17 de abril de 2015

Capitulo 37: Renacimiento




[Lugar desconocido, Rusia]



Snider furioso ha desatado su poder contra el hombre acorazado… ¿Pero realmente tiene el control?



Hombre acorazado: Bien, todo el tiempo que estuviste a mis órdenes intenté que mostrases tu verdadera energía. Te puse en bandeja a tu odiado hermano en más de una ocasión. Pero parece que no fue suficiente. ¿Quién me iba a decir que fuese contra mí que sacarías tu verdadera energía?



Snider dispara varias ráfagas de violento viento concentrado mientras su melena ondea violentamente. Pero el enemigo, a pesar de estar convertido en un pequeño anciano, recibe las ráfagas sin inmutarse.



Hombre acorazado: ¡Je! Una brisa como esa no es suficiente para excitarme. –Saca una jeringuilla cargada de aerotitanio liquido- ¿Quieres un poco de esto para que mejores? La última vez te fue muy bien jajajaja. –Haciendo alusión a la batalla contra Hiromu en la ciudad.-



Snider: ¡Bastardo! ¡TE VOY A DESTROZAAAR!



¡ZOOOOOUFFF! Snider lanza una ráfaga de viento mucho más potente que destroza varias  de las estanterías de la estancia.



Hombre acorazado: Bueno… eso está mucho mejor.



El enorme personaje deshace su metamorfosis y vuelve a su forma original. Al caminar hacia una zona más iluminada se puede ver como el enorme personaje está cubierto de varias placas de metal. Tanto sus brazos, piernas, pecho e incluso cara se muestran totalmente protegidas por una gruesa armadura de metal.



Luzdivina: *Esa armadura que lleva le cubre casi todo el cuerpo… Pero ese metal no es normal… tal vez sea…*



Snider: ¡GRAAAAAAAAAAAAA!



¡FLAAAAASH! Un nuevo vendaval arrecia contra el hombre acorazado. Pero para sorpresa de Snider absorbe el ataque levantando una sola mano.



Snider: Pero que…



Hombre acorazado: Mmmm



El hombre acorazado aparece tras Snider en un movimiento relámpago propinándole un fuerte golpe que le hace rodar por el suelo.



Hombre acorazado: Gracias por la energía extra, Snider. –Dice mientras esboza una macabra sonrisa a través del cristal transparente que le cubre la boca.-



Luzdivina: *¿Puede absorber y asimilar Psi ajeno?... No hay duda…. ¡Esa armadura es de aerotitanio!*



Hombre acorazado: Y ahora Snider Fox…



Varios encapuchados aparecen y apresan a Snider que grita furioso.



Snider: ¡Soltadme asquerosos fantasmas!



Hombre acorazado: Relájate Snider Fox. Tu futuro va a ser más brillante de lo que imaginas. Voy a convertirte en un ser perfecto.



[Base de la SWT, Estado militar de Nueva York]



Bob teclea en varios ordenadores, mientras Katie está a su lado revisando en un pequeño ordenador portátil.



Bob: Nos llevará mucho tiempo recomponernos del golpe.



Katie: Nya, no seas quejica Bobby. Aunque estuviésemos listos para atacar ahora mismo el enemigo está en guardia, sería una locura intentar algo.



Bob mira de reojo a Katie moviendo su ojo electrónico que hace un ruidito robótico.



Bob: Si, no se para que digo estupideces.



Katie continúa revisando datos en el pequeño portátil. Bob parece observarla de reojo. Esta se percata de que la observa.



Katie: ¿Ocurre algo Bob?



Bob da un respingo y se sonroja, para luego seguir tecleando rápidamente en los ordenadores.



Bob: Na…Nada, no es nada.



Katie: ¿Nya?



[Base de la SWT, habitación de Ninette]



Ninette se ducha pensativa. El agua resbala por su cuerpo acariciando cada una de sus curvas. Su pelo grisáceo al estar mojado y suelto le llega hasta por debajo de la cintura.



Ninette: *Hiromu… ¿Hice bien en actuar por mi cuenta?*



La chica se abraza contra sus pechos y congela los cristales de la mampara de ducha.



Ninette: *Daremos contigo y crearemos un mundo donde poder vivir felices.*



Ninette dibuja en el vaho de la mampara un corazón.



[Base de la SWT, Habitación de Rodi]



Rodi juega al ajedrez con Alfred.



Rodi: Je, Jaque mate.



Alfred: ¡Queeee! ¿Otra vez?



Rodi: Me lo pones muy fácil.



Alfred: Jum, ya claro… Perdona por no ser tan listo como Hiromu. –Infla sus mofletes, molesto.-



Rodi: Je, la verdad es que a Hiromu no he podido ganarle al ajedrez. Aunque tampoco es que haya jugado muchas veces con él.



Alfred recoge la mesa de ajedrez y comienza a guardar las fichas.



Rodi: Mmmm, Alfred ¿te gusta Katie?



Alfred le mira sonrojado.



Alfred: ¿¡Queeee!? –Se le caen varias fichas de ajedrez.- ¿A qué viene esa pregunta de repente?



Rodi sonríe con malicia.



Rodi: Simple curiosidad.



Alfred: Estooo, no claro que no ¿Por qué habría de gustarme?



Rodi: Claro, supongo que lo que pasó por la noche en mi casa solo fue… ¿una partida a algún juego? –Dice sarcásticamente.-



Alfred: ¿Estabas espiándonos?



Rodi: ¿Yo? Que va, pero me desvelé un poco y al asomarme vi como estabais de acaramelados.



Alfred: Katie se pasó con el sake y se quedó dormida sobre mí…



Rodi: Le gustas, eso está claro. La forma en la que se comporta delante de ti.



Alfred: Bueno, ¿podemos cambiar de tema?



Rodi: Je, aunque sea tan serio no soy de piedra, me alegro que os vaya bien. Ojalá algún día yo…



Rodi permanece en silencio mirando por la ventana.



Alfred: Vaya, ¿ahora el imbatible Rudolph se pone sentimental?



Rodi: Je, no te acostumbres.



Alfred se lanza y agarra a Rodi por la espalda.



Alfred: ¡Ja! Bajaste la guardia señor espadachín.



Rodi: ¡¿Que haces membrillo?!, ¡suéltame!



Alfred se sube a hombros de Rodi.



Rodi: ¡Bájate de ahí o te hago puré!



Rodi intenta zafarse de Alfred sin conseguirlo.



Alfred: Jajajaja, te capturé.



Rodi da un fuerte movimiento para tirar a Alfred pero al final ambos caen al suelo.



Rodi: Tsch…



Alfred: Rodi, se lo que se siente al estar solo. Yo estuve como tu mucho tiempo, además de perseguido. Pero eso cambió al reunirme con todos vosotros. Te empeñas en darle lecciones a Hiromu, pero a veces deberías aplicártelas a ti mismo. Ya no estás solo, tienes tu propia familia.



Rodi permanece pensativo y después mira a Alfred con una sonrisilla.



Rodi: ¿Otra partida?



[Cárcel subterránea]



La celda de Hiromu ha saltado en pedazos después de comprimirla con las duras paredes de piedra de la zona.



Kurogawa: Gracias. Ahora soy yo el que está en deuda con vosotros.



Jack: ¡Je! No amigo mío. Ahora estamos en paz.



¡NIOOOOOOOOOOONG! La alarma suena violentamente ante los enormes destrozos estructurales.



Tom: Ya tardaba en sonar, hemos destrozado toda la zona.



Alan: Si, si no fuese por tus plantas estaríamos sepultados ahora mismo. Las alcantarillas por las que vinimos están totalmente taponadas de escombros.



Jack: Eso significa que…



Kurogawa se ajusta las gafas.



Kurogawa: Es hora de jugar un rato.



Varios guardias aparecen por las escaleras con rifles electrónicos en mano.



Guardia: ¡Eh, alto!



El guardia levita y es estampado contra el suelo de piedra. No tardan en llegar refuerzos.



Guardia: ¡Avisad a Gilbert!



¡RAAAAAANG! Hiromu libera un vendaval de energía psi que hace volar a varios guardias. Tom continua creando plantas para horadar una salida al exterior.



Jack: ¡Tomad un poco de medicina de Jack!



¡PAAAAF! ¡POOOOF! Jack tensa el musculo de su brazo sano y barre a varios enemigos.



Guardia: Atacad al fuerte, ¡disparadle!



¡BANG! Varios disparos impactan en Jack, pero este parece estar ileso y continua golpeando a los enemigos.



Alan: ¿Todo bien, Jacky?



Jack: Si, gracias a que me estas curando todo el rato. Pero guárdate algo de energía para ti.



Alan: Tranquilo Jack, puedo no ser tan ofensivo como vosotros. Pero al menos déjame hacer esto.



Juntos van subiendo por el camino silvestre creado por Tom, abriéndose paso a base de golpes y ataques de Psi. Alan se encarga de reponerles energía. Finalmente alcanzan el exterior.



 Kurogawa: Bien, estamos en la calle y hemos eliminado a los guardias cercanos. Pero no tardarán en llegar militares mejor armados.



Tom: Si, parece que Gilbert ya debe estar enterado de esto.



Jack: Hiromu vayamos a la base secreta.



Kurogawa: ¿Base secreta?



Tom: Si, nos refugiábamos allí después de nuestras operaciones antes de ir a nuestras respectivas casas. Cuando fuimos arrestados nadie dijo nada de ella, así que seguirá estando allí.



Alan: Vayamos por aquellos callejones, A pesar de ser de noche hay que evitar las zonas más frecuentadas por gente.



Kurogawa: Me parece bien, pero esperad…



Jack, Alan y Tom miran como Hiromu mueve con telequinesis varios escombros y sella totalmente la entrada a la destruida cárcel subterránea.



Kurogawa: *Papá, ya puedes descansar en paz. Tu hijo se encargará del resto.*



Hiromu sostiene entre sus manos la vieja fotografía que tomó de los restos de su padre. Tras guardarla en su bolsillo mira al cielo que ya empezaba a tornarse azul por el amanecer.



Kurogawa: *Papá… Obsérvame desde donde estés. Libraré al mundo de aquellos que te hicieron daño, a ti y a tu amado mundo.*



Hiromu Kurogawa vuelve a correr libre. Todo estaba moviéndose de nuevo, pero nuestro héroe es ajeno a todo lo que está por llegar.



Continuará… Capítulo 38: Guerra

1 comentario:

Yaiza dijo...

Oh, se ha vuelto a escapar se va a volver a liar parda!!! Que ganas x3 Sigue asi!!

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)