29 de junio de 2014

Capitulo 21: Recuerdos


Una vez en casa, Hiromu y sus amigos son sorprendidos por una inesperada inquilina. La madre de Kurogawa se encuentra en casa.

Kurogawa: Mamá, te hacia ocupada en España. Me alegro de verte pero… ¿cuál es el motivo de tu visita?

Luzdivina: ¿Acaso he de tener algún motivo para venir a mi casa?

Kurogawa: Eh, claro que no, pero…

Luzdivina abraza y acaricia a Hiromu achuchándolo ante todos, provocando la vergüenza de este.

Luzdivina: ¡Tenía ganas de verte hijito! –Restriega su cara con la de Hiromu-

Más tarde todos se encuentran cenando en el salón degustando una exquisita cena preparada por Luzdivina.

Luzdivina: Bueno Hiromu, a decir verdad sí que tengo un motivo más para estar aquí además de verte.

Todos atienden a la madre de Kurogawa.

Luzdivina: Japón no pasa por su mejor momento, me enteré de lo de la central de Tokio cuando venía en el avión. Todo ha ocurrido de un día para otro.

Kurogawa: Respecto a eso mamá…

Luzdivina: Lo sé –sonríe- no voy a esconder que estoy profundamente preocupada por ti. Pero sabía que algún día llegaría este momento.

Kurogawa: Mamá, no temas tanto por mí, yo…

Luzdivina: ¿Crees que tu madre es tonta?

Kurogawa: ¿Eh?

Luzdivina: Tu abuelo, que en paz descanse, se esforzó mucho en enseñarte a ocultar tus poderes. Pero a una madre no se le puede ocultar nada.

Hiromu mira a su madre, serio, escuchándola con atención.

Luzdivina: A decir verdad tu abuelo, el padre de mi querido Hirako, era una persona digna de elogio. Siempre se mostró amable y cariñoso, incluso cuando se enteró que su hijo iba a casarse con alguien como yo.

Kurogawa: ¿Alguien como tú?

Luzdivina mira a su hijo y sonríe.

Luzdivina: Hijo mío has salido a tu padre en muchos aspectos. Pero eso que te diferencia tanto del resto de personas, no fue gracias a él.

Hiromu mira sorprendido a su madre que le toma la mano con cariño.

Luzdivina: A veces me culpo por ello, ser diferente en estos tiempo es más una carga que un don. Pero precisamente por eso se que el mundo ha de cambiar y me siento orgullosa de que mi hijo este propiciando ese cambio.

Kurogawa: Ma…mamá… -La mira sorprendido-

Luzdivina mira al resto de la mesa.

Luzdivina: Se que hay mas médium aquí además de nosotros dos.

Todos se muestran incómodos ante la interrogación de Luzdivina.

Luzdivina: No os preocupéis, podéis confiar en mí. Soy como vosotros y además sois los preciados amigos de mi hijo.

Kurogawa atrae una ensaladera de la mesa con ayuda de su telequinesis y luego mira a su madre.

Kurogawa: Mamá… tu habilidad…

Luzdivina da un trago a su bebida.

Luzdivina: Hijo mío, podrías decir que tu madre es una bruja sin miedo a ofenderme.

Hiromu la mira algo confuso mientras le sirve algo de ensalada a su madre.

Luzdivina: La habilidad con la que fui bendecida de nacimiento es la Clarividencia.

Todos en la mesa se sorprenden.

Ninette: Con…con permiso… -Toma la palabra- Desde épocas inmemoriales se ha considerado la clarividencia como un don poco frecuente. La habilidad para ver lo invisible, lo intangible. Nuestras auras no tienen secretos para ti ¿verdad Luzdivina-san?

Luzdivina: Correcto Ninette-chan. Se nota que eres inteligente y curiosa. Me recuerdas a mí de joven. Me quedo más tranquila sabiendo que Hiromu tiene alguien como tú a su lado.

Hiromu se vuelve totalmente rojo al igual que Ninette ante la atrevida afirmación de Luzdivina.

Luzdivina: ¡Oh! Parece que he tocado la fibra sensible eh –Exclama con cara traviesa-

Ninette: Ah…yo…yo… -Se agita muy roja y nerviosa.-

Kurogawa: ¡Mama! –También muy rojo.-

Luzdivina: Jajajaja, vamos hijo algún día tendrás que darme nietos.

Ninette esta mas roja todavía y echando humo.

Kurogawa: ¡Mamá! ¡Basta por favor! –Le tapa la boca a su madre.-

Luzdivina: Jajajaja. Bueno como iba diciendo, la clarividencia me permite enviar y recibir información extrasensorial así que puedo ver el aura de las personas, recibir eventualmente premoniciones e incluso entablar contacto con seres que pertenecen a otro espectro como las personas fallecidas.

Luzdivina mira a Ninette.

Luzdivina: Una médium que puede manejar el hielo. Un aura helada pero un corazón cálido al mismo tiempo, sin duda eres poderosa, además de una hermosa persona.

Ninette: -Se sonroja- Gra…gracias.

Luzdivina mira hacia Alfred y Rodi.

Luzdivina: Vosotros… No sois ni médiums de nacimiento ni personas corrientes tampoco. Diría que sois híbridos… Vuestros corazones son apasionados, agradezco mucho que seáis amigos de mi Hiromu.

Rodi y Alfred sonríen a Luzdivina y miran a Hiromu que le responde también con una sonrisa de complicidad.

Luzdivina: Desde pequeño no ha sabido muy bien hacer amigos, me alegro tanto que al final lo haya conseguido. Además desde que perdió a su abuelo me sentí muy preocupada por si se sentiría solo.

Kurogawa: Vamos mamá, me tratas como si fuese aun un niño pequeño.

Luzdivina: Soy tu madre, para mí siempre necesitarás de mis cuidados. Más aun después del vacío que dejó en ti tu abuelo…

Kurogawa: Un momento mamá. Antes has dicho que puedes hablar con los muertos. ¿Entonces puedes hablar con el abuelo?

Luzdivina: Bueno, a decir verdad solo puedo recibir y enviar mensajes de personas que entrasen en mi campo áurico en vida con suficiente profundidad. Salvo que el desconocido tenga algún mensaje importante que darme, en cuyo caso no puedo controlar cuando lo recibiré.

Kurogawa: Vaya, creía que podría volver a hablar con el abuelo.

Luzdivina: Hijo, en cualquier caso la que hablaría con él sería yo, no tú. Y bueno con el abuelo no, pero… –su cara se torna seria y triste- sí que puedo hablar con tu padre.

Kurogawa: Claro, pero con papá hasta yo puedo... –Hiromu abre repentinamente los ojos de par en par y su cara se ensombrece percatándose de lo dicho por su madre.-

Luzdivina toma la mano de su hijo y lo mira con ojos tristes. Todos en la mesa miran con preocupación y tristeza.

Kurogawa: Papá… no está en España ¿verdad?  Ni en España ni en ninguna parte del mundo… por eso nunca se pone al teléfono.

Luzdivina: Este es uno de los motivos por los cuales quería volver a hablar contigo. Hay muchas cosas que debes saber. Tu padre… -las lagrimas brotan de sus ojos- murió hace dos años, casi al mismo tiempo que tu abuelo pero en lugares diferentes.

Kurogawa permanece conmocionado y las lágrimas brotan silenciosas de sus ojos.

Luzdivina: Estos años he estado sola en España, a decir verdad he vuelto casi de incognito. Creo que es hora de que sepas la verdad, tú y tus amigos también.

Luzdivina saca una tarjeta de identidad perteneciente a  TMX-Labs.

Luzdivina: Esta es mi tarjeta de identificación como líder de los laboratorios TMX-Labs. Son los laboratorios que fundé aquí en Japón en 2012 para investigar las aplicaciones del material extraterrestre aerotitanio, de hecho el nombre se lo puse yo.

Todos en la mesa escuchan sorprendidos las declaraciones de Luzdivina.

Luzdivina: Tu padre Hirako Kurogawa, financió todos mis experimentos hasta que… bueno lo asesinaron.

Kurogawa: ¡¿Quien fue?! –Dice con los ojos llorosos y mucha rabia- ¡¿Quién mató a papá?!

Luzdivina: Nunca se supo.

Kurogawa: Tsch… no puede ser…

Luzdivina: Después de aquello mis laboratorios se hundieron, no solo por la falta de flujo económico, sino también porque yo me derrumbé. No fui capaz de seguir, y entonces fue cuando me fui a España y te dejé solo con el abuelo. Tú pensaste que me fui con tu padre, pero solo necesitaba pensar y arreglar ciertas cosas.

Todos escuchan con atención.

Luzdivina: El aerotitanio junto a mis laboratorios pasó a manos del gobierno japonés, pero claro todos los países querían disponer de tan extraño material y las aplicaciones descubiertas en mis laboratorios. A causa de esto mis laboratorios fueron llevados por personas ajenas a mi conocimiento y confianza y utilizaron todos mis descubrimientos de la forma que les pareció.

Luzdivina mira a Alfred y Rodi.

Luzdivina: Aquí me toca disculparme con vosotros dos. Fuisteis conejillos de indias en mis laboratorios, médiums artificiales, sois lo que llamamos X-Pirit. Yo solo experimenté con un sujeto voluntario, pero parece que posteriormente dieron mal uso a mi descubrimiento y crearon nuevos X-Pirit esta vez forzosamente y con fines bélicos.

Rodi y Alfred se miran y después responden a Luzdivina.

Alfred: No se preocupe, no es su culpa que empleasen mal sus descubrimientos.

Rodi: Si, puede estar tranquila señora Kurogawa. Además ya nos hemos acostumbrado a este tipo de vida.

Luzdivina: Gracias por vuestra amabilidad…

Luzdivina aprieta sus puños con rabia contra sus piernas.

Luzdivina: Posteriormente también reclutaron médiums. –Mira a su hijo Hiromu- A pesar de su edad tu abuelo era un médium. El gobierno le dio dos opciones, aceptar ir al campo de batalla o recibir castigo toda la familia. Tu abuelo no tardó en tomar su decisión. Y entonces estalló la guerra y tu abuelo murió en ella.

Luzdivina mira la mesa recordando con dolor lo sucedido.

Kurogawa: No fue culpa tuya mamá, no hubieses podido hacer nada. En el momento que perdiste los laboratorios dejó de ser tu culpa. El mundo estaba mal mucho antes de caer el meteorito, el material solo detonó lo que ya estaba cargado en la conciencia de los países.

Luzdivina: -sonríe- Gracias hijo… Tienes muy bueno ideales Hiromu. Pero tu madre sabe que a pesar de todo te abandonó cuando no tenía suficientes motivos para ello.

Kurogawa: No te culpes por ello, me apañé bien. Y además ahora tengo amigos que me cubren. El único culpable de todo es ese tirano que se ha apropiado del material que tú investigaste. No sé de dónde ha salido, no pertenece a ningún país, ni tan siquiera conocemos su rostro.

Luzdivina: El hombre acorazado, ese ente está utilizando el aerotitanio para hacerse con el control total del mundo. Su victoria en la guerra fue solo el principio. No sé si robó al gobierno japonés y lo utilizó con toda su fuerza, o simplemente dejaron que se adueñara de él por estar demasiado ocupados en sus diferencias.  Lo que está claro es que se ha adueñado de mis laboratorios y los ha trasladado a Rusia donde ha construido su imperio bajo el nombre de Titanium Mind. Es curioso que el mundo terminase de esta manera cuando las investigaciones del material pretendían ser beneficiosas para la humanidad.

Kurogawa: Terminaré con ellos mamá, no pienso echarme atrás. Recuperaré tus laboratorios y podrás seguir trabajando por mejorar el mundo.

Luzdivina: Hijo mío, valoro lo que estás haciendo. Pero recuerda que hagas lo que hagas tu madre nunca te considerará un cobarde. No quiero perderte, no quiero perder a nadie más de mi familia…

Hiromu abraza a su madre para impedir que se derrumbe.

Kurogawa: Devolveré la justicia al mundo y volveré sano para abrazarte de nuevo mamá.

Ninette se levanta de su silla.

Ninette: Señora Kurogawa yo… ¡protegeré y ayudaré a Hiromu con toda mi fuerza! –dice sonrojada-

Alfred se levanta de golpe también.

Alfred: Soy experto en artes marciales, Hiromu no tendrá que preocuparse por sus espaldas.

Rodi se levanta lentamente de la silla y desenvaina su katana.

Rodi: ¿No hace falta que le explique a quien sirve mi espada verdad?

Luzdivina dirige una sonrisa a todos y luego mira a Hiromu.

Luzdivina: Nunca dejes que nada pase tampoco a tus amigos, juntos lograreis que el mundo vuelva a ser un lugar libre y agradable. Y esto no es ninguna predicción… es fe. Fe de una mujer que estuvo buscándola por el mundo y tuvo que volver a su casa para encontrarla.

Con esas profundas palabras  Luzdivina deposita toda su confianza en su hijo y sus amigos. Las declaraciones de su madre han hecho madurar a Hiromu en poco tiempo y con esos nuevos conocimientos en su mente durmió esa noche trazando los pasos que debían seguir a continuación. Pero la Titanium Mind no se lo iba a poner nada fácil.

[En el aeropuerto de Narita por la noche]

Varios vigilantes caen al suelo intoxicados.

Vlad: Así que esto es Japón, un lugar bonito. Me pregunto si su sistema sanitario estará a la última.

Otros tres vigilantes caen al suelo, inconscientes.

Vlad: Lo necesitarán.

Con su máscara de pico de pájaro y su toga negra el malvado Vlad acaba de pisar suelo nipón. La sentencia de la Titanium Mind a los hechos ocurridos en Tokio se oculta detrás de este tétrico personaje.

Continuará… Capítulo 22: Valor

1 comentario:

Yaiza dijo...

Me ha gustado mucho, se han revelado un motón de cosas y la madre es un amor <3

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)