26 de febrero de 2014

Capitulo 11: Torbellino

Kurogawa y Ninette se encuentran a un extraño tipo que dice llamarse Snider. Este lanza una invitación para Hiromu.

Kurogawa: Así que una reunión familiar. Lo siento pero no te conozco de nada, dudo mucho que seas parte de mi familia.

Snider: Je… -Sonríe macabramente mientras el viento mece su melena negra como el carbón.- Parece que no comprendes bien tu situación señorito Kurogawa. –Mueve la mano derecha bruscamente e Hiromu es estrellado contra el suelo como si algo lo empujase hacia el.-

Ninette: ¡Hiromu!

Snider mueve la otra mano y estampa a Ninette de igual manera contra el suelo.

Snider: Tranquila señorita, ¿no querrás que haga daño a Hiromu verdad?

La mirada de los ojos azules de Snider acompañaba sus actos con una despiadada frialdad.

Kurogawa: *Quien es este tipo, no puedo permitirme perder el tiempo aquí. Tengo que coger ese tren… *

Kurogawa intenta ponerse en pie haciendo fuerza, y poco a poco se va levantando.

Snider: Oh, veo que tienes bastante fuerza de voluntad.  Pero –da otro manotazo y Hiromu se da un golpe contra el suelo- ¡la mía es mayor! jajajaja

Ninette: *Hiromu… esto no puede ser el final de tu revolución… tengo que… ¡liberarme!*

¡CRASH! Una onda de escarchar hace liberarse a Ninette que arremete rápidamente contra Snider.
La mano de Snider queda cubierta de escarcha su rostro antes inmutable ahora si muestra un leve cabreo.

Snider: ¡Jodida zorra!

Snider lanza una onda aérea que Ninette detiene creando un escudo de hielo que se resquebraja al recibir el ataque.

Ninette: ¡Nadie se mete en el camino de Hiromu y mío! –Fracciona el escudo resquebrajado y dispara los punzantes trozos de hielo contra Snider-

Snider se mueve rápido esquivando los proyectiles de hielo cortante pero uno de ellos consigue rozarle el brazo derecho produciéndole un corte sangrante.

Snider: Tsch… Me estas empezando a ¡Cabrear! ¡Graaaaaaaaaaa!

¡PAAAAAF! Hiromu, ya libre, se interpone y propina un fuerte puñetazo a Snider haciéndolo retroceder.
Snider sangra por la comisura izquierda del labio.

Snider: Muy bien, parece que se acabaron los juegos ¿no?

El viento comienza a soplar más fuerte y Snider eleva ambas manos con las palmas hacia arriba. Una especie de energía translucida comienza a enroscarse en sus brazos.

Kurogawa: *Esa energía… ¿acaso es médium?*

Ninette: *No le dejare terminar.* ¡Aaaaah!

Ninette corre hacia Snider creando una espada de hielo y un escudo en sus brazos.

Kurogawa: ¡Ninette aléjate!

Snider sonríe macabramente.

Snider: Tarde.

Un fuerte y ancho pulso transparente golpea a Ninette destrozando la espada y el escudo y haciéndola salir despedida varios metros y rodar por el suelo.

Kurogawa: ¡Ninette! –Corre hacia Ninette pero un fuerte golpe le hace caer el suelo.-

Snider: Y así es como me gusta tener a mis objetivo, por el suelo, obedientes y sumisos. –Se aproxima lentamente hacia ambos-  Ahora Hiromu Kurogawa vas a venir conmigo. Pero supongo que esta chica no será más que una carga, así que mejor… -apunta con el brazo dispuesto a acabar con ella de un nuevo ataque directo- adiós señorita de hielo.

¡Tac tac! Varios kunais y shurikens caen cerca de Snider haciéndole retroceder y evitando que liberase el ataque.

Snider: Tsch, ¿pero qué…?

???:  ¡Jiaaaaa!

El escuadrón de ninjas de Ninette aparece haciendo frente a Snider. Ninette abre lentamente los ojos.

Ninette: Chi… Chicos.

Ninjas: No permitiremos que hagas sufrir a Ninette san –se ponen en armas- Has llevado esto muy lejos y ahora sentirás la furia del clan Kuznetsova ¡A por él!

Varios ninjas pasan rozando a Snider que permanece en pie esquivando a los ninjas sin hacer muchos aspavientos.

Snider: Tsch, que montón de moscas ¿No os cansáis? –se agacha y se levanta rápidamente golpeando a todos los ninjas de alrededor en un rápido movimiento circular, una especie de tornado.- parece que sí, estáis cansados –dice serio- ahora tendré que eliminar a mas estorbos.

Los ninjas por el suelo son agrupados por Snider utilizando viento.

Kurogawa: Ba… Bastardo, debí suponer que eras un…

Snider: ¿Médium? Jajajaja, no me compares contigo. Mi poder, la eoloquinesis es algo que esta fuera del entendimiento de la mayoría, es una bendición. –una vez agrupados todos los ninjas se dispone a disparar un fuerte impacto desde sus brazos.- y ahora presenciareis lo destructivo que puede llegar a ser el viento, limpiare todo rastro de escoria como la brisa barre las hojas secas en el otoño.

Ninette: *Mi…mi gente… papa yo finalmente no he podido proteger… estaré sola… nunca lograre proteger a nadie…no… ¡No!* ¡Nooooo!

Ninette en un esfuerzo extremo se levanta y crea un enrome escudo de hielo rodeando a su indefenso escuadrón.

Ninette: No perderé a nadie más… ¡No pienso perder a nadie más!

Kurogawa: *Ninette…*

Kurogawa se levanta del suelo ignorando sus heridas.

Snider: Jajajaja, ¿crees que este escudo de hielo protegerá eternamente a tus amiguitos?  Jajaja… -comienza flotar en el aire- ¿eh?

Kurogawa se aproxima con el ceño fruncido y la mano derecha en forma de garra dirigida hacia Snider. Varios chorreones de sangre brotan de su frente mientras se aproxima.

Kurogawa: Puede que el escudo no sea la única protección que tengan ¡Pedazo de mierda!

Kurogawa da un fuerte manotazo hacia abajo y estrella salvajemente a Snider contra el suelo.

Snider: ¡Aaaaah!

Ninette: Hiromu-kun –sonríe aliviada y cae de rodillas descansada-

Kurogawa: Te has pasado de rosca, si de verdad quieres que vaya contigo oblígame, pero bajo ningún concepto ¡no dañes a mis amigos! –Vuelve a subir y bajar la mano dando un nuevo golpe contra el suelo a Snider.-

Snider: Jajajaja –mientras sangra- parece que tenemos unos poderes muy parecidos ¿eh?

Kurogawa: Puede ser, pero creo que está claro cuál es más eficaz.

Snider: Oh, sí puede que el tuyo sea más eficaz. Pero no olvides que el poder no hace al usuario hábil, es algo a tener en cuenta.

Kurogawa: ¿Mmm?

Un fuerte impacto de viento golpea a los pies de Kurogawa haciéndole caer al suelo. Snider se levanta ante Kurogawa.

Snider: Y ahora pequeño bastardo te voy a llevar conmigo aunque tenga que…

¡Bang! Una bala roza la cara de Snider.

???: ¿Qué haces con mi presa,  Snider?

De una azotea cercana cae embutido en su gabardina el tipo de la pistola, Redmond.

Redmond: Parece que hay una ligera confusión aquí, tu papel es estar lamiendo los pies a tu amo.

Snider: Jajajaja vaya, vaya, ¿a quién tenemos aquí?  Nada menos que al pacificador, Redmond Fox.

Redmond: No merezco ese apelativo, pero para ti creo que me quedo corto sabandija – apunta a Snider y le dispara, pero Snider lo esquiva.-

Snider: Me has ahorrado el buscarte, me alegra que hayas aparecido por aquí.

Redmond: ¿Creías que no me daría cuenta? –le tira el localizador-

Snider: Je, muy agudo. Lástima que tus ideales no ayuden a tu progreso en la organización, hubieses sido muy buen aliado.

Redmond: -Apunta de nuevo y le dispara- Prefiero meterme una bala entre ceja y ceja.

Snider: ¿A si? Entonces supongo ¡que podre tomarme el gustazo de acabar contigo!

Snider lanza varias balas desde sus manos que previamente había interceptado del arma de Redmond, balas que Redmond esquiva.

Redmond: Tus secuaces intentaron matarme con juegos muy sencillos. ¿Se los enseñaste tú en tus noches de amor con ellos?

Snider: ¡Cabrón! –Dispara varios cañonazos de aire comprimido sobre Redmond y este los esquiva saltando y moviéndose a los lados.-

Kurogawa: *Este tipo me suena, un momento  ¿no es…?*

Redmond saca dos pistolas y las gira en sus dedos con destreza para luego apuntar a Snider.

Redmond: Se abre la veda.

Continuará… Capítulo 12: No estás solo

1 comentario:

Yaiza dijo...

ooh se pone la cosa tensa !!! que aprovechen y se larguen xD Ha molado mucho :)

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)