28 de abril de 2014

Capitulo 16: Monstruos enchaquetados

En un vagón de tren, alguien conocido habla con otros tres tipos desconocidos.

Snider: Supongo que estará todo controlado por allí, en Rusia y América.

???: No se preocupe general, -dice uno de los tipos-  esos lugares están completamente ordenados al milímetro como manda lo establecido.

Snider: Bien, sería una lástima que el soberano tenga que molestarse por errores cometidos por sus personas de confianza.

Una chica entra con un carrito de bebidas por el vagón.

Azafata: ¿Desean algo de beber? –Pregunta la chica a los cuatro siniestros personajes vestidos de chaqueta-

Snider: No deseamos nada gracias.

Uno de los tres acompañantes de Snider saca un cigarro y se dispone a encenderlo.

Azafata: Lo siento caballero –dice la chica – está prohibido fumar dentro del tren.

Snider: No se preocupe señorita, -tiende un mechero y enciende el cigarro de su acompañante mientras enseña la placa a la chica- está usted hablando directamente con la ley.  ¿Y no querrá usted oponerse a la ley verdad?

La chica mira asustada y sigue su camino.

???: Snider, -dice el tipo del cigarro- ¿desde cuándo llevas encendedor?,  desconocía que fumaras.

Snider: No fumo, -cierra el mechero y lo guarda en un bolsillo de su chaqueta- me parece un vicio absurdo y sin fundamente.  Pero nunca sabes cuándo vas a necesitar fuego, - sonríe macabramente- el fuego es capaz de limpiar impurezas de este mundo, además de borrar cosas detestables hasta reducirlas a cenizas.

Los tres acompañantes miran a Snider con atención.

???: La verdad, a veces tienes una forma muy extremista de pensar Snider. –Expele humo del cigarro- No olvides que los extremos no son buenos.

Snider: No te preocupes, sé muy bien lo que es bueno y lo que no.

[Más lejos de allí, en Tokio, esta amaneciendo.]

Hiromu observa desde una barandilla de la torre de Tokio. Ninette se despereza  y lo observa desde una esquina a su espalda.

Ninette: ¡Buenos días Hiromu-kun!

Kurogawa: -sonriente se gira y mira a Ninette- Buenos días.

Ninette: Sera mejor ir a ver cómo están Rodi y Alfred.

Kurogawa: No te preocupes por esos dos, saben apañarse. Pero de todas si deberíamos ir bajando, no conviene retrasarnos mucho. Tengo que contaros bien el plan.

En la planta baja de la torre, ocultos en una estancia, los cuatro se preparan para proceder.

Rodi: Menuda noche me has dado Alfred, ya podrías controlar esos ronquidos.

Alfred: ¡Pero qué dices! Yo no ronco, eres el primero que me lo dice.

Rodi: Je, será porque nunca has dormido con nadie hikikomori.

Alfred: -lo mira maliciosamente- Al menos ya podre decir que he dormido con una chica de larga melena.

Rodi: -agarra a Alfred- ¡Atrévete a decirlo otra vez almendrón!

Alfred: JAJAJA, no me hagas perder más tiempo hablando de ti fregona.

Kurogawa: Ejem, ejem, ¿Podéis dejar las muestras de afecto para otro momento?

Rodi y Alfred vuelven a sus sitios enfadados.

Kurogawa: Bien, ahora que estamos tranquilos será mejor que os ponga al corriente del plan. Tened algo muy presente, quiero que todos salgamos de allí con vida y lo mejor posible. Sé que es difícil, pero si vamos con una idea clara y una escala de valores fijada todo será más fácil. La duda es nuestro peor enemigo recordadlo.

[Mientras tanto en un lugar desconocido…]

Un extraño tipo teclea sobre una silla giratoria al lado una inmensa cantidad de ordenadores.

???: *Bien, parece que ya lo tengo todo preparado.*

¡TOC! ¡TOC! Alguien golpea la puerta y entra.

Visitante: ¡Eh tu! –Dice el visitante- ¿Todo bien por aquí?

El extraño tipo gira sobre la silla mostrando el reflejo de sus gafas en la penumbra de la habitación.

???: Todo en orden. –responde-

Visitante: Estupendo entonces, encárgate de buscar todo lo que puedas sobre Hiromu Kurogawa. Cuando lo tengas pásanos el informe.

El visitante se va cerrando la puerta.

???: Hiromu Kurogawa… -teclea rápidamente y saca información varia sobre el mismo- Interesante, muy interesante…

[Cercanías del edificio japonés de la Titanium Mind…]

Kurogawa: Esta bien chicos, cuando entremos ahí no habrá descanso hasta que terminemos. Recordad que el objetivo principal es tomar la sala de mando. Una vez hagamos eso todo Japón dependerá de nuestro juicio.

Kurogawa tiende varios aparatos de transmisión a sus tres compañeros.

Alfred: ¿Qué es eso?

Kurogawa: Son transmisores, colocadlos sobre vuestra oreja y podremos comunicarnos en un radio amplio. Seguramente allí dentro en algún momento nos separaremos. Con esto será suficiente para permanecer en contacto.

Los cuatro se colocan los transmisores. Tras esto se aproximan al edificio. La pared era blanca hecha con ladrillos de mármol blanco. Las ventanas y demás elementos eran metálicos y modernos. En la puerta no había ningún tipo de vigilancia humana, solo un cierre electrónico para aquella enorme puerta de acero.

Rodi: Desde luego que mal gusto tienen para hacer construcciones.

Alfred: Parece un microondas.

Kurogawa: Centraos chicos, tenemos que hallar la forma de entrar.

Ninette: Mmm Hiromu, ¿qué tal si probamos una combinación en ese teclado?

Kurogawa: No sabemos si tienen algún tipo de detección de errores, no podemos arriesgarnos a fallar.

Kurogawa se acerca a la puerta. De pronto la puerta comienza a vibrar y, para asombro de todos, se abre.

Rodi: ¿Qué clase de chiste es este?

Alfred: ¿Nos están invitando a pasar?

Kurogawa: Tsch, no os fieis.

Tras la puerta, ya abierta, podía observarse un pasillo clínicamente limpio, con pocos adornos y de color blanco y gris.

Ninette da unos pasos hacia Kurogawa que permanecía inmóvil ante la entrada.

Ninette: Será mejor que entremos, ya hemos salvado el problema de acceso,  aquí fuera no haremos nada.

Kurogawa: Tienes razón… ¡vamos! Pero estad alerta.

Kurogawa camina hacia el pasillo seguido de Ninette, Alfred y Rodi que ya había desenfundado su katana.
Caminando por los pasillos había un silencio sepulcral. Solo podía oírse el sonido de las lámparas de tungsteno que iluminaban esos pasillos blancos y grises apenas adornados con alguna maceta.

Alfred: Y decíamos que el arquitecto era malo, pero anda que el interiorista.

Rodi: Tendrían que multarte cada vez que haces un comentario inútil Alfred.

Alfred: Vamos, vamos solo intento amenizar un poco el ambiente, que esto parece un panteón con tanto silencio.

Kurogawa permanece alerta y Ninette se apoya en su hombro preocupada.

Ninette: Hiromu, no sabemos dónde estará la sala de mandos. Todo este silencio es muy extraño.

Kurogawa: La verdad es que no me esperaba esto, hubiese preferido una ofensiva directa. Creo que estaría menos nervioso.

De pronto llegan a una encrucijada en el camino. Unas escaleras suben a lo alto y hacia adelante solo había varias puertas cerradas.

Alfred: Estupendo, y ahora que ¿lo echamos a suertes?

De pronto las puertas se abren solas mostrando dos almacenes pequeños sin nada más en su interior. La cara de sorpresa ante la apertura automática de las puertas es obvia.

Alfred: Estoy empezando a asustarme seriamente.

Rodi: Vamos bebe Alfred, ¿te crees que hay fantasmas observándonos?

Kurogawa: Tal vez fantasmas no. Pero está claro que alguien nos lleva observando desde que llegamos y nos está indicando el camino a seguir.

Ninette: Hiromu… -mira hacia las escaleras-

Kurogawa: Quieren que subamos por las escaleras.

Alfred: Estupendo, ¿y como sabemos que no nos están esperando arriba?

Rodi: Podría ir yo primero, si hay alguien lo hago lonchas –agarra su katana-

Kurogawa: Rodi, iré yo delante. Vosotros id detrás de mí –levanta su mano y concentra energía- creare un campo telequinético delante nuestra. En caso de emboscada tendremos una defensa inicial. Eso nos dará tiempo para proceder en caso de emboscada.

El equipo parece conforme y avanza detrás de Hiromu. Cada peldaño aumentaba la tensión. Las escaleras crujen ligeramente debido a los protectores metálicos que tenían en los bordes.
Al llegar al último peldaño se preparan para asomarse al piso y…

Todos: ¡Iaaaaah!

Allí no había nadie, el nerviosismo había sido en vano, al igual que el asalto preventivo.

Alfred: Jiaaaa, juaaaa, juayiaaaa, jiaaaa.

Alfred seguía golpeando al aire con los ojos cerrados.

Kurogawa: Alguien debería pararle… -mira a Alfred consternado-

Rodi: Ay qué cruz…

¡Clonc! Rodi golpea a Alfred con la empuñadura de su espada.

Rodi: Quieres clamarte de una vez, aquí no hay nadie.

Alfred: Eh…. –abre los ojos jadeando-

Ninette: Hiromu, este sitio es realmente extraño.

¡Blaaaam! Una puerta metálica cierra la entrada de las escaleras por las que habían accedido al piso.

Rodi: Mierda, ahora no podemos volver atrás.

Kurogawa: Bueno supongo que debemos seguir adelante.

Tras caminar un poco mas por el pasillo atravesando varias puertas que misteriosamente se vuelven a abrir solas llegan a un pasillo de sentido único y sin salida.

Alfred: Vaya parece que por aquí no hay muchas salidas, será mejor que volvamos atrás.

¡Blaaaam! De nuevo las escaleras son selladas quedando atrapados en aquel pasillo con solo una puerta al fondo.  Las luces del pasillo se apagan quedando solo una que ilumina la puerta del fondo.

Alfred: Creo que ahora si tengo miedo.

Rodi: Esto es cuanto menos misterioso.

Ninette: ¿Qué hacemos ahora?

Kurogawa: Esta claro, tenemos que ir por aquella puerta.

Alfred: Claro que si, vayamos directos al sitio más seguro –dice sarcásticamente y asustado-

Rodi: Venga, si hay algún peligro te dejamos a ti de cebo –le dice a Alfred mientras lo arrastra-

Alfred: ¡Eso no ha tenido gracia melenudo!

El equipo se aproxima hacia la puerta que esta algo entreabierta, e Hiromu la empuja lentamente. La habitación esta en penumbra y ahí finalmente hay alguien, tecleando sobre un teclado. Ninette, Rodi y Alfred permanece tras Hiromu.

???: Así que aquí estáis…

El tipo deja de teclear y se gira sobre la silla giratoria.

???: Tenía ganas de conoceros, en especial a ti Kurogawa… -se ajusta las gafas-…Hiromu.


Esta no era la idea de asalto que tenían en sus mentes. Nuestros héroes están atrapados en una penumbrosa habitación pero no están solos.  ¿Quién es ese misterioso tipo?

Continuará… Capítulo 17: Circuitos

1 comentario:

Yaiza dijo...

oh, me gusta los toques de humor de esos dos xD sera un maloso el de las gafas??? :O

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)