25 de junio de 2015

Capitulo 42: El talón


Hiromu ha desatado su poder de aerotitanio. Por su sangre corre un poderoso torrente del metal líquido.

Lumiere: Vaya así que el 50% de tu sangre ya no es sangre. Debo suponer entonces que es cierto que tu cuerpo no elimina el aerotitanio que recibe. Un torrente infinito de aerotitanio, interesante.

El viento corta el silencio.

Hiromu: ¡Déjate de palabrería!

¡BLAAAAM! Hiromu golpea a Lumiere, pero falla el golpe y abre otro cráter en el suelo.

Lumiere: Vaya, eres muy impulsivo. Has cambiado mucho desde que eras pequeño.

Hiromu le mira extrañado.

Hiromu: ¡Bastardo!, ¡¿Que sabrás tú de mi?!

¡PAAAAAM! Un nuevo impacto rompe otro trozo de suelo.

Lumiere: Digamos que me lo ha contado tu querida madre, Luzdivina Kurogawa.

Hiromu abre los ojos como platos, sorprendido ante la declaración de su siniestro enemigo.

Hiromu: Mi madre… Así que tú tienes a mi madre.  

Lumiere se retuerce como si fuese un tornillo y se ríe burlonamente de Hiromu sin responderle.

Hiromu: ¡¡Bastardo!!

¡FLAAAAAAAM! Hiromu libera un fuerte tornado gravitatorio que arrasa parte de la zona.

Rodi: Tsch, ese idiota se está dejando engañar. Si desperdicia su “Psi” de esa manera terminará poniéndose en desventaja.

Bob: ¡Hiromu!, ¡No cedas a sus provocaciones! Solo intenta confundirte.

Hiromu no parece prestar atención a los gritos advertencia de Bob y continúa avanzando implacable hacia su enemigo.

Lumiere: Juejuejue, vaaaya. Creo que encontré tu talón de Aquiles. ¿Quieres que te diga dónde está tu mamaíta?

¡RAAAAASH! Hiromu mueve sus brazos hacia los lados, como si nadase soltando olas telequinéticas, absorto en su enemigo.

Rodi: *Tsch, idiota*

Rodi observando la imprudencia de Hiromu se levanta a duras penas, sobre esforzándose, y consigue correr hasta Hiromu.

Rodi: ¡Oye!, basta. Si te dejas llevar puedes terminar muerto.

Hiromu: ¡CALLATE!

¡RAAAANG! El empujón telequinético hace rodar a Rodi por el suelo.

Katie: ¡Rodi!

Alfred: ¡Oye Hiromu! ¿¡Que te pasa por la cabeza!?

Rodi: Tsch… eso me ha dolido tío… -Le dice a Hiromu desde el suelo.-

Hiromu: Manteneos al margen… -Dice sin apartar la mirada de su enemigo.-

Rodi: ¡Y un cuerno! No vamos a dejar que este mimo te consuma en tu propia rabia. ¡Mírate! Estas actuando de forma egoísta y malcriada.

Hiromu: ¡Ya está bien! No necesito ya más ayuda, me basto solo.

Rodi le mira dolido por sus palabras al igual que los demás.

Lumiere: Jojojo, parece que hay problemas familiares.

Lumiere se retuerce como si no tuviese huesos.

Lumiere: Es una lástima, primero te quedas sin madre y después sin amigos.

¡PAAAAAAF! Rápido como un rayo Hiromu golpea la cara de Lumiere tras soltar esa última frase. Este sale disparado arando el suelo por la energía del impacto.

Alfred: ¡Que hostia!

Lumiere se levanta, ajustándose la cabeza moviendo su cuerpo de forma imprecisa y misteriosa.

Lumiere: Eso ha sido un duro golpe Hiromu Kurogawa. Pero insuficiente para detenerme.

Hiromu se mira su mano derecha con la que había dado el impacto y comprueba cómo está destrozada. Sus huesos desencajados la habían deformado y su piel estaba rasgada por varios sitios.

Hiromu: ¡UAAAAAAAAH!

Hiromu se retuerce en el suelo, el dolor le hace perder la concentración deshaciendo el “modo aerotitanio”.

Lumiere: Uajajaja, Deflexión. Muy duro ¿verdad? No pude devolver todo el impacto pero fue suficiente para dejar los huesos de tu mano algo tocados.

El sádico mimo se aproxima hasta Hiromu con varios cuchillos en sus manos.

Lumiere: Y ahora Hiromu, vas a protagonizar un show que te encantará.

Hiromu mira a su enemigo acercándose poco a poco.

Hiromu: *Me he dejado engañar por las provocaciones de este tipo. Tal vez ni si quiera sepa dónde está mi madre…. Y además…* -Mira a Rodi un poco más atrás, este le mira.- *JODER ¡Hiromu eres un imbécil!*

Lumiere: Y aquí termina la revolución de Hiromu Kurogawa. Pero tranquilo solo voy a dejarte en estado crítico. Por suerte para ti Urian-sama te quiere vivo.

Hiromu da varios impulsos telequinéticos con su mano sana, pero Lumiere lo esquiva sin despeinarse y al estar justo a su lado…

Lumiere: ¡Primer acto!

Lumiere mueve los cuchillos hacia Hiromu pero… ¡Rodi saca fuerzas de flaqueza y da un tajo con sus espadas haciendo volar todos los cuchillos de manos de su sádico enemigo!

Rodi: Hiromu, -le dice en pie protegiéndolo-  voy a ignorar lo que has dicho antes, se que tendrás tus motivos para haberlo dicho. Todos tenemos momentos de flaqueza, hasta los más fuertes.

Hiromu mira a Rodi desde el suelo sujetando su destrozada mano.

Rodi: Quiero que te quede clara una cosa… puede que hayas vuelto muy fuerte… pero estamos juntos en esto. Y aunque en algún momento dejases de necesitarnos realmente seguiríamos apoyándote como pudiésemos porque… ¡Somos tus amigos!

Rodi se lanza contra Lumiere dando varios tajos que este esquiva gracias a su elasticidad.

Lumiere: Jajajaja, muy rápido si, muy ráaaapido. –Su tono de voz podría ser el de un loco que se está divirtiendo en su locura.-

¡CLANG! En uno de los tajos el mimo sujeta las hojas de las katanas con sus manos desnudas.

Lumiere: ¡Segundo acto!

¡RAAAAANLG! Con un movimiento de media luna el mimo hace soltar las katanas a Rodi y estas giran en el aire haciéndole innumerables cortes para luego caer al suelo. Rodi se desploma entre una lluvia de su propia sangre.

Hiromu: ¡¡¡¡RODIIIII!!!!

Alfred: ¡RODI!

Rodi yace gravemente herido en el suelo, las laceraciones y cortes son visibles a distancia. La sangre comienza a inundar el suelo ya de por si regado por ella a causa del violento ataque.

Lumiere: De nuevo la Deflexión, ¿tal vez me dieron la mejor habilidad que existe? –Dice jactándose de su propio poder.-

Hiromu mira con rabia a su enemigo elevando su brazo sano pero el mimo lanza un pequeño cuchillo que le atraviesa esta.

Hiromu: ¡AAAAAAAH!

Sus amigos en la distancia ponen cara de terror.

Bob: Mierda, Hiromu.

Ninette: ¡Hiromu-kun!

Lumiere: Y ahora Hiromu, permíteme mostrarte el numerito de la victoria. –Saca nuevamente varias hojas afiladas de sus mangas.- ¡Tercer acto! ¡¡Desenlace!!

¡FROOOOOSH! Una cúpula de hielo rodea a Lumiere.

Ninette: ¡Hiromu-kun, no sigas con esto!

Ninette corre hacia Hiromu y Rodi lanzando de vez en cuando mas hielo para reforzar constantemente la cúpula de hielo que su enemigo podría destrozar en cualquier momento de no ser así.

Ninette: Basta, no quiero que sufráis más…. ¡Por favor!

Hiromu: Ninette… yo…

¡CRAAAAAASH! La cúpula de hielo se rompe cuando Lumiere la toca nuevamente.

Lumiere: Vaya, vaya, Ninette Kuznetsova. Te recuerdo que todavía poseo la tecnología “Anti-psi.”

Hiromu: ¡Ninette fuera! ¡Lárgate!

Lumiere sonríe macabramente y deja salir lentamente dos largas hojas de sus mangas.

Hiromu: ¡No os necesito! ¡No tenéis por que hacer esto más! –Dice desesperadamente engañándose a si mismo.-

Ninette: Me haces daño Hiromu-kun… -Le responde con una sonrisa bondadosa.-

Lumiere se lanza sin piedad a por la chica pero Ninette crea rauda dos sables de hielo y detiene las embestidas hasta que estas ceden rompiéndose y haciendo caer al suelo a esta.

Hiromu: ¡NINEEETTE!

Lumiere: Jaaaaaajajaajaja ¡cada vez me gusta más esto!

Ninette se levanta rápidamente y sacando la pistola bajo su falda dispara hacia su enemigo.

¡BANG! La bala roza el moflete del mimo haciendo que por primera vez este cambie su rostro a uno de rabia mientras un poco de sangre le brota de la herida.

Lumiere: Estúpida mocosa… -De sus mangas salen varias hojas largas y afiladas.-

Ninette apunta a su enemigo dando varios disparos que el mimo desvía con sus “garras de hojas”.

Lumiere: Acto extra… ¡REQUIEM!

Hiromu: ¡¡Ninette!!

El feroz mimo se lanza a por la chica pero…

¡BRRRROOOOM! Un enorme número de gruesas enredaderas y raíces comienzan a brotar del suelo dejando totalmente aislado y atrapado al mimo.

Alan: ¡Aquí llegan los refuerzos!

Un todoterreno aparece raudo veloz por el desolado campo de batalla.

Tom: ¡Y traemos botiquines y hasta gominolas!

Jack: ¡Chicos! –Dice Jack reconociendo a sus compañeros.-

Tom y Alan recogen con rapidez a todos mientras las innumerables raíces arbóreas de Tom les protegen de Lumiere.

Alan: ¡Vámonos de aquí!

Bob: Hacia donde deberíamos ir.

Alfred sujeta y tapa con su chaqueta las heridas de Rodi.

Alfred: ¡A donde sea pero rápido!

Katie: Nya vamos a la base, no se me ocurre lugar más seguro. Allí podremos curar a Rodi y a los que lo necesiten.

[Poco después…]

Hiromu permanece en una esquina del camión solo y silencioso. Ninette se acerca y se sienta frente a él.

Ninette: Hiromu-kun.

Hiromu mira a Ninette y….

¡PAF! El guantazo que propicia Ninette a Hiromu hace que todos miren.

Ninette: ¡Idiota!, No vuelvas a decir cosas así de crueles ¡y mucho menos ponerte en peligro de esa manera! –Dice gritando con lágrimas en sus ojos.-

Hiromu permanece en silencio conmocionado.

Ninette: Somos tu equipo, tú nos buscaste. Más que eso, somos tus amigos. Creo que ya te lo hemos dicho varias veces. Además creo que ya lo sabes, no pidas que no intervenga si lo necesitas.

Hiromu medita aceptando las palabras de Ninette. Rodi tose y todos le miran.

Alfred: ¡Rodi!

Rodi: Idi….Idiota… escucha atentamente lo que dice Ninette…. No…no nos pidas que no… te apoyemos…. con… nuestras vidas… si hace falta. –Dice entrecortado y sangrante.-

Alfred: No hables más Rodi, enseguida llegaremos a la base.

Hiromu mira a todos sus amigos y después de un corto silencio…

Hiromu: Lo… lo siento.  –Dice con lágrimas en sus ojos.- He pensado que solo estaría mejor…. No quiero exculparme por ello pero el motivo…. Aunque no lo creáis es porque…

Todos miran atentos.

Hiromu: No quiero perderos.

El silencio se hace palpable, Alfred se levanta de lado de Rodi dejando a Katie a su lado y se acerca a Hiromu. Este le mira y Alfred le da un coscorrón.

Alfred: ¿Nos tomas por unos debiluchos?

Hiromu se restriega la cabeza con una leve sonrisa.

Hiromu: Ahora… creo que estaba equivocado. El miedo y la rabia me hicieron equivocarme. Creo que es el momento de estar unidos, después de todo este tiempo volvemos a estar juntos. Por eso dejadme que os lo pregunte… ¿seguís estando conmigo en esto?

Todos miran en silencio y poco a poco todos van sonriendo a Hiromu demostrándole su afirmación.

Rodi: Estúpido Hiromu… -Dice sonriendo para después toser sangrando.-

Alfred: ¡Rodi!

Alfred vuelve al lado de Rodi y le cubre con su chaqueta.

Hiromu: Oye, Alan ¿Puedes curarle un poco?

Alan: Eso intento, pero sus heridas son demasiado graves. Necesita cirugía. Además gasté mucho “Psi” curando a los médiums de la base.

Jack: ¡Písale Tom! Tenemos que llegar rápido.

Rápidos y con el tiempo apurado nuestros amigos van en el camión camino de la base de la SWT con Rodi debatiéndose entre la vida la muerte.

Mientras tanto…

[Lugar desconocido]

Lumiere enciende varios monitores y entabla conversación con el hombre acorazado.

Urian: ¿Todavía no has atrapado a Hiromu Kurogawa?

Lumiere: Urian-sama, la verdad es que estuve muy cerca, pero han huido como ratas.

Urian: Entiendo… ¿El nodo sigue intacto verdad?

Lumiere: Si, de hecho me encuentro ahora mismo protegiéndolo. Si quieren destruirlo van a tener que destruirme a mi primero, y como usted sabe eso es casi imposible jejejeje.

Urian: Mmmm bien, espero que no fracases. De lo contrario tendría que tomarme muchas molestias e ir yo personalmente a por Hiromu Kurogawa.

Lumiere: Tranquilo Urian-sama, yo me encargaré de llevarle a ese idiota en las mejores condiciones que pueda claro.

La llamada termina y Lumiere se desplaza hasta un tanque de algún líquido extraño.

Lumiere: Bien, bien… veamos qué cara pone ese idiota cuando te vea… Luzdivina. ¡Jajajaajaja!

Luzdivina permanece sumergida en un tanque de algún extraño líquido. ¿Estará viva?

Continuará… Capítulo 43: Rudolph Fox

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)