25 de mayo de 2015

Capitulo 40: Justicia




*NOTA: A partir de este capítulo pasaré a nombrar a Kurogawa como Hiromu.



Hiromu Kurogawa ha reaparecido después de 5 meses desaparecido. Su aspecto es ligeramente distinto. Además de lucir el pelo algo más largo sus ropas parecen haber cambiado algo también. Su habitual chaqueta negra ha sido sustituida por una chaqueta también negra pero de cola, estando esta dividida en dos. Esta permanece abierta mostrando su camisa blanca. Por lo demás sigue luciendo sus típicos pantalones negros y zapatos. Llama la atención un pañuelo azul que lleva atado al cuello. Pero más allá de su aspecto físico, sus compañeros y amigos notan que algo más ha cambiado en él. Su aura no es la misma.



Ninette: *Hiromu al fin estas aquí…* -Una lágrima escarchada resbala por su mejilla.-



Hiromu camina hacia el edificio blanco, “White Building”, tranquilamente quitando a los soldados que le acosan tan solo moviendo sus brazos, como si fuesen simples moscas. Las balas impactan cerca de él pero misteriosamente parecen desintegrarse antes de rozar su cuerpo.



Rodi: ¿Por qué no le afectan las balas?



Katie: Nya, se protege con una especia de campo de gravedad.



Alfred: ¿Pero esas balas no eran “anti-psi”?



Katie: ¿Nya? Eso parece Alfredín. Pero por alguna razón a él no le afecta el “anti-psi”.



Rodi: Tsch *Hiromu qué clase de entrenamiento has hecho estos 5 meses…*



Jack agarra dos grandes piedras y usándolas de escudo se lanza y va tras Hiromu.



Alfred: Jo, a eso lo llamo yo tenerlos bien puestos…



Ninette hace amago de ir hacia el edificio pero Alfred le agarra el brazo y la detiene.



Alfred: ¿Qué haces loca? No te metas en ese “fregao” a lo loco.



Ninette: ¡Hiromu está avanzando hacia el enemigo! ¡Tenemos que ayudarle!



Rodi: Ninette, ya has visto que Hiromu se ha hecho muy fuerte en estos 5 meses. Creo que podemos tomárnoslo con calma hasta que podamos llegar sin peligro hasta él.



Ninette mira a sus compañeros con lagrimas y asintiendo como una niña pequeña.



Ninette: De…..de acuerdo. Me he dejado llevar por la emoción… han sido 5 meses…  creía que no volveríamos a verle… perdonad.



Rodi: -Sonríe-



Alfred: Tranquila Ninette, esta vez nadie nos impedirá reunirnos con Hiromu.



Mientras en la entrada del edificio, Jack se reúne con Hiromu. Ambos se miran.



Hiromu: Perdonad por marcharme sin avisaros.



Jack: No te preocupes, veo que has aprovechado el tiempo.



Ambos se internan en el edificio blanco buscando a su objetivo.



Mientras en el bastión Alfred dispara un lanzamisiles reventando uno de los tanques que ya empezaban a llegar.



Rodi: Tsch, mierda. Está llegando la infantería pesada y solo tenemos ese lanzamisiles.



De repente varios tanques enemigos comienzan a volar por los aires.



Bob: ¡BANZAIIIIII!



Bob hace acto de presencia en un vehículo todoterreno cargado de armas. Este viene seguido de varios vehículos más con miembros de la SWT armados.



Katie: ¡Nya! Aquí vienen los refuerzos.



Bob aparca cerca de ellos.



Bob: Katie, parece que te han roto el juguete ¿no? Toma aquí tienes uno nuevo, último modelo.



Bob lanza hacia Katie una especie de rifle con varia bujías y con dibujos de huellas de gato por toda ella.



Katie: Nyaaaaa, gracias Bobby.



Katie apunta rápidamente y dispara acabando con 5 enemigos en 5 segundos.



Rodi: Oh, que buena puntería.



Katie apoya el arma en su rodilla.



Katie: Nya, el secreto es que esta arma esta especialmente hecha para mí por Bob. Con estas bujías y la mirilla puedo ampliar el rango de alcance de mi habilidad Sinestesia. Nadie puede esconderse de mí, ya que le solo hecho de respirar ya produce ruido que yo puedo detectar como luz.



Bob: ¿Alguien más necesita arma?



Rodi: Je, no te preocupes. No quiero poner celosas a mis novias. –Empuña sus katanas.-



Bob: Je, entiendo. ¿Alfred?



Alfred: -Mueve los nunchakos.- Voy servido.



Bob: Parece que estáis muy confiados de vuestras habilidades para elegir luchar cuerpo a cuerpo en esta situación. Pero Ninette, tu….



Ninette mira en silencio a Bob y levanta su falda sacando de sus medias de encaje una especie de pistola similar a una Beretta.



Alfred: Oh, ¿desde cuándo tienes una pistola?



Ninette sin decirles nada crea un muro de hielo transparente delante de sus amigos.



Alfred: Pero que…



Ninette crea un pasillo de hielo hasta una esquina del edificio y se desliza patinando cual bailarina hasta llegar a apostarse en la pared.



¡CRASH! El fino muro de hielo es roto por Rodi que grita llamando a su compañera ante el peligro que corre al abalanzarse sola.



Rodi: ¡Ninetteeeeee!



Ninette: *Tu has estado entrenando todo este tiempo Hiromu… * -Carga la pistola.- *Pero yo no me quedo atrás. Y no pienso quedarme mirando como arriesgas tu vida sin hacer nada. Es hora de que demuestre que por mis venas corre sangre Kuznetsov.*



En el cañón del arma puede verse una inscripción que dice “Kuznetsov Army”.



Ninette: ¡Comed plomo bastardos!



¡BANG! ¡BANG! Ninette dispara certeramente mientras corre hacia la puerta. En el trayecto va elevando escudos de hielo que se rompen con cada impacto debido al “anti-psi”, pero le es suficiente para alcanzar el hall del edificio.



Desde su posición sus amigos observan la hazaña de su compañera.



Rodi: Tsch, esta chica esta como una cabra.



Alfred: Normal, es Rusa.



Katie: ¡NYAAAA! ¡Dales caña Ninette! Nosotros nos encargaremos de limpiar el exterior.



Ninette mira hacia sus amigos sonriéndoles como hacía meses que no lo hacía. Tras esto se pierde en el interior del edificio.



Rodi: Je, supongo que ahora es cuando eres verdaderamente feliz Ninette.



¡Tap!, Alfred pone su mano sobre el hombro de Rodi sonriéndole.



Alfred: Nos toca cubrir el exterior.



Rodi y Alfred se sonríen y se lanzan a por el enemigo con fuerzas renovadas. La batalla es candente. Espadas, nunchakos, disparos, cañonazos… Una batalla campal hacia la libertad.



[Interior del edificio blanco, altura media]



Jack cubre a Hiromu que continua avanzando camino al despacho de Gilbert.



Jack: Oye Hiromu, ya debemos estar cerca ¿verdad? -Dice mientras barre con sus potentes brazos a los soldados.-



Hiromu: Si, ya puedo oler a podrido.



[Despacho de Gilbert, ultima planta]



Gilbert llama desesperado por teléfono.



Gilbert: ¡Vamos soberano! Mándeme más refuerzos. Esos bastardos se han metido en mis dominios como si estuviesen de paseo.



Hombre acorazado (teléfono): Gilbert, no has sabido proteger el Estado Militar de Nueva York ¿pretendes acaso que yo cargue con tus meteduras de pata?



Gilbert: No, no pretendía decir eso es solo que…



Hombre acorazado (teléfono): Esta bien, supongo que tendré que tomar cartas en el asunto… (Cuelga)



Gilbert: ¡Estúpido, estúpidos todos!



Gilbert abre un cajón de su mesa y saca una pistola. Este la carga con un cartucho “anti-psi”. Luego fuma un puro.



Gilbert: Esta bien bastardo Kurogawa te estoy esperando… -Dice mientras suda frio.-



[Escaleras del último piso]



Jack: Parece que es puerta es el despacho de Gilbert.



Hiromu: Hazte a un lado Jack.



Jack se esconde en una esquina al lado de la puerta. Hiromu se acerca a la puerta y la abre con su poder mental con una fuerza telequinética increíble.



Gilbert: ¡AAAAAH! ¡MORID!



¡BANG! ¡BANG! Varios disparos dirigidos a Hiromu impactan en el escudo que le rodea.

La sala estaba era mitad pared mitad ventanales que daban al exterior a una altura considerable.



Hiromu: Hola Gilbert.



Gilbert: Jejejeje, bastardo te felicito por llegar hasta mí.



Gilbert mete otro cartucho en la pistola y le apunta a Hiromu.



Gilbert: Lastima que este sea tu final.



Hiromu elevando su mano estruja la mano de su enemigo haciéndole perder la pistola.



Gilbert: ¡Aaaah! Asqueroso monstruo… me alegro que poco a poco este consiguiendo terminar con tu estirpe.



Hiromu: Das mucha pena Gilbert. Temes lo que desconoces ¿verdad? Te crees en posesión de la verdad absoluta y todo lo que no encaja en tu verdad es un error que debe ser eliminado.



Gilbert: Je, parece que lo has descrito muy bien. Te felicito.



Hiromu: Y ahora, si te parece me gustaría negociar.



Gilbert: ¡Oh! Así que te presentas en mi despacho por la fuerza, después de hacer estallar una guerra y ahora me dices que quieres negociar. ¿Creías que el malo era yo?



Hiromu: Esta guerra es culpa tuya y de la Titanium Mind. No se puede esclavizar al mundo y esperar que todos obedezcamos sin oponer resistencia.



Gilbert deja el puro en el cenicero de la mesa.



Gilbert: Ese es el problema de los monstruos como vosotros. Queréis tener los mismos derechos que las personas.



Hiromu mira con cara de asco a Gilbert.



Hiromu: Solo estoy pidiéndote negociar para evitar mancharme las manos con tu asquerosa sangre.



Gilbert: ¡Oh! Ahora empezamos a hablar el mismo idioma.



Gilbert saca una foto de Luzdivina del cajón. Hiromu pone cara de horror y luego mira a Gilbert con odio.



Hiromu: ¡BASTARDO! ¡DIME AHORA MISMO DONDE TIENES A MI MADRE!



Gilbert: Oh, veras. Parece que tu mamaíta está pasando unas vacaciones en un lugar muy fresquito en Rusia. En la mejor compañía claro.



Gilbert tiende otra foto donde puede observarse a Luzdivina y Snider apresados en un laboratorio de la Titanium Mind.



Hiromu: ¡Asquerosa rata! ¡¿Qué vais a hacer con ellos?!



Gilbert: Bueno, eso depende de lo que puedas ofrecerme a cambio. –Deposita la ceniza de su puro en el cenicero.-



Hiromu se abalanza sobre Gilbert y le da un puñetazo. Este se levanta y, tras recoger la pistola del suelo, apunta con esta disparando a Hiromu que había perdido el escudo protector por la ira. La bala le roza el brazo derecho haciéndole sangrar.



Gilbert: -Con el puro en su boca- Jejejeje, parece que si vamos a tener que negociar señor Kurogawa.



Gilbert vuelve a su mesa lentamente sin dejar de apuntar a Hiromu. Este le sigue con la mirada con gran odio.



Gilbert: Bien, -deposita el puro en el cenicero- lamento comunicarle que estas fotos fueron tomadas hace algunos meses así que no aseguro que su madre y su amigo estén en las mejores condiciones.



Hiromu mas frio que nunca revienta con su poder mental las ventanas de la sala, retira la mesa y agarra al presidente en el aire dirigiéndolo a la ventana donde lo mantiene suspendido.



Gilbert: Aaaah, va…vamos Kurogawa. ¿No serás capaz de matarme verdad?



Hiromu: Esta claro que matar no está bien. Pero siendo tú que has acabado con tantos inocentes desde tu sillón…. Diría yo que más que un asesinato es una muestra de buena educación.



Gilbert: ¿Y tu madre? No te preocupas por ella.



Hiromu: Eso a ti no te importa. Pienso buscarla y rescatarla, a ella y a Snider. Y también al mundo entero.



Gilbert: Eso es un poco prepotente por tu parte ¿no?



Hiromu: No es prepotencia, es mi determinación.



¡PAF! Hiromu da un puñetazo a Gilbert mientras le sostiene.



Gilbert: Estúpido mocoso, no tienes lo que hay que tener para matarme.



Hiromu rebusca en los bolsillos de Gilbert y extrae la piedra del valor.



Hiromu: Creo que esto me pertenece.



Hiromu guarda su preciada piedra recuperada en un bolsillo internos de su chaqueta.



Gilbert: ¿Te crees muy listo verdad? No sabes lo que tienes entre las manos.



Hiromu: Es un recuerdo familiar, me basta con eso para saber que no debe estar en tus sucias manos.



Hiromu sigue manteniendo con mirada fría al presidente utilizando su telequinesis. Jack le espera en la puerta de la habitación.



Jack: Eh, Hiromu. Date prisa, los refuerzos de los guardias deben estar a punto de llegar.



Gilbert: Idiota, ¿crees que saldrás vivo de aquí? Vas a terminar muerto igual que tu padre. Jajajaja.



Hiromu: Tengo dos cosas claras. Mi padre era más grande de lo que tú jamás podrías ser…. Y…. el que no va a salir vivo de aquí…. -Mira con odio a Gilbert- ¡Eres tu rata inmunda!



¡FLAAAASH! Hiromu da un fuerte impulso telequinético dañando los órganos de Gilbert que sangra por varios orificios de su cuerpo suspendido en el aire.



Gilbert: ¡UUUUUURGH!



Hiromu: ¡Esto es por todos los inocentes que asesinaste!



¡FLAAAAASH! Hiromu repite el ataque.



Gilbert: ¡GRAAAAAAAH!



Hiromu: ¡Esto por todos los médium que torturaste!



¡FLASSSSSH! De nuevo otro ataque que sigue destrozando a Gilbert.



Hiromu: ¡Esto por amenazar y utilizar a mi madre!



Hiromu sostiene a un sangrante pero todavía vivo Gilbert con 200 metros de caída a sus pies.



Hiromu: Y esto… ¡ESTO ES POR MI PADRE!, ¡HIRAKO KUROGAWA!



¡FLAAAAAAAAAAASH! Con un letal nuevo ataque Hiromu suelta a Gilbert al vacío. El malvado tirano se precipita hacia un impacto seguro regando la pared exterior de sangre por los ataques previos.



Gilbert: ¡NOOOOOOOOO! ¡AAAAAAAAAH!



¡PAAAAAAAAF! ¡CLANG! El cuerpo de Gilbert se clava en una verja de hierro del jardín al llegar abajo. El impacto pudo escucharse a pesar de estar a 20 plantas de altura. Hiromu observa desde la destrozada ventana mientras el viento mece su chaqueta y pañuelo perdido en sus pensamientos.



Jack: Oye Hiromu, vámonos de aquí. Esto va a ponerse feo.



Hiromu se da la vuelta, toma el puro aun encendido de la mesa de Gilbert y lo apaga estrujándolo contra un cenicero.



Hiromu: Cúbreme Jack.



La tiranía de Gilbert había llegado a su fin. La justicia implacable de Hiromu Kurogawa estaba llegando a extremos insospechados. ¿Cuál es el siguiente paso?


Continuará… Capitulo 41: El tercero

1 comentario:

Yaiza dijo...

Woooo! Que capitulo mas intenso, simplemente genial y quiero el siguiente ya!!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)