréis a la cabeza de TMX Labs.

Luzdivina: Gracias Katie-chan.

Katie: ¡Nyaaaa! Entonces desde hoy TMX Labs y la SWT forman parte de la misma familia.

Katie salta sobre la mesa y se agarra a Aika.

Aika: ¡¿Eh?! ¿Qué? –Sonrojada y nerviosa-

Katie: Así que tenemos que conocernos mejor Aika-san, jujuju. ¡Melenas! ¿Podemos ir luego a bañarnos en tu bañera?

Leila y Ninette se sonrojan recordando sus respectivos “momentos bañera con Katie”.

Rodi: Antes quemo la casa…

Katie: ¡Jooooooou! –Infla los mofletes disgustada-

Alfred: Creo que la conversación se está yendo por otros arrozales…

[Base de Cepheus, Rusia]

Pythia: ¡Ajá! Finalmente parece que lo conseguí…

Pythia sostiene un frasco lleno de un extraño aerotitanio líquido que expele energía oscura.

Pythia: Con esto podré dotar a Urian-sama del fluido que necesita para recuperar su verdadero poder.

La malvada mujer camina con el frasco hasta una pared donde cuelga un papel con varios apuntes alquímicos.

Pythia: Parece que finalmente el mundo deberá dejar de reconocer a su tiránico líder…. para empezar a adorarle como a un dios.

Continuará… Capítulo 56: Respuestas

1 comentario:

Yaiza dijo...

wooo! Que mona es Aika :3 Y esa Pythia cada vez me cae peor, a ver como le funciona el experimento xD

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)