30 de septiembre de 2015

Capitulo 48: Último acto


Luzdivina flota dentro de un tanque lleno de un viscoso líquido que aparentemente conserva su cuerpo. Lumiere se jacta ante el rostro afligido de Hiromu.

Lumiere: Me reconforta tanto este emotivo encuentro… jujuju.

Hiromu: ¡Bastardoooooo!

¡RAAAAAANG! Furioso, Hiromu provoca una onda telequinética que revienta varios bidones y todos los frascos de vidrio de varias mesas.

Lumiere: ¿Qué ocurre Hiromu Kurogawa? ¿Demasiado para tu débil corazón sentimental? –Mira entornando los ojos con malicia- ¿Tal vez tu sentimiento de justicia esta flaqueando y cediendo a tu ego personal?

Hiromu: ¡Te voy a mataaaar!

¡RAAAANG! ¡RAAAAAANG! Como si de un loco se tratase Hiromu mueve violentamente sus brazos, meciendo su melena y chaqueta bruscamente. El laboratorio se va destrozando debido a las embestidas de “PSI”.

Hiromu: -Jadeo, Jadeo-

Lumiere: Eres muy impulsivo, Hiromu Kurogawa.

El mimo desaparece y reaparece tras Hiromu. Este le pasa una rosa negra bajo la nariz.

Hiromu da un puñetazo hacia atrás, pero solo golpea el aire.

Lumiere: Jujuju, ¿te gusta el olor de las flores? A mí me encanta, sobre todo cuando emana de los floreros que reposan sobre las tumbas de mis enemigos.

Lumiere deja caer la rosa negra delante del tanque que contiene a Luzdivina.

Hiromu le mira con enorme rabia, y sus ojos se tornan azules de repente. Su piel se tiñe de gris metálico y el aire a su alrededor se hace pesado.

Lumiere: Bieeen, parece que ya te estás poniendo serio. -Mira con malicia- Justo lo que quería…

[Exterior de la estatua de la libertad]

Los soldados de ambos bandos van decreciendo en número. La batalla está siendo agotadora.

Bob: Tsch, esto es malo. Estamos teniendo muchas bajas.

Katie observa gracias a su sinestesia como el campo de batalla está teñido por el rojo de los gritos de los soldados.

Katie: Nya, a veces me entran ganas de dejar todo esto…

Bob mira a Katie que está profundamente afligida por tanto dolor de los suyos.

Bob: Tampoco es que el mundo sea una panacea ahora mismo como para irse a otro sitio.

Katie mira a Bob con los ojos vidriosos.

Bob: Se que puede parecer duro, pero no les ponemos un pistola en el cuello para estar aquí. Ellos creen en un mundo mejor, por eso luchan. Y tú, Katie Johnson, les has dado la oportunidad de arriesgar su vida útilmente y luchar. Luchan por ti.

Katie: Gracias Bobby…

La dulce sonrisa que emana del afligido rostro de Katie hace enrojecer la cara de Bob.

Bob: Eh… bueno…. Tengo una idea para terminar de un golpe con el sufrimiento de esta batalla.

Katie: ¿Nya? –Observa con curiosidad gatuna como Bob se baja del vehículo y abre el maletero trasero.-

Bob extrae del maletero de su vehículo una especie de arma similar a una bazuca, pero con aspecto de brazo de grúa y varias bandas de obra.

Bob: Ya tenía ganas de usar este juguetito.

Katie: Eso es…

Bob: ¡Jack!

Jack, que combatía cerca, salta hacia el bastión defensivo de la SWT.

Jack: Dígame señor Bob.

Bob: Necesito que me ayudes con esto. Tenemos que terminar esta batalla que solo hará subir el numero de las bajas.

Jack: Bien. –Parece motivado-

Bob: Observa el suelo del campo de batalla…

La batalla se está llevando a cabo sobre una superficie metálica. Plataformas gruesas colocadas sobre el agua.

Jack: Son placas metálicas.

Bob: Exacto, originalmente había agua alrededor de la estatua de la libertad. Y la sigue habiendo, pero la Titanium Mind ha tapado la superficie con varias plataformas metálicas.

Jack: ¿Pretendes ahogarles?

Bob: Digamos que les voy a dar un masaje acuático… -Eleva su bazuca de aspecto extraño-

Jack: Menudo armatoste, debe pesar lo suyo.

Bob: Este cacharrito libera un rayo eléctrico directo sobre cualquier objetivo. Lo malo es que debo recargarlo manualmente un poco antes de disparar y una vez disparado hay que cambiarle la batería.

Jack: Eso no parece muy útil para eliminar a tantos soldados.

Bob: Todo depende de utilizar el entorno a tu favor. Estamos sobre agua, y el agua conduce la electricidad.

Jack: Je, ya lo pillo. –Sonríe maquiavélico-

Katie: Nya, pero creo que lo más justo es avisar antes ¿no?

Jack: ¿Avisar al enemigo?

Katie: Ese ataque que vais a lanzar sin duda no tiene defensa posible en esta situación. Deberíamos dar la oportunidad a esas personas de decidir si quieren morir o no.

Bob: Tranquila, no soy tan desalmado.-Toma el megáfono- Tengo mi corazoncito –Giña a Katie.-

Katie: ¿Nya?

Bob se sitúa en un lugar visible y dirige unas palabras al campo de batalla.

Bob: Escuchadme todos los soldados de la SWT, por orden de Katie Johnson ¡Retirada!

Los soldados miran dudosos a Bob, pero Katie rápidamente se sitúa al lado de Bob y habla por el megáfono.

Katie: Nyaaaa, ¡volved aquí!

Los soldados obedecen y se repliegan rápidamente.

Bob: Jeje, gracias…

Los soldados de la Titanium Mind ocupan gran parte del campo de batalla creyendo haber ganado.

Bob: Bien, ahora vosotros, oponentes. Solo lo diré una vez ¡Rendíos! El que no quiera sufrir las consecuencias que se retire ahora del campo de batalla.

Los soldados de la Titanium Mind permanecen en el campo algunos burlándose y otros incluso disparando algún tiro al aire.

Jack: Me parece que no va a ser posible perdonarles…

Bob: Tsch… en fin…

Jack robustece sus músculos y mira con ansias a Bob.

Bob: Todo tuyo, Jackie.

Jack: ¡Bien!

Jack corre y salta hasta el campo de batalla entre disparos del enemigo.

Jack: ¡GRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! ¡Hundíos bastardos!

¡BLAAAAAAAAAAAAAM! Jack cae sobre las plataformas golpeándolas bestialmente haciendo que todo el suelo se mueva. Las juntas comienzan a ceder y los tornillos a saltar. El agua se filtra por varios sitios.

Los soldados de la Titanium Mind atacan a Jack que recibe varios disparos, aunque debido a la dureza de sus músculos solo le hacen hematomas.

Bob: Ahora solo un poco de precarga…

Bob mueve la palanca de su arma, cargándola. Varios rayos azules fluyen por el cuerpo del cañón.

Bob: Bien, esto está listo para freír…

Bob se ata un arnés que lo une a su vehículo y mira a Katie con el arma en ristre.

Bob: Deséame suerte gatita.

Katie le mira sonriente.

Katie: ¡A por ellos Bobby!

Bob corre hacia el límite de su bastión y saca el megáfono.

Bob: ¡Jack ahora! ¡DESTROZALO!

Jack: ¡Oído cocina!

¡BLAAAAAAAAAAAAAAM! Con un último impacto todo el suelo cede hundiéndose en pedazos en el agua del mar junto a cientos de soldados de la Titanium Mind.

Jack: ¡Adelante señor Bob!

Jack se encarama de un salto a la pared del bastión y hace de trampolín para Bob. Este salta sobre los hombros de Jack  y apunta hacia el agua en el aire.

Bob: ¡POR LA PAZ MUNDIAL!

¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANG! El arma dispara un potente rayo erétrico que al contactar con el agua crea una marea eléctrica de varios kilómetros cuadrados que electrocuta a todos los que permanecen en el agua.

Tras varios instantes de fuerte ruido el silencio se hace presente.

Bob colgando del arnés a pocos metros del agua puede notar como los restos de la corriente eléctrica sobre la superficie del agua casi le roza la punta de los zapatos.

Bob: ¡Eh Jack! ¡Súbeme!

Jack tira del arnés y sube a Bob de regreso al bastión.

Bob: Uf… -Suelta la pesada arma-

Katie: ¡Nyaaaa eso ha sido increíble chicos!

Jack: ¡Me encantan estas locuras! ¡Me hacen sentir vivo!

Bob: -Jadeo, jadeo- Buen trabajo Jack.

Katie mira a sus soldados aun estupefactos por el arriesgado acto de Bob.

Katie: Muy bien muchachos, podéis descansar. ¡Esta victoria es nuestra!

Soldados: ¡Bieeeen! ¡Hurraaaa!

La alegría de los soldados hace sonreír a Katie. Pero…

¡BOOOOOM! ¡BOOOOM! Varias explosiones cercanas alertan a todos.

Katie: Pero que…

Varios tanques de color gris metálico con el emblema de la Titanium Mind avanzan desde otro flanco.

Jack: Parece que todavía les quedan fuerzas.

Bob: Debe ser la artillería pesada.

Katie: Nya… que pesados. –Toma el megáfono- ¡Atención! ¡Todos a los tanques!

Jack: Katie-sama… solo tenemos unos 20 tanques y desde aquí alcanzo a ver al menos 100 tanques del enemigo.

Katie: Mierda…

¡RAAAANG! ¡BAAAAAAAAM! Varias explosiones hacen volar varios tanques enemigos.

Katie: Pero que…

Jack: ¡¿Qué ocurre?!

Sobre las colinas aparecen varios tanques desconocidos. Sus disparos parecen más potentes que simples proyectiles.

Bob: Eso son…

Katie: ¡Médiums!

¡BLAAAAAAAAAM! Potentes disparos de plasma y otros elementos potenciados por el “Psi” de los médiums, limpia rápidamente gran parte del frente enemigo.

Leila: ¡Al ataqueeeeeee!

Jack: Jajajaja, parece que tenemos refuerzos.

Bob: Ya decía yo que había perdido de vista a esa chica, Leila. Parece que se ha hecho con el apoyo de todos los médiums revolucionarios.

Katie: Nyaaaaa… ¡buena esa Leila-chaaaan!

Alan y Tom se acercan corriendo hasta Jack.

Alan: ¡Jack!

Tom: ¡Oyeee!

Jack: ¿Eh?

Alan: Alfred ya esta sanado, pero no hemos podido retenerle mucho tiempo para afianzar su recuperación.

Bob: ¿Qué significa eso? ¿Dónde ha ido?

Alan: Se ha dirigido al interior de la estatua. Supongo que irá tras sus amigos.

Katie: Alfredín estúpido…

[Interior de la estatua de la libertad]

Hiromu muy demacrado esta frente a un también demacrado Lumiere.

Lumiere: Bueno, Hiromu Kurogawa. Parece que este pulso está llegando a su fin.

Hiromu: Tsch… *Me duele todo el cuerpo, no podré mantener el aerotitanio activado mucho más tiempo…*

Lumiere se abalanza contra Hiromu, como lleva haciendo todo el rato. Hiromu le finta y esquiva propinándole algún que otro golpe de los que no repele.

Lumiere: ¡Esto es magnífico!

¡RAAAANG! ¡PAAAAF! Finalmente Hiromu es tumbado y pierde el control del aerotitanio.

Lumiere se aproxima lentamente con una navaja que extrae de su bolsillo.

Lumiere: Es una lástima que hayas terminado así Hiromu Kurogawa.

El mimo juguetea con el arma entre sus dedos.

Lumiere: Y ahora voy hacerte tantos cortes que pedirás agritos que te sumerja en un tanque de formol.

¡BLAAAAAAM! La puerta del laboratorio cae abajo.

Rodi: ¡TOMA CORTES!

¡CLAAAAANG! Sorpresivamente Rodi embiste a Lumiere cortando superficialmente su pecho de arriba abajo.

Lumiere: ¡IAAAAAAAAA!

¡CRRRRRRRAC! El hielo comienza a invadir la sala.

Ninette: ¡El inverno ha llegado!

Hiromu: Chicos… -Respira aliviado-

¡PAAAAF! Un fuerte golpe hace rodar por el hielo a Lumiere hasta una esquina.

Alfred: Te vi las intenciones mimo estúpido.

Hiromu: ¡Alfred!

Alfred mira hacia Hiromu.

Alfred: ¿Creías que me perdería la diversión?

Hiromu se pone en pie y los cuatro avanzan hacia un Lumiere que se desangra en una esquina.

Lumiere: Je…jejeje… que gracia el escudo impenetrable, Lumiere, derrotado por un ataque sorpresa de lo más ridículo…

Hiromu: No, Lumiere…

Los cuatro se colocan ante él.

Hiromu: Esto es lo que se puede conseguir con vínculos. Vínculos que se forjan y te ayudan a salir de situaciones que normalmente no podrías afrontar solo.

Lumiere: Jajajaja… ridículo… Esos vínculos os hacen débiles también...

En un intento desesperado Lumiere activa un botón cercano y el laboratorio empieza a temblar.

Lumiere: Sé que mi misión era capturarte vivo, Hiromu Kurogawa… jejeje… Creo que Urian no me perdonará… y tampoco es que me importe, así que… ¿Por qué no hacerlo? ¡MORID!

Hiromu: ¡Cuidado!

El laboratorio construido en el interior de la estatua comienza a desplomarse. Trozos de roca, madera y escayola caen de techos y paredes. Los tanques comienzan a vaciarse incluido el que contiene a Luzdivina.

Hiromu: ¡Mierda! ¡Mamá!

¡CRRRRRAC! Ninette criogeniza el tanque de Luzdivina con su hielo.

Hiromu: Ninette…

Ninette: Yo mantendré a tu madre conservada, tú preocúpate de encontrar alguna solución.

Rodi: ¿Solución? ¡Esta sala se va a venir abajo! ¡Tenemos que salir de aquí!

Hiromu: ¡No puedo dejar aquí a mi madre!

Lumiere: Jajajaja… la fragilidad humana, Hiromu Kurogawa… ¿Te das cuenta ahora?

Alfred: Hiromu, el techo está cediendo. Si nos quedamos aquí vamos a morir aplastados.

Hiromu: Salid vosotros, yo no pienso irme sin mi madre.

Rodi: No seas idiota, no hay manera de que te dejemos aquí.

Lumiere: Y bien Hiromu Kurogawa ¿Qué harás? Morir salvando a tu madre o vivir dejándola aquí.

Ninette mantiene con esfuerzo la cadena de frio sobre el tanque de Luzdivina pero sus fuerzas comienzan a mermarse.

Hiromu: *Esta situación me supera… no… no puedo dejarte aquí mamá… no….*

Rodi: ¡¡Hiromu date prisa!!

¡BLAM! Las vigas del techo comienzan a desplomarse.

Hiromu se concentra y de nuevo controla el aerotitanio.

Hiromu: ¡Ninette! ¡Aguanta un poco más por favor!

Ninette: ¡Eso intento!

Hiromu comienza a mantener  con telequinesis todos los escombros grandes que caen. El sudor resbala por su piel de color metalizada.

Hiromu: *No pienso dejar que nadie muera aquí. No mientras quede un ápice de fuerza en mi interior.*

Mientras Hiromu sujeta con gran esfuerzo mental y físico cada trozo de escombro Lumiere se desliza hacia él con la navaja en ristre.

Lumiere: ¡Y finalmente el malvado mimo atraviesa a Hiromu Kurogawa!

¡RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS! En un movimiento relámpago Lumiere se ha lanzado contra el indefenso Hiromu pero…

Lumiere: Oh…. ”Mon dieu…”

La sangre brota del pecho de Lumiere. Con las katanas de Rodi atravesándole completamente y la mano que portaba la navaja detenida por Alfred, Lumiere permanece quieto y sangrante a pocos centímetros de un Hiromu que no cesa en su empeño de sujetar cada escombro que cae.

Hiromu: Chicos…

Ninette mira la escena sin cortar la cadena de frio sobre el tanque que mantiene conservada a Luzdivina.

¡RAAAAAS! Rodi extra las katanas y el reguero de sangre tiñe el suelo de rojo. Lumiere camina hacia atrás inestable.

Lumiere: Supongo que esto es el “act finale”…

La piel ya de por si blanca de Lumiere se torna aun mas blanca, solo manchada por el rojo de su sangre.

Lumiere: Vuestra lucha es inútil… ¿amistad?… ¿unión?… ni tan siquiera el mundo es capaz de mantener eso… Basta un caramelo para que se peleen por él…

Lumiere se desploma en la esquina de nuevo.

Lumiere: El soberano ha unido por primera vez al mundo entero bajo su ley absoluta… realmente deberíais estar satisfechos… pero seguís luchando…

Los temblores cesan, el laboratorio deja un hueco grande en el interior de la estatua. Como si de una carcasa se tratase.

¡BRRRRRRROOM! Hiromu deposita todos los escombros en otra esquina.

Hiromu: La paz que mantiene el hombre acorazado es falsa. Nunca habrá paz mientras exista miedo en la gente.

Lumiere: No entiendes nada Hiromu Kurogawa… aunque eso me consuela… yo tampoco lo entendía del todo…

Lumiere estira el brazo y vuelve a presionar un botón cercano. El tanque de Luzdivina vuelve a llenarse de líquido. Ninette al comprobarlo cesa su cadena de frio.

Todos miran extrañados el gesto de su moribundo enemigo.

Hiromu: Tu… ¿Por qué?…

Lumiere: Mas te vale cambiar realmente el mundo… a fin de cuentas yo ya no podré detenerte…

Lumiere se va desmayando mientras se termina de desangrar.

Lumiere: Y el héroe finalmente derrotó a su enemigo…

Los parpados de Lumiere se cierran, el mimo muere tranquilo con una macabra sonrisa en su rostro.

El silencio se hace en la sala durante unos instantes.

Hiromu se acerca hasta el tanque de Luzdivina y mira a Ninette agradeciéndole por el esfuerzo. Sin mediar palabra toma la rosa negra del suelo que depositara anteriormente Lumiere. Hiromu se acerca de nuevo hasta el cadáver de Lumiere y deja caer la rosa negra sobre él.

Hiromu: Al final parece que mostró sus propias convicciones. Supongo que solo estaba siendo manejado por la Titanium Mind.

Rodi: En cualquier caso parece que no ha querido matar a tu madre.

Alfred: En efecto… -dice mientras trastea con la consola delante del tanque de Luzdivina- Sus constantes vitales son lentas pero existen.

Ninette: Pero no sabemos suficiente como para sacarla en condiciones seguras.

Hiromu: Sera mejor salir y buscar a Bob. Él sabrá cómo sacarla de ahí.

Rodi: Si, creo que es lo más adecuado.

Hiromu mira nuevamente el cadáver de Lumiere.

Rodi: ¿Le dejarás ahí?

Antes de salir Hiromu deposita el cuerpo de Lumiere en un tanque vacio y lo lanzan por una ventana al mar.

Hiromu: Espero que encuentre el camino a su tierra. Descansa en paz, Lumiere Lombard.

Tras pasar por varias salas algo deterioradas nuestros héroes alcanzan la puerta de salida. Lo que se encuentran no es alentador. Montones de cuerpos flotan en el agua, el cielo esta gris y a lo lejos, donde se supone deberían estar sus amigos, un silencio sepulcral.

Rodi: ¿Qué carajo ha pasado aquí?

Alfred: Lo del suelo ha sido cosa de Bob y Jack. Derrotaron a los enemigos destruyendo el suelo y disparando electricidad.

Rodi: Vaya con el friki.

Hiromu: Aun así me escama que nuestro bastión esté tan calmado.

A lo lejos el bastión de la SWT muestra algunos cadáveres de soldados colgando por el borde.

Hiromu: Tenemos que pasar hasta allí.

Ninette: Yo me encargo.

¡CRRRRRRRAC! Ninette congela el agua haciendo un pasillo hasta el bastión.

Hiromu: Estad alerta…

Una vez allí, se percatan de la gravedad de lo ocurrido. Montones de soldados de la SWT yacen por los suelos desperdigados, tanques destruidos en llamas…

Katie: Ny…nya…chicos

La vocecilla entrecortada es reconocida rápidamente como la de Katie.

Alfred: ¡Katie!

La chica gato gravemente magullada permanece semienterrada por varios escombros.

Hiromu levanta los escombros con su poder telequinético y Alfred toma a Katie en sus brazos.

Alfred: ¡Oye!, ¿estás bien?

Katie: Ahora si… ny…aa –Dice mientras se abraza a Alfred-

Alfred: Necesitas un médico ¿Dónde está Alan?

Rodi: Creo que Alan no está en condiciones de curar a nadie.

Hiromu se acercan hasta donde mira Rodi para comprobar cómo Alan permanece junto a Tom, ambos tirados en el suelo sobre un charco de sangre.

Hiromu: ¡No! ¡JODER!

Hiromu corre hasta ellos.

Hiromu: ¡Eh! ¡ALAN! ¡TOM!

Jack: Hi…Hiromu…

La voz de Jack suena de un poco más allá. Bajo los restos de un tanque.

Hiromu: ¡JACK!

Hiromu se acerca corriendo hasta él.

Jack: Tenéis que iros de aquí… él… está aquí…

Hiromu: ¿Él?

¡BOOOOOOOOOM! Un fuerte temblor alerta a Hiromu y los demás.

???: Mmmmm aaaaaah… –Resopla con voz ronca y grave-

La monstruosa silueta mide más de dos metros y es bastante ancha. Cuando el polvo se disipa el horror se muestra ante Hiromu y los demás.

Urian: Por fin nos encontramos, Hiromu Kurogawa.

¡El hombre acorazado ha aparecido ante Hiromu y los demás!

Continuará…. Capítulo 49: Soberano

1 comentario:

Yaiza dijo...

Capitulazo!! Espero que Katie y los demas esten bien, aunque ahora va estar chungo ... D:

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)