2 de junio de 2014

Capitulo 19: La brecha

El equipo corre hacia la herrería cercana portando la esfera que deberán tirar a uno de los hornos. A lo lejos pueden observar como una explosión derriba el edificio de la Titanium Mind.

Rodi: ¡Menudo trallazo!

Alfred: Parece que han optado por reforma a lo bruto en la Titanium Mind. –Bromea  con sarcasmo.-

Kurogawa: Esa explosión….Redmond... En cualquier caso no debemos parar, hay que destruir esta cosa cuanto antes. -Sostiene la esfera de metal-

Rodi: Esa debe ser la herrería.

La herrería está totalmente cerrada. La puerta es de metal pero tiene una pequeña ventana vertical de cristal en este.

Alfred: Parece cerrada a cal y canto.

¡CRASH! Ninette da un puñetazo con su mano derecha rodeada de duro hielo y rompe la pequeña ventana pudiendo acceder al pomo desde dentro, abriendo la puerta.

Ninette: ¡Listo! Pasemos dentro.

El equipo mira a Ninette sorprendido y pasan detrás de ella.

Alfred: Puf, tío Rodi, contrólate hombre que estaba detrás de ti.

Rodi: Memo, lo que hueles es azufre.

Kurogawa: ¿Por qué olerá aquí a azufre? Se supone que es una herrería.

Ninette: Esta herrería también fabrica explosivos. Eventualmente en mis operaciones compré aquí pólvora y explosivos, de ahí el olor a azufre.

Kurogawa: Interesante, andemos con cuidado entonces.

Alfred: ¿No creéis que sea un poco peligroso jugar por aquí? Como pisemos una bomba o algo…

Rodi: Vamos bebe Alfred, papá Rodi te protegerá.

Alfred: Eso no me da nada de seguridad…

Kurogawa observa la estancia que no parecía ser muy compleja. Un enorme almacén con un segundo piso improvisado con escaleras metálicas y pasarelas. En la planta baja podía observarse un horno apagado al fondo de la misma.

Kurogawa: Utilizaremos este horno.

Se escuchan pasar muchos helicópteros. La tensión comienza a crecer en Tokio.

Rodi: Parece que los mandamases no están muy tranquilos.

Kurogawa: Si, y sospecho que tenemos parte de culpa. Alfred enciende esa radio de ahí.

Alfred: Ok

Alfred enciende una pequeña radio que reposa sobre una mesa.

“Ultima Hora en Tokio. Parece que una explosión ha terminado destruyendo el edificio principal en Japón de la entidad gobernadora del mundo conocida como Titanium Mind cerca de la torre de Tokio. Las autoridades están tratando de negociar con la sede principal para mantener la paz de nuestro país, pero parece que el general de defensa japonés Snider Fox está en paradero desconocido lo que hace difícil la negociación. Según informan algunos miembros la última vez fue visto cerca de donde se ha producido la explosión. El país teme la posible represalia por parte de la Titanium Mind y…”

Kurogawa: Esto esta poniéndose muy feo.

Alfred: Hiromu, sabíamos que esto pasaría.

Ninette: Es hora de aprovechar el salto. Esto es solo el principio ¿no? –Pulsa un botón del horno y este prende encendiéndose.- Destruyamos esa cosa.

Kurogawa se aproxima al horno con objeto de tirar en su interior el orbe de aerotitanio.

???: ¡Alto ahí!

La voz poderosa pero conocida hace detenerse a Hiromu.

???: No des ni un paso más Hiromu Kurogawa.

Hiromu se gira para observar horrorizado como Snider, bastante demacrado y vistiendo la gabardina deteriorada de Redmond, le apunta con los dos revólveres de Redmond desde la pasarela superior.

Snider: Entrégame ese orbe de una buena vez o te vuelo la cabeza.

El equipo permanece también quieto observando a su enemigo si saber cómo reaccionar.

Kurogawa: Que ha pasado, ¿dónde está Redmond?

Snider sonríe macabramente mientras le chorrea algo de sangre por su ennegrecida cara a causa de la explosión.

Snider: El pacificador esta finalmente en paz consigo mismo. Y ahora basta de preguntas, dame ese orbe.

Kurogawa mira con rabia a Snider que no baja las armas.
Rápidamente Rodi desenvaina la única katana que le queda intacta y, haciendo uso de su habilidad, se sitúa rápidamente al lado de Snider haciendo que este lo esquive no sin antes recibir un leve corte en el brazo derecho.

Snider: Grrrr, estúpido espadachín.

Snider comienza a intentar golpear a Rodi que esquiva sus golpes, pero sin ser capaz de darle otro corte. En un rápido movimiento Snider desata un disparo de aire que hace rodar a Rodi por el suelo. Aún así Rodi mantiene la katana en su mano.

Alfred: ¡Chúpate esta!

Alfred aparece de repente y con rápidos movimientos de nunchakos consigue alejar a Snider de Rodi.

Snider: Bastardos, ¡no sabéis con quien os estáis midiendo!

¡CLANG! Snider detiene los nunchakos de Alfred usando los cañones de ambas pistolas de tope cruzándolas. Ambos se miran en un pulso.

Alfred: Tus ojos me dicen que eres muy malo.

El pulso es deshecho rápidamente y Snider aprovecha para dar un puñetazo a Alfred en la cara haciéndole caer de la pasarela al suelo.

Rodi: ¡Alfred!

Ninette: ¡Alfred!

Ninette hizo el amago de acercarse a socorrer a su amigo, pero es detenida en seco por Snider que le apunta con uno de los revólveres mientras el otro vuelve a apuntar a Kurogawa.

Snider: No des ni un paso muñeca o te vuelo a ti y a tu compañero.

Kurogawa: *Esto esta poniéndose feo… Tal vez…*

Rodi: ¡AAAAAAH!

Rodi se aproxima nuevamente blandiendo su katana, pero con un rápido movimiento Snider dispara a Rodi acertándole en la mano. La katana cae al suelo y Rodi grita de dolor sangrando.

Rodi: ¡Aaaaaaa!

Alfred: Ro…Rodi… -Dice débilmente sin poder moverse del suelo.-

Snider: Estas acabado Hiromu, entrégame ese objeto de una vez y pondré fin al sufrimiento de tus amigos.

Kurogawa: *No puede ser… Entregar al mundo….entregar a mis amigos…. ¿Realmente he perdido? Tiene que haber…*

Snider: ¡El tiempo pasa Kurogawa!

Kurogawa: *Que hago. Si intento moverme aunque sea un poco disparara… Tengo que entregarle el orbe y….*

Snider: ¡Se acabo el tiempo!

¡BANG! Una bala pasa a través de Ninette que con los ojos como platos se desploma de espaldas contra el suelo. Hiromu parece conmocionado.

Kurogawa: Ni…Ni…. ¡Ninette!

Snider: Jajajaja y ahora antes de que me cargue también a tus otros….

¡PAAAAAAAF! Sin esperárselo un fuerte impacto derriba a Snider haciendo caer sus dos revólveres y dejándolo dolorido en el suelo.

Snider: -Tose- Pe…pero que…

Kurogawa parece absorto, su piel estaba oscureciéndose un poco tornándose algo plateada.

Alfred: Hi..Hiromu…

Rodi: -Sostiene su mano ensangrentada.- ¿Qué le pasa?

Kurogawa mira hacia Snider, sus ojos se habían tornado azul intenso con la pupila rasgada hacia arriba como la de un reptil.

Kurogawa: No te voy a perdonar, no lo haré. Voy a destruirte Snider.

Kurogawa se aproxima lentamente hacia su enemigo. A su alrededor el polvo del suelo se dispersa con cada uno de sus pasos.

Snider: No… ¡No! Estúpido hermano, nunca debiste dispararle aquella bala.

Snider saca una pistola automática de su gabardina y apunta a Kurogawa, pero este eleva su brazo derecho y la mano de Snider se arruga como si un forzudo invisible se la estrujara partiéndole gran número de huesos.

Snider: ¡UAAAAAAAH!

Kurogawa: No tienes perdón…

Rodi: *Realmente va a matarlo.*

Ninette: Hiromu-kun, no lo hagas.

Kurogawa se detiene en seco ante la dulce voz de Ninette.

Ninette: Estoy bien, no lo hagas.

Kurogawa se gira para observar como la bala había pasado por el hombro de Ninette y una capa de hielo cubría la herida.

Ninette: No soy tan débil como crees. –Sonríe.-

Kurogawa va recuperando la forma de sus ojos y tono de piel normal al observar sana y salva a Ninette. Pero… ¡BANG! Snider aprovecha el descuido para tomar la pistola con su mano sana y disparar a Hiromu.

Ninette: ¡Hiromuuuuu!

Snider: -Rostro sádico- Siiii Jajajaja

Hiromu se desploma contra el suelo. Snider aprovecha y toma el orbe del suelo.

Snider: Al fin, me ha costado lo mío pero ya estás en mi poder.

Rodi: Joder, ¡no! ¡Hiromu!

Alfred: Mierda…

Ninette: No…No….Hiromu… -Sostiene el rosario de zafiros en sus manos.-

El rosario comienza a emitir mucha luz azul y Ninette comienza a expeler ondas que congelan la zona. Las paredes quedan totalmente congeladas, así como la puerta y ventanas.

Rodi: ¡Ninette, contrólate o nos mataras de hipotermia!

Snider: Estúpida chica terrorista.

Snider apunta tiritando a Ninette con la pistola.
¡BANG! La bala es detenida por escudos de hielo.

Ninette: Hiromu… ¡Hiromu!

Las lágrimas de Ninette se cristalizan mientras chorrean por sus mejillas. La temperatura cada vez es menor y el hielo más grueso.

Kurogawa: *Esta sensación…tengo frio… pero al mismo tiempo noto algo cálido… Alguien se preocupa por mí, alguien me necesita… uno… dos… son mas… el mundo…*

Kurogawa abre los ojos y respira aceleradamente expulsando vaho por el frio.

Ninette: Hiromu… Hiromu…

Ninette continúa sollozando desatando cada vez más el poder gélido del misterioso rosario.

Snider: Estúpidos, tengo que salir de aquí.

Snider toma un explosivo y lo lanza contra una ventana haciéndola saltar en pedazos junto al hielo que la envolvía.

Snider: Ahí os quedáis. Esto es solo el comienzo del mundo que mi padre deseaba jajajaja.

Snider se escapa junto al orbe y la ventana tarda poco en volver a estar obstruida por una gruesa capa de hielo.

Rodi: ¡Ninette, detente!

Kurogawa: Ni….¡Ninette!

Kurogawa se levanta poco a poco del suelo con el vientre ensangrentado por el disparo, pero vivo.

Ninette: Hi…Hiromu…

Ninette sonríe con lágrimas en sus ojos, pero no es capaz de detener el poder del rosario.

Kurogawa: Ninette detén esta ola polar.

Ninette: No…¡No puedo!

Rodi: ¡Qué coño dices, detén el frío de una vez!

Ninette: No se detiene. Tampoco puedo moverme del sitio, mis pies están anclados al suelo helado.

Kurogawa: Joder… vamos Ninette.

Kurogawa se abraza a Ninette.

Ninette: Hiromu-kun…. ¿Que nos va a pasar a todos? No quiero que muramos, no por mi culpa…

Kurogawa: No, no es tu culpa… tranquilízate…

???: ¡Allá que voy!

¡CRASH! ¡PAF! Alguien entra rápidamente a través de la puerta destrozando la capa de hielo y toca a Ninette haciendo que el poder del rosario se calme.
Todos miran al extraño tipo y le reconocen rápidamente.

Bob: Parece que llego a tiempo eh.

Kurogawa: ¡Bob!

Bob: El mismo. –Se ajusta las gafas.-

Rodi: Vaya así que está aquí el friki informático.

Bob: Yo también me alegro de verte “Kenshin”

Ninette: Muchas gracias. -¡CRASH! Saca los pies del hielo.- Es la primera vez que se desata de esta forma el poder del rosario de mi madre.

Bob: ¿El rosario de tu madre?

Ninette: Si, me lo dio mi madre antes de morir. Me dijo que me protegería.

Rodi: Y tanto que te protege, -dice mientras se acerca sujetando su mano herida-  pero a los demás nos ibas a matar por congelación.

Kurogawa: Bob, ¿Cómo has hecho para detener su poder?

Bob: Ah con esto.

Bob muestra un anillo con un pequeño circuito.

Alfred: ¿Qué es eso? –dice mientras se aproxima lentamente hacia Bob y los demás.-

Bob: Es un aparato de mi invención, crea un corriente que dura segundos e interrumpe la comunicación unas milésimas de segundo entre el artefacto arcano y su poseedor. Es tiempo más que suficiente para detener una reacción en cadena.

Kurogawa: ¿Qué has dicho?

Bob: Si, una reacción en cadena, cuando se pierde el control y…

Kurogawa: No, me refiero a los artefactos arcanos.

Bob: Ah, -señala a Ninette que aún mantiene el rosario en sus manos.- ese objeto es un artefacto arcano, se llama el rosario luz de luna.

Kurogawa rebusca en sus bolsillos y saca la piedra turquesa que cogió antes de salir de su casa.

Kurogawa: Mi madre mencionó hace tiempo algo de los artefactos arcanos, no sé bien a qué se refería, pero me dio esto antes de irse de casa.

Bob: Oh, no cabe duda también es un artefacto arcano, la piedra del valor.

Kurogawa: ¿La piedra del valor?

Bob: No se bien que hará ese objeto, hay poca información sobre él en la base de datos que manejo.

Kurogawa: ¿Qué clase de base de datos manejas?

Bob: Es una base de datos secreta, pero claro yo tengo acceso jajajaja.

Rodi: Este friki nos va a venir muy bien no cabe duda.

Bob: Muchas gracias “Masamune”.

Kurogawa: Bob cuéntanos acerca de los artefactos arcanos.

Bob: Los artefactos arcanos son objetos milenarios que han pasado de generación en generación entre médiums. Se dicen que son originarios de una civilización antigua. Según cuenta la leyenda los médiums sois descendientes de esa civilización, vamos que habéis despertado los genes de esa antigua civilización presentes en gran parte de la humanidad. Pero bueno eso son leyendas, lo que es cierto que es que estos objetos existen y por alguna razón encajan bien con portadores médium desatando todo su poder.

Kurogawa se sujeta su vientre que sigue perdiendo sangre.

Ninette: ¡Hiromu-kun, sigues sangrando!

Bob: Uh, será mejor curaros, estáis hechos papilla. Dejadme a mí que también se medicina.

Rodi: Este tío es friki informático, friki medico, hace de todo.

Bob: No te preocupes “espaditas”, luego te coso a ti también.

Rodi: Tsch…

Bob: Por suerte Hiromu estas gordito y la bala perdió velocidad al entrar en tu cuerpo y se te ha quedado encajada en una costilla. Debió ser con una pistola bastante pequeña si no la habría partido.

Kurogawa: Es un alivio…

Tras un rato todos estaban curados. Rodi con la mano vendada, Alfred la cabeza, Hiromu la tripa y Ninette el hombro.

Bob: Bueno, como veis estoy aquí porque me escape de mis guardaespaldas. Pero no tengo mucho tiempo. Debo volver o sospecharan de mí y os quedareis sin infiltrado.

Kurogawa: Muchas gracias Bob, si no llegas a venir.

Bob: No te preocupes, toma – le entrega el anillo- creo que tu harás mejor uso del anillo, así si vuelve a haceros falta lo tendréis a mano.

Kurogawa: Muchas gracias de nuevo Bob. – Se pone el anillo-

Bob: No obstante la chica podría aprender a controlar el poder del rosario, todo es cuestión de fortalecer su mente.

Ninette se sonroja.

Bob: Jajajaja, no te preocupes, ese rosario te va perfecto.

Kurogawa: Hay mucho jaleo por ahí. ¿Estarás bien?

Bob: Descuida, ahora me voy hacia América. -Se gira en la puerta antes de irse- Supongo que nos volveremos a ver por allí ¿no?

Kurogawa sonríe.

Bob: El mundo está en buenas manos sin duda.

Con la ayuda de Bob el equipo vuelve a estar en condiciones de proseguir su revolución mundial. Pero antes deben averiguar el paradero del general de defensa japonés Snider que con el orbe en su poder y unos planes de dudosa ética en su mente puede dirigir a Japón a una guerra contra el imperio mundial de la Titanium Mind con catastróficas consecuencias.

Continuará… Capítulo 20: Intervención peligrosa

1 comentario:

Yaiza dijo...

Muy bueno este capitulo, me encanta Ninette y ya estaban casi a punto maldito Snider!! A ver si consiguen destruir la orbe, y me da a mi que van a tener cada unosu objeto arcano :3

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)