30 de agosto de 2014

Capitulo 24: Unión


[Casa de los Kurogawa]

Ninette planta cara al terrible Vlad haciendo uso de una alabarda que había creado ella misma.

Vlad: Estúpida mocosa de hielo.

Vlad saca un arma medieval de una de las mangas de su túnica, una especie de cañón de mano.

Kurogawa: ¡Ninette huye! Este tío es intangible, no puedes con él.

La chica mira a Hiromu de reojo sin apartar la atención de su enemigo que le apunta con el arma de fuego.

Ninette: Hiromu-kun no puedo dejar que este tipo te capture. No sin antes luchar hasta mi último aliento.

Vlad: Jajajaja tienes agallas muchacha. –Vlad carga su cañón medieval y apunta a Ninette- Lastima que juguemos en posiciones diferentes.

Ninette se abalanza contra Vlad, aun sabiendo que el disparo del cañón le daría de lleno, en un acto desesperado.

Vlad: Estúpida cría, este es tu final.

La mecha del cañón estaba a punto de terminarse y disparar el arma pero…

¡CLANG! Un tajo corta la boca del arma de Vlad. Este queda estupefacto y Ninette consigue alcanzarle con la lanza de hielo hiriéndole el hombro.

Redmond: Parece que llagamos a tiempo.

La voz resulta familiar a todos.

Redmond: Vaya fiestas os montáis a mis espaldas.

Redmond aparece por el balcón con Snider y Rodi a ambos lados.

Kurogawa: ¡Re…Redmond! ¡Rodi! y… ¡¿Snider?!

Vlad: Tsch… Creo que… bajé la guardia.

Vlad desaparece haciendo que la lanza de Hielo que estaba clavada en su hombro se parta. Ninette retrocede para defenderse y observar la situación.

Vlad: Jajaja, ¡esto no cambia nada salvo el numero de víctimas que me cobraré hoy!

Vlad se mueve casi invisible liberando más gas por la habitación.

Redmond: Snider.

Snider: Si.

Snider genera un torrente de viento desde sus manos que disipa totalmente el gas de la habitación. Rodi aparece cerca de Hiromu y da varios tajos haciendo alejarse a Vlad que ya se aproximaba a él.

Kurogawa: Rodi, me alegro que hayas vuelto.

Rodi gira ligeramente la cara para sonreír a Hiromu a sus espaldas.

Rodi: Siempre leal a ti amigo mío.

Vlad: Vaya, si tenemos aquí al defensor de los débiles.

Rodi: Perdona pero Hiromu Kurogawa tiene más valor que tu rata virulenta.

Vlad: Oh, ¿He de sentirme ofendido? Jajajaja

Vlad lanza por sorpresa varias jeringas a Rodi. Este esquiva una de ellas y parte en dos la otra con un rápido movimiento de espada.

Snider ataca por la espalda a Vlad, pero este se hace intangible y evita el ataque.

Vlad: Os falta mucho para poder acertarme insectos…

¡BANG BANG! Casi por sorpresa Redmond dispara varias balas que destrozan la esfera en la que Vlad retenía a Luzdivina.

Redmond: Creo que olvidaste proteger tu botín doctor buitre.

Kurogawa: ¡Mamá!

Hiromu, ya recuperado al respirar aire puro, corre hacia su madre.

Vlad: Estúpido pacificador, tenía que haberte matado en el laboratorio cuando tuve la oportunidad.

¡Craaaaaaack! Una inmensa cúpula de hielo envuelve a todos dejando fuera a Vlad.

Ninette: Esto nos dará unos minutos para pensar cómo eliminarle.

Alfred: Bien hecho Ninette.

Mientras Hiromu atiende a su madre.

Kurogawa: ¿Estás bien mama?

Luzdivina: Si. No te preocupes.

Redmond: Doctora Kurogawa, cuánto tiempo. –La saluda quitándose el sombrero.-

Luzdivina: Redmond Fox, así que ciertamente estabas vivo.

Redmond: Ya sabe que es difícil matarme doctora. Tengo tan poco perdón que ni la muerte me quiere.

Rodi: Chicos lamento fastidiar la reunión, pero la cúpula de Ninette no aguantará mucho mas.

Kurogawa: Este tipo, Vlad

Redmond: Vlad, el médico loco. La verdad tenía pocas esperanzas de volver a verle después de tanto tiempo.

Kurogawa: ¿Le conoces?

Redmond: Si, era uno de los encargados de mantener la salud del personal y los sujetos de pruebas de pruebas en TMX Labs.

Luzdivina: Ya trabajaba para mi antes de que perdiese los laboratorios. Pero se mantuvo en su puesto después de mi marcha. Parece que sigue siendo muy ambicioso.

¡Crrrrrrec! La cúpula empieza a resquebrajarse.

Ninette: Lo siento, mi cúpula no resistirá más.

Luzdivina: Esta bien, si me permitís haremos esto… conseguidme tiempo y…

Todos atienden a Luzdivina mientras Vlad golpea violentamente la cúpula hasta que… ¡Craaaash! La cúpula se rompe en pedazos.

Vlad: ¡Aaaaag! Idiotas, ¡ya me tenéis harto! –Apunta con un nuevo cañón medieval que sale de su manga.- Vais a lamentar haberme retado.

El cañón prende y apunta directamente a Hiromu pero Rodi le empuja apartándolo del peligro.

Kurogawa: ¡Rodi!

Vlad: Un chico valiente, morirás tu primero.

Rodi intenta dar un tajo a Vlad pero falla el golpe y se encuentra a merced del cañón de Vlad que está a punto de dispararle pero…
¡PAAAAF! Un fuerte impacto hace caer el cañón al suelo.

Alfred: Alfred se encuentra como nuevo y dispuesto a dar caña.

Alfred se mueve manejando ágilmente sus nunchakos. Rodi sonríe agradecido a su amigo.

Vlad: Parece que me estáis poniendo en apuros. En ese caso es hora de usar medidas drásticas.

Vlad se esfuma y aparece en otra parte de la sala sosteniendo el cañón doblado por el golpe de Alfred.  Vlad prende la mecha.

Vlad: Esta vez no será un disparo corriente.

Kurogawa: ¡Alejaos! ¡Va a detonar el arma!

Vlad: Muy agudo médium.

Vlad lanza el arma como si de una granada se tratase directa hacia el centro de la habitación, pero Hiromu utiliza su telequinesis para detener el arma y sostenerla en el aire.

Vlad: Suponía que harías eso. Lástima que tenga un receptor de Psi. Deja de hacerla levitar y tardara solo tres segundos en estallar. Jajajaja  ¡Adiós, Hiromu Kurogawa!

Kurogawa: *Tsch… No puedo soltarla o moriremos todos. N ose cuanto tiempo podré mantener el flujo, además así no puedo defenderme. Solo me queda una opción...*

Hiromu sale corriendo hacia la calle llevando el arma levitando con objetivo de hacerla detonar lejos de sus amigos.

Ninette: ¡Hiromu! ¡No!

Alfred: ¡Hiromu! ¡Idiota!

¡Zouuuuuuf! Redmond pasa rápido y agarra el arma para luego patear a Hiromu de vuelta hacia la estancia.

Kurogawa: ¡¿Re…Redmond?!

¡BOOOOOM! El arma explota en la calle mientras Hiromu observa como Redmond se convierte en un cráter desde la puerta de su casa.

Kurogawa: ¡Redmond!

Alfred: Se ha inmolado.

Kurogawa: ¡Joder! ¡No tenias por que hacer eso idiota!

Kurogawa solloza con rabia hacia la densa nube de humo que se había formado por la explosión.

Redmond: Jajajaja,-se ríe entre el espeso humo que se ha creado por la detonación- no os preocupéis, un simple cañonazo de pólvora no es más que un masaje para mi piel.

El humo se va disipando y se va mostrando a Redmond con todo el torso al descubierto. Su piel parece de acero y en su espalda podía observarse un enorme número cero con varias líneas hacia afuera como si de un astro se tratase.

Kurogawa: ¿Redmond?

Luzdivina: Ahí lo tenéis, el X-Pirit original. Este es el verdadero potencial del sujeto que trabajó conmigo y resistió voluntariamente todo tipo de experimentos con aerotitanio. Redmond Fox, el pacificador de músculos de acero.

Redmond salta rápidamente y entra de nuevo en la casa.

Redmond: Me has terminado de destrozar mi ropa. -Apunta rápidamente a Vlad con dos revólveres.- Y eso me pone de muy mal humor…

¡BAAAAANG! ¡BAAAANG! Dos balas rápidas como un rayo dan de lleno en la cabeza de Vlad haciéndolo desplomarse hacia atrás con una inercia increíble.

Alfred: Se lo ha cargado, no le ha dado tiempo ni a desaparecer esta vez.

Kurogawa se mantiene alerta.

Kurogawa: …No os fiéis…

Vlad: Jajaja, no podréis conmigo con medios tan mediocres.

Vlad se levanta envuelto en un halo negro.

Vlad: Ahora vais a perecer ante mí….

¡CLAP! Una barrera encierra a Vlad en un cubo translucido.

Vlad: Pero que….

Luzdivina: Y hasta aquí has llegado Vlad.

Luzdivina haciendo uso de sus habilidades y ha encerrado a Vlad en un cubo de paredes doradas transparentes.

Vlad: Asquerosa bruja, ¡sácame de aquí!

Luzdivina: Has invadido mi casa y atacado a mi familia. Ahora vas rendirme cuentas directamente a mí.

Redmond: Vaya, doctora, sigue teniendo carácter jajajaja.

Kurogawa: Mamá eso que…

Luzdivina: Es una jaula espectral, sirve para capturar almas en pena. Aunque técnicamente este tipo está vivo sus habilidades le hacen ser como un fantasma, así que la jaula funciona también con él. El problema es que se tarda un poco de tiempo en prepararse, por eso quería que me consiguierais tiempo. Lo habéis hecho estupendamente. –Sonríe-

Rodi: Bien pero tenerlo de mascota no creo que sea muy seguro, ¿qué deberíamos hacer con él?

Luzdivina: Creo que dejarlo en manos de las autoridades no sería muy inteligente tal y como están las cosas.

Snider: Ciertamente las autoridades ya no dependen de mí, entregarlo sería como devolvérselo a la Titanium Mind.

Luzdivina se aproxima hasta la jaula de Vlad.

Luzdivina: Bien amiguito me parece que te voy a mandar a un sitio que te va a encantar.

Luzdivina se coloca en posición loto y concentra energía.

Vlad: Que haces, ¡bastarda! ¡Como escape de aquí iré por ti!

Luzdivina: Mmmmmmmmmm

Luzdivina conecta su aura con la jaula y la energía va fluyendo entre los dos cuerpos.

Redmond: Je, lo que yo digo, es realmente terrorífica.

Luzdivina crea un pequeño portal y va dirigiendo la jaula hacia él.

Vlad: ¡¿Qué haces bruja?! ¡Aleja ese portal de mí! ¡No! ¡Nooo!¡Nooooo!¡Noooooo!

Luzdivina: ¡Cárcel de las ánimas! ¡Cadena perpetua!

La jaula es absorbida por el portal y luego este se cierra. Luzdivina queda exhausta y se desmaya.

Kurogawa: ¡Mamá! Mamá…

Luzdivina: No te preocupes hijo…. Es una habilidad que requiere mucha energía. Solo necesito descansar.

Rodi: Parece que ese Vlad no volverá a molestarnos.

Luzdivina: Lo he mandado a un mundo paralelo. No podrá tener ningún contacto con este mundo a menos que yo así lo quiera.

Redmond: Doctora, no importa el tiempo que pase. Sigue causando en mi admiración y hasta miedo diría yo.

Luzdivina: Oh vamos Redmond, eres toda una leyenda. No me vengas con cuentos Jajajaja

Alfred cuchichea con Rodi.

Alfred: ¿Oye esos dos se llevan muy bien no?

Rodi mira de reojo a Alfred como dándole la razón. Snider se acerca a Rodi y le pone la mano en el hombro.

Rodi: ¿Mmmm?

Snider: Creo que hay algo que debemos hablar.

Rodi: ¿Ocurre algo?

Snider: ¡Redmond! Creo que es hora de poner al pequeño zorrito al día.

Redmond: Estoy de acuerdo.

Rodi: ¿Pequeño zorrito? ¿De qué va todo esto?

Redmond: Hiromu Kurogawa, y los demás también. Creo que también deberías estar al tanto de lo que vamos a contarle a Rodi. Al fin y al cabo sois un equipo….-sonríe- o mejor dicho una familia.

Una vez en calma se procede a la reunión familiar. El pasado de Rodi está a punto de ser desvelado.

Continuará… Capítulo 25: Hogar

1 comentario:

Yaiza dijo...

Gran pelea!! Tengo curiosidad por el pasado de Rodi ^^ Y que tocha es Luzdivina :O

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)