26 de noviembre de 2015

Capitulo 52: Fantasmas


[Nueva York, interior de la estatua de la libertad]

Nuestros héroes caminan por el demacrado interior de la estatua de la libertad. Las paredes mezclan oxido con yeso y otros materiales. Finalmente llegan hasta el destruido laboratorio de Lumiere, lugar donde reposa una durmiente Luzdivina flotando dentro de un tanque ajena a la realidad.

Hiromu: *Mamá…*

Ninette se aproxima hasta el cuadro de mandos que hay frente al tanque y comienza a mirarlo, intentando llegar a alguna conclusión.

Hiromu: Parece complicado… -Le dice mientras se aproxima también hasta el cuadro de mandos.-

Ninette: Tengo cierta experiencia con este tipo de computadoras, pero la verdad, esta de aquí parece…. complicada.

Hiromu: Todo cuanto sepas será útil Ninette. –La alienta intentando ocultar su preocupación.-

Rodi inspecciona la sala, destrozada por el combate contra Lumiere. En su paseo descubre una sombra tras la puerta de un armario.

Alarmado se aproxima lentamente hasta la puerta colocando sus manos sobre las empuñaduras de sus espadas por si necesitase efectuar un contraataque.

Lentamente se acerca a la puerta y…

Rodi: *Tsch… estúpido mimo…*

Solo es un traje del difunto Lumiere, colgado en una percha.

Mientras, Ninette prosigue con su investigación, probando varias combinaciones de teclas.

Ninette: *Todos estos símbolos en el teclado… todos me suenan. Son letras de diferentes alfabetos…*

Alfred: La última vez que tuve que maniobrar con un puesto de mando la cosa fue bastante divertida…

¡CLONC! Rodi, ya con ellos, da un coscorrón a Alfred.

Rodi: Tsch… doy fe de eso señor maquinista.

Alfred: Vamos, no me negaras que fue divertido. –Se frota el coscorrón.-

Ninette: ¡¿Y esto?!

El grito de sorpresa de Ninette alerta a sus tres compañeros.

Hiromu: ¿Descubriste algo Ninette?

La chica señala unas extrañas piezas alargadas que pueden moverse por unos raíles en el propio teclado.

Rodi: La verdad es que el tipo era raro de cojones.

Ninette: Analizando el teclado en su totalidad se puede decir que contiene letras y símbolos de idiomas de todo el mundo además de símbolos científicos. Pero esto de aquí… no lo había visto nunca.

Hiromu se aproxima hasta la parte del puesto de mando que contiene las misteriosas piezas.

Hiromu: Parece una especie de puzle, de esos que se hacen arrastrando las fichas dentro del marco.

Hiromu toca con recelo una de las piezas y la desplaza hasta otra posición del tablero. Después de cerciorarse de que no pasa nada continúa probando combinaciones.

Alfred: Hi…Hiromu… ¿estás seguro que podemos hacer eso?

Hiromu: Alfred, mi madre está metida en un tanque. Ni siquiera sé si sigue con vida. Al menos debo intentarlo. –Responde sin dejar de mover las piezas y pensar.-

Ninette le observa anonadada ante la concentración que muestra.

Hiromu: *Esto tiene que significar algo… son piezas largas, concretamente cinco. Cuatro son iguales entre ellas y la quinta es más corta… ¡Agh! Solo cinco piezas pero no sé cómo situarlas.*

Ninette continúa observando y vislumbra un candelabro colocado sobre el teclado. Desentona con la decoración pues el resto de la sala parecía tener la última tecnología.

Ninette: Que extraño…

Ninette camina hasta el candelabro de tres velas. No parecen estar muy gastadas.

Rodi: Reitero… ese tío era raro, pero raro eh. –Dice al percatarse del viejo candelabro.-

Alfred: ¿Un candelabro de tres velas? Le gustaría la luz de las velas, aunque la verdad con todos esos neones y pantallas…

Tras fijarse un poco Ninette se percata de algo raro.

Ninette: ¡Hiromu-kun!

Hiromu mira a Ninette con la cara algo frustrada por no dar con la tecla.

Hiromu: ¿Qué ocurre Ninette?

Ninette: Mira esto.

En el eje vertical del pie puede leerse una frase grabada: “Ahí estamos nosotros los extraños, a un paso del fin.”

Hiromu: Los extraños… a un paso del fin…

Hiromu permanece unos instantes en silencio.

Alfred: Acertijos, lo que faltaba para terminar de complicar las cosas.

Rodi: Muy típico del mimo.

Ninette: *Me pregunto que podrá significar… Hiromu-kun está tan concentrado. Pero parece sufrir, desea sacar a su madre de ahí.*

Ninette se coloca al lado de Hiromu, más cerca y piensa con él.

Ninette: *Vamos…. Tiene que haber alguna relación entre los alfabetos…*

Ninette toca las piezas, Hiromu observa sin dejar de pensar.

Ninette: Tiene que haber alguna relación, el puzle está situado cerca de los bloques alfabéticos antiguos…

Hiromu: *Alfabetos… antiguos… una letra… cerca del fin… ¡Sí! Tal vez… *

Hiromu rápidamente pide a Ninette que le deje espacio en el panel. Toma de nuevo el puzle situando las piezas hasta formar un candelabro.

Un fuerte sonido hace saber que ha posicionado las piezas en el orden correcto. Al lado de la figura un botón emerge del panel.

Hiromu: ¡Bingo!

Alfred: ¿En serio? ¿La forma de un candelabro?

Rodi: Pero raro, raro, raro…

Hiromu: No, no es un candelabro. Fijaos bien.

Ninette, Rodi y Alfred observan, pero es la chica la que se percata de la forma que han tomado las teclas.

Ninette: ¡Psi!

Hiromu: Correcto Ninette. Psi, la vigesimotercera letra del alfabeto griego. A un paso del fin, del omega, la vigesimocuarta y ultima letra.

Alfred: Je, muy astuto Lumiere.

Hiromu: Además, esta letra, este símbolo es algo más que eso. Es algo importante para nosotros los médiums, los extraños según Lumiere. Psi está relacionada con nuestra energía, con la mente. Por ello los griegos le dieron el significado de “alma” o “actividad mental”.

Ninette: La pregunta es ¿por qué? Este teclado a pesar de tener tantos alfabetos no tiene el griego. ¿Por qué tomarse tantas molestias en crear ese mecanismo recreando una letra que no está en ningún alfabeto que esta máquina pueda entender?

Hiromu: Este tipo investigó mucho sobre el “psi” hasta el punto de encontrar un modo de contrarrestarlo usando el, por él denominado, “anti-psi”.

Ninette: La verdad, es muy misterioso todo esto.

Hiromu: En cualquier caso gracias por tu pista Ninette, no podría haberlo hecho sin ti.

La chica se ruboriza intentado quitarse meritos.

Hiromu: Bueno, averigüemos que guardaba tan celosamente Lumiere Lombard.

¡CLIC! Hiromu pulsa el botón y tras el puesto de mando emerge una especie de cajón. Este se abre dejando a la vista un libro. El tanque de Luzdivina permanece inmóvil.

Alfred: ¿Tanto follón para un libro?

Rodi: Tsch… ahora es cuando se descubre que todo es una cámara oculta.

Hiromu toma el tomo en sus manos y lee la portada.

Hiromu: Investigación profunda del psi, por Lumiere Lombard.

Hiromu abre el libro y lo primero que se encuentra es un pequeño párrafo de bienvenida.

Alfred: Será mejor buscar otras formas de sacar a Luzdivina de ahí.

Rodi: Voto por romper la campana.

Ninette: No digas tonterías Rodi, eso podría matarla.

Hiromu: Chicos… creo que esto es más importante de lo que creemos. Os leo: “Si ha llegado a tus manos este tomo pueden significar dos cosas: o que has leído algo que no debes y te voy a tener que matar o por el contrario yo ya estoy muerto y eres libre para descubrir los secretos que guarda. En este libro dejo plasmada toda mi investigación sobre la energía que los médiums poseemos, el psi, y su relación con el elemento aerotitanio. Todo esto lo estoy escribiendo desde el más absoluto de los secretos pues cierta organización a la que pertenezco no aprobaría que plasmase estas investigaciones en un lugar tan poco seguro como un libro clandestino que cualquiera podría leer. Bienvenido pues a la luz entre las sombras. Lumiere Lombard.”

El equipo permanece en silencio. Hiromu ojea el libro que contiene un gran número de expresiones científicas difíciles de entender para él. Mientras pasa las paginas una hoja de papel cae de entre ellas. Hiromu la toma y al leerla no puede ocultar su cara de sorpresa.

Ninette: ¿Qué pone Hiromu-kun?

Hiromu: “Este mensaje va para Hiromu Kurogawa. Si no eres él este papel carece de valor para ti. Sé que somos enemigos y que yo intentaré defender a la organización a la que pertenezco. Pero si algo me ha enseñado la ciencia es que la maldad y la bondad son cosas muy relativas. Por ello si has llegado hasta aquí significa que verdaderamente mis esperanzas en ti han dado sus frutos pues yo estaba equivocado y habrás demostrado que eres merecedor de llevar al mundo por el buen camino. Por eso te lego toda la información de mi investigación, se que le darás buen uso. Lumiere Lombard. PD: La clave para abrir el tanque biológico es 0806 del teclado hexadecimal. ”

Todos permanecen en silencio después de saber la verdad tras Lumiere Lombard. Respetando el silencio Hiromu se acerca y teclea la clave. Automáticamente el tanque comienza a vaciarse y a llenarse de un gas azul cargado de oxigeno y otros componentes.

El equipo se aproxima hasta Hiromu arropándolo mientras mira lo que sucede en el tanque que contiene a su madre.

Poco a poco Luzdivina parece volver a la vida, sus constantes vitales se comienzan a mover en un monitor anexo al tanque de cristal. Pero es más perceptible por los impulsos que comienzan a dar sus extremidades.

Hiromu: Mamá.

Tras unos minutos tensos la campana del tanque se eleva dejando a Luzdivina libre.

Hiromu: ¡Mamá!

Hiromu corre hasta su madre y la toma en brazos. Luzdivina despierta poco a poco.

Luzdivina: ¿Hi…Hiromu?…

Hiromu sonríe a su madre junto a sus compañeros.

Hiromu: Bienvenida de nuevo mamá.

[Helicóptero de salvamento, Exterior]

Katie: Nyaaaaaa, me estoy aburriendo. Tardan mucho en volver.

Leila teclea rápido en un ordenador portátil algo sucio.

Katie: ¿Qué haces, Leila-chan?

La chica gato mira curiosamente la pantalla del ordenador. Esto no parece agradar mucho a Leila.

Leila: Solo son unos cálculos que estoy haciendo, nada más.

Katie: Aaaaah jaja, así que unos cálculos.

Leila continua tecleando bastante seria.

Katie: Por cierto ¿Qué pretendes hacer ahora? Has traicionado a tu antiguo jefe, el hombre acorazado.

Leila: Nunca fue mi jefe, solo trataba de sobrevivir a mi manera. –Dice algo molesta por el comentario.-

Katie: Así que utilizaste a la Titanium Mind en tu beneficio. Jujuju muy astuta chica lobo. ¿No será que temes perderte a ti misma decantándote por un bando?

Leila se levanta de golpe, el ordenador cae sobre el sillón de golpe.

Leila: ¡Te equivocas! Es solo una estrategia, nada más. Además ¿a qué viene este cuestionario?

Katie: Nyaaaa tranquilízate Leilani. Solo estoy intentando disipar las dudas que hay en tu cabecita. No se puede estar en tierra de nadie con el mundo tal y como está.

Katie la mira fijamente con una mirada típica de un felino que espera conseguir lo que se propone.

Leila: Dudas…bandos… abandoné todo eso cuando mi tierra fue arrasada. Desde entonces solo sueño con vengarme de los que me arrebataron todo lo que tenía.

Katie: Ah, de modo que tu objetivo es vengarte.

Leila: Se que no lo vas a comprender, pero no tengo nada más.

Katie: ¿Y después? ¿Crees que te sentirás mejor? ¿Vagaras por el mundo recordando el pasado?

Leila permanece en silencio.

Katie: Así es como yo lo veo. Necesitas mirar hacia delante. Está bien que quieras ajustar cuentas, pero no puedes depender solo de eso.

Katie tiende la mano a Leila. Esta abre los ojos sorprendida.

Katie: Únete a la SWT. Necesitamos gente como tú. Ya has visto que nuestros objetivos son nobles y además compatibles con los tuyos.

Leila parece dudar en aceptar la oferta de Katie.

Katie: Es más, nosotros necesitamos gente como tú, pero tú necesitas algo que te estoy ofreciendo también…

Leila mira extrañada a Katie, esperando cualquier contestación.

Katie: Un lugar al que pertenecer, una familia.

Leila se lo piensa unos segundos más, pero su rostro parece denotar que le han dado en el punto débil y comienza a derramar varias lágrimas entre llantos.

Katie se sienta a su lado y le vuelve a tender la mano.

Katie: ¿Qué dices? ¿Contamos contigo?

Leila toma la mano de Katie con una ligera sonrisa.

Leila: Gracias, Katie-sama.

Katie: No seas tan formal, en familia no hace falta tanto formalismo.

Leila asiente con lágrimas de felicidad en su rostro. Su dureza parece derrumbarse en solo un momento.

Fuera del helicóptero los soldados hablan entre ellos tras percatarse de la conversación.

Soldado: Je, nadie puede resistirse a los encantos Katie-sama.

Piloto: Si, a fin de cuentas no se llega a su posición por nada después de todo.

[Interior de la estatua de la libertad, laboratorio destruido]

Luzdivina ya despierta de su letargo, habla con nuestros héroes.

Luzdivina: Así que ha pasado todo eso mientras yo estaba dormida.

Hiromu: Lo peor de todo es que Urian ha escapado después de todo.

Luzdivina: No te culpes hijo, estoy muy orgullosa de ti. De todos vosotros, elegidos. Suena tan… increíble.

Alfred: Díganoslo a nosotros señora Kurogawa. Yo que una vez solo pasaba por Japón y su hijo me lió tanto que he terminado metido en un “fregao” con deidades de por medio y todo.

¡CLONC! Rodi da un coscorrón a Alfred.

Rodi: Pero admite que te estás divirtiendo, idiota.

Alfred: Je, desde luego que sí. –Se frota el chichón.-

Luzdivina: Jajajaja ya echaba de menos un poco de esto, llevaba demasiado tiempo durmiendo.

Hiromu tiende el libro de Lumiere a su madre.

Hiromu: Mamá… Tal vez esto te resulte interesante.

Luzdivina toma el libro y lo ojea rápidamente.

Luzdivina: Vaya, estos estudios son muy interesantes. Ese tipo no perdió el tiempo.

Hiromu: Carezco de los conocimientos necesarios para sacarle provecho. Tal vez puedas descubrir cosas interesantes y explicárnoslas.

Luzdivina: Haré lo que pueda. –Responde con una sonrisa.-

Rodi: Creo que deberíamos volver al helicóptero. Podremos hablar más tranquilamente en la base.

Hiromu: Si, tienes razón Rodi. Pongámonos en marcha, Katie y Leila deben estar desesperadas.

Los cinco se ponen en marcha hacia el helicóptero. Por el camino la conversación continúa.

Hiromu: Mamá, ¿por qué Vlad estaba fuera?. Creí que tu prisión espiritual era impenetrable.

Luzdivina: Lo es, pero Vlad no salió por el mismo sitio que entró, no a través de mí. Logró escapar de esa dimensión por otro sitio.

Hiromu: ¿Dimensión?… ¡Un momento! ¿Cabe la posibilidad que esa dimensión a la que tu accedes sea la misma a la que entramos nosotros hace poco?

Luzdivina: ¿Te refieres a donde habéis conocido a ese tal Alexander?

Hiromu: Si, era un lugar muy extraño. Según él una dimensión paralela.

Luzdivina: Mmmm… es posible. Solo recuerdo que forzaron a Snider a acceder para sacar a Vlad. Le dijeron que lo hiciese y no me pasaría nada.

Rodi: Tsch… es verdad, ¿qué hay de mi hermano?

Luzdivina: Snider estaba conmigo cuando estuve en la base del enemigo, supuestamente en Rusia. Pero una vez me metieron en el tanque me dormí y hasta ahora no he vuelto a tener contacto con el mundo.

Hiromu: Hay algo que no me cuadra ¿Cómo pudo Snider entrar a la dimensión donde estaba Vlad? Creí que solo podías acceder tú.

Luzdivina: No es como si solo pudiese acceder yo. Algunos médiums pueden. Y según algunas teorías el espacio es el mismo, es decir se comparte.

Alfred: “El refugio de la consciencia dormida” así lo llamó ese tal Alexander.

Hiromu: Si, pero él mismo dijo que ahí habíamos accedido nosotros después de miles de años sin entrar nadie.

Rodi: Hiromu, cabe la posibilidad de que se refiriese solo al pequeño espacio en el que nosotros aparecimos. Pero puede que esa dimensión sea enorme, como otro mundo.

Ninette: Pienso lo mismo. No parecía ser un sitio tan pequeño.

Hiromu: De ser así la pregunta es ¿que se necesita para entrar?, y ¿por qué Snider pudo entrar?

Luzdivina: Este mismo tema lo estudié hace muchos años, tras darme cuenta de que había otros médiums que podía entrar a “mi lugar privado” por llamarlo de algún modo.

Hiromu y los demás atienden a Luzdivina mientras continúan caminando hacia la salida.

Luzdivina: La poca información que tengo sobre los experimentos de Cepheus, detalla a unos sujetos más poderosos que los X-Pirits. Estos ya nos los mencionó Snider, pues él mismo es uno de ellos. Me refiero a los X-Phantom.

Hiromu: Híbridos entre médiums y X-Piritis, eso nos dijo Snider que era, un X-Phantom.

Luzdivina: Es una forma algo extraña de definirlo, sobre todo para que el mundo actual lo entendiese a su manera, pero es más sencillo que todo eso. Cepheus no convierte a humanos corrientes en médiums, si no que esas personas ya poseen un gran potencial para ser médiums. Por lo tanto un X-Pirit es un humano que ha sido forzado a despertar sus talentos médiums artificialmente. No obstante a pesar de ello un X-Pirit no deja de ser un médium. De todo esto podemos deducir que un X-Phantom es un médium que ha alcanzado un escalón superior en el control de sus habilidades.


Hiromu: Bueno, ¿pero qué pintan los X-Phantom en todo esto?

Luzdivina: Dada la superioridad en el control de sus habilidades pienso que estos son capaces incluso de llevar su consciencia a otro lugar. Un lugar al que una mente menos poderosa no es capaz de acceder.

Hiromu: Entonces… quieres decir que los X-Phantom…

Luzdivina: Pueden acceder a “La dimensión” a su voluntad.

Hiromu y los demás parecen sorprendidos por los descubrimientos revelados por Luzdivina.

Ninette: Significa eso, Luzdivina-san, qué nosotros al haber accedido a ella…

Luzdivina: A juzgar por todo lo que estamos hablamos parece que así es, los cuatro sois X-Phantom.

La declaración hace detenerse a los cinco en seco.

Hiromu: X-Phantom… un nivel superior de poder… realmente no nos hemos dado cuenta de ello hasta ahora.

Luzdivina: Bueno también cabe la posibilidad de que en vuestro caso haya algo más. Después de todo sois los elegidos.

[Base de Cepheus, Rusia]

El sensual perfil de Pythia camina por una habitación hasta sentarse en una silla. Una especie de cortina es retirada mostrando el resto de la mesa donde varias siluetas están sentadas también.

Pythia: Me alegro que de nuevo estemos reunidos después de este tiempo sin vernos las caras.

Una ancha silueta que parece tener cuernos sobre la cabeza es la primera en hablar.

Silueta1: Espero que esta vez no haya contratiempos. Urian ha dejado mucho que desear en lo que respecta al control del mundo.

Otra silueta parece tener una extraña cabeza y ojos rasgados como los de un reptil.

Silueta2: Massss te vale Pythia que Urian recupere sssssu antiguo poder.

Pythia: ¿Acaso tenéis dudas de mi potencial? Solo tenéis que mirar vuestro estado actual.

Una tercera silueta entra en conversación. Esta se muestra algo delgado y con extrañas prominencias por el cuerpo.

Silueta3: Confío plenamente en ti, Pythia. Creo que has demostrado ser lo suficientemente competente como para sostener a un dios como Urian.

Pythia: Vaya, gracias Ceto. Me alegro que al menos uno de vosotros si confíe en mi.

Silueta2: No nossss tomes a la ligera. Solo creemos que todo esssste tiempo perdido juega en contra nuestra.

Pythia: El tiempo invertido hasta ahora era inevitable, Medusa. De otra forma el mundo se rompería y no queremos un mundo roto para dominar.

Silueta1: Siempre se puede arreglar y reconstruir a nuestro antojo.

Pythia: Muy agudo Atlas, pero hay demasiado trabajo por hacer.

Ceto: Esos inventos que estáis usando… bombas. ¿No es algo ya de por si destructivo?

Pythia: Las bombas de aerotitanio dejan los países listos para repoblar a placer y de forma rápida y limpia. Solo mata escoria innecesaria.

Medusa: Parece que no tienessss ningún problema en exterminar a ciertas personasssss. Jesssjesssjesss. –Ríe viperinamente.-

Pythia: Los médiums somos superiores, no hay espacio para compartir en igualdad con seres inferiores.

Atlas: Oh, parece que Urian te ha instruido bien.

Pythia: No necesito que Urian me instruya en nada. Es algo que es fácil de concluir.

Todos en la mesa se miran compartiendo malévolas sonrisas de complicidad.

Pythia: Bien, iré a revisar cómo va la restauración de poder de Urian. Volveremos a reunirnos pronto.

Pythia se levanta de la mesa y sale de la habitación haciendo sonar las botas de tacón que lleva. Los demás parecen quedarse en la mesa sin intercambiar palabras, como si fuesen fantasmas.

[Nueva York,  América]

El equipo por fin llega al helicóptero, donde son recibidos por Katie y Leila.

Katie: Nyaaaaa, ¡Alfredín!

Katie se lanza sobre Alfred haciendo que ambos caigan al suelo.

Alfred: Katie, te vas a hacer daño. Todavía estas herida.

Alfred se levanta y ayuda a Katie a ponerse en pie.

Katie: Nyajajaja me sobra fuerza para esto.

La chica gato mira a Luzdivina.

Katie: Me alegro de verla sana y salva Luzdivina-san.

Luzdivina: Y yo a ti Katie-chan –Le acaricia la cabeza como si fuese un gatito, parece gustarle.-

Piloto: Katie-sama, deberíamos partir ya. Hemos perdido demasiado tiempo aquí.

Katie: Si, subid al helicóptero, es muy espacioso.

El equipo sube al helicóptero y comienza a sentarse. Leila les observa desde el asiento más al fondo. Rodi y ella cruzan una tímida mirada.

Hiromu: Ah, mamá, esta es Leilani. También es una X-Pirit.

Leila: E...encantada señora Kurogawa.

Luzdivina: Vaya, eres muy mona Leilani. ¿Esas orejitas de lobo son naturales?

Leila se toca las orejas sonrojada.

Leila: Nací así, soy un poco licántropo.

Luzdivina: Jajaja, tranquila. El mundo es un lugar enorme. Los médiums tenemos una mente prodigiosa, es raro que no influyese ya en nuestro aspecto físico de forma más notoria.

Leila: Bueno soy una X-Pirit, pero tengo estas orejas desde pequeña. Incluso antes de que me diesen estos poderes.

Luzdivina: Leila-chan, esos poderes siempre han estado en ti, no es algo que te hayan implantado. Solo te forzaron a despertarlos.

Leilani mira a Luzdivina algo confusa.

Luzdivina: Creo que tendré que dar unas cuantas explicaciones sobre los últimos descubrimientos. Los X-Pirits sois médiums en toda regla, no os quepa duda.

El helicóptero vuela en dirección hacia la base de la SWT mientras Luzdivina explica sus últimas teorías al equipo.

Ha pasado ya un rato y mientras todos hablan Hiromu mira el paisaje por una ventanilla.

Hiromu: *Los X-Pirits son humanos que han sido forzados a desarrollar sus capacidades médiums. Por lo que Cepheus estaba haciendo una selección de personas potencialmente capaces de convertirse en médiums. De esa forma la supremacía de los médiums quedaría por encima de los demás humanos. Ahora entiendo un poco mejor todo lo que pretendían… Me pregunto si todo lo que rodea a Cepheus es incorrecto o por otro lado hay algo de razón en todo esto. Lumiere es el ejemplo de que sus ideas no van desencaminadas pero utilizan medios poco correctos...*

Una mano fría pero suave toma la suya sacándole de sus pensamientos.

Ninette: Estas muy abstraído Hiromu, ¿te preocupa algo?

Hiromu: Tranquila Ninette, solo estoy divagando.

Ninette: Deberías relajarte un poco.

Ninette señala hacia su madre y sus amigos que hablan y ríen unos asientos más adelante.

Ninette: A veces es bueno tomar descansos, si no tu salud puede resentirse. Hemos salvado América, dado un paso y liberado a tu madre. Creo que mereces un descanso, aunque sea breve.

Hiromu mira a Ninette y le sonríe.

Hiromu: Tienes razón, en cuanto llegue me voy a dar un buen baño.

Ninette se acerca a su oído a susurrarle.

Ninette: Y recuerda que habíamos dejado algo pendiente antes de todo esto –Le susurra haciendo que se sonroje.-

Hiromu finalmente ha liberado a su madre y se dirige hacia la base de la SWT para poner en orden su siguiente paso. Pero antes toca un breve descanso, tal vez demasiado breve…

Continuará… Capítulo 53: Amor

1 comentario:

Yaiza dijo...

Oh, mas información!! Y personajes de la mitologia griega, a ver que hacen! Espero que en el siguiente cap haya HiroNine :3

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)