31 de octubre de 2013

Capitulo 7:Carcasa de hielo y corazón de fuego


Kurogawa se encuentra ante una hermosa chica que dice llamarse Ninette y cuyos motivos aparentes son estar más cerca de nuestro protagonista.

Kurogawa: ¿Que hacías espiándonos? –Pregunta algo entrecortado- ¿Cuáles eran tus propósitos?

La chica continúa caminando lentamente hacia Hiromu mientras sus zapatos hacen un ruido característico al tocar el suelo.

Kurogawa: ¡Alto! -Se pone en posición defensiva con un brazo hacia adelante.- Contéstame.

Ninette: Ya te lo dije. –Sonríe- Quería estar más cerca de ti.

Kurogawa mantiene la posición defensiva ante la chica.

Ninette: Jiji, ¿y si buscamos un sitio cubierto? aquí hace algo de frio.

Unos crujidos comienzan a escucharse, Hiromu baja la mirada para observar como el suelo esta congelándose.

Kurogawa: ¡Mierda!

¡Craaaaash! Hiromu salta hacia atrás rompiendo la escarcha que ya empezaba a cubrirle los tobillos.

Ninette: Te dije que empezaba a hacer frio.

La chica expele varias ondas que congelan aun más el radio próximo a ella.

Kurogawa: *Esta chica, parece ser médium. Dice querer estar cerca de mi pero... ¿cuales son verdaderas intenciones?…*

Sobre un tejado próximo alguien con gabardina observa el descenso de temperatura visible a simple vista por la congelación del ambiente de la zona.

???: Parece que se me han adelantado. 

El tipo se dirige rápidamente hacia el lugar saltando por los tejados.

Mientras Hiromu continúa lidiando con la chica de hielo.

Kurogawa: ¿Por qué haces esto?

Ninette: No me malinterpretes hermoso Hiromu, estoy protegiéndote.

Kurogawa: *¿Hermoso Hiromu?... Que le pasa a esta tía por la cabeza, ¿protegiéndome? *

Ninette: Un poco mas…

De pronto se crea una esfera cristalizada que envuelve la zona rodeando a ambos.

Kurogawa: Pero que…

Ninette: Ahora si estamos en privado, jiji.

Kurogawa frunce el ceño confuso. La chica se aproxima hasta situarse cerca de él.

Ninette: Supongo que tienes muchas preguntas en tu cabecita Hiromu. No podía arriesgarme a que nos escucharan, el mundo actual tiene ojos en cada esquina.

Kurogawa: Si, soy consciente de eso.

Ninette: Bien ahora pasemos a lo importante Hiromu-kun. -Guiña el ojo tiernamente provocando el sonrojo de Hiromu.- Te he observado antes, mientras huías de esos disparos. Así que no pude contener mi curiosidad, soy una gatita muy curiosa ¿sabes? “nya”. –Acaricia a Kurogawa, este vuelve a sonrojarse.-

Kurogawa: S…si, supongo que no he sido muy discreto antes. No sé ni quien nos disparaba pero está claro que el blanco éramos Alfred y yo.

Ninette: El que os disparaba creo saber quién es, pero no quiero aventurarme a meter la pata equivocándome. Lo que debes saber es que lo que yo ando buscando por esta zona no era a ti, era a ese tipo.

Kurogawa: Así que no era el objetivo de tu búsqueda, entonces que hacemos aquí perdiendo el tiempo.

Ninette: Ah ah, nada de perder el tiempo. Me pareces muy interesante Hiromu-kun. Por lo que he escuchado tienes unos valores muy bien arraigados, un objetivo claro. Y por lo que he observado en casa de ese tipo de las espadas necesitas gente. Eres realista, sabes que no se puede hacer una revolución en solitario. Y bueno creo que tenemos muchas cosas en común tú y yo. –Guiña el ojo-

Kurogawa: Me estas queriendo decir que…

¡Craaaaash! La cúpula de hielo revienta en pedazos sorprendiendo a Ninette y Kurogawa.

???: Vaya vaya, parece que además de encontrar a mi presa encuentro a mi cazador, todo bien juntito. ¡Qué suerte!

¡BANG! El tipo de la gabardina había llegado hasta donde se encontraban Ninette y Kurogawa. El extraño tipo vuelve a disparar desde el tejado.

Kurogawa: Mierda, lo que faltaba. –Salta hasta la esquina de la calle más próxima cubriéndose.-

Ninette permanece en pie en el suelo ante el tipo en gabardina que la observa desde el tejado.

???: Vaya, así que te pones a tiro.-Apunta a Ninette con su pistola.- Puede que esto te duela un poco muñeca.

Antes de que el tipo apretase el gatillo un montón de ágiles personajes con apariencia de ninja aparecen golpeando al tipo en el tejado. Otros tantos se acercan a Ninette que permanece impasible.

Ninja: ¿Se encuentra bien Ninette-sama?

Ninette: Si, no os preocupéis. Vayámonos de aquí, los de arriba que huyan, ese tipo no es un rival que puedan derrotar.

Sobre el tejado el tipo en gabardina lidia con los ninjas hasta que estos huyen rápidamente.

???: Vaya, han escapado. Supongo que me retirare por el momento. La próxima vez acertare el disparo, estas balas no pueden desperdiciarse tan a la ligera. –El tipo sujeta un cartucho de balas con un extraño logotipo.-

Kurogawa junto a Ninette y los extraños ninjas se encuentran ya varias calles más lejos. Los extraños tipos están arrodillados alrededor de Ninette.

Ninja: Ninette-sama, le rogamos vuelva al refugio, debería descansar.

Ninette: No os preocupéis, por el momento permaneceré con Hiromu un tiempo. Vosotros regresad y mantened los puntos críticos vigilados.

Ninja: Como ordene, nos retiramos al refugio pues. Hasta pronto Ninette-sama.

Los ninjas reverencian a Ninette y se esfuman con gran agilidad. Kurogawa observa  extrañado el comportamiento de estos.

Ninette: Se que parece raro, será mejor que te cuente todo lo que resta. –Ninette extiende sus manos creando otra cúpula de hielo.- Estos son algunos de mis compañeros de batalla e investigación. Lidero un escuadrón rebelde de investigación para eliminar el secretismo detrás de la Titanium Mind. La información que reúno a veces es muy delicada así que debo andar con cuidado. Mi padre fue un importante general de operaciones en el pasado, el general Kuznetsov. Lideraba un importante escuadrón que usaba principalmente técnicas de ninjutsu japonés. Pero murió en la guerra junto a la mayoría de sus seguidores. Solo sobrevivieron unos pocos soldados y yo su hija. Aunque te parezcan raros son muy eficaces, parte de esa eficacia reside en ese respeto que parecen tenerme, respeto y algo de adoración diría yo. Aun así intento siempre recordar lo poco que me dio tiempo a aprender de mi padre, los recursos humanos son importantes y hay que cuidarlos.

Kurogawa: Entonces, ¿pretendes ayudarme con mi revolución?

Ninette: El objetivo de ambos es similar.

Kurogawa: -Sonríe- Supongo que tendré que aceptar tu ayuda.

Ninette: Bien –Se acerca a Hiromu.- No te arrepentirás Hiromu-kun. –Besa en la mejilla a Hiromu y este se sonroja mucho. – Jiji

¡Craaaaaash! La cúpula se rompe de nuevo.

Kurogawa: ¡¿Joder otra vez?!

Ninette: ¡Cuidado Hiromu!

Ninette se abalanza sobre Kurogawa para cubrirle y cae sobre él. Rápidamente se disipa el vapor de agua del hielo.

Alfred: ¡Jiaaaaaa! ¡Kurogawaaaa! No hay barrera que resista mis patadas. JAJAJAJ… -Alfred se queda boquiabierto al contemplar la escena-

Rodi: Creo que esta mejor que bien... –Se toca la barbilla, serio, observando la escena.-

Ninette permanece sobre Kurogawa en el suelo ante la estupefacta mirada de Alfred y Rodi.

Kurogawa: Estoooo… -Se sonroja-

Ninette: Holaaaa, me llamo Ninette.-Sonríe dulcemente a Alfred y Rodi sin levantarse de Hiromu.-

Kurogawa: Ejem… ¿puedes quitarte de encima? -Sonrojado-

Ninette: Ah, sí claro jiji –se levanta-

Kurogawa: -Sacudiéndose la ropa- Esta es Ninette Kuznetsova. Se ofrece a colaborar con nosotros. Vayamos a un lugar tranquilo, tenemos mucho de qué hablar todos.

Rodi: Si, volvamos a mi casa, ¿os gusta la sopa de gambas? Me sale de rechupete.

Todos pusieron camino de regreso a la casa de Rodi.

[En un lugar lejano un extraño personaje…]


???: Parece que ese pistolero me está estorbando demasiado. Aunque reconozco que es bueno buscando a mis objetivos. Por fortuna nunca acierta a darle, si lo hiciera su dominación seria mas difícil… –Pulsa un interfono- Snider elimina a Redmond, -sonrisa malvada- no podemos fiarnos de que su puntería mejore la próxima vez. 



Continuará… Capitulo 8: Elvuelo del halcón

1 comentario:

Yaiza dijo...

*////* me encanta Ninette~~ <3 Joe con el pistolero, esta interesante, me gusta mucho quiero maaas

Publicar un comentario

Si tienes algo que comentar sobre este capitulo te animo a hacerlo ;)