2 de octubre de 2014

Capítulo 26: Olor hermano


[Casa de los Kurogawa]



A la mañana siguiente todos desayunan en la mesa un plato algo extraño preparado por Luzdivina.



Luzdivina: Disculpad pero acabo de volver de viaje y la nevera esta pelada. Solo he podido hacer salchichas y arroz blanco.



Ninette: No se preocupe señora Kurogawa, está exquisito.



Todos comen en silencio y Rodi decide romper el silencio amistosamente.



Rodi: Hasta ahora siempre he pensado que era inglés, dado que el orfanato era de allí. Pero ahora resulta que soy alemán y las salchichas son típicas de allí.



Alfred: Uuuuh así que te gustan las salchichas eh Rodi –Dice pícaramente mientras juguetea con una salchicha en las manos-



¡PAAAAF! Rodi estampa la cara de Alfred contra la mesa.



Kurogawa: A todo esto, Snider. Me resulta algo extraño que hace un tiempo estuviésemos peleando a muerte por la ciudad y ahora estemos compartiendo mesa.



Snider clava el tenedor de golpe sobre una salchicha provocando sudor frío en Hiromu.



Snider: No me tientes que todavía te tengo ganas.



Kurogawa: Eh jejeje, lo que quería decir es si también ha cambiado tu perspectiva de los médium.



Snider: Jajaja, no te preocupes he cambiado… o mejor dicho al fin soy yo mismo.



Kurogawa: Cuando me enfrenté a ti les tenías mucho odio a los médium. Y respecto a la historia anterior parece que ya disponías de la eoloquinesis desde pequeño, ¿ya eras un X-Pirit?



Luzdivina: E…eso es imposible, -interrumpe- técnicamente en aquella época aun no existían los X-Pirit.



Snider: Bueno la verdad es que aunque soy un X-Pirit, el sexto, no me convertí desde un ser humano ordinario.



Kurogawa: ¿Estas queriendo decir que no eres humano?



Snider: Bueno si soy humano, pero no un humano corriente. Soy un humano como tú, un médium.



Todos se sorprenden ante la declaración.



Kurogawa: ¡¿Cómo?! ¿Eres un x-Pirit y también un médium?



Alfred: Si un X-Pirit es un médium artificial y tú ya eres un médium de verdad no necesitabas convertirte en X-Pirit ¿no?



Snider: No exactamente, el hecho de modificar partes de mi ha hecho que potencie mis habilidades además de asimilar el aerotitanio de forma diferente.



Kurogawa: Bueno eso es cierto, al inyectártelo te convertiste en un “gorila”.



Luzdivina: Mmm permitidme aclararos una cosa de los X-Pirit. Aunque técnicamente un X-Pirit es un médium artificial solo lo será si parte de un humano corriente. Una de mis teorías era probar que sucedía si de base utilizábamos a un médium y no a un humano corriente. Lamentablemente a mi no me dio tiempo a probarlo con mis propias manos, pero parece que los que tomaron mi testigo sí que lo hicieron.



Snider sonríe levemente a Luzdivina.



Snider: Hiromu si mejoras algo mejorable alcanzará un estado superior. Pero ¿qué ocurre si mejoras algo que ya es casi perfecto? Soy un hibrido entre médium y X-Pirit, en los laboratorios lo llaman X-Phantom.



Kurogawa: ¿X-Phantom?



Luzdivina: Médiums mejorados, era obvio que acabase pasando algo así.



Snider: Lo peor es que los experimentos eran muy variados. Yo no sé mucho, solo estuve en los laboratorios el tiempo justo. Después me asignaron como general de la policía.



Redmond: Parece que tu odio te llevó a hacer negocios con esos malhechores, hermano.



Snider: Redmond, tú eras un humano corriente a igual que Rudolph. Salisteis con los genes de mamá. Sin embargo yo heredé el don médium de papá. Debido a eso mi padre de inculcó que los humanos hacían daño a los que eran diferentes. No le faltaba razón, pero tal vez se excedió en su idea. Y crecí creyendo en esa idea, en compañía de mi dolor y de un sentimiento de rabiosa soledad por ser diferente.



Luzdivina: Desconocía que el doctor Fox fuese médium.



Snider: Pues sí, lo era. Aunque no puedo decirte que tipo de habilidad poseía, ya que yo mismo me entere posteriormente a su muerte.



Redmond: Así que papá era médium. Lo ocultó bastante bien todo el tiempo. ¿Y dices que te enteraste después?



Snider: Me lo comunicaron al poco de trabajar para la Titanium Mind.



Redmond: Me pregunto de donde sacarían esa información.



Alfred: Bueno, ellos tienen acceso a lo que quieran, regentan el mundo.



Kurogawa: Hay una cosa que necesito saber. Redmond, Snider,  ¿Que hicisteis todos esos años después de dejar a Rodi en el orfanato?



Redmond: Snider y yo separamos nuestros caminos lógicamente. Yo intentaba evitarle, entrené duro con los revólveres y sobreviví como pude llevando la culpa de destrozar mi familia a mis espaldas. Quise perdonarme a mí mismo ayudando a la gente y poco a poco me convertí en una especie de abogado de los débiles. Muchos pueblos terminaron por convertirme en una especie de leyenda, incluso me apodaron “El pacificador”.



Luzdivina: Tan pequeño y ya tan hombre. Desde luego eres todo un héroe.



Redmond: Vamos doctora, sabe perfectamente que a veces sigo siendo un niño pequeño jajajaja.



Alfred le cuchichea a Hiromu.



Alfred: Oye Hiromu, creo que “el Redmond” le quiere engarzar el cañón a tu madre en la entrepie….



¡PAAAAF! Kurogawa estrella la cara de Alfred contra la mesa.



Alfred: Au, ya van dos….



Kurogawa: Ejejejeje ¡Bueno continua Redmond!



Redmond: Mi vida fue así, salvando gente durante bastantes años.  Después de una década comencé a reencontrarme con mi hermano fruto de la casualidad. Habíamos cambiado mucho pero teníamos los mismos sentimientos muy profundos en nuestro interior. En más de una ocasión terminamos en cruentas batallas. Snider ocasionaba daños a las personas que yo luego salvaba. Así que terminábamos luchando por nuestros ideales tan diferentes, y tanto fue ese comportamiento que olvidamos nuestros lazos de hermanos, éramos perfectos enemigos deseando encararse el uno con el otro. Supongo que lo notarias en el enfrentamiento de la ciudad.



Kurogawa: La verdad no parecíais hermanos.



Redmond: Para terminar llegado cierto punto me topé con la doctora Kurogawa y me brindó mis poderes de hiperprecisión ocular convirtiéndome en un X-Pirit.



Kurogawa: Una vida ejemplar, a pesar de haber pasado tanto tiempo sufriendo. Redmond despiertas en mí sentimientos de admiración.



Todos miran a Snider esperando su versión de la historia. Después de limpiarse la boca con una servilleta procede a relatar.



Snider: Por mi parte también vagué mucho tiempo. Quería encontrar un lugar seguro, pero este mundo me producía temor e inseguridad. Un día se obró el milagro y un extraño tipo me acogió. Nunca llegué a verle la cara que cubría con una máscara, pero eso no me importaba ya que por una vez encontré la seguridad que anhelaba desde el fallecimiento de mi padre.



Snider toma un poco de arroz mientras todos observan.



Snider: Pero un día cuando cumplí 20 años mi extraño padre adoptivo desapareció y unos extraños tipos se presentaron en la casa pidiéndome que me uniese a su organización secreta, pues ese era el deseo de mi desaparecido protector. Después de su desaparición y saber que ese era su deseo no dudé en unirme a esa misteriosa organización ¿Qué más podía hacer? Allí recibí un duro entrenamiento, extrañamente parece que sabían de mis habilidades de médium.



Snider deposita los palillos sobre la mesa.



Snider: Posteriormente me encargaban tareas de dudosa legalidad, pero era mi lugar y acataba las órdenes sin rechistar. En algunos de mis viajes me reencontré con mi hermano como el ya ha explicado. A raíz del golpe mundial de la Titanium Mind la organización parece que fue absorbida y terminé trabajando para ellos. Nunca llegue a saber nada de las altas cúpulas de esa organización.



Kurogawa: Es extraño. ¿Por qué querría una organización reclutarte? ¿Y por qué tanto secretismo?



Snider: Supongo que estarían interesados en mis habilidades. Tal vez solo querían utilizarme, pero en aquel momento eso no me preocupaba lo más mínimo.



Ninette hace amago de querer decir algo y todos le prestan atención.



Ninette: Según mis investigaciones parece que la Titanium Mind absorbió casi la totalidad de grandes empresas y organizaciones al establecerse como mandataria mundial. Todas las que se negaron fueron eliminadas.



Alfred: Bueno eso no es ninguna novedad ¿no?



Ninette: A lo que me refiero es que según las declaraciones de Snider la extraña organización que le reclutó fue absorbida por la Titanium Mind no eliminada. Y las únicas organizaciones que no sucumbieron a la Titanium Mind son lógicamente las secretas.



Kurogawa: Ninette, ¿Estas queriendo decir que esa organización aceptó voluntariamente colaborar con la Titanium Mind?



Ninette: Eso parece, y dada su aparente relación con médiums la cosa me huele muy mal.



Kurogawa: Snider, ¿Recuerdas el nombre de la organización?



Snider: La organización se dedicaba a misiones de alto riesgo y efectivamente utilizaba médiums como principales operarios. Se llamaba organización secreta Cepheus.



Kurogawa: ¿Cepheus?



Ninette: Mmm… No he oído hablar de ella.



Alfred: Si era secreta es lógico ¿no Ninette? Jajajaja



Ninette: ¡Tonto!, te recuerdo que mi escuadrón es especialista en operaciones secretas. Tengo información de decenas de organizaciones secretas. Pero nada de esa tal Cepheus.



Kurogawa: Ninette, ¿crees que habrá algún registro en los archivos de tu base?



Ninette: Ya te he dicho que yo no he investigado nada de ellos.



Kurogawa: Tu tal vez no, pero tu padre…



Ninette cae en la cuenta y toma apresuradamente su móvil para llamar a los ninjas de su base.



Alfred: Eh, ¿no es peligroso llamar con un móvil? Nos pueden localizar.



Ninette: Es un móvil de línea privada. No hay de qué preocuparse.



Alfred: Ah, eso me deja más tranquilo.



Ninette: -Alguien descuelga- ¿Koga me escuchas? Revisa el archivo clasificado. Si, el del general Kuznetsov. Busca información sobre una tal Cepheus… Si… -Ninette pone los ojos como platos- ¿C…como? Va….vale. Muchas gracias Koga, activa la investigación, sácala de los archivos clasificados. Hasta luego. –Cuelga-



Kurogawa: Y bien ¿Has averiguado algo?



Ninette: Cepheus era una organización extraña sin registros de origen. Parece que anteponían a las personas especiales por encima de las demás, querían crear una raza superior.



Snider: Lamento no poder aportar más datos, espero que podamos averiguar algo con nuestros recursos.



Ninette: He movilizado a mis ninjas. Estarán atentos a cualquier movimiento.



Snider: Espero que sea suficiente.



Kurogawa: Un momento, os olvidáis que hay alguien más que puede ayudarnos mucho en este tema.



Hiromu saca un comunicador de su bolsillo. A Alfred, Rodi y Ninette les resulta familiar el aparato.



Kurogawa: Si, hola Bob ¿cómo lo llevas?...



[Al otro lado de la línea… Nueva York]



Bob: Vaya, vaya. Así que Cepheus eh. Nunca pensé que me preguntarías por esa sucia organización. Estaré encantado de pasarte toda la información que encuentre. Si, en cuanto la tenga la enviaré por la línea segura del escuadrón Kuznetsova. OK, my friend.



[De nuevo en casa de los Kurogawa]



Kurogawa: Bueno supongo que ya que estamos todos por el momento deberíamos seguir con el plan inicial. Rodi ¿no querías pasarte por tu casa?



Rodi: Si, tengo que reponer mis armas y ajustar algunas cosas….



¡PLAM! ¡PLOM! ¡PLAF! ¡PLUM! En un abrir y cerrar de ojos varios agentes armados con fusiles asoman por las ventanas y puertas. Todos permanecen estupefactos.



Chica gato: Nyajajajaja vaya parece que os hemos dejado congelados eh.



Una chica de largo pelo rosa, ojos turquesas y bigotes de gato pintados en las mejillas entra por la puerta.



Chica gato: Saludos pececillos esta gatita esta ¡nyaaaaaaa! contenta.



Alfred: Joder, esta le pega bien a la “medicina natural”.



La chica que va cubierta con una capa negra abrochada con un botón salta hacia Alfred dándole una patada.



Alfred: ¡Ay aaaah!



Chica gato: Parece que este pez es un metomentodo, eh.



Alfred: Bonitos shorts llevas debajo –dice pícaramente mientras le sangra la nariz del golpe-



Chica gato: ¡Nyaaaaaa!



¡PAAAAF! La chica gato le da un tortazo a Alfred.



Chica gato: Escuchad pececillos, me llamo Katie y en nombre del SWT estáis todos ¡Nyaaaaaa! ¡¡Detenidos!!






Nuestros héroes parecen estar detenidos por un cuerpo de seguridad llamado SWT, comandado por una extraña chica gato. ¿Es aliada o enemiga?



Continuará… Capítulo 27: Uñas

1 comentario:

Yaiza dijo...

Genial! Mucha trama con toques de humor xD Y Katie! <3

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)